Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

26 octubre 2014

Poderío blanco


Real Madrid 3 – Barcelona 1

El rito empezó auspiciado por uno de los tótems del madridismo actual: Arbeloa convocó a la afición en Concha Espina a las 4:30. Rito reciente y fundamental, lugar donde más crece la relación simbiótica entre jugadores y madridismo. Apretones, emoción, caballos relinchando, conductor sudoroso, gargantas al viento y palmetadas en el flanco del autobús blanco hacen posible que la adrenalina suba como el champán en Nochevieja. Concha Espina atestada es ganar por 1-0. Y si juega Cristiano, 2-0. No es mala renta.

El partido de ayer, como todas las buenas películas épicas, empezó con una desgracia y terminó in crescendo hasta la explosión final. Repaso y puñetazo en la mesa, ataque a la liga, exhibición de poderío. Poderío blanco, pues si el lunes empezaba expectante ante los retos de la semana, el domingo no puede ser más luminoso y jovial. Golear a domicilio a todo un Liverpool y rematar con una victoria sin concesiones ante el Barca es la mejor muestra de que la versión buena era la de la semana después de ganar la Supercopa al Sevilla y no la de los agoreros tras la derrota liguera contra el Atleti.

Ayer faltaban Bale, Jesé (cuanto añoro su vuelta) y Coentrao. Ancelotti lo fió todo al 11 titular, sin reservarse nada, pues si mirabas el banquillo sólo Chicharito ofrecía promesa de reacción, el resto jugador fiable, profesional pero sólo para aguantar, no para proezas. El Barca presentaba tres buenas noticias: Alves, Xavi y Suárez. Hace una semana le dije a un amigo culé que yo, con que jugaran los dos primeros me conformaba, y así fue.

La banda derecha azulgrana fue en todo momento como una playa de Cádiz, donde corren los amantes buscándose, amplia, luminosa y con la promesa final de un beso glorioso. Allí Marcelo e Isco encontraron tapete para exhibir todas y cada una de sus virtudes, los dos, quizás los más virgueros de la plantilla, trazaron toda suerte de arabescos, desmarques, regates imposibles, ruletas vertiginosas y paredes volátiles para marear tanto a Alves y Xavi que éste último sólo acertó a decir otra pamplina más intentando explicar el desaguisado. A estas horas se desconoce si fue por la desorientación postpartido o por ser así: todo un premio Príncipe de Asturias.

Si tras el descalabro inicial del gol de Neymar, Carvajal, Kroos y Pepe quedaron retratados, éstos tuvieron el resto del partido para congraciarse con una afición entregada, que me cuentan ayer estuvo más inspirada que nunca, cantando un himno de la Décima más potente que el Back in Black de AC/DC. Modric no necesitó de una gran actuación pues James volvió a ofrecer otro despliegue fantástico de entrega y calidad.

Y aunque realmente nunca sufrí, si hubo incertidumbre, pero sólo hasta el empate. De ahí en adelante, como el gol del 92:48, supe que la victoria era nuestra. Sólo quedaba saber cuando y por cuantos. Pepe ofreció su tributo al Bernabeu por el gol concedido y Benzemá ofreció, además de buen juego, otro gol fundamental en otro partido importante, su especialidad. Y ahí acabó todo, pues después, con todo a favor, con metros y metros de césped libre y diáfano se equivocaron una y otra vez en su suerte preferida. Lástima.

 Y en esto está una de mis pocas espinitas, pues anoche fue otra ocasión más, y llevamos unas pocas en estos últimos tres años, para devolver marcadores humillantes. Más de media docena de contragolpes claros, en superioridad, se vieron malogrados, unas veces por el mediocre partido de CR7 (que se lo puede permitir) y otras por un deficiente inicio y peor finalización.

Y así pasamos, en poco más de dos horas, del “Como no te voy a querer” de Concha Espina a los olés, sarcásticos por una parte, burlones por todas las demás, que la grada ofreció a su equipo, en plena comunión de promesas y alegrías.

Hay Liga, mucha Liga y como dijo Piqué hace un tiempo (gracias Piqué), esto se va a hacer muy largo. Espero que para nosotros no.

Me gustó: Marcelo, Isco y James. Sobresalientes, entregados, conscientes y sabedores de que ofreciendo todo lo que tienen, el Bernabeu no les pedirá más, pero les dará todo.

No me gustó: Aprovecho la ocasión para decirlo, pues no creo que tenga muchas más en el resto de temporada. No me gustó Cristiano. Partido gris y espeso el suyo. Ansioso, atribulado y fallón en exceso. Pero da igual, por mí, como si quiere sestear en la banda todo el partido, es CR7.

Pepito Grillo: Quizás no se dieran cuenta, pero estamos como estamos sin Di María ni Alonso. Hoy es día de alegría pero no quiero dejar de mandar un cariñoso saludo a los Clubs de Viudas de estos exmadridistas que hace sólo mes y medio auspiciaban el más negro infierno para Florentino y el Real Madrid. Sobran.

Y ayer hubo otro detalle, quizás del que más orgulloso me siento quitando exhibir el palmarés, en que se pudo apreciar la enorme diferencia entre un equipo y otro: sus valores y su afición. En los prolegómenos, por Real Madrid TV, se veían bastantes aficionados vestidos con camisetas azulgranas del Barca, paseando con total normalidad por los alrededores del Bernabeu, en sus gradas y en sus bares. Cero problemas, normalidad, tolerancia y respeto al diferente. Eso son valores y señorío y no filosofía barata.

Para terminar, desde aquí pongo en valor a Celades, entrenador de España sub-21, por apreciar el talento de Isco y convocarlo para su combinado. Difícil decisión, porque supo ver aunque el bosque de estrellas le estorbara la visión.

Franciscus: Hoy va de sobradas: Primero, el Madrid ganará la Liga tres jornadas antes del final. Segundo, el Atleti estará descartado al título antes de Navidad. El Valencia, no.


P.D: Por cierto, la porra la gané yo. No acerté los goleadores por disimular, que conste.

8 comentarios:

  1. bigfoot21:24

    La porra no la gane yo porque tenemos un equipo que no machaca cuando podemos hacerlo (y ya son varias las ocasiones en que ha podido meterle la del pulpo pero el RM no hace sangre) que conste.
    Por lo demás, no añadiría ni una coma, ni siquiera en el "No me gusto" de CR7, estamos acostumbrados a un jugador excelso y cuando baja un poquito el pistón ( o sencillamente que no tenga el día ) notamos la diferencia.
    Solo subrayar el "Pepito Grillo" sobre las camisetas blaugranas en el Bernabeu, de ese aspecto nadie habla (ni en positivo ni negativo que ya sabemos que los ciudadanos periodistas vuelven lo blanco en negro en función de sus necesidades) en los medios de comunicación, si han dicho toooodas las cadenas de tv que el publico del Bernabeu cantó aquello de Amunike a Luis Enrique, no se que esperan ¿Un homenaje como el que querían dar a Messi? por lo menos no le tiramos botellas de JB, cabezas de cochinillo ni mecheros.
    Un abrazo y muy buena entrada Blanco Doble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja,,,,,, es o no vale, la porra consiste en acertar cuantos marcan, no cuantos pueden meter.

      Sobre el asunto del señorío, yo estoy firmemente convencido de que, como dicen en mi pueblo, al final cada uno queda por lo que es. Por tanto, sólo queda esperar. Desde un tiempo a esta parte parece que prolifera el periodista mierdero, pero ese modelo es insostenible, por lo que no puede durar mucho. Paciencia.

      Un saludo y gracias.

      Eliminar
  2. De acuerdo contigo en los que te gustaron, especialmente Isco y James, pero te has olvidado de Benzema que hizo uno de los mejores partidos de su vida, si no el mejor. Al menos, desde que está en el Madrid. Viendo cómo estuvo CR7, espesito y fallón, pedía al cielo que Ancelotti le diera descanso, tras marcar su imprescindible penalty, y lo cambiara por Chicharito. Imaginaba una dupla letal con el mexicano y el francés. Pero como tú dices, es CR7 y estando en el campo, aunque espeso, acongoja.

    Y hablando de franceses, me pareció una temeridad por parte del italiano, emperrarse en poner a Ramos que venía de una lesión cuando Varane está, de nuevo, en un nivel altísimo.

    Cuando acabó el partido me dije a mismo: ¿Quién se acuerda ahora de Xabi Alonso, de Di María y de Özil? El cabreo que me fabriqué solito, con la salida de cada uno de ellos… y fíjate, qué maravilla de centro de campo que tenemos: Kroos, Modric, James e Isco. Me parece, lo digo sin rubor, que es la mejor línea media del mundo. Y sin rubor también, me parece que el Madrid tiene la mejor plantilla del planeta futbolístico.

    Y hablando de echar de menos, esto sí que lo digo sin rubor ni empacho: ¿quién se acordó ayer de Bale? Es fuerte ¿verdad? El jugador más caro de la historia y no se le echó de menos. Al menos yo. Pensar que por poner a Bale hay que quitar a James o a Isco, es de locos. Porque la otra opción, Kroos o Modric, sería un disparate.

    Creo que el sistema de ayer, 4-4-2, con Kroos, Modric, James e Isco en la media, es mucho más fuerte y seguro que el 4-3-3 con la BBC pero sin Isco o sin James. No entiendo mucho de fútbol, lo reconozco, pero en Champions y ante equipos de entidad, pienso que el sistema ideal es este 4-4-2. Luego, ante equipos de menos fuste, y queriendo terminar con resultados de escándalo (que se darán, ya lo verás) sí pondría ese 4-3-3 mencionado.

    La cuestión es: si pongo a Bale ¿a quién quito?

    Se me ocurre un disparate, si se me permite: Bale por Marcelo. El galés empezó como lateral izquierdo y era una especie de Roberto Carlos reeditado. Luego, algún entrenador le fue cambiando de posición hasta que se descubrió que es un cañón jugando arriba, en la delantera. Pero, me cuesta creerlo, Bale no puede haber olvidado que fue uno de los laterales por la izquierda más deseados por cualquier equipo de Europa. Incluso por el Madrid, que ya pensaba en él en aquel entonces.

    Me extendí mucho, perdona.

    Sigue en esta línea; tienes un gran blog y es una pena que no lo sigan Ancelotti, Hierro, Zidane y Florentino.

    Ellos se lo pierden. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Barón, respecto a Benzemá, cierto es que estuvo sobresaliente, pero a todos no podía poner, porque todo el equipo estuvo de 10, excepto CR7. A mí es un jugador que me encanta y ayer volvió a demostrar que es uno de los mejores del mundo.

      Yo también habría puesto a Varane, pero los galones mandan. En un partido especial es imposible que se lo pierda Ramos con su jerarquía, salvo que esté muy mal.

      Sobre Bale, no entiendo las cuitas sobre si juega o no. Lo que diga Carlo. Y punto. No lo echamos de menos y cuando jugamos con él la final de Copa y Champions fue determinante. Me da que los rivales están deseando que Carlo lo siente, pero insisto, lo que diga Carlo.

      Tenemos la mejor plantilla probablemente de la historia, todos han de asumir que no pueden jugar todos los partidos, es trabajo de Carlo adoctrinarlos en esa premisa e irá todo como la seda.

      Gracias por tus loas, y sobre los recomendados, me da que están demasiado ocupados para leer este pequeño blog entre el océano de Internet, pero ¿quién sabe? Puede que alguna vez aterricen por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me extendí tanto que olvidé un detalle. A Tebas y Gaspart les salió el tiro por la culata. Messi más perdido que un piojo en la coronilla de un calvo; ni record ni na de na. Y lo de poner el partido de tal manera que pudiera jugar Aníbal el caníbal, pues lo mismo. Y que tuvieran sólo dos días para recuperar los del Madrid y tres los del Barça, para qué hablar.

    Al final, los jugadores del Madrid estuvieron mucho más fuertes físicamente desde el principio al final. Tanto, que se vieron a los culés desfondarse hasta el desmayo (verbigracia, iniesta)

    Me preocupa que estén ahora tan fuertes porque, se supone, es así como deberán estar en febrero, que es cuando llega el arreón final. Pero, igualmente, es bueno que estén así para el mundialito de clubes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo con los refranes, en mi pueblo dicen que lo va delante atrás no se queda. No creo que el equipo esté en su plenitud física, sobre todo los mundialistas. Supongo que tendrán preparado un plan de rotaciones entre enero y marzo para asegurar llegar a abril en plenitud. Veremos, pero tenemos plantilla de sobra.

      Sobre las maniobras "raras" y los homenajes tontos, lo de siempre, el equipo del gobierno y tal. Como seguimos siendo un equipo que lo ha ganado todo por Franco y Aznar, pues vale....

      De todas formas seguimos teniendo un déficit de influencia en las federaciones, UEFA, etc.... y eso al final se nota. Espero que Floper vaya poco a poco ganando terreno también ahí.

      Eliminar
  4. bigfoot21:13

    Perdonar que me meta en vuestra conversación pero el ultimo párrafo de Blanco Doble me incita a exponer aquí que no veo a Florentino haciendo nada con respecto a la FEF, no lo hizo hasta ahora (y a tenido tiempo de sobra) y no creo que esto cambie, esto es algo que tendría que hacerse poco a poco, ir colocando a personal de manera paulatina pero yo no veo ningún movimiento al respecto ni en UEFA ni FEF.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que no se conoce ningún movimiento al respecto, y que ha tenido tiempo también. De todas formas creo que en estos organismos llenos de mangantes y chupones hay que tener una diplomacia mejor que el Vaticano. Tienen su chiringuito bien montado y no hay forma de meterles mano.....................

    Confiemos, porque se supone que él lo sabrá mejor que nosotros.

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.