Frontispicio

Bienvenue Zizou

28 enero 2019

Los brotes verdes de Solari



Espanyol 2 - Real Madrid 4

Este Madrid ya funciona. No es un partido, no son dos ……………. Han sido tres partidos seguidos ofreciendo el mejor perfil de la temporada. Se ha ganado en dos visitas consecutivas en Liga, algo normal en nuestra historia pero que nunca sucedió en ésta Liga 2018-2019.

Y esta mejora viene, como dicen en mi pueblo, como el aceite en las espinacas. Nunca más a tiempo. Ya se atisba un mes de febrero complicado, pero que puede ser muy clarificador, con octavos de Champions, el derbi, la copa y el clásico al final. Etapa alpina que pondrá al equipo en el lugar que se merece. Y sólo hay dos alternativas, puerta grande o enfermería, y creo que Solari ya lo ha asumido así.

Aunque por parte de la periochusma - esa que pedía su confirmación y que tras producirse le ponen el cartel de interino - se diga que realmente Solari no ha hecho nada reseñable, la verdad es que si se ha notado su mano en el diseño del equipo, tomando decisiones que Lopetegui ni imaginó: suplencias de Isco, Asensio y Marcelo, debut de canteranos a troche y moche, confianza en Reguilón, Vinicius y Odriozola, acabó con el carrusel de la portería, etc……

Todo lo anterior se puede resumir en una sola palabra y filosofía: Meritocracia.

Y si a todo ello se le añade el despertar de Benzemá, la paulatina puesta en forma de Modric y la curación de una enfermería repleta, nos da el resultado actual: Se ha decretado el estado de optimismo en el madridismo. Quién nos lo iba a decir, antes del partido del Sevilla en la porra del autobús de mi Peña Madridista Gachera cundía el derrotismo, mucho empate y alguna derrota. Y ese era el mejor termómetro del estado de ánimo del madridismo. Hoy serían todo victorias, algunas incluso contundentes.

10 goles en tres partidos son los culpables. ¿Serán suficientes los brotes verdes para pelear la Liga? Si el protocolo del VAR no cambia, desgraciadamente no. Este mes de enero ha acabado de enterrar las esperanzas de los que creíamos que, por fin, se iba a conseguir un fútbol limpio, justo y transparente. Nada de eso. Si el Villarato era insufrible, esto es mucho peor, pues ya ni se molestan en disimular. Hemos pasado del ¿Qué más quieres que te dé? al “Todo OK, Jose Luis…” y si lo primero era malo por dictatorial, esto último es absolutismo.

Sólo queda que el Real Madrid, su Presidente y los medios del club (que parece que no existen, pero son potentísimos usados convenientemente) den un puñetazo en la mesa y se planten. Sólo así, diciendo veinte veces ¿Purqué? se podría solucionar esto. Pero parece que Florentino no está por dar la batalla, parece…….. Una lástima.

Me gustó: Benzemá

No me gustó: La facilidad que tienen para expulsar a jugadores del Real Madrid.

Pepito Grillo: Que la presumible falta de Varane le acarree la expulsión y digan que el penalti a Modric ante el Girona no fue indica bien a las claras la desfachatez existente…….

Franciscus: BBV Bale, Benzemá, Vinicius. Tiembla Ajax………….

20 enero 2019

Ver resurgir desde la Grada Fans



 Real Madrid 2 - Sevilla 0

Ayer tuvo lugar una nueva peregrinación de mi Peña Madridista Gachera al templo blanco. Ni el frío, ni la lluvia, ni el mal juego previo del equipo nos arredraron y madrugamos para ir, como las mocitas madrileñas, alegres y risueños a ver ganar a nuestro Madrid. Y vaya si ganó. Y cómo ganó……………..

Pero además tuve la suerte, gracias a mis amigos/as de Primavera Blanca, de poder ver ganar a mi Madrid desde la Grada Fans. Nunca había visto el partido en la Grada en la nueva ubicación y la verdad es que ha sido una gran experiencia. Una grada casi llena, al principio fría, quizás contagiada por el gélido atardecer, fue poco a poco cogiendo aire y ligereza hasta contagiar en ocasiones al resto del Bernabéu, que ya es un logro.

Y ver el partido allí me llevó, en una suerte de déjà vu, a retrotraerme a aquellos dos partidos de principios de los 90 que viví en el Fondo Sur. Y las diferencias son numerosísimas y evidentes, no sólo por el color. La chavalada es la misma, las mismas ganas de pasárselo bien, ese aura de felicidad que da la juventud…. pero el ambiente es más sano, más futbolero, menos crispado y sobre todo, más confiable y seguro. Pude ver tres o cuatro niños de 9 a 11 años disfrutando del partido, de los cánticos y ese hecho sería impensable a principios de los 90.

Y desde la calidez de mi chubasquero y la percusión de mis palmas, pude ver como el Real Madrid de Solari resurgía del marasmo de decepción en que tenía sumido al madridismo. Me enteré del once inicial una vez dentro del estadio y esa fue, quizás, la mejor noticia de la tarde. Solari ayer ya certificó que su apuesta es con la meritocracia. Hombres y no nombres. Y así, los que salen titulares saben que deben hacer para volver y los suplentes ven cual es el único camino que lleva a la titularidad: sacrificio y entrega.

La segunda mejor noticia es que Modric, The Best, está de vuelta. Aguantando incólume los 90 minutos, hasta el punto de marcar en un arreón de pundonor en el 92. Pero siendo justos, la tarde estuvo llena de buenas noticias. Reguilón tiene nivel para el Madrid y permitió que su banda dejara de ser un coladero, Ramos demostró que cuando quiere, puede ser el mejor central del mundo, Varane está cogiendo la velocidad que siempre tuvo, Carvajal parece totalmente recuperado de su lesión, Casemiro, ídem.

Y Ceballos…… vaya partidazo de Ceballos. En su sitio es un jugadorazo. De Vinicius tuiteé que el día que le acompañe el gol será un fichaje que habrá doblado su cotización en poco más de seis meses, pese a las críticas de SuperPep. Benzemá no tuvo problemas con su dedo y Lucas se desfondó como siempre, en esa actitud suya que es seguro de vida en el Bernabeú, lo da todo, con más o menos acierto, pero no guarda nada.

Del Sevilla hoy se dice que si tuvo errores de planteamiento, que no compareció, que tal y que Pascual. El único problema del Sevilla ayer iba vestido de blanco, haciendo honor a su escudo. Sólo eso.

Ahora sólo queda esperar que el partido de ayer no sea flor de un día y sea el principio de una racha victoriosa. Pese al esperpento de temporada, aún estamos a tiempo de ganarlo todo. Bueno, todo, todo, no. El respeto del estamento arbitral parece que nunca lo recuperaremos.

Franciscus: Vinicius puede ser el Asensio de la 13ª.

16 enero 2019

DiscrecionaliVAR


Hay un viejo aserto que indica que es mejor cerrar la boca y parecer estúpido que abrirla y confirmarlo. Si yo fuera amigo de Velasco Carballo se lo habría recordado cuando terminó la comparecencia para aclarar (sic) y evaluar el uso del VAR en la Liga española.

Aunque también es cierto que él podría contraatacar diciendo que los estúpidos somos los que creemos que el VAR y su uso son justos, ponderados y equitativos. Y tendría razón, pues la cara de bobo que se me debió quedar tras oír sus conclusiones fue épica.

La conclusión, según Velasco, es que aciertan una barbaridad, casi ni se equivocan y que las ruedas de molino son un buen sustitutivo para la comunión. Sigan, sigan, todo OK, José Luis.

Preguntado por el despropósito, Solari volvió a hacer gala de su inteligencia y de esa rara cualidad de los argentinos: maestros descriptores sintéticos. “Lo que nos preocupa del VAR es su discrecionalidad”. Su discrecionalidad. Chúpate esa Mortadelo. Como diría Schuster, “no hase falta disir nada más”.

¡¡ Si señor !!, ese es el p…o problema del VAR: su discrecionalidad. Por lo demás funciona maravillosamente. Sobre todo para algunos equipos, históricamente beneficiados desde hace muchos años.

Para concluir, visto lo visto, sólo queda afirmar que el VAR en España no es la herramienta que todos pedíamos. Si un árbitro cualificadísimo, espléndidamente pagado, con tropecientas repeticiones, no es capaz de apreciar error en el penalti a Vinicius, el sufrido por Mata en San Mamés o las manos (sic) del penalti del Calderón, todo esfuerzo posterior es baldío.

Y ante esto sólo puede haber dos hipótesis: O no intervienen porque no les da la gana o es porque no tienen pajolera idea de lo que es arbitrar. Y no sé cuál de las dos me da más miedo. De todas formas yo apuesto doble a nada por la primera.

07 enero 2019

El VAR y el Baltasar de Andoain


Año nuevo, vida nueva. Pero hay cosas que se resisten a cambiar, mal que nos pese. Y no hay derecho. No puede ser que en España seamos, indefectiblemente, los más tontos de la clase. En la víspera de Reyes un impresentable enviado del Rey Baltasar se permitía el peor spoiler posible desde el balcón de Andoain. Y en el día de Reyes, en el Bernabeu y Getafe otros cuatro impresentables se permitían destruir las bases sobre las que se asentaba la presunta justicia del VAR.

Son dos ejemplos perfectos que sacan lo peor de mí. Yo entiendo el error humano, es lógico e inevitable. Pero nunca podré entender que cuatro impresentables socaven pilares fundamentales de la sociedad como es el respeto a los niños o, en otra medida, la implantación de un sistema que pretendía ayudar a hacer un fútbol mejor, más honesto y más justo.

En el primer caso, pudiera ser que el Rey Baltasar se viera sobrepasado por una experiencia nueva y, el hecho de querer hilar un discurso se contradijera con su poca práctica y lo llevara a realizar tamaño despropósito. Pero ¿y lo del fútbol? ¿Cómo explicamos lo inexplicable? No podemos aducir inexperiencia, no se puede argüir fallo ante la presión, pues nos dicen que son profesionales altísimamente cualificados para esa tarea, no podemos achacar a falta de medios, pues son amplísimos y de última generación. Ante esto sólo queda hacer una última pregunta ¿quisieron verlo?

Franciscus: En las próximas cuatro jornadas se tomará una decisión arbitral injusta y favorable al Real Madrid; eso si, será intrascendente de cara al marcador y el resultado final del partido.

P.S. Me he propuesto reflotar el blog, intentando hacer al menos una entrada semanal. Os espero.