Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

28 febrero 2012

SUDOR EN EL VALLE DEL KAS


"Los pilares del Real Madrid"

Rayo Vallecano 0 - Real Madrid 1

Llegó el Madrid a Vallecas molesto, como el estudiante que se tiene que ir a la universidad siendo fiesta en su pueblo, aunque resignado sabiendo en su fuero interno que esa es su obligación. Y así llegamos los aficionados al partido, molestos, con las croquetas aún saltando en el epigastrio.

Y la molestia, como las malas digestiones, duró todo el partido. ¡¡ Que cruz de tarde !! Los de la Avenida de la Albufera estaban dispuestos a hacer reverdecer aquellos viejos laureles de rayo matagigantes y poco les faltó. Quizás sólo un poco de puntería. Encomiable fue su entrega, su disposición táctica, su valentía y, sobre todo, su orgullo de equipo humilde pero serio, honrado y aseado, como las familias que viven en los bloques de su entorno.

Pero como todo en la vida, todo tiene su remedio. Las malas digestiones se curan con antiácido y bicarbonato y los malos partidos del Madrid se curan con Cristiano Ronaldo, el mulo. El que siempre tira del carro, esté el carro enfangado o caminando por lechos de pétalos de rosa, siempre consigue que el Madrid siga su camino victorioso hacia la victoria. Sólo él marcó en los tres últimos partidos del Madrid. Cuidadín, que nada es eterno.

Al final no tendrán más remedio que reconocerle su condición de jugador histórico. El taconazo fue fantástico y los tres puntos, vitales, supieron a gloria en la boca de un madridismo que se agitaba incómodo en su silla, inseguro en su ademán y dubitativo ante el cariz del partido. Huelga decir que supo a bilis en la boca del rayismo militante, pero es lo que tienen los reflujos gástricos, te atacan cuando menos lo esperas.

Y al final, el poso que queda de la visita al Valle del Kas fue que se ganó un partido que era eso, un partido que había que ganar más que jugar. Resultadismo puro y duro y en eso, también, Mou es un maestro. Sus cambios fueron acertadísimos, aunque yo quizás hubiera cambiado a un Ozil demasiado laxo antes que a Higuaín.

Sin embargo al final del partido, y de forma absolutamente increíble, sólo se habló de la jugada de Ramos y Costa. La culerada salió a las calles, a las páginas digitales, a los foros.........  denunciando el enésimo robo, la putrefacción de esta liga, tan distinta de la integridad de las tres anteriores.

Como dice el dicho, al cabo de los años mil, las aguas van por donde solían ir. Y hete ahí que, sólo tres horas más tarde, las lanzas se tornaron cañas, el vocerío silencio culpable, la indignación disimulo y, una vez más, la constatación de un hecho: Los colchoneros son más antimadridistas que colchoneros.

A10 y no es un Audi. Y se va acabando la escalera. Y Pep dice adiós. A la Liga, hombre, no piensen mal, que de lo suyo aún sigue buscando margaritas en los montes de Monserrat.

Me gustó: No siendo original, el taconazo flamenco y torero de Cristiano. Ni Antonio Canales (el bailarín) lo hubiera hecho mejor.

No me gustó: El mal partido de Pepe y la actitud de Diego Costa. Desde el segundo diez estuvo más pendiente de provocar a los contrarios que a jugar. Y el árbitro. ¡¡Pésimo!! Aunque hubo división de opiniones: unos en su padre y otros en su madre.

Pepito Grillo: Los cafés de Rosell, al parecer, afianzan sólidas amistades que una liga más que menos no puede ni debe destruir. Parafrasear en su honor esos versos de amor que decían: Si porqué te quiero tanto, quieres que te quiera más, te quiero más que me quieres, ¿que más quieres? ¿quieres más?. Me imagino esto en boca de Villar, mirando a sus ojos, esas manos entralazadas sobre la mesa, y se me abren las carnes. Siempre he sido muy sensible al amor, he de reconocerlo.

Podiúm: 3 Cristiano – 2 Alonso – 1 Khedira

Rappel: El Atlético no se clasifica para Champions, se deberá conformar con la UEFA League.

21 febrero 2012

VIKINGOS EN MODO ECONÓMICO


Real Madrid 4 . Racing 0


Ya vamos a disfrutar del partido del Madrid con el convencimiento de los fanáticos, de aquellos que están seguros de sus convicciones y que no admiten ni pueden imaginar algo distinto a lo que piensan y creen. Subes al bar, te unes a la tertulia y la primera pregunta es: ¿Hoy que? En los tiempos no tan lejanos de maese Pellegrini la respuesta solía ser un “ya veremos, yo creo que ganamos”. Hoy no, hoy la respuesta es “hoy 4” ó “hoy 5” ó “ganamos fácil”.

Y por mucha prudencia que atesores, el optimismo y el convencimiento la arrollan de forma inmisericorde - Ni prudencia ni leches, somos los mejores, hoy ganamos y punto – Y a ver quién es el valiente que aduce cuidadín, cuidadín. Te tachan de madridista cagón en un pis pas.

Así, en esta comunión blanca, asistimos al primer hito de autoconfianza. Adivinamos la alineación con la misma seguridad que Karanka, algún cambio de ficha, pero la filosofía es la misma. Pita el árbitro y llega el segundo hito: los blancos arrean como alma que lleva el diablo, a por ellos, que son pocos y huyen, y nosotros imaginando a los visitantes del Bernabeu como los colonos de las películas del Oeste, haciendo un círculo con las carretas, luchando por su victoria y aguantando lo que se pueda a esta horda de ¿indios? No, perdone, que esta peli se rueda en el Bernabeu, no en el Calderón, utilicemos vikingos, feroces y barbudos, para nuestra ficción.

A las dos vueltas los vikingos ya han incendiado una caravana, los colonos ya tienen por casi segura su muerte. Los indios, seguros de que las cabelleras acabarán en sus lanzas como trofeos hacen el círculo más abierto, poniendo distancia del tiro de los tres rifles viejos que los acosan. Los caballos del galope feroz, pasan a un trote mesurado. Y en esa economía de energía, , algún irresponsable saca la mano de la carreta y acaba lanceado y muerto en el acto. Tarjeta roja. Y los aullidos de los vikingos se incrementan hasta hacerse ensordecedores. Uno se cuela por una rendija vestido de mujer, y se cobra otra caravana. La maniobra no es legal, pero la carreta arde por los cuatro costados.

Al final, poco a poco, los colonos desisten y caen, como todos aquellos que se aventuran en aquellas peligrosas praderas del Bernabeu. Y el tercer hito, el de la victoria, cae.

Me gustó: La vuelta estruendosa de Di María, con un gol espectacular. El Fideo da una velocidad más a este equipo y, para mí, es imprescindible. Kaká debería preocuparse.



También me gustó que, por primera vez, el Real Madrid pudiera recoger su trofeo en la pista de Barcelona. Las monedas y mecheros de antaño se mutaron en papelinas de colorines. Algo hemos avanzado en estos años.


No me gustó: Las presiones del grupo PRISA hacia Mourinho ya están siendo casi inaceptables. El último asunto del AS con la convocatoria de Carvajal me parece chusco y sonrojante. Tanta prisa como se dieron para dar explicaciones y pedir disculpas por el famoso photoshop del fuera de juego de Alves, deberían tener para hacer lo mismo en este asunto. Pero ¿quién es el guapo que pide perdón al villano Mourinho?.

Pepito Grillo: Algo no funciona en el departamento de comunicación del Barca. Toni Freixa no se entera de algo que Guardiola tiene claro como el agua: Que el Real Madrid, sus socios, los titulares del carnet madridista, los simpatizantes, los socios de las Peñas madridistas, en resumen.... el madridismo en pleno NO quiere que la final se juegue en el Bernabeu. En esta ocasión, y en estas circunstancias, NO los queremos aquí. ¿Tan difícil es de entender? Anda, Pep, explícaselo, hombre y que deje de dar la vara. Que NO.

Podiúm: 3 Alonso – 2 Benzemá – 1 Di María

Rappel: El magnífico lateral francés del Valencia Jeremy Mathieu estará muy solicitado y, probablemente, cambiará de aires este verano.



18 febrero 2012

¿SACRILEGIO, TRADICIÓN O RECONOCIMIENTO?



Hoy leí que si Cristiano Ronaldo marca ante el Racing, igualará al mítico Juanito en sus 121 goles con el Real Madrid. Y hay que hacer la salvedad de que los va a conseguir en sólo 122 partidos frente a los 401 partidos que necesitó el de Fuengirola.

Ante tal revelación me surge una propuesta y una duda. Me explico. En el Santiago Bernabeu existe desde su muerte la tradición de rendir homenaje a Juan Gómez “Juanito” con el cántico de “illa, illa, illa, Juanito Maravilla”. Bueno es reconocer en un club centenario el peso de las tradiciones, pero ante esta siempre me ha surgido un puntito de protesta, una mácula de incomodidad.

Aunque considero que Juanito ha sido un gran jugador del Real Madrid, ni sus números ni sus títulos ni su fútbol hacen – al menos para mí – olvidar ni superar en modo alguno a otros ilustres madridistas, ni sobreponerse a ellos. He escuchado los ecos de las hazañas de Di Stéfano, Puskas, Gento, Amancio, Zamora, Miguel Muñoz o Molowny. He vibrado y disfrutado con el fútbol de Pirri, Santillana, Butragueño, Michel, Sanchís, Roberto Carlos, Ronaldo, Raúl, Zidane, Figo, Van Nilstelroy o Casillas. ¿Fue mejor que los indicados? Para mí, no.

Y si comparo, siempre me aqueja la certeza de que ese habitual, exclusivo y póstumo homenaje, en un templo del fútbol como el de la Castellana, es hiperbólico, desmesurado e injusto con otros grandes jugadores, históricos, ejemplares en su defensa del madridismo, futbolistas históricos.

Hace unos días me pregunté, en la soledad vacía y atemporal de un andén de tren, cual era el mejor jugador que había visto defendiendo el escudo blanco, y ponderando casi cinco décadas de madridismo, me decanté por Cristiano Ronaldo. Yo hoy asumo desde los muchos años de madridismo su superioridad ante ídolos de niñez como Santillana, de juventud como Michel o Butragueño y de madurez como Raúl.

Por eso hoy pregunto a los cuatro vientos: ¿Cambiar el grito del minuto 7 y dedicarlo a Cristiano Ronaldo sería, en vuestra opinión, un sacrilegio, romper de forma inane una tradición o dar un reconocimiento a un jugador ya hoy histórico? Pese a no haber conseguido demasiados títulos, espero que por ahora.

13 febrero 2012

DE MERECIMIENTOS Y REGALOS



"Chilena a la Liga"

Real Madrid 4 - Levante 2


    Ya cambió el discurso. Hace un mes todo el mundo reprochaba a Mourinho que quería tirar la Copa (el chupito) y al parecer la tiró. Aunque la versión totus tuus fue que el Real Madrid la perdió en el primer partido. Hoy el discurso general es que Guardiola, ese gentleman, responde al florido regalo versallesco de Mourinho con otro regalo de más alcurnia que el recibido: La Liga.

    Y ahí está el matiz, el Barca no pierde la Liga, el Barca no desfallece en la persecución, el Barca no es peor, no. El Barca regala la Liga, que es diferente. Como esos niños que cuando embarcan el balón aducen que es que ya se habían cansado de jugar. Al final tendrá razón Piqué ¡¡¡ Que larga se va a hacer la Liga !!! Sobre todo para algunos, acostumbrados a tiempos de feraces pastos verdes, con las vacas gordas y bien abrevadas, con llanos caminos hacia títulos que parecían pertenecerles por derecho. Es más, parecía que sería así eternamente.

    Y hete ahí que la hormiga, con su callada labor, con su abnegado sufrimiento y plena de coraje y sudor parece recoger el fruto de sus merecimientos. Y algunos parecen sorprendidos de hallar a diez puntos chulescos y muy apreciables, a un equipo que no merece ningún crédito. No importaba que como siga esta racha puede pulverizar todos los récords (esos que parecían reservados a los dueños del fútbol), daba igual que contara entre sus filas con, probablemente, el mejor goleador del Real Madrid en toda su historia (lo que importaba eran sus cabreos, sus impertinencias, los abucheos insólitos de parte del público, los coches que se compra, la modelo que se...., perdón, perdón, que me embalo).

    Hace veinte días (si, si, consulten las hemerotecas) el Real Madrid era poco menos que un lupanar donde los reproches, los desplantes, el tira y afloja eran la realidad cotidiana. El desencuentro entre todas las esferas del club era patente, el entrenador no se sabía bien si había que echarle o quería irse, algunos jugadores con habla de pastor lusitano medraban a costa de fulgurantes campeones del mundo y más y más y más. Y hoy es, casi sin merecerlo, el sorprendido y jubiloso destinatario de un regalo de prestigio, añorado y, porqué no decirlo, casi suplicado. Y puede que como las matrioskas, esas muñecas rusas, el regalo venga en su interior o al final del pasillo. Y es merecido, no lo duden.

   Me gustó: El tercero de Cristiano fue como la definición perfecta del jugador, fue decisivo, potente, descarado, bello, histórico (4000) y con un puntito de chulería. En general todo el equipo está rindiendo a un nivel muy alto. La autoestima está desbordándose.

También me gustó la actitud del Levante, luchadora y la de su presidente y entrenador, desentendiéndose de cualquier polémica gratuita, pese al intento de los medios.

   No me gustó: Que Sahín no acabe de entrar en el equipo. Creo que existe un problema, que no sabemos, pero que le impide entrar. Otro reto para Mou.

   Pepito Grillo: Aunque ya sabemos que la discusión de esta semana será la sede de la Copa y no la situación de la Liga, mi opinión es que, como dijo el Bernabeu, el Real Madrid no debe dejar el estadio para satisfacer caprichos de dos clubes que históricamente no le han ayudado nunca. Al contrario, siempre que han podido lo han perjudicado. Donde las dan las toman que decimos en mi pueblo, o lo del ojo por ojo bíblico. Como prefieran. Tampoco tiene porqué pagar la ineptitud federativa y ajena. En resumidas cuentas, si el Athletic y el Barca quieren un buen sitio, que jueguen en Logroño que los pilla a medio camino.

   Podium: 3 – Cristiano, 2- Higuaín, 1 Granero.

   Rappel: El Villarreal (ayer jugándose el descenso) terminará por delante del Levante (hoy en Champions). Y dicen que esta Liga es aburrida, será para algunos.

11 febrero 2012

ÁRBITROS, DEBATE BIZANTINO


"Guardiola no habla de los árbitros, conversa"

Va un amigo y le dice a otro: - Vaya hartón de reír que se han pegado hace un momento con uno que se ha caído.
-          ¿Y tu no te has reído?
-          No, es que yo he sido el que se ha caído.

Sirva este mal chiste para explicar llanamente una cuestión tan evidente en este eterno debate de las ayudas arbitrales como, inexplicablemente, obviada: Sólo se ríen con ellos los que no han resultado perjudicados. El resto llora sus desaciertos y caídas. Dice el axioma valdanista: "El que va primero festeja; el que va segundo tiene que dar conversación".

Y es que hay cosas que se caen por su propio peso. La primera es la citada, que nadie que sea beneficiado critica a quién le beneficia, lógico. La segunda es que a todo el que perjudican, las críticas les salen de forma automática. Tercera: como dicen en mi pueblo, "quién no está acostumbrado a bragas, en el culo le salen llagas". Y eso es lo que ocurre últimamente en la Avenida de Les Corts.

Ya puestos a apuntar hechos incontrovertibles, aclarar otra verdad universal que se malinterpreta: Los árbitros benefician más al Real Madrid y Barcelona. Cierto, seguro y probado. Ahora bien, eso no es óbice para que éstos no se puedan quejar, no. Los dos clubes privilegiados se quejan sólo cuando al otro lo benefician más que a él, como dos glotones ahítos en un banquete disputando el bocado más exquisito y quejándose al anfitrión. El resto de clubs, simplemente se las repanpinfla (palabro de mi cosecha).

Si a eso le añadimos lo difícil de la tarea de arbitrar (últimamente aún más comprometida debido a la moda de proliferación de fingimientos y teatralizaciones de los jugadores, que además de buscar perjudicar al compañero a cualquier precio sólo consiguen instalar al árbitro en una duda constante) y lo aderezamos con lo jugoso del debate periodístico destazando a esos muñecos de pim pam pum, tenemos el guiso perfecto: árbitro destripado al horno furibundo aderezado de finas hierbas (esto último no debe faltar en ninguna receta que se precie).

Pero ojo, eso no quita para que algunos merezcan ser desterrados del césped para siempre. Porque hay, de vez en cuando, errores tan clamorosos y tan persistentes que se tornan en incomprensibles y de la incomprensión a la sospecha fundada sólo hay un paso. Hay Ovrebos y Gracias Redondos que, simplemente, son mercenarios y no jueces. Del resto, sólo un debate bizantino, trivial, apasionado y sin trascendencia real.

Para despedir, y contestar a mi “ídolo” Rosell en esta cuestión, sólo citar a Cervantes: "Sancho, ladran ... luego cabalgamos".

¡¡ A por la 32ª !! Con viento de Levante.

05 febrero 2012

HIBERNACIÓN ACTIVA



"Iniciando el casteller de la 32ª Liga"

Getafe 0 - Real Madrid 1

Llegó el invierno tras el desastre de la derrota en Liga ante el Barca. Y el frío en los huesos tornó en esperanzada tibieza ante una eliminatoria de Copa que podría ser como un reconstituyente necesario para nuestro ego disminuido. Pero por unas cosas u otras, la eliminatoria más rara de la historia propició que el eliminado sonriera y viera aumentar su autoestima y el vencedor llegara tenso, cuestionado y serio al vestuario. ¡¡ Misterios de la vida !!!

Tras la Copa, el largo invierno se nos presenta como el del oso, condenados a una hibernación activa, en la que durante la semana sólo se ejercita lo imprescindible, hibernando en la cueva de Valdebebas y dejando para el fin de semana la actividad necesaria para asegurar la victoria y la ventaja considerable que atesoramos como las reservas alimenticias del plantígrado.

Por eso los partidos de Liga son para el Madrid como los salmones para los osos, un apetitoso manjar para el que hay que mojarse el trasero. Y Getafe fue una pieza jugosa y nutritiva que obligó al Real Madrid a tirar de casta, calidad y compromiso para hacerse con los tres puntos. Si el frío fue un inconveniente para la excelencia, también fue un acicate para hacer ver el nivel de compromiso y concentración de nuestro equipo.

Para ello el míster propuso su, hoy por hoy, equipo titular pues no tiene porqué guardar nada para compromisos cercanos. Y ese hecho da para muchas reflexiones y entre ellas surgen ejercicios floridos de futuribles y certezas casi perpetuas. Para reflexionar sirve la demostración de profundidad, calidad y excelencia de la plantilla y el buen tino demostrado en su confección. También me hace pensar en el ventajismo pseudoperiodístico sobre el papel de Özil en el equipo, su vida y milagros obscenos cuando no cuaja y su beatitud y profesionalidad cuando la magia trasluce sus poros.

Para ejercicio futurible, las cuitas sobre la marcha de Mourinho, de Higuaín y Kaká o el advenimiento de Llorente. O las largas sesiones de cábalas que esperan a Mourinho cuando se incorpore Di María y Khedira (sin olvidarnos de la promesa de Sahin). Y para certezas inamovibles, la condición definitiva de central de Ramos, la victoria de la consecución de la banda derecha por Arbeloa, la titularidad sin ambages de Benzemá y la exaltación de la magia de Özil. Así como la imposibilidad de la cantera para acceder este año al primer equipo.

Pero como los osos, yo también me aburro ante tanta inactividad intersemanal y añoro la llegada de la primavera, con sus brotes verdes (¡¡¡ ay ¿dónde estarán los que veía De la Vega?) y su explosión de actividad, con una Champions plena de luz, color y emoción, que se atisba idónea para engordar nuestras vitrinas. Mientras tanto, sigamos haciendo economía de medios, que ya llegará la exigencia.

Me gustó: El golazo de Ramos (igualito que los que tienen el copyright de Puyol) y la sonrisa, pese a no tener lucimiento personal, de Cristiano (quién lo ha visto y quién lo ve).

No me gustó: La indefinición ante puerta y no  matar el partido pese a las ocasiones. Una de las principales virtudes de este equipo se está diluyendo como azucarillo. Y el que perdona en fútbol...... ya se sabe.

Pepito Grillo: Ante el debate de moda sobre los árbitros, me llama la atención como el indiscutible penalti de Pepe (precedido por el igualmente indiscutible del Cata Díaz a Cristiano) no da lugar a debate alguno, pues es claro y diáfano a la luz de las repeticiones y, sin embargo, el de Busquets en la vuelta de Copa (casi idéntico) dió lugar a tantas explicaciones sobre la dificultad de verlo, la voluntariedad o no, la colocación del árbitro, el lugar del impacto y tantas explicaciones inútiles que sólo pretendían enmascarar la realidad del hecho.

Y quería denunciar aquí al impresentable presidente del Valencia el cual, tras el partido de Copa, se atrevió a meter al Real Madrid en la pregunta sobre favor arbitral por la mano del pisha Pinto. ¿Qué pinta el Real Madrid en esa historia? ¿No es capaz de atacar directamente al Barcelona y busca muletas que le disculpen? Cobarde y ventajista. Por cierto, tampoco oí a Albelda, ese defensor del valencianismo ¿estaba ocupado haciendo la pelota a Puyol para que le regalara la camiseta?.

Pódium: 3 Ramos – 2 Özil – 1 Lass (sólo la segunda parte).

Rappel: Otro alemán para el Madrid y se doctorará en la Eurocopa. Y Llorente no, mejor Javi Martínez. O Muniaín, que es un crack.