Frontispicio

Bienvenida 33ª, aunque sólo sea como excusa para buscar la 34ª. Hala Madrid.

26 agosto 2013

El culo y las témporas

El madridismo parece que últimamente confunde en demasía el culo con las témporas. Sólo así se comprende el sonrojante y bochornoso espectáculo vivido el jueves en lo que debería haber sido una fiesta del madridismo para con uno de sus ídolos.

Creo haber comentado antes que una de las impresiones más fuertes que sentí la primera vez que visité el Bernabeu, hace ya unos añitos, fue comprobar como la mitad de la banda insultaba a Michel cada vez que perdía una pelota. Nunca lo comprendí y nunca lo comprenderé.

También he dicho antes que el bochornoso espectáculo de la pasada Liga, cuando Adán tuvo la mala suerte de que lo expulsaran de forma injusta por un penalti inexistente y fue pitada su retirada por la mayoría del Bernabeu, ha sido una de las peores vergüenzas que como madridista he sentido hasta la fecha.

Por todo ello parece que los madridistas que últimamente sientan sus posaderas en el Bernabeu han perdido definitivamente el norte, no sabría bien decir porqué, y pitan injustamente a un jugador del Real Madrid en su casa. Definitivamente el Bernabeu es el único estadio del mundo donde a los aficionados les es tan fácil ovacionar a los rivales (Ronaldinho, Llorente, Cazorla, Llorente, Silva, etc....) como pitar a los suyos.

Y si encima escogen una ocasión tan señalada como el homenaje a un mito para hacer públicas esas bajezas, definitivamente han perdido el norte. Creo honradamente que los madridistas (incluyendo a algunos jugadores) no saben ver claramente cual es el enemigo y están confundiendo, demasiadas veces, sus veleidades con el amor al club.


Sólo espero que el madridismo, de una vez por todas, sepa filtrar y reconocer tantas opiniones burdas e interesadas que sólo buscan la ruina del Real Madrid. Habrá que decir, como Bilardo, aquello tan manido de que los blancos, los blancos, son los nuestros.

19 agosto 2013

Ancellotti, a lo Panenka

Real Madrid 2 – Betis 1

Faltaba poco más de una hora para el partido y Twitter reventó: ¡¡ Diego López titular !! Joder con el italiano ¿pacificador?. La verdad es que Ancelotti sorprendió a todo Dios (no conozco a nadie que se hubiera jugado unos euros a la suplencia de Casillas). Nos marcó la titularidad de Diego a lo Panenka, amagando con lo evidente y colándola flojito por el medio, casi pidiendo perdón.

Después vino la barahúnda, que si Casillas calentó o no, que si Diego falló por alto dos veces (análisis novedoso e inexistente en los últimos quince años de retransmisión futbolística), que si sólo es un partido, que si juega el trofeo Bernabeu..... Pamplinas. Lo importante es saber si Iker aguantará en el banquillo de Granada o le dice a Florentino que en Junio se fue Mourinho y en Septiembre se va él.

Del partido, lo esperado, al menos por mi parte. Este equipo pese a tener sólo una variación sobre el del pasado año (Isco por Di María) es totalmente diferente en su concepción del juego, principalmente en el juego sin balón. Carlo tiene muy claro que en ataque es necesaria la rapidez, el juego a dos toques y la amplitud por bandas. En ese aspecto, perfecto. Pero en defensa queda todo un mundo por hacer.

El equipo se parte a la mínima, hay cuatro jugadores que casi nunca participan en defensa (CR7, Benzemá, Özil e Isco) y la defensa se arma siempre por acumulación y retraso voluntario a la línea de medios en campo propio. La presión instantánea a la salida del contrario con el balón es algo que no se contempla y ello posibilita que cualquier equipo con un mínimo de estudiada transición defensiva (y mi Betis, lo es) se presente en las inmediaciones del área propia con relativa facilidad.

Y si a ello le unimos que la defensa está simplemente desastrosa pues se explica con facilidad los apuros vividos, diría que sin necesidad. Carvajal sufrió en exceso con su par, aunque tiene la excusa admisible de su debut oficial en el Bernabeu. Ramos está lento y sobrado. Y la sobradez (perdón por el palabro) es su principal defecto. A Pepe le pasa lo contrario que a Sansón, mientras más le crece el pelo, más débil parece. Le está costando horrores alcanzar la velocidad de antaño. Y Marcelo, la alegría de la huerta en ataque pero en defensa que me tape Khedira que para eso es alemán y sieso.

Las buenas noticias vienen sin sorpresa. Modric demuestra día a día que es un jugadorazo, que sólo la atípica pretemporada del año pasado nos impidió calibrar. E Isco, el de Arroyo de la Miel, meloso, endulzó la noche a un Bernabeu que no necesitó que se besara el escudo, sólo que diera la asistencia del primer gol y marcara el gol de la victoria. Son fáciles de convencer. Dije que era un fichaje estratégico y a las pruebas me remito. Será el mejor jugador español en menos de dos años, sin discusión.

De Benzemá decir que cumplió con su gol, pero me hizo añorar en alguna que otra ocasión al Pipa y que en breve auguro que perderá el sitio con Morata, que me encanta, que hizo ostentación de la diferencia de motivación entre ambos. Y de movimientos de 9 puro, de casta y  de calidad le sobran. El jueves lo espero de titular.

Pero lo importante es lo de Casillas ¿no?

Me gustó: La personalidad de Carlo Ancelotti despreciando los peligros que la suplencia de Casillas le acarreará. Lo fácil hubiera sido ponerlo,  no nos engañemos. Esperemos que lleve su independencia hasta el final. ¡¡Che due palle!!

No me gustó: Ramos y Pepe, la pareja no de centrales, de descentrados. El partidito que se marcaron invitan a ser mal pensados y a sacar conclusiones (posiblemente erróneas) sobre su postura ante la designación del portero titular. Camas más sutiles se han visto.

Pepito Grillo: Tuiteé antes del partido que Florentino Pérez sólo tenía el domingo dos obligaciones: atender la comida de directivas y bajar al vestuario a aclararles a los jugadores que Carlo Ancelotti será su entrenador, si o si, nieve o truene, durante los próximos tres años. Si no hizo alguna de esas dos cosas, está tardando.

Sobre Casillas, ayer recordé que es como Villa y Xavi, ......... especial. Para Vicente del Bosque, claro. Esta semana nos divertiremos de lo lindo con sus amiguitos de la prensa.

Franciscus: En Granada jugará el portero que elija Ancelotti. Y a callar. #LQDC. Lo que diga Carlo. Y dirá, lógicamente, Diego López.

12 agosto 2013

ECOS DE PRETEMPORADA









Ya acabó la pretemporada del Madrid, esa época en que, si ganas, no sirve para nada pues es pretemporada y si pierdes si sirve para decir que fulanito de tal no vale ni la mitad de lo que el listo del presidente pagó por él, que el entrenador no tiene ni idea y como siga así no se come el turrón o que este año nos hace falta un “X” como el comer, pues sin él ¿cómo vamos a ganar la Décima?.

Como se ha ganado casi todo, podemos sacar como primera conclusión que esto no sirve para nada, que ya veremos cuando estemos en semifinales de Champions. Y es verdad. Como segunda conclusión podemos afirmar que tres de los cuatro problemas que acuciaban al madridismo hace un mes y medio ya están superados. A saber:

1º.- Tenemos bien cubierto el lateral derecho.
2º.- Mourinho se fue y el nuevo entrenador no está discutido.
3º.- La posible ausencia de Xabi Alonso está cubierta. La mejor noticia de esta pretemporada es que nadie ha echado de menos al donostiarra, cuyas escasas ausencias han sido conflictivas en estos últimos años.

El cuarto problema que queda por resolver, y que nunca se resolverá, es la endémica y patética inseguridad del madridismo respecto a su plantilla. Todos los años parece que tenemos uno o dos puestos, que sin un jugador de garantía imposibilitan la consecución de la Décima. Este año es un 9, porque al parecer sin un 9 estelar, no cualquier 9, es imposible aspirar a nada. En un equipo con Cristiano, Benzemá, Morata y Jesé hace falta un 9. Pero Higuaín sobraba, ojo.

Esta pretemporada ha demostrado que la profundidad del banquillo es extraordinaria, que todos los puestos están doblados con total garantía, que Ancelotti puede disponer de una variedad enorme de tácticas y estrategias dada la versatilidad y calidad de los jugadores de los que dispone, pero ni aún así se sacia esa avidez por tener a todos y en todos los puestos.

Pero da igual, la Liga ya está aquí. Y ahora sólo queda esperar para disfrutar de todos los partidos del Real Madrid aquí, cómodamente sentados y con la melosa promesa de que en Villarreal puedan disfrutar del juego de Bale, ya que no creo que pueda jugar antes.

Esta Liga promete ser apasionante, estar sentado en el Bernabeu será un lujo, que puede ser posible si haces clic aquí.

Ahora sólo queda esperar que los jugadores sean más profesionales de lo que lo fueron la temporada pasada y se den cuenta de que es una oportunidad única en su vida el pertenecer a un equipo que les pueda prometer tanta gloria como este Real Madrid 2013/2014.

¡¡ A jugar !!