Frontispicio

Inicio un nuevo e ilusionante proyecto en el blog, analizando los errores arbitrales Todo Real Madrid: La Liga Justa

29 abril 2013

Yo creo


Madrid. Seis de la tarde. Las aceras de la Castellana son un hervidero de pechos blancos, pero no helados. Incandescentes de esperanza, de ilusión por ver cumplirse un sueño. Concha Espina, sus aceras y sus ocho carriles están llenos a rebosar. Cánticos alegran el ambiente. Nadie para, impacientes. Los antidisturbios forman una muralla en la calle de los ultras. Un griterío se eleva sobre las conversaciones de la muchedumbre. ¡¡ Llega el equipo !!

Cuatro policías a caballo intentan despejar a duras penas una estrecha senda para el autobús. Los madridistas elevan sus miradas buscando el encuentro con los que tienen la obligación de resarcirles su pleitesía. Sorprendidos y jubilosos descubren que el autobús es una fiesta: Pepe salta con una bufanda en la cabeza, el Pipita eleva su puño a la multitud, casi desencajado, Ramos sonríe ondeando una bandera del Real Madrid, Cristiano, más tímido, les aplaude y les hace el signo de la victoria .................. Todos en barahunda, en comunión con la muchedumbre que en plena ósmosis palpita fe, pura y luminosa. Creen.

En la fachada de Castellana hay tres chicos repartiendo octavillas. Es un papel blanco, simple, con un mensaje: “Hoy todos de blanco y en pie. Si crees, guárdalo en tu pecho, si no, tírame”. Todos lo leen, incrédulos, asienten y uno a uno van guardando el pasaporte para su felicidad junto a su corazón. Abren los tornos. La marea blanca jubilosa, impetuosa, inunda el Bernabeu. Falta hora y media. Casi no quedan sitios vacíos. Los video marcadores ofrecen goles y más goles blancos, Santillana, Gento, Puskas, Pirri, DiStéfano, Amancio, Butragueño, Cristiano, Raúl ........ La música, heroica y potente va calando los ánimos. Los goles se cantan como si fueran en directo.

Cuarenta minutos. Salen los porteros a calentar. Diego, Iker y Antonio sonríen y agradecen la cerrada ovación con que se les recibe. Treinta minutos. Un grito unánime sacude el Berbabeu, con Ramos a la cabeza los diez elegidos salen a calentar. Uno a uno sus nombres son coreados como lo fueron los emperadores de la antigua Roma. Concentración absoluta. Pero todo cambia de repente, la tormenta estalla cuando diez manchas amarillas salen contritas del túnel. Nunca oyeron semejante rugido, cada paso es más corto que el anterior. Su entrenador les alienta, pero su voz no llega entre la brutal pitada................................

Suena el himno del Centenario, ensordecedor. Ochenta mil camisetas, orladas de ochenta mil bufandas se levantan y cantan a coro esa letra tan corta como precisa:
" ¡Hala Madrid! ¡Hala Madrid! Campo de estrellas donde crecí ¡Hala Madrid! Juegas en verso, que sepa el universo cómo juega en Madrid. Sale el Madrid a luchar, sale el Madrid a ganar. Hala Madrid! Hala Madrid! 

Y tan cierto como que mañana va a amanecer, todos saben que la batalla está ganada........................................................ Nieva en Madrid.

27 abril 2013

Yo quiero fútbol, no 11 Juanitos




Corría abril de 2002 cuando el Madrid visitó en cuartos de final de Champions al siempre temido Bayern de Munich. El partido fue muy disputado y el Real Madrid al final fue sobrepasado por un intensísimo Bayern dejando un resultado final complicado: 2-1. Acabó el partido y volvía a casa cabizbajo, como el miércoles. Ya se oía decir, una vez más, que si el miedo escénico, que si espíritu de remontada, que si 90 minutis son 5400 segundos, bla, bla, bla................

Pero cuando llegué a casa, oí por la radio que Salihamidzic había dicho que el Real Madrid “se había cagado en los pantalones”. Y en ese preciso momento supe que la eliminatoria estaba ganada. Ese era el punto de motivación necesaria para que un enorme equipo y una enorme afición se sobrepusieran a la adversidad. El orgullo hizo su labor y en la vuelta el Real Madrid hizo uno de los mejores partidos que le recuerdo, pleno de ganas, de actitud, de motivación, de buen fútbol, de inteligencia y de coraje....... Y después se ganó la Novena.

Aunque nadie del Borussia, acertadamente, ha insultado al Madrid y su historia y el resultado del Iduna Park es mucho más desfavorable, estoy seguro que si el martes se repiten esas premisas, es posible voltear la eliminatoria contra el Borussia. ¿Es factible? Si. ¿Es muy difícil? Muchísimo. Pero la dificultad estriba mucho más en la duda sobre el juego del Madrid que en la categoría del rival, que es top. Antes de jugar en el Iduna Park creía que el Real Madrid tenía mucho mejor equipo que el Borussia. Después del partido tengo mis dudas. Casi la mitad del equipo alemán podría ser titular en el del Madrid, o por lo menos esa fue la impresión que quedó tras el partido.

Pero aunque el 4-1 es fiel reflejo de lo acontecido, es posible que el desarrollo de ese partido sea un poco ficticio, pues ni creo que el Borussia sea siempre tan bueno ni el Madrid sea tan mediocre. Supongo, y quiero creer, que hay días que a uno no le sale nada y al otro le sale todo. Quiero creer.

Por todo ello, para el martes no quiero 11 Juanitos, pues ya tuvimos 11 matados en Dortmund. Sólo pido, imploro y exijo, que los que elija Mou lo dejen todo en el campo, todo su esfuerzo, toda su capacidad técnica, todas sus ganas, toda su inteligencia, toda su veteranía y experiencia y, sobre todo, todo su fútbol, TODO. Si así lo hacen, yo quedaré satisfecho, pues así si no se consigue la victoria, quedaremos muy cerca de ella y podremos decir muy alto que así lucha el Madrid.

        El resto que pudiera ser necesario lo ha de poner el Bernabeu. Pero por desgracia el Bernabeu que hoy conocemos no es capaz de esa gesta. El Bernabeu de las grandes noches se perdió en el mismo instante que el nuevo Bernabeu pobló sus gradas de asientos, en que el gallinero, con su precario armazón que se balanceaba cada vez que el Madrid marcaba un gol decisivo, dio paso a un cuarto anfiteatro lleno de sillas y barreras. Este Bernabeu no conoce grandes noches y si las quiere volver a conocer sólo ha de hacer una cosa: Volver a ponerse en pie. Sólo eso. Sólo así podrán alentar a los suyos y poblar de negras promesas a los extraños que duden en salir por el túnel de vestuarios.

Y mañana de aperitivo, una tapita de indios.

#PorUnBernabeuEnPie

¡¡Hala Madrid!!

23 abril 2013

Viaje de la realidad a la ficción

Real Madrid 3 - Betis 1

Este fin de semana he podido comprobar la diferencia entre ver un partido en vivo y verlo por televisión. Y la diferencia, enorme, entre como lo cuenta la prensa y como lo percibe el aficionado en el campo. Y es en ocasiones como ésta cuando percibes toda la crudeza del mensaje torticero de la prensa, cómo retuercen la realidad para adaptarla a sus líneas editoriales, a buscar argumentos para alimentar sus pequeñas rencillas personales. Me explico:

Este sábado tuve el privilegio (pues para mí lo es) de realizar mi anual peregrinación a mi particular Meca del fútbol: El Estadio Santiago Bernabeu. Ese plan tribal con que miles de Peñas Madridistas hacen realidad el sueño de sus socios, ayudando al Real Madrid a expandir su epopeya y a cubrir los huecos que nadie más quiere en fondos y cuarto anfiteatro.

Después de visitar la piedra Kaaba de la sala de trofeos, con su historia hecha copas, fuimos a lo mollar, a lo trascendente, al partido Real Madrid – Betis, pese a que muchos lo tildaron de lo contrario, de intrascendente y de inane. Y allí, en comunión con todas las familias del madridismo, vibramos, sufrimos, gritamos e hicimos ondear nuestras bufandas al viento en tres ocasiones. Allí se congregaron piperos, madridistas, pseudomadridistas, ultras, madridistas disfrazados, peñistas de provincias, mourinhistas, socios, casillistas, abonados del fondo norte, peñistas de la capital, yihaidistas,etc............

Todos vimos el mismo partido, todos allí congregados; aunque no juntos, si revueltos. Sólo un ojo sumamente entrenado, pongamos el de Lama, sería capaz de distinguir unos de otros en esa vorágine orgiástica que se origina tras un gol de Özil o tras ese silencio expectante, con un bajísimo contralto de murmullo, cuando Cristiano controla y otea el área contraria.

Terminó el partido, pasamos al final del orto apretadísimo, salvado por Albiol, al gol liberador de Özil casi tocando la campana, escuchamos los cánticos de honor y reconocimiento de los verdiblancos a sus héroes........... y corriendo al autobús que quedan cuatrocientos kilómetros.

Llegamos de madrugada a casa, cansados, pongo la tele por si echan alguna repetición de las jugadas ¡¡ y de lo que se habla y atrae la atención es de unos supuestos cánticos contra Casillas ¡¡ Me acuesto asombrado y al otro día pregunto a quién me acompañó si oyó algo y su cara de desconcierto es mayor que la mía. El domingo lo tenía muy apretado y sólo hasta muy tarde tuve tiempo de ver Futboleros. Y ante mi pasmo, me encuentro con Iturralde diciendo que el Real Madrid se tenía que haber quedado con 9 y Mourinho tendría que haber sido expulsado.

Hoy comprendo un poco más a los llamados despreciativamente “piperos”. Van todos los domingos al Bernabeu y de lo que ven a lo que le cuentan hay un mundo. Y se lo piensan.

Me estoy pensando ir de nuevo al Bernabeu, pues definitivamente no me entero de nada.

Me gustó: CRISTIANO RONALDO. Sin dudas el mejor jugador que mis ojos han visto hollar el césped del Bernabeu. Este chaval es prodigioso, superlativo, heroico. Su influencia en el partido es tan enorme que yo nunca ví nada parecido. También me gustó el debut de Casemiro, jugando fácil y con visión, aunque mejor con el balón que sin él.

No me gustó: Que Mou no alineara a Morata. Creo que hay en Liga oportunidades suficientes para hacernos disfrutar de él, pero como ya dijimos que en este blog es proverbial Lo Que Diga Mou, a callar.

Pepito Grillo: Como ya he dicho antes, me encontré con Iturralde comentando las polémicas de la jornada en Futboleros. Si Andújar es antimadridista, que decir de éste. ¿Lo hacen a cosa hecha o es que son muy torpes? El ejemplo claro está con los de Carrusel Deportivo que, tras la huída de la plana mayor a la COPE, no se les ocurrió otra cosa que fichar a Gracia Redondo como árbitro estrella. Y duraron ocho meses, claro.

Franciscus Vaticanus: Esta semana Champions, el martes contentos, el miércoles felices.

15 abril 2013

De ofrenda a San Mamés: TRES


Athletic de Bilbao 0 - Real Madrid 3

Despedida de la Catedral, partido mítico, homenajes, actos, etc..... Más parecía un amistoso de pretemporada que un partido de Liga con puntos en juego. Tan era así que había algún iluminado que pedía a Mou un gesto, no se sabe bien si de cortesía o de vasallaje, con Iker Casillas pues se daba la “especial circunstancia” de que había debutado en San Mamés.................... olvidando que también Diego López había debutado en Liga en el mismo sitio. Pero no se lo tengamos en cuenta, ya sabemos como son estos chicos de la prensa.

Y si algún mal pensado como yo creía que tanta distracción e impostura eran un ardid de Bielsa para pillar por sorpresa al Madrid en el campo en que, según Alkorta, se le considera “nuestro” mayor enemigo, erró. Lógico teniendo a Mou en el banquillo y a ese portento que es Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro, que como los supehéroes de Marvel nunca descansa. Minuto 1, falta al borde del área, saca su trabuco y adiós San Mamés, adiós.

En el segundo tiempo volvió a marcar elevándose como el cohete Saturno IV sobre el atribulado Ramalho, que disfrazaba su desesperación durante todo el partido a base de faltas continuas sobre el portugués. Después para completar la actuación y dejar buenas referencias a la parroquia bilbaína dio una asistencia magnífica a Higuaín.

Y así ofreció Cristiano Ronaldo su ofrenda a San Mamés: Tres. Tres goles como tres soles madridistas. Y aviso, a partir de ahora, que nadie me venga con la historieta esa, mitad bulo, mitad leyenda urbana, de que el público de San Mamés son una afición señorial, entendida y futbolera. Todo mentira, como quedó ayer demostrado en el cambio de Cristiano. Si tuvieran las cualidades que dicen adornarles, perdieron una oportunidad única de rendir tributo a uno de los dos o tres mejores jugadores que les ha hecho el favor de ir a impartir cátedra futbolística.

Ante esta demostración de fútbol, los llamados leones se convirtieron en burros coceadores y orangutanes mamporreros, dado que su fútbol no daba para más. Y volvimos, una vez más, a asistir atónitos a la frecuente confusión entre casta y hostilidad acomplejada. Esos chicarrones del norte son sabedores de que su público quizás les perdone no jugar un pimiento, pero nunca les podrá perdonar que esos blancos maléficos abandonen San Mamés sin un cardenal, un codazo, una patada a destiempo, todo esto adobado por la actitud contemplativa de un árbitro cobarde, como ya conocemos.

Ya pueden tirar tranquilos San Mamés, ya han visto a Cristiano Ronaldo.

        Me gustó: Xabi Alonso, majestuoso. De este nadie quería hablar, pero dio mucho que hablar. Lección magistral de dominio del juego, mezcla de pases, de fútbol en suma.

No me gustó: Futbolísticamente Benzemá y Di María, el primero por laxitud y el segundo por sobreexcitación. Extrafutbolísticamente, de nuevo las pancartas xenófobas y fascistas, auspiciadas por el silencio cómplice de la directiva bilbaína y la prensa casi en general.

Pepito Grillo: Dice Nuclear Nadal (@Dani_Buyo) que el balance de Mou contra el Athletic en Liga es: 0-3 0-3 0-3 en San Mames.... 5-1 4-1 5-1 en el Bernabeu. (23-3) Ahora entiendo mejor el odio de Segurola y los bilbaínos en general a Mou, Cristiano y el Real Madrid. Perdemos señorío a chorros y si nos dedicáramos sólo a jugar al fútbol nos tendrían más respeto, según San José, jo, jo, jo.....

Diego López de nuevo titular, de nuevo firme como una roca, aguantando la enorme presión mediática en su contra. Y algunos siguen sin querer enterarse que en fútbol cuando el portero va bien, no se toca NUNCA, se llame Casillas o Iríbar. Sería recomendable recordar etapas doradas del madridismo, con ídolos como García Remón y Miguel Angel coexistiendo pacíficamente. Pero no tenían tantos amigos, creo.

 Y aviso, si Iker no sale a cortar la espiral de comentarios de sus "amigos" sobre este asunto se va a encontrar sin querer a malas con la grada del Bernabeu, si no,al tiempo.

Franciscus Vaticinius: Mi pronóstico para la Final de Champions es que sólo habrá banderas españolas y alemanas en Wembley. Y hasta ahí puedo leer, que diría Mayra Gómez Kemp... ¿capisci?

10 abril 2013

Semifinales y masoquismo



Galatasaray 3 - Real Madrid 2

Tercera temporada después de Mou, tercera semifinal de Champions. Esto que parece tan banal, casi usual, no parecía así recientemente, cuando la bola del Madrid estaba en el segundo bombo del sorteo de Champions. Diferencias y memoria, algo básico para cualquier análisis que hoy se pueda hacer.

Aunque la verdad es que hubo un momento que todos los fantasmas del pasado volvieron a hacerse corpóreos. Si no anulan el cuarto gol a Drogba por fuera de juego, hubiéramos asistido a otro episodio más de arritmias y ataques al corazón blanco. Y es incomprensible que jugadores profesionales del nivel de los blancos permitan que se lleguen esas situaciones.

La única explicación posible es que o son masoquistas o pretenden hacernos ver épica donde sólo debería haber hastío. Y aunque CR7, en gesto que le honra, asumió que la culpa era suya, por dejación y desidia, no es menos criticable. Al igual que el año pasado la ambición fue la característica esencial de la plantilla, este año es la desidia, el dejar pasar, el laissez faire. Y ya son demasiados avisos de los males que acarrea tan funesta actitud.

Al final, en una tontada, nos vamos a volver a estrellar y la Décima, esa muchacha esquiva, se volverá a ir con otro galán, si no más guapo, si más atento. Ojito. Y ayer tontadas hubo unas cuantas, a saber: 1.- La autoexpulsión de Arbeloa, inexplicable y más en la situación previa de lesión de Essien. Desidia, falta de concentración, sobradez, esas fueron las causas. 2.- También me pareció una tontada tener a CR7 todo el partido, aunque claro, cuando se puso la cosa tan tensa ya no había forma de sentarlo.

Y es que pudo haber otro partido. Fácilmente. Pero ni son capaces de leerlo correctamente ni se les va la aureola de somos la leche por un lado y las apreturas del orto por otro cuando vienen mal dadas. Dos eliminatorias y dos finales casi agónicos, pudiendo haber sido casi plácidos aún tratándose de Champions League.

Ahora se perfila unas semifinales hispano-alemanas. Resumiendo diré que el Bayern me da pavor, al Barca lo prefiero en la final (pues ya aburre ganarle tres eliminatorias en la misma temporada), por lo que me pido el Borussia y así nos desquitamos del marrón de la fase de grupos.

Se ve, se siente, la Décima está más presente.

07 abril 2013

Camino de Oriente goleando al Levante



Real Madrid 5 – Levante 1

Siesta tardía. Medio despierto, un ojo abierto y respingo al canto ¡¡que juega el Madrid!! A correr. Estamos ya mal acostumbrados a que juegue casi de madrugada y cuando juega a media tarde te pilla con la guardia baja, casi diría que juega a traición. Así, con las carreras, no te da tiempo de ver en Twitter la alineación, llegas sin ver a Ban Ki-Moon traslucir pura felicidad sacando de centro y te sientas esperando como te va a sorprender Mou con la alineación.

Y vuelve a hacerlo. Y esto da fe del plantillón que tiene el Real Madrid. Para desgracia de un Levante, huérfano por la ausencia del “valiente” Navarro y tomándonos por locos a los que creímos que este equipo era el mismo que pegó patadas y codazos por tierra, mar y aire. El Levante de la primera vuelta era el resultado de haber mojado y alimentado el peluche: Gremlins violentos, maleducados y gamberros. Hoy eran el mogwai, peluche adorable, madres complacientes, sólo les faltó aplaudir. Por no haber, ni hubo un mal patadón del Armario Ballesteros.
  
Sin embargo se adelantaron, y fue como despertar a la fiera, que dormitaba como yo en plácida siesta canícular. Mourinho, amodorrado hasta entonces, frunció el ceño y mando calentar a Cristiano, que como el Cid, gana batallas sin participar en ellas. La ovación del Bernabeu tuvo un doble efecto, los blancos pasaron del modo house al modo heavy y los levantinistas debieron pensar que mejor dejarse empatar a que sacaran al Mulo.

Y como quién juega a empatar, acaba perdiendo, en tres minutos se volteó el marcador, primero con un golazo monumental del tuercebotas (para algunos) Higuaín. El segundo merced a un penalti tan claro como tonto e innecesario. Marcó Kaká, que para eso cobra, y lo celebró llevando a las gallinitas hasta el córner. Llegó el descanso, las rotaciones devolvieron al Trío Calavera al césped. CR7, Di María y Özil acabaron de atornillar a un Levante que siempre se mostró vencido, aún cuando iba ganando. Al final manita y como los Reyes Magos, camino de Oriente.

Me gustó: El Pipa demostró, una vez más, que si el Madrid se descarta de un 9, el debe quedarse. También Marcelo agradeció la confianza de su renovación con un ofrecimiento admirable. No le salieron las cosas, pero ofreció todo un repertorio de calidad y opciones diferentes en ataque.

No me gustó: Ninguno de los centrales. Están desconocidos. Pepe muy lento, espero que producto de su lesión, y Ramos en su línea, sobradísimo.

Pepito Grillo: Dice Mourinho que perdimos la Liga demasiado pronto. Error. REGALAMOS la Liga demasiado pronto. Ver con la facilidad con que se ganó este partido y pensar en los perdidos a primeros de Liga, todos, absolutamente todos por una asqueante falta de actitud de los jugadores. Acordarnos de cómo se empató con el Zaragoza el sábado pasado, tres oportunidades de recortar puntos perdidas........... Da pena como hemos tirado esta Liga, que con muy poquito más tendríamos casi a tiro. Y que no me hablen de arbitrajes raros a principios, que los hubo, pero como dice mi padre, a Dios rogando y con el mazo dando.

No quiero acabar sin denunciar la cansina, persistente, vil y torticera campaña pro-Casillas realizada por la prensa española. Antes que nada repito que mi filosofía respecto al Madrid es muy simple: El mejor 1 del mundo: Casillas, el mejor 2: Varane, el mejor 3: Pepe........ y así hasta el infinito. Los míos, los blancos, todos, son los mejores. Pero el capitán se está equivocando gravemente en su gestión de la suplencia. Escribía Enrigue Ortego en El Mundo: "Casillas está siendo más discreto [que Mou], al menos en sus comparecencias en sociedad". Y ese es el problema, que en sociedad da un mensaje y en privado da otro muy diferente, muy interesado y contrario a las obligaciones de un jugador y capitán del Real Madrid. Para mi, todo este asunto tiene una explicación muy clara y como una imagen vale más que mil palabras, a continuación os la dejo:


Franciscus: Semifinales de Champions: Bayern – Barca; Real Madrid – Borussia. Ojo, hasta el orden ofrezco.