Frontispicio

Ya las Champions se cuentan como los huevos......... Gracias Real Madrid

30 noviembre 2010

DESTROZADO, IRRECONOCIBLE Y DESFIGURADO


Lo peor de jugar en lunes es pasar de la monotonía y rutina del trabajo a la emoción y nervios del clásico en media hora. Así pudo pasar que mucha gente llegó al partido cuando éste ya estaba ardiendo, entre ellos el Real Madrid.

Cuando llegó a enterarse de lo que se estaba jugando, ya iba 2-0. Fue como abrir la puerta del primer vagón y ver que ni está la máquina ni el maquinista, y la vía parece una montaña rusa de final incierto. Ahí vino la primera encerrona: jugar el lunes, que ni es día ni es ná de ná, que se dice en mi tierra.

Perdonen la presunción, pero supe que todo iba mal a los cinco segundos, digo bien, cinco segundos del partido. La primera jugada reseñable del partido fue un pisotón, tipo Ujfalussi, de Villa a Cristiano. Fue como cuando acudes a una cita a ciegas, con tu rebequita y tus pantalones recién planchados, y se te presenta la chica con cresta de pelo pincho, tachuelas y maquillaje funerario. Sabes en ese mismo momento que el gasto del restaurante es baldío y que no mojas.

Pues eso pasó. Pagamos el pato y no mojamos. Y lo peor no fueron los cinco goles, no, lo peor fue el carrusel. Y la cara que se quedó después. El Barcelona fue superior de principio a fin, jugó como sabe y el Real Madrid no, de ahí la diferencia. Y la principal diferencia es que Mourinho no fue Mourinho. Cuando el pisotón de Villa me di cuenta de que nos habían engañado. Todos los prolegómenos fueron un montaje preparado para pillar a un Madrid y a un Mourinho blandito, suave y adormecido.

Mourinho no fue al Camp Nou con la alineación y planteamiento que su cuerpo le pedían, de ahí el error. Le dio cierto prurito de hacer un partido conservador con el Real Madrid. Es consciente de donde está, y de que hay ciertos peajes que pagar, cierto, pero espero que haya aprendido la lección y muera con las botas puestas. Y espero sobre todo que el varapalo de anoche nos ayude a ganar el partido de vuelta, que será trascendental, no lo duden.

De todas formas, como esto es un blog MADRIDISTA, analicemos la situación desde el punto de vista MADRIDISTA. Como no sé si cortarme las venas o dejármelas largas, que dirían los Chanclas, haré una rápida síntesis del partido. Lo peor del ajuste presupuestario que sacudió al Madrid es que hoy, si te quejas de algunas ignominias sufridas, encima eres un fanático y un forofo miope, cortoplacista y malperdedor. Y no es así. Se perdió justamente,

Sin embargo hay unos cuantos detalles que no me da la gana dejar que la marea blaugrana, ebria de éxito, sepulte en el olvido. No señor. El primer gol fue de chamba, de chorra. El segundo gol fue un regalo de Casillas con Marcelo soplando las velas. Con 2-0, Guardiola, en un gesto que repugnaría a cualquier entrenador de 2ª regional, provoca a Cristiano. Con el 2-0 Iturralde volvió a hacer más feliz al Barca y menos al Madrid, ciego ante un penalti de libro, que para mas INRI acarrearía la expulsión de Valdés, que ya transitaba con una amarilla gracias a Pep.

Fue la única posibilidad que tuvo el Madrid para aferrarse al partido, e Iturralde la desestimó. Como suele. La realidad es terca y lo frecuente suele ser sinónimo de posible. El 3-0 fue en fuera de juego. Iturralde seguía haciendo más y más feliz al Barcelona y menos al Madrid. Y después hubo un rondo de treinta minutos en el centro del campo, aderezado por algunas perlas como la provocación de Messi a Carvalho. Con 4-0 ¿qué quería pegándose al portugués como si éste hubiera trasmutado en Monica Bellucci.

Y el 5-0 sirvió para que quedara retratado el único que no había hecho el honor. Piqué saludo con la manita al mundo, tras la trifulca de Sergio Ramos (¡¡ vaya noche sevillano ¡¡) con Puyol y Xavi. Hecho que debería de avergonzar al trío campeón del mundo. Mi señora, que ve el fútbol desde una distancia sideral, no daba crédito a la imagen de los mundialistas. Dijo la radio que Puyol también hizo la manita, no me lo creo. Si fuera así, sería algo indigno de un capitán hasta ayer irreprochable.

Me gustó: Que hoy sea martes.

No me gustó: El Real Madrid.

Pepito Grillo: ¿Que se diría hoy si el gesto de Guardiola lo hubiera hecho Mourinho? ¿Habría tinta suficiente en el mundo?

Rappel: El Barcelona perderá el liderato antes del final de liga. Hoy parece absurdo, pero ya veremos.

P.D. Hoy no compro ni el Sport ni el Mundo Deportivo ¡¡ que se jodan !!.

29 noviembre 2010

SOLO TE PIDO

Jesusito de mi corazón, yo sólo te pido que esta noche Xabi Alonso vea el fútbol en tres dimensiones, con Full HD incorporado y 600 megaherzios de velocidad. Que Ramos crea que está jugando con España. Que Casillas sea él, sólo eso.

Que Cristiano sonría mucho, mucho, mucho. Que Di María haga que el teatrero Alves gane un Oscar a la mejor interpretación dramática, pero que la película no le guste al árbitro. Que Carvalho haga gala de su experiencia y achique espacios hasta hacerlos inexistentes. Que Pepe tenga la pinza bien amarradita, que no se le vaya.

Que Higuaín no haga nada y marque dos. Que Ozil se parezca a Harry Potter, y que la magia fluya por sus poros. Que Marcelo practique el snowboard en el área culé, pero sólo cuando ganemos por dos, mientras tanto quietecito y atento. Que Khedira más que un panzer, sea una Caterpillar, excavadora feroz, que abra zanjas y pare los avances de la media. Y que Mou no la líe, y se limite a sonreír, abrazar y estrechar amistades, que la Navidad está cerca y es tiempo de concordia.

Sólo eso. Y así conseguiremos que muchos niños como yo duerman felices esta noche.

27 noviembre 2010

CHOQUE LENTO DE HURACANES

"La tormenta perfecta"

Siempre dicen que antes de la tempestad viene la calma. Y hoy, sábado de una mañana lluviosa, parece que la calma es chicha. Se percibe un trasfondo, una tensión permanente que no termina de aflorar. Los actores pretenden destensar la situación, agitada como producto de tensiones anteriores, pero sin que públicamente se dé esa sensación.

Hay consignas tendentes a la imposible normalización de actitudes. Unos pretender desplazarse de los focos y a la vez que esos mismos focos no alumbren a otros. Otros, que les agrada esa luminosidad, pretenden graduar su brillo. Todo pareciera dirigido a que se llegue al lunes, a las 9 de la noche, y nos encontremos de bruces con un partido trascendental, visto los antecedentes de la temporada pasada, sin que medien ni provocaciones ni incluso, ambiente de gran partido.

No sé si en Barcelona están en otras cosas más importantes debido a las elecciones catalanas, pero pareciera como si pretendieran minusvalorar el choque y darle un tratamiento casi cotidiano. Y la verdad es que no sé como analizar dicha actitud. No sé si es prudencia ante un resultado adverso lo que aconseja esta actitud, miedo por temor a un nuevo episodio del cochinillo con JB o táctica para evitar el estilo mediático del contrario. No lo sé.

Pero como la realidad es tozuda, todos estos olvidos, renuncias y escapes no logran ocultar lo evidente. El lunes se juega gran parte de la Liga. En Barcelona se enfrentan no sólo dos de los más cualificados candidatos a Champions, sino dos estilos, dos formas de ver la vida, dos formas de entender el fútbol, dos genios sin par en el campo, dos triunfadores en los banquillos, dos defensas contundentes y ejemplares con dos ataques deslumbrantes y absolutamente letales, dos porteros hegemónicos. Dos es el número mágico.

Y en ese choque de huracanes, absolutamente inevitable, existe un factor imprevisible, puede que determinante, puede que intrascendente: Iturralde. Yo apuesto por que será determinante. ¿Podrá su anhelo por coronarse como gran árbitro con sus ansias de protagonismo y su antimadridismo? Apuesto a que no. Y si la situación es complicada, triple a nada.

Todos están de acuerdo en que el resultado final no será decisivo, pero es evidente que marcará tendencias. No abrirá crisis pero si brechas. Sólo el empate pudiera tener una cierta capacidad de aplazamiento, de traslado del final, de seguir con la incertidumbre, aunque también este resultado dejará heridos en las cunetas.

Para mí ya ha empezado el espectáculo, por tanto, ¡¡¡¡ LUCES !!! y ¡¡¡ ACCIÓN !!!

21 noviembre 2010

NOCHE RUGIENTE

"No soy león, soy albatros"

Real Madrid 5 – Athletic de Bilbao 1

Noche perfecta. Parece mentira, pero goleamos a los leones y no ha surgido ninguna polémica. Parece ser que fue en buena lid, arbitraje justo, caballerosidad deportiva, entrenadores respetuosos y respetados, directivos prudentes y rivales goleados pero contentos.

Cristiano al parecer no abusó de ningún rival, ni provocó a nadie de la afición rival, ni chuleó con el balón. En un alarde de humildad se limitó a marcar los mismos que Messi. Y en un nuevo alarde de soberbia y egoísmo (sellos que lo definen según la culerada infame) regaló un penalty, al “ansioso” Ramos, que ya le vale. Aunque supongo que a los dos les costará el rapapolvos de un míster atónito, que pedía explicaciones, entre extrañado y colérico, entre sorprendido y cabreado por la extraña irrupción del sevillano en la pena máxima.

Sin embargo Mourinho, para desconsuelo de tanto y tanto periodista mediocre, no apareció por escena. Karanka, para desconsuelo del resto, da menos titulares que Butragueño. Y el árbitro cumplió con su cuota de penalizar al Madrid, con un gol ilegal, con dos fueras de juego en la misma jugada, pero no pasa nada, perdonando alguna roja. Pero va en el guión.

Incluso “Navajero” Caparrós, para el definitivo desconsuelo de los periodistas que abarrotaban la sala de prensa, ni entró a ningún trapo, ni se alineó con nadie. Dio un ejemplo de rectitud y buen juicio encomiables. García Macua no achacó a nadie del Real Madrid de intentar desestabilizar a su equipo con el asunto Llorente. Llorente hizo su golito y justificó su cartel en el templo blanco, aunque como decíamos en la entrada anterior, todo su futuro pasará por adecuar, como siempre, su valía, que es mucha, con su precio, que no puede ser ni desorbitado ni impuesto por la fuerza. Creo que todos están condenados a entenderse.

Sin duda fue el partido perfecto, primero para acabar de arriar todas las velas hinchadas de antimadridismo que parecían salir por doquier como los zombis de Resident Evil, amenazadores y malencarados. Segundo porque fue un partido con goleada a un rival de entidad, con nivel y que puso las cosas muy complicadas. Y tercero porque tras la becerrada de Almería se volvió a reivindicar el liderato, firme y sólido. A Barcelona va el líder, no se olviden. Y vendrá líder, asegurénlo.

Me gustó: Di María y Llorente. El blanco por su eterna pelea y calidad. Con esa actitud será titular con Mourinho por los siglos de los siglos. Y el riojano porque supo cumplir con todas las exigencias que la noche requería. Con gesto adusto y maneras exquisitas. Si se cambió la camiseta blanca al final, que no la ponga muy abajo del arcón. Y que se la enseñe a la mujer, que verá como le queda muy bien el blanco. Las mujeres siempre son definitivas a la hora de buscar el mejor colegio para los niños. Y los mejores están en Madrid.

No me gustó: Marcelo. Ayer su banda fue un perenne coladero. Y, sobre todo, no me gustó Ramos. Le habré cogido ojeriza, pero últimamente nada de lo que hace me gusta. Serán rarezas mías. Y que falta de personalidad y profesionalidad el asunto del penalti. Que se lo haga mirar.

Pepito Grillo: Para todos aquellos ignorantes, iletrados, legos, ignaros y desconocedores en suma de lo que es el equipo blanco y su historia, todos esos que llevan tanto tiempo dando la brasa con la pretendida falta de estilo, de modelo de juego, de saber a que juega del Real Madrid, hagan el favor de guardar en su videoteca el segundo gol del Real Madrid. El gol de Cristiano Ronaldo es el summun, el abc del estilo de juego del Real Madrid. Presión, recuperación, rápidez y buscar el gol de la manera más rápida posible. Así gana el Real Madrid. Espero tomen buena nota. Ya lo dijo Caparrós, tic, tac y te ha matado.

Rappel: Ya lo dije antes, pero veo al Real Madrid líder tras el encuentro del Camp Nou.

Off Tepic: Hoy como entrenamos la semana del clásico, haremos un bonus track que dicen los modernos, un regalito que decimos en mi pueblo. Una mini crónica del Almería – Barcelona.


La liebre y el gregario.

En atletismo se le llama liebre al atleta que a pesar de que parece que corre en su beneficio, no es así. Corre para que su rival complete una gran marca. La liebre de ayer fue el Almería.

El gregario en ciclismo es aquel que ofrece su labor como complemento del líder, trabajando en la oscuridad, ayudándolo, asumiendo las tareas ingratas para que al final el lucimiento sea del líder. Villa ha pasado de líder a gregario.

Y eso es todo, amigos.
Foto: Corazón Blanco.

20 noviembre 2010

UN LEON EN EL COLISEO


Vaya por delante que a mí siempre me ha gustado Llorente. Desde que empezó. Creo que es un grandísimo delantero, y que ha tenido una progresión enorme. Y por eso es que lo han vinculado al Madrid del futuro. Ahora bien, si las informaciones que se han dado, que sitúan su coste en 65 millones de euros, son correctas la cosa cambia totalmente.

Porque lo mismo que me gusta Llorente, también me gusta el Lamborghini Diavolo, creánme, muchísimo, y sin embargo ni me planteo su adquisición. Mayormente porque no me la puedo permitir. Aunque pensándolo bien, el ejemplo no es totalmente correcto. La comparación justa sería pretender comprar un Ford Mondeo por 65.000 euros, cuando su valor de mercado va desde los 20 a los 26.000 euros. Y también me gusta mucho, y me vendría de miedo, pero creo que su coste sería desproporcionado.

Máxime si por ese precio puedes comprarte un Peugeot 407, que también me gusta muchísimo y está bien de precio. El 407 del Madrid, a mi entender, es Negredo. Tiene muy poco que envidiarle a Llorente, es canterano, tiene las mismas virtudes distintivas que buscamos en el riojano (delantero centro típico y tópico, va bien de cabeza, juega muy bien de espaldas y fija la defensa) y es muchísimo más asequible. Además Negredo ya ha disputado Champions, tiene una competencia en su equipo de muchísimo más nivel que Llorente, y está imponiéndose a ella y no fue mundialista por un ápice.

Por tanto, hoy por hoy, haría un seguimiento exhaustivo de Negredo y me plantearía, muy en serio, su recuperación en junio, que por cierto es la última oportunidad que tiene el Real Madrid de ejercitar su opción de recompra. Y todas estas opiniones no deberían verse alteradas por el papel que pueda hacer esta noche Llorente en el Bernabeu. Primero porque su papel será dificilísimo, y segundo porque va a depender en exceso del papel que haga su equipo, para bien y para mal.

15 noviembre 2010

EL FINAL DEL CUENTO

"Canalla, respétame"

Sporting de Gijón 0 - Real Madrid 1



No le salió la jugada a Preciado. El entrenador humilde, trabajador, de pueblo, orgulloso y mesurado no ganó el único partido posible que podía plantear a un Real Madrid que se muestra intratable. Y de eso es de lo que se trataba y que no intente engañar con películas de buenos y malos.

Tras la semana más mediática de su vida (todos tenemos derecho a nuestro minuto de gloria), al final se le quedó cara de tonto. O de perdedor. Y para acabar el entuerto la vuelve a intentar liar en el postpartido, volviendo a mentir, como ya hizo en el prepartido. Y así, como todos los pueblerinos somos listos, volvió a evitar que se hablara de su trabajo, que es, a la postre, lo único que estaba en solfa en todo este feo asunto. Así no se habla de que el Sporting está peligrosamente al mismo borde del precipicio,

Y si analizamos su trabajo, y vistos los partidos de Barcelona y Gijón, quizás le hubiera ido mejor en el Camp Nou si en vez de decir que a este Barca es casi imposible ganarle hubiera dicho que vamos a ir al 300 por cien y con el doble de huevos. Quizás, nunca lo sabremos, lo que si sabemos, y es objetivamente cierto es que ni al Barcelona con los suplentes, ni al Madrid con los titulares fue capaz de ganarle. Ni con mimos, ni con patadas. A lo mejor el año que viene no tiene la oportunidad, quizás.

Del partido poco que decir, nada nuevo bajo el sol que diría aquel. El Madrid a guerrero no le gana nadie, y suelen salir trasquilados, con tiritas, apósitos y rojas. Ozil y Di María son más de intendencia e inteligencia militar que de infantería, y se les nota. Quizás se vayan curtiendo en batallas de éstas, que temo no será la última. Higuaín a lo suyo, marcando, definiendo, tres puntitos y al bote, Casillas con su paradón de fiestas de guardar, el Molinón como siempre, perdiendo, así, así gana el Madrid, ese equipo invasor y el árbitro, siguiendo la costumbre de anular goles válidos en las orillas de Mareo. En fin, nada que no hayan visto antes.

Bueno, si hubo una novedad Karanka de míster. Si sería transparente su gestión del banquillo que ni Preciado se dignó a saludarle. Creo yo que un segundo entrenador debe de ser algo más que el altavoz del entrenador. Y la otra novedad es que Benzemá fue decisivo. Su entrada en el campo supuso un despegue ofensivo de un Madrid que estaba demasiado perdido, casi a la deriva. Otro censurado por el míster que se cataliza.

Me gustó: La actitud gallarda del Real Madrid. Ante un ambiente artificialmente incendiado y ante un equipo que se benefició del altísimo listón arbitral nunca se arrugó e impuso su pulso en un partido de pierna fuerte y belicosa.

No me gustó: La patada criminal de Botía (encima Cristiano le provocó, el pobre sólo se dejo llevar por su enfado). Y el pésimo arbitraje. Dos fueras de juego fundamentales (uno idéntico al que casi le cuesta el infarto a Guardiola) y un gol anulado injustamente echan por tierra las teorías Piquésianas.

Pepito Grillo: Una pregunta para gente más sagaz ¿Porqué Preciado espero dos meses a contestar a Mou, y exactamente en la víspera del partido?. Si te ofenden tanto como para llamar canalla a cualquiera, te defiendes en ese momento, máxime con el temperamento tan ardiente que ha demostrado tener. Por cierto Mourinho no ha abierto el pico desde el miércoles.

Rappel: Cuando el Barcelona visite Gijón, el Sporting perderá, no se hablará ni de huevos, ni de Kms. por hora, jugará con casi los mismos que alineó contra el Madrid y aquí paz y después gloria. Cuando el Sporting visite el Bernabeu volveremos a escuchar a Preciado con su discurso de equipo pequeño, humilde pero cumplidor. Y dirá que quizás se equivocó pero tenía razón.
Foto: Corazón Blanco

14 noviembre 2010

Canalla = No Preciado


"Eres un canalla"

Canalla: Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: Persona despreciable. Si seguimos la definición encontramos que Despreciable: No Preciado.

Si, como discípulos de Aristóteles, aplicamos la lógica de las cosa y si se aplica el silogismo nos da: Si Mou es un canalla y un canalla no es Preciado, ergo Mou no es Preciado.

Si aplicamos la antítesis. Si Preciado no es Mourinho y Mourinho es un canalla ergo Preciado no es un canalla.

Pero OJO, del último silogismo se infiere que CUALQUIERA que no sea Preciado ES UN CANALLA. ¿Sere yo un canalla?.

Todo es explicado por la lógica.- Mañana más.

Para más información: Visítese la entrada de Luisi en Vujadin es Vujadin.

Foto: Vujadin es Vujadin

11 noviembre 2010

SIN BUFANDAS

"No, te vas tú, maleducado"
Real Madrid 5 – Murcia 1
Este año el Real Madrid no contribuirá a paliar la crisis del sector textil, que tanto agradeció el pasado año con la masiva demanda de bufandas del Alcorcón. Este hecho es una más de las grandes incógnitas que escapan a mi raciocinio. Se puede ser antimadridista, tiene que haber de todo, pero yo no me puedo imaginar en la piel de un señor de Santander o de Villanueva del Trabuco, antimadridista, que se gaste 20 euracos más las molestias necesarias para comprar una bufanda del Alcorcón.

Una vez que desenvuelves con ilusión el paquete del mensajero y te pregunte tu mujer: Manolo ¿y para que quieres eso? ¿qué le respondes?. Es por si viene alguna vez por aquí el Real Madrid, para chincharlos, o para enseñársela a Manolo y que rabie. Y después se quejará de que su mujer lo trate de charado e infantiloide.

Pero este año no va a repetirse la historia. Mou decidió que todos los partidos son calificables para la suerte de evaluación continua con la que parece presionar a sus jugadores, y sus jugadores así lo entienden. Y se aplican en la tarea. Aunque algunos, Canales y Pedro León, me temo que este trimestre van a andar cerca de suspender.

Por lo demás, el partido tuvo, como las antiguas tiendas de pueblo, un poquito de todo. Un árbitro mediático, tarjetero y malo de solemnidad, un entrenador bocazas y sobreactuando, un Bernabeu casi lleno (en la orilla del Manzanares vendieron 420 entradas) y ansioso de aprovechar la ocasión de disfrutar por pocos euros de las estrellas blancas. Hoy en día eso es más que una ganga, una oportunidad única. Y para rematar la faena un esparring granota, como diría Del Nido, agradecido, honesto y disfrutador.

Las impresiones telegráficas que se obtienen tras el partido es que el Madrid tiene una plantilla más amplia que las llanuras de Castilla la Vieja, que Casillas definitivamente está en una etapa volátil, que Diarrá está esperando desesperadamente a los Reyes Magos con su nuevo contrato, que Arbeloa es intenso hasta la extenuación, que Canales acusa sus pocos años en este gigante mediático y devorador de egos más consolidados que el suyo, que Benzemá está gafado y necesita un par de goles para arrancar a volar y, una vez arriba, surcar los anchos cielos como un cormorán, que Pedro León ofrece su clase y su desidia con una naturalidad inconsciente, que Alonso definitivamente es el timonel único e imprescindible de este navío, que Di María es zurdo pluscuamperfecto, que Granero tiene calidad para dar y regalar y es una lástima que no se implique más o que Higuaín no perdona una.

Y que Mourinho se mete en charcos de manera incomprensible. Hoy no era ni partido, ni situación para forzar de manera tan artificial su expulsión. Que le expliquen a un hipotético espectador retrasado, que llegue en el minuto 80, que hace Mourinho, con mi amigo el jefe de seguridad del Madrid como guardaespaldas en la grada, mientras su equipo gana 5-1 y amenaza con ampliar el boquete. In-comprensible que diría Jesulín de Ubrique.

Pepito Grillo: Piqué: Si el Real Madrid hubiese ganado ocho títulos y tuviera ocho campeones del mundo sería inaguantable. ¡¡ Ayyy, juventud divino tesoro, cuna de ignorancia !! Chaval, primero: el Real Madrid ha ganado más que nadie en el fútbol. Segundo: Con cinco campeones, por ahora, ya le vale para ir por delante. Tercero: Será inaguantable para ti y la nebulosa culé-guay que cree que el mundo futbolístico se inició hace dos años. Que te expliquen cinco de esos campeones del mundo que comparten tu vestuario que hace poco más de dos añitos hicieron el pasillo del Bernabeu, con dieciocho puntos, dieciocho, de atraso.

Y cuarto: la estadística dice que antes de que te jubiles futbolísticamente tendrás que aguantar muchos, muchos chaparrones blancos. Que así sea.

Rappel: Veo un Córdoba – Real Madrid en octavos. Voy corriendo a poner unas velas blancas y a empezar a ahorrar para ir al Arcángel.

08 noviembre 2010

NO FUE PATETICO

"Bueno, bonito, barato"

Real Madrid 2 - Atlético 0

Ayer en el pretendido “derbi” (que cada día lo es menos, más parece una reunión familiar) comparecía el equipo rojiblanco, por muchos apodado “Patético de Madrid”. Sin embargo ayer no hizo honor a su apodo. Quizás siguió con su inveterada costumbre de presentarse un poco dormido al partido. Puede que su columna vertebral, De Gea, Tiago, el Kun y Forlan, no estuvieran demasiado acertados. Pero en general dio buena imagen.
El Atleti ayer no fué el "Patético", dejó el calificativo a todos esos comentaristas, pseudoperiodistas, y rellenadores de programas que clamaban, teatralmente indignados, contra el presunto "atraco arbitral".
Vi el partido con bastantes colchoneros y éstos salieron casi contentos, dados los malos augurios que presagiaban al principio. Alguno incluso pronosticó goleada previa. Por ello no comprendo los comentarios que he encontrado hoy, no en los aficionados, que supieron ver todas las fases del partido e interpretarlas correctamente, sino en los presuntos comentaristas y periodistas. Estos si son patéticos. Tildar de robo, atraco o tsunami arbitral lo de anoche, me parece simplemente una bobada, ante la que los atléticos deberían de revelarse, para que no los engañen como a pardillos.
En el bando blanco sin embargo creíamos que ya llegó por fin un equipo grande al Bernabeú. Con las ganas que teníamos de poder decir que ganamos también a los grandes, resulta que no, que ganamos por el árbitro, por la conjunción astral de Saturno (lógico) con Sabina y porque De Gea, galantemente nos regaló un gol (es lo que tiene reunirse con Casillas las vísperas, te enreda, te da consejos dudosos y ya lo tienes).
Cierto es que con dos cero hubo un penalti clarísimo de Xabi Alonso (difícil de ver por otra parte) pero eso no quita que el sesgo del arbitraje fuera quizás tirando a visitante. El gol viene precedido, no de una falta previa, sino de un piscinazo previo. Simao le hace un penalti clarísimo a Di María, Higuaín se queda sólo ante De Gea y anulan la jugada por fuera de juego inexistente, por no hablar del más que discutible criterio arbitral con las tarjetas. Para acabar el guiso, impedía el paso de los médicos a un jugador que yacía casi inconsciente.
Pero de ahí, a inferir un presunto derecho del Atleti a un resultado mejor, es como pretender que porque tu vecina te sonrió esta mañana en el ascensor está dispuesta a perder su virtud contigo en la azotea de tu edificio. El Madrid simplemente hizo de nuevo la táctica de Julio Cesar, llegó, jugó y venció. Y después mandó a sus legionarios a que congeniaran con los colonizados cuidando de cobrar, si era posible, algunos impuestos, en forma de goles, de paso.

Mou volvió a demostrar que para él, el partido no es único e inamovible. El partido creo que lo entiende como un ser vivo, en el que la función de relación con el entorno, el rival, el resultado y el propio equipo diagnostica la mejor respuesta a las variables que se le presentan. Así, no tiene empacho en cambiar de forma radical el planteamiento en cuanto atisba que el partido puede estar casi ganado. Por tanto, predigo que el 2-0 será de aquí en adelante, un punto de inflexión en los partidos.
En ese punto el portugués pretende que el juego se espese, se haga más lento, físico y predecible, intentando que la defensa sea sólo la parte menos visible de una media destructora y el portero un convidado de piedra. Otra cosa es que lo consiga. Ayer, del minuto 25 al 40 del primer tiempo, la teoría no se convino con la práctica.

Me gustó: Carvalho. Partidazo. Conforme su figura se agranda, más se parece al Saturno devorando a sus hijos de Goya, se come tanto a rivales como a compañeros. Su figura se engrandece a base de inteligencia, sobriedad y rapidez. ¿Será Pepe buen alumno? ¿Cuánto le está menguando su renovación?

No me gustó: Casillas. Y no es por el recurso bobo, tonto y fácil de la Carbonero, pero está últimamente volviendo a recordar sus peores defectos, suficiencia y largueritis aguda.
Pepito Grillo: ¿Cómo estará Lass de su inflamación inguinal? ¿Qué dirá en su próxima rueda de prensa?
Rappel: De aquí el Clásico en el Nou Camp, no volverá a repetir la ya consabida alineación inicial.

04 noviembre 2010

LA MALDICION DE SAN SIRO

"Buenoooooooooooooooo"



A.C. Milán 2 - Real Madrid 2




Quince ocasiones y quince intentos frustrados de conquistar un campo mítico: San Siro. Y la verdad es que estos dos últimos años hemos tenido sendas ocasiones pintiparadas para conseguirlo. Pero no fue así.

Refieriéndonos al Madrid siempre se dice que podrá estar mejor o peor pero es el Madrid. Pues el Milán es igual. No es casual que sea casi tan grande como el Real Madrid, siendo el segundo equipo con más Copas de Europa en sus vitrinas. Eso imprime carácter de ganador, y los genes siempre deciden el comportamiento.

Por eso anoche el Milán, casi sin querer, se vió con un partido ganado cuando diez minutos antes San Siro entero echaba cuentas sobre los partidos restantes para clasificarse como segundos de grupo. También sería por eso que el Pipo Inzaghi pasó de suplente a héroe en un abrir y cerrar de ojos y a oscurecer de paso un mito blanco, Raúl.

La confianza mata al hombre. Y fue ese veneno sutil, también llamado suficiencia, lo que posibilitó ver transmutarse a Mou de hombre tranquilo, repatingado en el banquillo a ser hiperactivo, anotando y borrando, corriendo la banda para espanto de Marcelo y Di María, que se preguntarían si les estaba disputando el puesto.

También tuvo mucho que ver el cambio de planteamiento en el segundo tiempo. Con el marcador a favor el Madrid se dedicó más a tocar que a buscar puerta. Los italianos en cambio se agarraron al único recurso que les podía servir, y en el que son maestros. La escaramuza, la pelea, la cuasi agresión, ser cancheros que diría un argentino. Y en ese partido ofrecido de pierna fuerte, algunos jugadores del Madrid se achicaron. En estos lances quedaron en evidencia Ozil y Di María. Achaquémosle a su juventud su falta de garra.

Después Ronaldinho dejo de mostrar el trote cochinero en que ha degenerado su maravilloso y eléctrico zigzag de antaño y pasó lo que ya había avisado Mou, entró el Pipo Inzaghi, el Raúl italiano. Y con él llegó el escándalo, que se decía en las presentaciones de las revistas pícaras de los setenta.

En su primera acción dejó claro que Webb permitiría cualquier caso, siempre que no tuviera que intervenir el forense. Después marcó un gol, previo regalo de Pepe y, con la complacencia de su amigo Webb, marcó un segundo en fuera de juego evidente y multitudinario.

Y las cañas se volvieron lanzas. Y de la placidez pasamos a casi la impotencia ante la desgracia sufrida, más por imprevista que por su enormidad. Mou hizo sus cambios y Benzemá y Pedro León hicieron posible que un empate supiera a la vez a miel y a hiel. Lástima de ocasión.

Pepito Grillo: ¿Que camarero de Benidorm conoció a la señora de Webb y es el culpable de la maldición que arrastramos desde entonces los españoles que nos cruzamos con este señor?

01 noviembre 2010

HERCULES NO PUDO CON EL OLIMPO


" Con clase brasileira"

Hércules 1 – Real Madrid 3

Ya advirtió Mourinho que llegarían los partidos apretados, y nosotros, simples mortales no le creímos........... Y llegó uno más apretado que el esfínter de Luis Aragonés, que se enorgullecía que no le cogía el pelo de una gamba.

Los herculanos no sólo apretaron el partido, con Trezeguet desperezando a Pepe de una forma contundente (lo que mal empieza mal acaba), sino que impusieron durante toda la primera parte su ritmo, su juego y casi diría que su estilo. El Madrid tenía la pelota más, pero no se sabía bien si, como cuando jugábamos con nuestros primos grandes, nos la dejaban o se la quitábamos.

La parroquia que abarrotaba el bar se rebullía inquieta en los asientos. Lamentos con cada pase fallado, comentarios al confidente habitual de que hoy veremos a ver como termina esto, los vasos a medio camino cuando Cristiano la cogía y depositados frustrados y sin beber cuando se malograba tantas veces la jugada. Di María lo intentaba, pero como a principios de temporada, con más ansia que con fuerza y cabeza.

En el descanso el optimismo se vertía gota a gota. Yo intentaba hacer ver a mis contertulios que el segundo tiempo tenía que ser por fuerza diferente, no podrían aguantar el ritmo, pero los agoreros (siempre se reproducen muy rápidamente en este ecosistema de resultados adversos) contraponían que eso mismo decíamos con Levante y Mallorca, y además esta vez con la rémora del gol en contra.

Pero fue pitar la continuación y todo cambió, el empuje físico de la muchachada blanca pudo, envite a envite, con los cimientos de las columnas de Hércules, el equipo del semidiós se asustó ante el empuje y ahí le vino su desgracia. El Olimpo no perdona a los simples mortales.

El “ultradefensivo” Mou empezó a ponerle difícil la renovación a Pepe y sacó a Benzemá, Di María volvió a dejar en evidencia a los escépticos del principio de temporada ( entre los que me incluyo) y después Cristiano hizo lo que mejor sabe: marcar goles y pinchar con sus gestos al respetable. Para chulo, mi pirulo, que diría el castizo.

Y Mourinho, que debió ver la cosa sin aclararse del todo, decidió cerrar de una vez el partido, volvió a componer la defensa descompuesta por el cambio, que no por el rival, Khedira subió a donde solía y aquí paz y después gloria. Para que todo fuera perfecto como el guión de Los Otros de Amenábar, faltó el gol de Benzemá, lástima, pero el abusón de Cristiano se aprovechó de la fatalidad para hacer el doblete y poco faltó para llevarse el balón firmado.

Pasamos victoriosos las Columnas de Hércules con destino a la pasarela de Milán, donde volveremos a encontrarnos otro partido apretado, tanto como las telas que oprimen las carnes de las modelos que desfilan por la Vía Montenapoleone. Es el momento y lugar perfecto para dejar claro que ha vuelto el más grande entre los grandes.

Me gustó: Marcelo. Que jugadón, lástima que le cojan las espaldas demasiado debido a las veleidades de Cristiano.

No me gustó: Ramos, Ramos y Ramos. Será el Mundial, será una rosa, será un clavel. Está acapullado.

Pepito Grillo: Aunque a destiempo, empiezo la campaña “ A Dios lo que es de Dios y a Cristiano lo que es de Cristiano”. No entiendo como Mateo Lahoz, árbitro del Real Sociedad – Real Madrid contabilizó el gol de falta de Cristiano a Pepe, por el sólo hecho de haberle rebotado en la espalda. Hay muchísimos ejemplos similares, y siempre se lo han dado al lanzador.

Rappel: Esta semana si es verdaderamente la que nos va a reflejar donde está el fiel de la balanza, sin lugar a dudas. Yo apuesto por sendas victorias, trabajadas pero amplias.