Frontispicio

Bienvenida 33ª, aunque sólo sea como excusa para buscar la 34ª. Hala Madrid.

07 octubre 2007

HOY TOCÓ LA DE CAL

Real Madrid 2 – Recreativo 0

Hoy en un domingo, en el que los madridistas ya teníamos nuestra buena ración de alegría desde primera hora de la mañana, con la actuación del madridista Alonso (por un momento temí que se presentaran dos chinos con una pala y un gato para sacar al enchufado Hamilton de la puzzolana), tuvimos a la tarde una muy esperada ración de tranquilidad y disfrute, ya que después de algunos partidos de arena, tocó la de cal. Y la verdad es que hoy nadie podrá objetar nada al triunfo del Real Madrid. Triunfo merecido, con orden y actitud, con ocasiones claras, con juego ordenado y sobre todo con movimiento de balón. Y el equipo en general estuvo de notable, además del mister, que utilizó muy bien y oportunamente los cambios, además de hacerle un guiño con la alineación a toda la prensa.

Ya en el partido sorprende comprobar como los mismos jugadores que el miércoles hacían un desastroso partido contra la Lazio, hoy controlaban en todo momento el juego, movían con rapidez y criterio la bola y, sobre todo, comenzaban la presión desde muy arriba. Así a los diez minutos quedaba claro que Robben y Guti HAZ si estaban hoy por la labor y querían jugar. Y claro, así es mucho más fácil. Cuando Guti se pone las pilas y Robben imprime rapidez a sus actos se abre mucho más el partido y con el peligro infinito de la gente de arriba, no es de extrañar las frecuentes ocasiones de gol.

Eso sí, se quedaban sólo en ocasiones, ya que yo me temía tras fallar las tres clarísimas primeras que el de hoy era uno de esos partidos en que la portería contraria parece ponerse de perfil. Y venga palos y ¡¡¡ uyyyyyyyyyyy!!!. Y al descanso 0-0. Y Casillas con su milagro ordinario de todas las tardes.

Ya en el segundo tiempo los cambios de Diarra, Robben y Sneijder, que fueron desdibujándose poco a poco, dieron más mordiente al equipo. Y tuve un pálpito favorable cuando vi a Higuaín bajo la pizarra de los cambios. Pálpito que se cumplió al fin. Al final, muy al final y cuando parecíamos creer como inevitable el empate, dos acciones claras de Tronquito Van Nilstelroy e Higuaín pusieron el merecido 2-0. Tremenda la frialdad de los dos para definir y así darnos de nuevo el liderato que nunca perdimos (en el minuto 20 del segundo tiempo ya algunos cantaban el liderato del Barcelona sin haber terminado ninguno de los dos partidos).

Y ahora a esperar que en estas dos semanas de descanso Raúl vaya a la Selección (aunque me temo que no), le saque las castañas del fuego a este impresentable que tenemos como entrenador nacional, ganemos a Dinamarca y veamos mas cerca la Eurocopa.

Me gustó:Schuster. Y es que, supongo que cabreado por los plumillas sin rigor, se propuso dar una lección a toda la prensa. Así ayer, sin rubor, y siguiéndole sabiamente el juego a los chicos del boli y de la grabadora les dio el titular que querían oír y necesitaban: “A nadie le puede sorprender cinco cambios para mañana”. Y claro, se armó la de San Quintín. Que si las rotaciones, que si fulanito está cansado, que este tío no sabe donde está, etc… Siempre lo he tenido como un teutón cachondo con un punto de mala leche y a fe que hoy a las cinco ha dado buenas muestras de ello. Para empezar, la alineación con el mismo equipo del último y desastroso partido. Y todos desconcertados.

Con esta decisión mandaba a hacer gárgaras todos los debates estériles de debates radiofónicos, columnas de opinión y tertulias de bares de todo tipo y condición ( a mi me merecen todas ellas el mismo respeto). Y el mensaje que ha mandado ha quedado claro y cristalino: muchachos lo suyo es opinar y lo mío es decidir. Y para ponerle una guinda sublime al pastel, la contestación a la pregunta de ¿cómo justificaba la “mentira”? del bobo periodista de turno: usted que quiere, ¿que le notifique previamente la alineación al entrenador contrario?.

No me gustó:La progresiva desaparición de Sneijder en los últimos partidos. Se diluye demasiado y participa cada vez menos en el juego del equipo.

El horario de los partidos. No sé que iluminado o que intereses se ocultan tras las designación de los horarios, pero no se puede explicar la decisión de poner a las cinco el Real Madrid (llevaba cinco años sin jugar a esta hora) y además hacerle coincidir con un Barca – Atlético de Madrid. El Madrid ha perdido una millonada con el PPV y el Barcelona dos. ¿Quién habrá ganado y qué?. A mi, personalmente, lo único que han conseguido es joderme, con perdón, la siesta. Aunque por otro lado me queda más tiempo para perderlo en hacer esta crónica.

Pepito Grillo:
¿Qué diría Ron Dennis si en el Gran Premio de Brasil Alonso embistiera a su niño, se fueran los dos fuera y ganara Raikkonen el Mundial? ¿Y Jean Todt? ¿Habría mejor forma de hacer méritos para irse después a Ferrari?. No sé pero yo, aunque se me tache de maquiavélico, gozaría más que un guarro en un charco. No habría mejor forma de devolver los continuos desaires de toda la temporada. Y sería una venganza histórica.

Libros Online Gratis Free books Los mejores Chistes Libros Gratis Libros Gratis Descarga de musica Musica Gratis Biografias y Vidas Letras de Himnos Noticias Deportivas