Frontispicio

Venga, que se asuste el siguiente.....

24 septiembre 2012

Hágase la luz .......... y ganó el Madrid


Y dijo Dios: "Hágase la luz............"
Rayo Vallecano 0 – Real Madrid 2

Empezó por fin el partido, aunque parecía que no iba a empezar nunca ya que la semana tras el partido del City se hizo larguísima, merced a la artificial polémica de Ramos. Supongo que en estos partidos con los prolegómenos tan imprevistos, los dos equipos llegan algo descentrados. Es lógico, toda la semana concentrados para el día D, a la hora H........ y se van los plomos. Y claro, todo el plan se viene abajo.

Los entrenadores, con buen criterio, no cambiaron en nada las alineaciones del día anterior, pues de lo contrario se diría que juegan en función del rival y eso no le gusta a ninguno. Por ello Essien, Ramos, Módric y Benzemá sustituyeron a los titulares de Champions. Y la verdad es que el plan salió bien, pues fueron de lo mejor del partido.

Y con ellos ganó el Madrid sin demasiados apuros, con más ocasiones de gol que dominio del juego, pero tampoco lo vamos a querer todo ¿no? Hoy era día de ganar, sólo eso, lo demás ya irá llegando. Hasta el 1-0 la medular con Modric y, sobre todo un Di María pletórico, se hizo con el partido, dominando el balón y asomándose a la puerta contraria.

Pero cuando el Gato marcó, el Madrid volvió a las andadas cediendo la pelota, cerrando las filas y esperando resolver a la contra. Y se tardó en resolver pues en esta Liga, la pegada de antaño se ha diluido y las ocasiones se multiplican estériles. Como ejemplo, el gol estrepitosamente fallado por un apático Cristiano, que por apatía ya ni se cabrea consigo mismo.

No obstante, y en contra de la opinión de mi paisano Jémez, el Madrid fue superior, no pasó ninguna apretadura y el Rayo, con sólo dos llegadas al área, dio la impresión de bailar con pareja sólo cuando el Madrid le dejaba sitio en la pista. Sólo el recurso del fuera de juego ejecutado de manera brillante le permitió llegar al ecuador de la segunda parte con alguna opción. Pero con el 0-2 todo el mundo vio que la muralla era demasiado alta para tan poco escalador.

Si bien todo el mundo disimulaba obviando los 11 puntos de diferencia, hoy lo más importante es que se consiguieran tres puntos que eran vitales para no finiquitar a las primeras de cambio la Liga. Ahora sólo resta esperar que la racha se prolongue muchos partidos y cuando llegue Navidad estemos luchando el liderato.

Me gustó: Di María. Espléndido. Un amigo culé me decía que en su opinión era el más desequilibrante del Madrid. Yo no diría tanto, pero casi. Essien también demostró que Lass hizo bien en cambiar la incertidumbre de la titularidad por el oro de Moscú. No hubiera tocado bola.

No me gustó: Cristiano. No le veo, no acabo de verlo. Demasiado escorado en banda, poco participativo, poco acertado. Cada día me recuerda más a Tristón, el compañero de Leoncio. 16 balones perdidos lo dicen todo.

Pepito Grillo: Que nadie de la LFP se plantee siquiera sancionar al Rayo Vallecano por el lamentable episodio de los focos habla bien a las claras de la falta de regulación y seriedad de esta Liga. Eso llega a pasar en Champions y se le cae el pelo. Y que conste que yo, lo del sabotaje no me lo creo. Ni hay razones para hacerlo, ni hay nadie beneficiado por ello, ni se han explicado las circunstancias que permitieron el hecho por parte del Rayo. Por tanto, lo normal y más lógico es que su instalación eléctrica, que ya ha dado más de un quebradero de cabeza en anteriores ocasiones, no soportó la tormenta eléctrica. Y lo demás fueron componendas ante el ridículo evidente.

Por otra parte, hay un asunto que no acaba de ver la luz en los medios y es que Floper pretende modificar los estatutos para permitir que sólo los dioses del Olimpo y él puedan acceder a la presidencia y, sobre todo, volver al sistema bananero y chavista del voto por correo. Si eso fuera así – ya que no tengo información clara al respecto – los socios deberían hacer sentir su voz e impedir tamaña inmoralidad.

Rappel: Cuando salgamos del Camp Nou, a tres (Creo que esta vez se ha pasado de optimismo antropológico).

22 septiembre 2012

REAL MADRID= ¿Gran Hermano14?



Hace unos años los periódicos deportivos, las radios y algún programa deportivo llenaban su espacio con análisis del juego del equipo, de la estrategia, de los posibles fichajes..... etc.. También se hablaba de polémica, como no, pero siempre era un asunto residual y casi siempre dirigida a lances del juego (penaltis, fueras de juego, expulsiones, etc..).

Sin embargo, desde la Era de los Galácticos a esta parte, los periodistas deportivos parecen más inclinados a tratar asuntos extradeportivos y personales que desmenuzar todos los aspectos del fútbol. No sé si se han visto abocados a ello por sus empresas, por que no dan para más o porqué, pero la realidad es esa.

Es por eso que me llama tanto la atención descubrir que cuando analizas los temas, portadas y editoriales desde el inicio de esta temporada, de aquel Real Madrid de los récords nadie se acuerda. Es más, parece que no hubiera existido jamás.

En cambio, llenan horas y horas, páginas y páginas con asuntos tan heterodoxos, importantes y cruciales como la tristeza de Cristiano, la relación de Ramos y Mou, el enfrentamiento de Marcelo y Cristiano, la paternidad de Pepe, la comida de varios de la plantilla en un restaurante de Vallecas, si Benzemá viene gordo porque anda con prostitutas,  si Coentrao fuma, la actitud tiránica de Mou con su plantilla, si Casillas o Cristiano celebran o no los goles, si es lícito que Mou se manche sus pantalones en el césped del Bernabeu o, para matarse, quién felicita a quién en la celebración de los goles y si llegan más pronto o más tarde.

Y todo esto me recordaba mucho, muchísimo, a algo y no caía en que. Y cuando caigo, me sorprendo encontrando que todo esto es lo mismo, igualito, igualito que: ¡¡¡¡¡ EL GRAN HERMANO !!!!! Claro que sí. Ahora todo concuerda y la similitud es evidente. Y visto el gran éxito de este programa en  todo el mundo (aunque yo aún no he logrado ver más de 15 minutos), eso explica la tendencia actual de la información.

Si cambiamos las estrellas del periodismo rosa y amantes más de la víscera que del corazón por las estrellitas emergentes deportivas, sus comportamientos son idénticos. Así podemos cambiar a Pedrerol por Mercedes Milá, a Marqués por Jordi González o al machito Manolo Lama por Jorge Javier Vázquez (je, je, que a gustito me he quedado con éste parecido).

Y sus temas de conversación si sería esos. Y les daría igual la crisis, el paro, la prima de riesgo o porqué los catalanes le llaman libertad cuando quiere decir pasta. Pasarían de todo lo importante. Sólo la casquería vende y a ella entregamos nuestros minutos de gloria. Y parece que les va bien.

La verdad es que no encuentro explicación al hecho, en serio. Es muy raro. Ahora bien: me importa un pepino. Ya estoy harto de que el Real Madrid parezca el Gran Hermano. A mi me importa si Ramos es titular o no, si Essién la juega, si Özil es mejor que Modric, porqué Casillas no mejora las salidas o que pasa si se lesiona Alonso. Esos son los debates que a mí me interesan. Si la prensa va por otro lado, ellos tienen su negocio y yo soy libre de comprarle sus periódicos o sus minutos de radio y televisión. Y no se los compro.

Por eso, las relaciones entre el vestuario, si se copian las pulseras o si la novia de uno no puede ver a la esposa de otro me la repanpinfla. A mí me gusta el fútbol, el Real Madrid y que gane. Lo demás: Aquí hay tomate.

19 septiembre 2012

#LQDM


"Si, si, si, así gana el Madrid"
Real Madrid 3 – Manchester City 2

Creo que desde el episodio del “Dedazo a Pitu” de la Supercopa del año pasado (que mucho después ya se admitió que fue un pellizco en el pómulo, pero bueno...) se hizo popular en Twitter el hashtag  #LQDM que venía a ser el acróstico de “Lo Que Diga Mou”.

Siempre he sido muy proMou, aunque lo haya criticado cuando a mi entender lo merecía, pero desde anoche para cualquier pregunta u opinión relacionada con el Real Madrid aquí sólo habrá una respuesta: LQDM.

Es un puto genio, que diría SuperPep, y anoche con el City, en un partido que muchos medios extranjeros anunciaron como posible final, demostró que no sólo es el mejor entrenador de fútbol del mundo sino que es capaz de hacer que todo el mundo baile a su cuerda. Su planteamiento fue sencillamente genial, su gestión de plantilla y vestuario perfecta – sólo hay que ver la evolución del equipo en sólo dos días – y su manejo de la prensa - ese enemigo cada día más visible y cerril - magistral.

 Y es que la de anoche fue otra noche mágica más, una respuesta lógica a si nos preguntaran a los merengues lo mismo que aquella genial campaña de prensa del Atlético hace unos años: ¿papá, porqué somos del Madrid? Pues, entre otras muchas cosas, por noches como esa.

Vapulear de lado a lado al campeón de la Premier, cuajado de estrellas, remontarles dos veces, ganarles cuando todo estaba perdido y, como dijo genialmente Mou, hacer que todos los periodistas ventajistas de este país soltaran una sarta de improperios, tiraran sus crónicas mierderas a la papelera y se les quedara cara de bobos, no tiene precio. Para lo demás, Mastercard.

Y con el fantástico gol de la victoria Mou se tiró al césped, con su alegría desatada y, como leí de algún cachondo en Twitter, sólo le falto sacarse la chorra y regar los palcos de periodistas del Bernabeu. Si tenemos suerte van a sufrir una epidemia de derrame de bilis en todas las redacciones, emisoras y tv del país. Merecido lo tienen.

Y es que anoche era digno de oír a todos los analistas debatir sobre Ramos o Casillas, trayéndole al pairo el partidazo vivido, pasando de analizar la función de Essien en la medular, obviando el espectáculo futbolístico ofrecido por un equipo que tiró 34 veces a puerta, 12 entre los tres palos, que por momentos acosó a un rival que, una vez más, fue tildado de paquete, claro.

Debe ser muy doloroso admitir que Marcelo hizo un partido prodigioso, que Di María no se fue a casa cansado, se tuvo que ir vaciado, que Cristiano vuelve a ser decisivo, que Essien no es ningún torpe con el balón como quieren hacer creer, que Benzemá besó el santo, hundiendo en la miseria de paso a Higuaín –que parece empeñado en hacerme quedar mal -, que pese a que Casillas tuviera una noche aciaga, superamos sus errores para ganar un partido vital y decisivo, no sólo en la Champions sino en el devenir de la temporada.

Por mi parte sufrí de lo lindo, disfruté como un loco, salté como Santillana con cada gol – aunque lamento que Casillas no hiciera lo mismo - y después del 1-2 sufrí una especie de nirvana en que el tiempo pasaba muy, muy despacio. Es curioso pero hasta que no ví las repeticiones una hora después no fuí consciente de lo poco que quedaba tras el gol de Kolarov y los pocos segundos que transcurrieron entre el gol de Benzemá y el de Cristiano. Y fue sólo un cubata y pipas, que no quiero malas intepretaciones. Viví un partido de fútbol made in Real Madrid. Y luego hay quién dice que el Real Madrid no tiene modelo de fútbol. Que graben el partido de anoche y tendrán un compendio del modelo que más ha ganado en la historia del fútbol y más se espera que gane.

Me gustó: Di María y Marcelo. Opulentos en el esfuerzo, en su ofrecimiento, en la búsqueda del marco contrario. Madridistas.

No me gustó: Casillas. Tuvo una noche desafortunada en muchos aspectos, que en los goles pudo hacer más, es meridiano, pero tiene derecho a fallar visto su curriculo y las veces que nos ha salvado. Pero el no celebrar el gol de la victoria, hummm, no me da buena espina. No me gustó nada de nada. Salvo que no tenga sangre en las venas, claro.

Pepito Grillo: Oír anoche como quedaban retratados personajes como Godall, Lama, Manu Carreño, Relaño, Segurola, García Caridad y demás pléyade de antimadridistas furibundos me hace pensar que oscuros intereses ocultan en sus armarios o bajo sus alfombras. 
También me pregunté como es posible que todos los que ampulosamente se atribuyen información de primera mano del vestuario madridista quedaran con el culo al aire al saberse que Varane sabía desde el domingo que iba a ser titular y no tenían ni puñetera idea. Eso hace preguntarse ¿se han tirado tres días sin cobertura?. Tremendo.
Por último, ¿alguién me puede explicar a que vino la ovación a Silva en el Bernabeu? Mi no comprender.......

Rappel: Catorce puntos en esta fase permitirán que el Madrid sea primero del Grupo de Campeones.

16 septiembre 2012

INICIO PREOCUPANTE

"Desastre aceituno"
Sevilla 1 - Real Madrid 0
Tengo la impresión que a Mourinho le pasa como a ese propietario de un Ferrari que se levanta por la mañana, afeitado, desayunado y dispuesto para una dura jornada y cuando lo saca de la cochera el Ferrari petardea y no acaba de arrancar. Se preocupa, no sabe si serán los filtros, el encendido electrónico o la trócola inversa...... pero el Ferrari no anda.

Pues este Madrid, que ha demostrado que es el mejor coche de la parrilla, simplemente no carbura, petardea, da tirones..... pero no acaba de arrancar. Y es preocupante, muy preocupante, ya que las causas de este inicio preocupante por el momento son tan desconocidas como la tristeza de Cristiano.

Y no quiero desde aquí quitar mérito alguno a un Sevilla fluido, rápido en ataque, contundente en defensa y en general, muy buen equipo. Tampoco serviría de excusa el enésimo gol a balón parado, con estrategia tan infantil como el mecanismo de un chupe y que ningún jugador supo ver, pues el Real Madrid tenía todo el partido por delante. También disiento con Mou y con buena parte de la merengada gelatinosa sobre la falta de actitud. Esforzarse lo hicieron, luchar lo hicieron, correr, lo que se dice correr, corrieron, pero como pollos sin cabeza.

Más bien creo que les sobró un pelín de ganas, de apresuramiento, de querer marcar el segundo antes que el primero. De hacer, en suma, cada uno la guerra por su cuenta. Si a ello le sumamos que en el primer tiempo jugábamos con tres menos (Özil, Di María y Cristiano) el resultado no podía ser más desalentador. Mou lo vió a la primera y cambió de cromos.

Y es que no sé ustedes, pero últimamente le noto al equipo un punto de nerviosismo, de crispación innecesaria, máxime viniendo de ganar Liga y Supercopa. Sería necesario en esos momentos un puntito de confianza en sus posibilidades, de autoestima, de creer sin sestear. Quizás por ello se notó tanto la entrada de Modric en el descanso. Supo dar la medicina justa que el equipo necesitaba, un poquito de pausa, levantar la cabeza, pases fáciles y ser disciplinado en defensa. Y el equipo fue otro, lástima que el gato Benzemá no supiera aportar más y que Cristiano esté lejos de su mejor versión. Y con sólo eso ante un Sevilla pletórico no fue suficiente.

Y lo peor no fue el resultado, que deja un colchón muy grande al Barcelona, sino que el martes espera un rival de campanillas en Champions y me parece que no está el equipo en condiciones de realizar demasiados alardes físicos en este inicio de temporada. Quizás por ello Mou volvió a sacar la metralleta, apuntó a sus jugadores y les exigió más, más compromiso, más actitud, más concentración, más equipo.

En ese punto ya se asume que saldrán las hienas mediáticas, intentando enfrentar a jugadores con míster, a españoles con portugueses, a tirios con troyanos...... Así funciona su negocio, y así lo hemos de entender. Yo, una vez más, sigo alineado con Mou y le doy toda la razón en sus exigencias y manifestaciones.

 Me gustó: Módric. Jugadorazo. Hoy por hoy titular indiscutible para el 4-2-3-1. Aunque tiene mala suerte cara a puerta, el último partido fue un uy y ayer si marca la que mandó al palo estaría hoy en todas las portadas. Lástima.

No me gustó: Ayer, los siete que Mou querría haber cambiado están muy claros para mí: Arbeloa, Ramos, Marcelo, Özil, Di María, Cristiano e Higuaín, éste último con reservas. Sólo se salvaron Casillas, que estuvo correcto, un Pepe soberbio, Alonso rescatable y un Khedira muy comprometido. Los reparos del Pipita, dado que soy un higuanista convencido, vienen de que además de tener las oportunidades, está fallando más de la cuenta. Aunque habría que recordar que los delanteros son de rachas y al día de la fecha es, aunque parezca mentira, el máximo goleador del equipo.

Mención aparte para Cristiano, perdido en banda, sin ofrecerse, sin participación, sin nada. Su tristeza me la trae al pairo, pero su falta de ritmo y consistencia me alarma.

Ah, y el color aceituno de la camiseta, que no verde, es penoso. Feas, feas. Por mí, la primera y la última.

Pepito Grillo: Otra jornada más el Barca vuelve a ser protagonista de jugadas polémicas, y vuelve a salir beneficiado. Ni es lloro, ni quejas, ni recurso al pataleo, solamente tomo notas y las hago públicas. Puyol debería haber sido expulsado en un claro penalti a Colunga y otro penalti más por manos. ¡¡ Y leo a Andujar Oliver afirmar lo contrario !! Yo ya no sé que pensar.

También llama la atención que tras asumir Mou su responsabilidad y culpa en la situación actual del equipo, sigan insistiendo las hienas mondongueras en que nunca asume responsabilidades. De esto sí se que pensar.

Rappel: El martes victoria sufrida ante el City. También leeremos 428 veces si Javi García no tendría sitio en este Madrid. Ventajismo puro, pues los mismos 428 que lo dirán deberían haberlo dicho cuando se fue al Benfica, y no lo hicieron, claro. Y ojito a Tévez.

13 septiembre 2012

De hipocresía y cosas de comer

"Cesc con la estelada"

El día 11-S estaba celebrando una comida de feria organizada por unos amigos y mi peña madridista. La sobremesa de la comida transcurría charlando sobre temas tan trascendentes como la tristeza de Cristiano, la caradura de Carvalho o la cesión de Sahín a la Premier, estando entre los asistentes dos amigos culés pertenecientes a una peña recién creada.

E inevitablemente salió a colación el asunto de la marcha independentista catalana y su adhesión de la práctica totalidad de la Junta Directiva del Barcelona y del voto independentista de su ex – entrenador. Y los culés aducían, en franco retroceso, que ellos en esas cosas no entraban, que sólo les interesaba el fútbol.

Esa postura me temo que es común al 95% de todos los seguidores culés españoles que no son catalanes y ¡¡ ojo !! que son más numerosos que los que si lo son. Y a mi, sinceramente, lo que pase con el Barça me la trae al pairo, pero ese asunto nos afecta a todos y por tanto allí me planté ante su huidiza posición.

Mi condición de madridista tiene el agravante de ser fundador y miembro de una Peña Madridista desde hace más de 25 años. Y siempre entendí que las Peñas han de servir para apoyar al equipo, pero también para hacer patente su postura ante lo que se consideran errores por parte del club. Y siempre que he tenido la ocasión de manifestar mi desacuerdo en las reuniones anuales de peñas, así lo he hecho.

Por tanto, les indiqué que yo en su lugar haría lo posible porque el presidente de su peña barcelonista enviara una carta al Sr. Rossell y a su Junta Directiva exigiéndole que mientras representaran al club se abstuvieran de protagonizar disidencias contra su país, ni a título personal, ni institucional ni medio pensionista.

Ya lo hubiera hecho cuando se conocieron las opiniones de todos los entonces candidatos sobre quién preferían que ganara el Mundial, o las variadas formas en que han ninguneado la bandera y el himno de de su país, mal que les pese, por no contar la permisividad ante la instalación habitual de una kilométrica pancarta que erróneamente indica que Catalonia is not Spain, o la imposición de consignas a sus jugadores para que eviten lucir colores o insignias patrias, como ocurrió con el caso Villa.

Pero si bien todas estas acciones serían censurables para cualquier español, la franqueza y la impudicia de alineación independentista en la Diada no es admisible. Y por ello no entiendo las tragaderas tan anchas de millones de españoles que se sienten así y culés en la misma medida, máxime cuando ponen tanta inquina en asuntos tan banales como un bailecito, un gesto o un comentario infantil.

Y es que si bien la postura de Guardiola me parece una hipocresía más de las que le conocemos, que son muchas, sus manifestaciones si son a título personal pues ya hoy sólo representa a su persona, mientras que Rossell, su Junta Directiva y el club como institución representan a millones de aficionados españoles radicalmente opuestos a sus tesis independentistas. Y eso son palabras mayores y, como decimos en mi pueblo, con las cosas de comer no se juega.

Tampoco me parece acertado en este maremagnún de opiniones, críticas y manifestaciones que se metan en el mismo saco a jugadores presuntamente separatistas, con Guardiola o el Barca. Recuerdo aquí el formidable debate generado por el jugador de hockey Álex Fábregas, que aseveró que jugaba con la selección española porque no tenía más remedio, que su deseo sería jugar en una hipotética selección catalana. También se han conocido veleidades separatistas a culés campeones con la Roja (Cesc, Piqué, Xavi y algún más), pero insisto que esto es harina de otro costal.

En estos casos comprendo su postura y comprendo asimismo la dificultad que supondría rechazar una convocatoria con la Roja. Por tanto ni les achaco hipocresía ni doblez alguna, juegan con la Roja pues no tienen otro remedio y cuando lo hacen no desmerecen en nada a sus compañeros. Pero Rossell y el Barca SI tienen la posibilidad de escoger su participación, sus filias y sus fobias, de ahí su censurable conducta.

P.S. Cuando escribo estas líneas leo que Rossell aduce contra quién pide que el Barca en una hipotética secesión no jugara en la Liga española que ello si sería posible, y pone de ejemplo al Mónaco. Hay que ser hipócrita y hace falta tener cara y ser bobo para creer que el resto de España y sus clubes comulgarían con esa enorme rueda de molino.

04 septiembre 2012

Del triplete al tristete


 ¿Triste? Díselo a Irina y verás.
Real Madrid 3 – Granada 0

Me pilló a contrapelo este partido. Desubicado en una ciudad extraña, lo primero es buscar un buen bar para ver el partido. Y hubo suerte, cerquita, con buena pantalla, limpito y no muy caro. Como he dicho, estaba un poquitín desubicado y me dice el barman que ojo, el partido es a las 19:50 horas. Pienso que me está tomando el pelo, aprovechándose de mi novatada en su bar y él, risueño, me enseña el Marca y aduce que todos se están volviendo locos.

Y creo que si, porque ya me dirán ustedes que razones mercado-técnicas-filosóficas se pueden aducir para poner un partido a esa hora. La próxima será ponerlo a las 18:37 horas y que no  pregunten el porqué.

Con los diez minutos antes de rigor me aposento en mi silla, mi cubata, pipas (soy pipero, a que negarlo) y con la leve sospecha de que está todo visto y sólo queda saber cual va a ser la diferencia. Pero no, hay sorpresa: Modric titular. Y éste certificó la opinión que tenía sobre él: excelente jugador, excelente pasador, generoso y bastante disciplinado. Si tiene suerte será una gozada ver como se disputa el puesto con Özil, y con Kaká en la recámara. Total nada.

El Granada, pese a las declaraciones de Anquela, nada de nada, acogotados en defensa, ni un tiro a puerta en todo el partido.................... Vamos, a verlas venir. Con estos presupuestos, sólo quedo esperar que la ley de la gravedad hiciera sus efectos y fueran cayendo, uno, dos y tres. Triplete.

El primero llegó pronto y como al parecer es la tónica esta temporada, a aflojar gas y a esperar que lleguen. Y llegaron, claro, pero no es de recibo. Los dos primeros de Cristiano, que ya era raro que no marcara un doblete desde tanto tiempo y con celebración rara. Y más raro aún que se retirara lesionado. Y después, el tercero con fuera de juego previo, del tuercebotas más goleador que ha conocido el Bernabeu, el Pipita. Eso sí, el bueno para muchos, Benzemá (que para mí, lo es) sigue inédito. Hay debates que a mi me sobrepasan y éste es uno de ellos, pero como tantos otros, lo dejaré para otra ocasión.

Terminó el partido y en contra de mis previsiones sale Mou a sala de prensa (habría que recordar que la previa la hizo Karanka) y empezó a dar cera, con toda la razón del mundo, pues estos jugadores pueden dar al menos un 40% más de lo que están ofreciendo y eso es timar al público que abona sus buenos euros de crisis por ver a los mejores del mundo, no a un pálido reflejo.

Y es que creo que, como yo, Mou echa de menos aquel equipo eléctrico de inicio de la Liga pasada. Apabullante, rápido, letal y sobre todo, voraz de goles, de partidos, de pases......... de fútbol. Y el de hoy parece un buen equipo, profesional, cumplidor, aseado, si, pero sin ambición, sin deseo de hacer cada día el mejor partido posible. Parece que guardan gasolina para un  hipotético arreón y todo puede ser que se queden con el depósito lleno para nada.

Viene parón de Selecciones, ojalá que los jugadores se rearmen y a la vuelta ofrezcan todo lo que esperamos de ellos. Sevilla y City esperan y son equipos exigentes. Veremos.

Me gustó: Modric. Clarividente, generoso en el pase, cabeza arriba en la conducción, bueno, bueno, bueno.

No me gustó: El cambio de Callejón por Di María. Innecesario, máxime cuando no peligraba el resultado y el Fideo no está demasiado fuerte.

Pepito Grillo: Después del partido, viendo al Barca y fiel a mi costumbre, estaba escuchando a Chema Abad en Tablero Deportivo. Entran de la zona mixta con las declaraciones de un Cristiano Ronaldo tristete, y que tanto revuelo han formado. Abad, con buen criterio, dice que él no está para tonterías. Que si está triste, que es su problema pero el no pierde un segundo en realitys. Yo me adhiero a su propuesta y lamento que en el periodismo actual no haya más buenos profesionales como el citado.

Si fuera así, no habría tal profusión de declaraciones subjetivas, interesadas, tergiversadoras, torticeras y, lo mejor de todo, carentes de toda base pues, como todos reconocen, no tienen ni idea de por donde van los tiros pero por si acaso aprovechan y dicen lo que les conviene. Y aquí además de periodistas, incluyo a presidentes, directivos, jugadores, exjugadores, artistas, entrenadores.......... toda una pléyade de elementos afines al fútbol, que no tienen ningún inconveniente en opinar sobre lo divino y humano de algo que desconocen. Vergüenza ajena da.

Por mi parte lo tengo claro y como he dicho antes, no pierdo un minuto en tontadas. Si está triste, que le diga a la rusa que le haga una rusa y verás como todo cambia. Garantizado. Y a otra cosa mariposa.

Rappel: Modric jugará más minutos que Özil esta temporada. Y otra más por el mismo precio: Cristiano ampliará su contrato esta temporada hasta 2017.