Frontispicio

Bienvenida 33ª, aunque sólo sea como excusa para buscar la 34ª. Hala Madrid.

29 diciembre 2009

BALANCE DEL AÑO 2009. DE NEGRO A VERDE.


A finales de año es costumbre obligada echar la vista atrás y hacer repaso y balance de lo acontecido, bueno y malo, en el año que de buena gana dejamos. Es ocasión para visualizar errores cometidos, pulir estrategias para el futuro, alegrarse de los logros y éxitos conseguidos y también de lamentarse por las desgracias sufridas, a la vez que lamentar las equivocaciones y meteduras de pata (somos terrenales) realizadas.

Por ello hoy os propongo un vistazo al año que se nos escapa en lo referente al Real Madrid.

Si tuviera que ponerle un titular sería el dicho: DE NEGRO A VERDE. Y me explico. El negro es el color de lo negativo, de lo destructivo, del pesimismo. El verde es el color de la alegría, de la paz y sobre todo, de la esperanza.

Y así veo este 2009, hemos pasado del negro al verde. Del pesimismo a la esperanza. Voy a enfocar el análisis estudiando el área social y deportiva.

Área Social: Si recordamos la situación del equipo en enero, socialmente era un infierno. Tras la vergonzosa asamblea de antes de Navidad, que postreramente le costaría el puesto a Calderón, el innombrable, los tambores de guerra sonaban atronadoramente. El Ser Superior mostraba la patita, amenazante y prometedora, Calderón se veía incapaz de tapar las múltiples vías de agua que amenazaban su proyecto. Después pasó lo inevitable, dimisión, y acceso a la presidencia de Vicente Boluda, armador de buques, aunque no tenía ni idea de tapar vías de agua. Un interino con aires de grandeza, llamado para cerrar la crisis y realizar unas elecciones limpias y transparentes. Se movió en muchas ocasiones en un terreno de indefinición y vaguedad innecesarios, con reproches a la Junta Directiva de la que era vicepresidente pero calificando todos los errores cometidos como ajenos. Sigo pensando que tendió un puente de plata al advenimiento de Florentino. Boludo, le llamé en una ocasión.

Y llegó Florentino. Arrasando. Sin oposición. ¿Dónde quedan Onieva, Eugenio Martínez Bravo, Villalonga, Eduardo García?. El último, el de los cupones fue paradigmático. Antes teníamos a Juanito Navarro, cómico, ahora a Eduardo García, sinvergüenza. No avanzamos.

Y en esas estamos. Parece ser que Florentino ha estabilizado el Madrid, a mí me parece que lo ha endeudado de forma peligrosa y ha sido capaz de formar una muy buena plantilla. Por ahora aprobado. Sin más.

Área deportiva: Empezamos el año estrenando entrenador: Juande Ramos, y recuperándonos de la derrota en el Nou Camp, que ponía la Liga muy difícil. Pero con constancia, tesón, mucho sacrificio y ningún fútbol, fuimos capaces de dar esperanza al madridismo para acabar con un resultado en casa de vergüenza e innombrable, y por eso no lo voy a decir aquí. Todavía me duele.

Entre medias el Liverpool nos volvió a eliminar en octavos de Champions, hecho hasta ese momento casi habitual y normal. Era no sé si el quinto o sexto año que no pasábamos el corte de la primera eliminatoria. Pero peor que la eliminación fue la forma en que se produjo.

Terminó la temporada y Juande se dispuso a cerrar el chiringuito, no sin avisar que con esta plantilla no se podía aspirar a más de lo que se había hecho. Y no se había hecho nada.

Llego el verano y el negro, con el calor, empezó a difuminarse. Y siete días después de que el eterno rival levantara la orejuda, el Madrid volvió a quitarle el protagonismo. Florentino destrozó el talonario y puso en solfa la crisis. De la amargura se pasó al brillo de las candilejas mediáticas que, día si, día también, nos prometían fichajes sin cuento, a cual mejor, a cual más caro. Se nos escapó Villa, y bien que lo lamentamos yo y él, por la cabezonería (hoy ya bien entendida) de Soriano. Pero vinieron Kaká, Cristiano (este se lo apuntamos a Calderón in memoriam), Benzemá, Alonso, Albiol, Granero, etc.... Un equipazo. Señores, pasen y vean el espectáculo.

Ya nada era negro, era dorado (por el dinero) tirando a verde oscuro (por la esperanza). Llegó Pellegrini, tras la enésima negativa calabacil de Wenguer, y se dijo que era la solución.

Pero la solución no terminaba de llegar. Se ganaba, se goleaba, pero como la felicidad nunca es completa, Pellegrini se encargó de desmentir al Ser Superior, el cual proclamaba que el juego del Real Madrid debía enamorar, y no enamoraba. Se perdió en Sevilla y Barcelona. Y llegó el desastre vestido de amarillo: Alcorconazo. Otra vez fuera de la Copa, también habitual. Pellegrini en el disparadero.

Y éste, haciendo de la necesidad virtud, reconsideró todo el proyecto. Echó a los leones a Guti, proclamó titularísimo a Raúl y pasó de él, le dijo a Higuaín que hiciera lo que sabía, y aún sin el gran Cristiano el equipo empezó a funcionar. Y las lanzas se tornaron cañas. Y las cañas son verdes, y en eso andamos, con esperanza con mucha esperanza.

Como demostró Newton todos los colores cuando se funden se convierten en blanco, así quiero que sea el 2010: BLANCO. Que el negro y el verde se fundan, y sobre todo el azul y el grana. Je, je, je...

Posdata final. En estas ocasiones me reafirmo en mi frase favorita sobre el fútbol, en la cual afirmo que en éste mundillo no hay memoria. ¿No os parece que algunos acontecimientos de los aquí recordados pasaron en el siglo pasado?. Es increíble como olvidamos y justificamos el pasado.

FELIZ AÑO 2010 PARA TODOS Y TODAS

26 diciembre 2009

FELIZ Y BLANCA NAVIDAD

FELICES Y BLANCAS NAVIDADES A TODOS.
Que estos días sean plenos de felicidad y nos preparen para el mejor 2010.

20 diciembre 2009

MADE IN PELLEGRINI


Real Madrid 6 – Zaragoza 0

Ahora los renuentes entenderán lo que afirmó el Ingeniero diciendo que a los madridistas no tenía porqué gustarles el estilo del Barcelona. Ayer vi los noventa primeros minutos de la final del Mundialito y el partido del Madrid. Y no tienen nada que ver.

Parafraseando a Wollen en su magnífico blog “Siempre Madridista”, el juego del Barça es chill-out. El Real Madrid es heavy metal. Y yo soy heavy. ¡¡¡ Que mejor banda sonora para el partido de ayer que el Bad Boys Running Wild de Scorpions. !!!.

Imagino al Pipita cabalgando al son de la batería potente, a Van de Vaart recortando y controlando como un solo de bajo y a Cristiano corriendo y pedaleando como una escala alta de guitarra eléctrica, vibrante y agudísima.

Así fué ayer el juego del Real Madrid. Eléctrico, pleno de detalles tácticos, vertical, rápido en las aperturas por las bandas (parece que ha vuelto Ramos de su periplo autista), presión rápida a la salida del contrario (los Diarrás me dieron la razón, siempre he creído que jugarían muy bien juntos), rotación de puestos contínua en el centro del campo (Marcelo era omnipresente) y con las gotas justas de juego preciosista que también gusta en la dosis adecuada al respetable blanco (VDV hizo una ruleta con taconazo magistral).

Esta creo que es la propuesta de Pellegrini para intentar ganar títulos con el Madrid. Y hace muy bien. Como hace muy bien en desmarcarse de tantos “entendidos” que propugnaban tanto la superioridad como la perfección del juego culé, indicando que el único camino era intentar hacer lo mismo. No señor, yo voy al mismo sitio, pero por distinto camino. Y creo que llegaremos antes.

¿Que avala hoy el juego del Barcelona?. Pues lo de siempre en esto del fútbol: resultados. Lo ha ganado todo. Pero si queremos entender el fútbol como espectáculo pleno de dinamismo, emoción y un punto de guerrilla, el Madrid de ayer es mucho más apetecible de contemplar y de disfrutar que el mejor Barcelona de la historia. Y este equipo se asemeja mucho a los mejores Real Madrid que recuerdo, con la Quinta del Buitre, con el Madrid de Valdano y el de los ye-yes.

También el partido dejó a mi entender detalles que rompen tópicos que hasta ahora se han instalado injustamente. El primero: Cristiano es un megalómano injusto. Ayer teniendo todo a favor le regaló un balón a Raúl (el pobre cada día desentona más en el equipo a medida que éste crece). El segundo: Pellegrini sabe reír. Y no sale del banquillo tampoco cuando va ganando 6-0. El tercero: Como antes he dicho, los Diarrá saben jugar juntos, y muy bien. El cuarto: Lo mejor de Rafael Van der Vaart es su mujer. Falso. Su fútbol puede igualar el alto listón si juega en su sitio.

Me gustó: La rotación del centro del campo. El famoso círculo empieza a rodar. Y Cristiano. Es increíble este tío, lucha hasta los balones de los recogepelotas. Puede ser otro Di Stéfano. Luchador y crack a partes iguales.

No me gustó: Las malas formas de algunos jugadores del Zaragoza. El Madrid en ningún momento les ninguneó, aún goleando, fue respetuoso, y ellos sin embargo sólo buscaron hacer daño al contrario y a su equipo (debieron expulsar a Diogo y Aguilar).

Pepito Grillo: Hace quince días de mi carta al Real Madrid denunciando el acceso a minusválidos y sigo sin noticias. No sé pero me extraña esa actitud. ¿Hará falta un nuevo recordatorio?.

Rappel: Decía Pellegrini que intuía que iba a cumplir su contrato con el Madrid. Somos coincidentes.

Foto: Corazón Blanco.

13 diciembre 2009

PROGRESANDO, QUE ES GERUNDIO


Valencia 2 – Real Madrid 3


Si analizamos la jornada de forma cronológica, esta tarde se podría definir como “in crescendo”. A priori el Barca tenía un derbi fácil, con un Espanyol casi desahuciado. Les faltaba Messi, pero daba igual, les sobraba con lo que tenían.

Sin embargo, como el fútbol es fútbol, no fue así. Si no llega a ser por la última Iturraldada, hoy estaríamos hablando de cambio de líder, en lugar de atraco en el Camp Nou. Y si, ganó, pero ni lo mereció ni lo pareció.

Y después llegaba la corrida de Miura. Los blancos, sin dos de los mejores jugadores del mundo, se presentaban en Mestalla, contra un equipo que, presuntamente, les disputaba el segundo lugar. Y hoy además era uno de esos días en los que es fácil entender porqué no son todos los buenos jugadores aptos para el Madrid.

Hoy Benzemá al parecer debía demostrar, sin prórroga posible, que era un galáctico y que era mejor que Villa. Acosado por la jauría mediática, se le exigía de forma sumaria una prueba, una evidencia, unos argumentos de porqué diablos Valdano fue tan tonto de malgastar 35 millones de euros en él, en lugar de gastarse 50 en Villa. Y lo demostró. Y supongo que Valdano se lo agradeció.

A priori, dada la fortaleza che, y que el Madrid al parecer no era rival sin Cristiano ni Kaká, se esperaba una derrota blanca. Pero como se ha dicho el fútbol es fútbol, y por esa ley, el Madrid es el Madrid. Y hoy ha vuelto a dar señas de que el Madrid que nos gusta vuelve. Se divisa en lontananza una mejoría, un sutil cambio, un aroma de seriedad, de sobriedad y de lucidez de un equipo hasta hace un mes casi desahuciado de la Champions cuando se encontraba líder de grupo. Como el estudiante de Primaria, progresa adecuadamente. De ahí el titular.

Ese Madrid que Pellegrini (al que cada día se le ve engrandecer más la figura) defiende que no debe parecerse al Barcelona ni a nadie, ni lo pretende, hoy ha dado argumentos para demostrar que tiene una gran plantilla y una idea de fútbol con un estilo propio y definido. Hoy hemos vuelto a terminar un partido sin agobios, pese a lo ajustado del marcador. Y se ha vuelto a dar una imagen de equipo sólido, sin fisuras, compacto y solidario. En el que la presión empieza en Benzemá y termina en el hoy terrenal Casillas.

Y en ataque ha vuelto a primar el conjunto frente a la individualidad. Si perseveran en el camino, creo que tenemos motivos fundados para soñar con un mes de mayo florido y hermoso.

Tres detalles: Van der Vaart se consolida, Marcelo se justifica y Raúl se resigna. Lo que no está nada mal. Otro detalle: Guti sigue sin aparecer, y tampoco está nada mal.
Al parecer el Barca va perdiendo fuelle y el Madrid va encontrando el camino. Esto lleva a una pregunta inevitable ¿habrá cambio de ciclo?.
Me gustó: El Pipita sigue quemando etapas y demostrando que con confianza puede ser un gran delantero de talla mundial. Un poco tuercebotas, si, pero con una rapidez y una clarividencia dignas de elogio. Alonso hizo, por fin, un partido completísimo.

No me gustó: Ni la lesión de Pepe, del que me temo que nos vamos a olvidar para el resto de temporada, ni la mala suerte de Benzemá. Creo que es el cuarto gol que le anulan y casi todos han sido legales.

Pepito Grillo: ¿Como justificamos hoy que Villa, con siete años más, cueste 15 millones más de euros que Benzemá.? ¿Sería verdad que estaba sobrevalorado? Yo creo, honestamente, que si. Pese a echarle mucho de menos en mi equipo.
Lo del penalty de Xavi me pareció una Iturraldada más, de las muchas que lleva. Y no me pareció ético oir a Xavi (tan ejemplar algunas veces) negar que se hubiera dejado caer. Al Madrid sin embargo le anularon el enésimo gol legal a Benzemá. ¡¡¡ Que distintas formas de aplicar el reglamento !!! Si el penalty del Barcelona llega a ser en el área periquita, aún estariamos esperando a Iturralde. Si el gol anulado al Madrid se lo anulan al Valencia, hoy los ches estarían más incendiados que con las Fallas, clamando a voz en grito justicia.

Rappel: Kaká, como no espabile, puede que le cueste entrar de nuevo en el once titular. Apuesta fuerte: 2 a 1 a que Higuaín no marca menos goles en Liga que Ibrahimovic.

Foto: As

10 diciembre 2009

DENUNCIA ACCESO A MINUSVALIDOS EN EL BERNABEU

Esta es copia de la carta que envié el pasado 6 de diciembre al Real Madrid denunciando las condiciones de acceso de minusválidos al Bernabeu.

El pasado 5 de diciembre acudimos a presenciar el partido Real Madrid – Almería al Estadio Santiago Bernabeu y ocurrió un hecho que creo necesario divulgar y denunciar por la trascendencia y bien social que puede y debe acarrear. Para ponerles en antecedentes indicarles que, como a casi todas las Peñas, nos tocaron asientos del 4 anfiteatro, a los que sólo se puede acceder por las torres. Me ha quedado el escrito un poco largo, debido a que quiero contar los hechos con precisión y minuciosidad, pero les ruego hagan un esfuerzo de llegar al final. Creo que merece la pena.

Al partido acudí acompañando a mi amigo Francisco, el cual se encuentra afectado de una minusvalía que le impide, entre otras cosas, desplazarse con normalidad y debe hacerlo en postura muy forzada y ayudado por una muleta. Aún siendo consciente de sus limitaciones, acude siempre que puede a ver a su equipo ayudado por su madridismo, su ánimo y su admirable espíritu de superación.

Siempre hemos tenido problemas para acceder al Estadio, pero los hemos ido superando con inteligencia, mucho sacrificio, sentido del humor y algunas veces recurriendo tanto a la astucia propia como a la compasión de los demás. Desde hace varios años supe de los ascensores que están cerca de las torres y, siempre de mala gana, los jefes de tornos y accesos nos han dejado usarlos.

Siempre han aducido que “sólo prestan servicio a los palcos VIP y las zonas nobles del estadio”. Cuando se les hace ver la injusticia de la discriminación hacia personas como mi amigo, aunque renuentes, acaban cediendo y subimos. Pero esta vez, por motivos que sería prolijo narrar, no pudimos encontrarnos en la entrada de la Torre C. Cuando él llegó me llamó desde abajo y me indicó que, como siempre, le decían que no había ascensores, que tenía que subir por las escaleras.

En las Torres hay escaleras eléctricas. Pero sólo para subir, y esto es importante. Tras renegar en arameo, le indiqué que probara a subir por las escaleras eléctricas, que yo intentaría buscar los ascensores. Tras preguntar a las acomodadoras de los vomitorios 505 y 507 y comprobando su desconocimiento, me lancé a la búsqueda. Efectivamente en las inmediaciones de la torre C hay dos ascensores que prestan su servicio hasta el cuarto anfiteatro. Lo llamé y a los pocos minutos acudió uno de los dos disponibles a mi nivel, con el correspondiente ascensorista.

Le comenté, como de costumbre, el problema que tenía y cuando lo tenía convencido, me llamó mi amigo Francisco para decirme que había logrado llegar arriba. Como ya son muchas, le indiqué al ascensorista que tras el partido íbamos a necesitar de sus servicios, puesto que subir, a duras penas subía, pero bajar le era imposible. Éste nos indicó que de acuerdo, que al final del partido nos veíamos.

E iniciamos la subida al Mont Ventoux. Teníamos localidades de la fila 8 del cuarto anfiteatro. La subida, para cualquiera que conozca el acceso, es muy inclinada y dificultosa. Cuando íbamos por la fila cuatro, un abonado, viendo nuestra situación, y en un gesto que le honra y define como buena persona, se ofreció a cambiarle su localidad de la fila 4 por la suya de la fila 8.

Allí disfrutamos de los goles de nuestro equipo y tras la alegría del triunfo trabajado nos encaminamos a la salida. Yo mandé por delante al resto de peñistas del autobús y a mis familiares, indicando a estos últimos que nos esperaran abajo de la Torre. Nos encaminamos al ascensor y ¡¡¡ sorpresa !!!. Estaba desconectado y no se podía llamar. Tras múltiples intentos, acudí al palco VIP que se encuentra frente a los ascensores y, casualmente, había un joven también impedido, con una pierna escayolada producto de alguna caída o accidente desafortunado, que nos dijo que no nos preocupáramos que a él iba a ir a buscarlo el ascensorista en unos minutos. Que habían quedado.

Yo me dije que nosotros también habíamos quedado. Por lo que nos dispusimos a esperar el ascensor prometido. En la espera llegó otro señor, también con muletas, acompañado de un niño pequeño, peñistas de Granada. Nos preguntó si podría usar el ascensor puesto que llevaba una prótesis en una pierna. Le indicamos lo que sabíamos. Y el señor esperanzado nos acompañó en la espera.

Pasaron cinco, diez, quince minutos y nada. El ascensor seguía sin aparecer y seguía sin poderse llamar. El chico del palco VIP le preguntó a la azafata que presta servicio por la tardanza, y ésta le explicó que los ascensores sólo prestaban servicio tras el partido a los palcos VIP del nivel del segundo anfiteatro para abajo, y sólo cuando éstos se encontraban desalojados iban acudiendo a los del tercer y cuarto anfiteatro, por ese orden. Como el Titanic.

Casualmente pasó por allí quién se identificó como el Jefe de Seguridad del estadio. Iba haciendo la ronda para cerrar. Le comentamos la situación y nos rogó paciencia. Nos ratificó la información de la azafata y siguió su ronda.

Pasaron otros cinco minutos. El chico harto y confiando en su juventud y fuerza se despidió y se lanzó escaleras abajo. A estas horas ya no quedaba nadie en el estadio, sólo las azafatas limpiando los palcos VIP, el personal del estadio y nosotros. Veinticinco minutos tras la finalización del partido y nada. Al señor de Granada le llamaron sus amigos y acompañantes del viaje, urgiéndole el regreso. Había que acudir hasta el autobús, y el viaje hasta Granada es largo. Tras esperar otro rato, se despidió de nosotros, y con evidente temor se encaminó escaleras abajo, acompañado de su hijo que, asustado, era consciente de los riesgos de la empresa en caso de accidente y con el estadio casi vacío.

Pasaba el tiempo, las azafatas de los palcos VIP se iban marchando, y nosotros allí, abandonados, sin saber que hacer. Sabiendo que bajar era imposible, puesto que las escaleras mecánicas sólo subían, y sin saber si el ascensorista se habría ido también, ya que estaba desconectado y no sabría nunca que estábamos allí. El Jefe de Seguridad volvió y ante mi requerimiento se prestó a indagar que pasaba con el ascensor.

Media hora tras el partido. La azafata del palco VIP, intentando remediar nuestra lamentable situación, nos ofreció unos canapés del palco, y se despidió, deseándonos suerte. Solos ante el peligro. Me llaman desde el autobús diciendo que qué pasa, que están todos, que sólo faltamos nosotros y que de los cientos de autocares sólo quedan el nuestro y otro. Les explico la situación y les pido paciencia. Treinta y cinco minutos después del partido y seguimos en las mismas. El botón de llamada del ascensor muestra el relieve de mi huella dactilar, impresa para siempre, debido a la frecuencia y fuerza de mis intentos.

Mi esposa me llama preocupada. Están solos abajo. Con los niños. ¿Qué hacen?.

Me planteo la heroica. Sondeo a Francisco, para ver como ve bajar centenares de escalones. Triste asiente y dice que ya otra no nos queda. Aprieto por última vez el odiado botón, para dejar constancia de mi paso por el Bernabeu, y ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ se enciende !!!!!!!. No me lo puedo creer. Francisco cambia su tez cenicienta por un gesto de alivio sin límites.

Se apaga. Malo. Le pulso. Se vuelve a encender. Y tras unos momentos de intriga se abren las puertas. El Jefe de Seguridad, en un gesto de humanidad y profesionalidad que le honra y quiero destacar, acude a nuestro rescate, cual 7º de caballería. Confirmo mis informaciones sobre la operativa del ascensor con el ascensorista que se disculpa diciendo que esas son las normas. Cabreado, pero aliviado y educado doy las gracias y nos encaminamos hacia el autobús.

Cuarenta minutos tras el fin del partido salimos por la puerta y, presurosos dentro de nuestras limitaciones, nos encaminamos hacia el autobús. Y mientras pienso que hubiera ocurrido si se hubiera tratado de una emergencia o una evacuación por catástrofe. Como en el Titanic, la plebe encerrados en la bodega. Nosotros en las alturas.

Este hecho podrá parecer banal, producto de la mala suerte o accidental. Pero no es así. No señor. Yo soy madridista desde pequeño, soy socio fundador de mi Peña, llevo veinte años de directivo (Presidente, Vicepresidente, Tesorero, Secretario y hasta chico de la limpieza entre otros cargos) y como todo madridista quiero y deseo que el Real Madrid SEA EL MEJOR. Pero en todo.

Quiero que sea el mejor club de la historia, el que tenga más títulos, el más señor, el más rentable, el más rico, el más modélico. El mejor. Pero con las personas con discapacidad no lo es. O para ser más preciso. Puede ser mejor y no lo hace por desidia y desinterés. Yo también quiero, como el Presidente, que en esta faceta admire al resto del mundo.

Y como soy partidario de que una crítica debe ser siempre acompañada de una solución constructiva, ahí les dejo algunas soluciones que estimo pueden ayudar a conseguir que esta situación que hemos vivido y muchas otras que cotidianamente vienen sucediendo todos los días de partido, y que no conocemos, no vuelvan a ocurrir.

PRIMERA. Al igual que todas las empresas de este país, el Real Madrid supongo que dará a sus trabajadores formación en prevención de riesgos y planes de emergencia. Pues deberían aleccionar a todos sus trabajadores, en especial a los encargados de los accesos, tornos y vomitorios, donde se encuentran los accesos para minusválidos.

SEGUNDA. Estoy de acuerdo con que los palcos VIP tengan facilidades sobrevenidas por las condiciones que esa distinción acarrea. Pero no a costa de personas con minusvalía. Tampoco creo que sea justificable que los palcos del primer y segundo anfiteatro tengan tal preeminencia sobre los de tercero y cuarto.

Hay dos ascensores. No creo que sea tan complicado estudiar la situación y destinar uno a un sitio y otro a otro, disponiendo como disponen de ascensorista.

TERCERA. Supongo que no será demasiado impedimento para el club compatibilizar el uso de VIPs con las diez o veinte personas que , como mucho, necesitarían ese servicio por torre.

CUARTA. Esta es obvia. Supongo que las escaleras mecánicas pueden subir y bajar. Si esto es así, deberían activar el descenso cuando termina el partido. Si no es posible, pasamos a la siguiente.

QUINTA Y última. Sé que el Real Madrid dispone de una zona específica para personas con minusvalía. Ya la hemos usado en un par de ocasiones para una peñista hace unos años. Sé también que, como es lógico, esta zona dispone de un aforo limitado, como el resto del estadio. Pero esta zona está sólo ideada para personas que se desplazan en sillas de ruedas y a las que le es imposible su acceso al resto del estadio.

Sin embargo hay muchas otras personas que, sin desplazarse en silla de ruedas, su acceso es muy complicado como he explicado antes. Se solucionaría muy fácilmente si en los tres vomitorios más cercanos reservaran a cada lado seis localidades a las que se accede sin escaleras. Si consienten en prestar los ascensores como acceso para minusválidos, claro.

Esto ocurre en casi todos los teatros, salas de conciertos y salas de eventos de todo el país. El Madrid no puede ser menos. Tendrían un aforo de, calculo, unas cien plazas, repartidas por todo el estadio, con accesos libres de barreras arquitectónicas y que siempre sería posible vender en caso de no ocuparse por los necesitados.

Me despido disculpándome por la extensión del escrito, pero creo que era necesaria para contar los hechos, y siempre es disculpable el perder dos o tres minutos de nuestro tiempo para ayudar a personas más necesitadas de nuestra ayuda y protección.

Este escrito va a ser remitido al área de Presidencia del Real Madrid, al área de Socios por no saber que área en concreto es responsable de lo solicitado, a la Comisión de Peñas y al director del programa de la Cadena Ser Carrusel Deportivo. También pretendo publicarlo en mi blog personal Todo Real Madrid (http://todo-real-madrid.blogspot.com/ ).

El hecho de enviar este escrito a los medios de comunicación no está motivado, que también pudiera ser, por el hecho de alcanzar notoriedad y publicidad la denuncia.

Nunca pretendería hacer daño al Real Madrid con críticas públicas, pero estos hechos padecidos, aunque con menor gravedad, han sido denunciados al personal del club en varias ocasiones en pasados años, y sin embargo nunca han tenido ni respuesta ni solución. No es admisible que a un señor con las condiciones de mi amigo, la infraestructura del Real Madrid no sea capaz de indicarle donde hay un acceso de minusválidos, ni facilitarle el acceso. No señor. Por ello recurro hoy a los medios de comunicación como un altavoz, no como un ataque.

Muchas gracias por su tiempo y espero una respuesta acorde a la grandeza de nuestro Club. ¡¡¡ Hala Madrid !!

Pedroche, 6 de diciembre de 2009.

06 diciembre 2009

CRISTIANO SUPERSTARS


Real Madrid 4 – Almería 2

Contemplar el fútbol en directo es una experiencia radicalmente distinta de hacerlo por televisión. Aunque lo último tenga algunas ventajas (ves las repeticiones desde cuatro ángulos distintos, las expresiones de los protagonistas en primer plano, estás presente a la vez en todo el estadio, etc..... ) no se puede comparar con la sensación de ver un partido en el Bernabeu. Y ver medio equipo nuevo.

En directo es todo mejor, más vivo, más real. Se palpa la emoción desde mucho antes de empezar el partido, ves el fútbol de manera diferente, te permite participar en el espectáculo e intentar influir en el mismo y sobre todo, te permite seguir individualizadamente a un jugador y ver su fútbol con y sin balón.

Llegamos al estadio con expectación para contemplar por vez primera en directo las evoluciones de Cristiano Ronaldo con la camiseta blanca y la verdad es que no nos defraudó. Sólo le falto presidir el palco presidencial. Lo demás lo hizo todo.

Este chico es el mejor jugador del mundo de la actualidad. Y lo digo hoy que entregan a Messi su merecidísimo Balón de Oro. Su entrega, su carácter ganador, su asombrosa rapidez, su sentido del espectáculo, su vedettismo no tienen parangón en el fútbol actual. Messi es muy bueno, si, pero Cristiano es más. Es completísimo, tiene porte, tiene técnica (cómo bajó el balón en el primer gol, genial), un tiro impresionante tanto a balón parado como en juego, va muy bien de cabeza, es un portento físico (no paro de correr un instante desde el calentamiento) y es un pavo real (como ayer lo definieron en la Ser muy acertadamente).

Me encantó. Por encima del Madrid, por encima de las dos estupideces que cometió y que ya está pagando muy caramente. Y que pagará más en el salón de su casa el sábado que viene viendo el Valencia – Madrid por la tele. Estoy segurísimo que se subirá por las paredes lamentando sus niñerías.

Y lo mejor fue que junto a Cristiano jugaban otros 21 jugadores que parece que no, pero acompañaban para que el espectáculo fuera completo. Me encantó ver como Higuaín daba razones tanto a los que le defendemos y a los que le critican. Otro tanto hizo Ramos, que se empeña en empañar su buena labor delante con su inconsistencia atrás. Sin olvidar a Pepe, magistral central.

El partido fue un partido completísimo, con ocasiones blancas a raudales (merecimos golear en el primer tiempo y goleamos en el segundo), con alternativas en el marcador, con emoción siempre. Disfrutamos de lo lindo. Todos, que es lo importante (yo me entiendo).

Lástima que se acabó. Bueno, lo peor llegó cuando acabó, pero eso lo contaré el próximo jueves. Es una historia diferente, pero ilustrativa sobre las entrañas de este Real Madrid.

Me gustó: Hoy tengo el placer de destacar un detalle que no tuvo nada que ver con el juego del Real Madrid y tenía muchísimas ganas de hacer. Sabía que iba a llegar el día pero no llegaba. Ayer ocurrió. Raúl, suplentísimo, estuvo calentando en la banda casi todo el segundo tiempo. El Ingeniero le hizo dos veces ademán de que se cambiara para salir, para, acto seguido, optar por otro jugador. Y vuelta a calentar. Esto para mí no fue una falta de respeto, sino motivado por las circunstancias del partido. El capitán no hizo un mal gesto, un mal comentario. Hizo mutis y desapareció. Así demostró a la gran cantidad de detractores que tiene dos cosas. Primero: es una persona muy educada y respetuosa. Segundo: Es muy inteligente.
Espero que algunos foros antiraulistas, y presuntamente madridistas, tomen buena nota. Y Guti también.

No me gustó: Alonso. No me acaba de convencer. Lento, muy impreciso, y con desaciertos que algunas veces deja a la zaga en muy incómoda posición. Ah, y lo otro que os contaré el jueves. Malo para el Madrid.

Pepito Grillo: Hoy he visto el resumen del partido en el telediario de la mediodía de Cuatro. Simplemente vomitivo. Que forma tiene la canallesca periodística de contar medias verdades y atacar sin escrúpulo alguno. Acusaron a Cristiano de no celebrar los goles con el equipo y, como summun, de no felicitar a Higuaín el tanto del empate. Supongo que para ellos no tendrá importancia que todo el equipo estaba corriendo a su campo – el Pipita incluido – para iniciar lo más rápidamente posible el juego y aspirar al gol de la victoria. Lamentable. El Tomate en versión deportiva, con casquería, manipulación y mentiras. Absolutamente prescindible.

Rappel: Van der Vaart va a disponer de más minutos de los que él y el resto creíamos a principios de temporada. Muy buen partido el suyo. Ayudó que jugara por primera vez en su puesto.

Foto: Corazón Blanco

01 diciembre 2009

ESPERANZA BLANCA



Barcelona 1 – Real Madrid 0
Últimamente estoy teniendo mala suerte para ver al Real Madrid. El domingo, pese a ser el último partido del siglo de este año, no tenía ánimo suficiente para verlo debido a una complicación familiar. Por ello me está costando tanto escribir este comentario. Siempre intento trasladar emociones ante la contemplación del fútbol, pero me es difícil, muy difícil, ya que hoy no las tengo. Ninguna.

Pero como grabé el amplio resumen que hizo la Sexta, hoy lo he visto y la verdad, es una sensación rara. Realmente he visto todo lo importante del partido (cuarenta y tres minutos) pero he sido impermeable a todas las reacciones, comentarios, periódicos, radios, etc... vertidos sobre el clásico, por lo que soy consciente de que escribo como muy pocas veces. Hoy escribo desde la frialdad y la distancia. Y sin opiniones de terceros, que se quiera o no, siempre influyen.

Por ello os traslado mi fría impresión sobre el partido.

En resumen el Madrid dispuso de más y mejores ocasiones que el Barca y mereció un resultado mejor. El árbitro pecó de sensacionalista, e influyó en el resultado. Fue casero, sobre todo en las tarjetas. No es creíble la primera tarjeta a Lass, habiendo hecho Keita las entradas que hizo previamente. Aunque también debió amonestar antes a Alonso.

El penalti a Cristiano es muy claro. Y supondría el adelantarse en el marcador, y dado el cariz del partido en ese momento, habría sido casi determinante. Últimamente siempre pasa igual.

El gol de Ibra fue un golazo, muy difícil de marcar. Demostró que es un grandísimo delantero. Debo reconocer que no le suponía este nivel. Y al fin y a la postre fue el jugador decisivo.

Messi ha ganado el balón de oro, pero no demostró ser mejor que Cristiano. Es increíble lo que hizo el blanco recién salido de una lesión y ante un partido de la máxima exigencia.

Por todo lo anterior cabe deducir que, otro año más, merecemos mejor resultado pero nos vuelven a ganar. Y jode. Eso sí, de set nada, de manita nada de nada, ni cuatro ni tres ni dos. Uno y con muchísima suerte.

Como propuesta de trabajo para casa: a Pellegrini, hacerle que copie mil veces “Mi equipo siempre debe presionar arriba”. Y a Piqué “debería respetar más a los rivales”. Si le parece largo, se compensaría por “No seré chulo”.

Me gustó: Cristiano, su rapidez es increíble. Y Kaká, por fin.

No me gustó: Alves. Este tío es odioso. Sobreactúa permanentemente. Se queja más que Salgado de patadas ficticias. Y para empeorar la cosa da unos centros tremendos. ¡¡ Anda y que le zurzan !!

Pepito Grillo: He visto la cogorza de Laporta en el postpartido. Lo de este señor es para hacérselo mirar. Pudiendo vanagloriarse de haber sido el mejor presidente de la historia del Barca, se empeña en enmierdar su impecable trayectoria deportiva con actitudes de portero chulo de discoteca y pepito piscinas. Eso sí, dignamente aureado con una catalanidad indiscutible.

Rappel: La lucha por la Liga se vislumbra como un duelo estrechísimo entre los dos grandes. Y puede que el resultado del Bernabeu vuelva a ser decisivo.

Coda final: La Peña Madridista Gachera va a acudir a ver el Real Madrid – Almería y, si las circunstancias familiares lo permiten, este que escribe visitará de nuevo el Bernabeu, lo que es un lujo. Por ello si algún amigo quiere quedar para un cubata, os ofrezco mi email. Sería un placer.