Frontispicio

Bienvenida 33ª, aunque sólo sea como excusa para buscar la 34ª. Hala Madrid.

26 febrero 2014

Todo Real Madrid

Schalke 04 1 - Real Madrid 6

Aunque pueda parecer un sinsentido, hoy titulo la entrada con el nombre del  blog. Homónimos. Y es lógico. Cuando me regalé este blog, buscando su nombre elegí Todo Real Madrid porqué eso quería para mi blog, que todo lo que se hallara en él girara sobre el Real Madrid. Sólo el Real Madrid.

Y hoy en Alemania ha pasado igual que en mi blog, todo ha girado sobre el Real Madrid. Sólo hubo un equipo, sólo hubo un fútbol, todo giró en lo que ofreció el Real Madrid en el Veltins Arena. Y fue mucho, muchísimo. Aunque cada vez menos, todavía hay miles de ventajistas que siguen preguntándose cual es el estilo del Real Madrid. Pues que graben este partido, lo memoricen y tendrán la respuesta para ellos, sus hijos y sus nietos.

Hoy sólo cabe hablar del Real Madrid pues todo el equipo, todos y cada uno de sus jugadores hicieron un partido magnífico. No voy a caer en el error de glorificar a la BBC, pese a sus goles y su magnífico papel, pues con ello desmerecería mucho al resto de jugadores. Casillas ha estado perfecto, la defensa magnífica y el centro del campo dominante, batallador y creativo. Glorioso el equipo.

El Madrid llevaba más de una década sin ganar en Alemania, tierra maldita para los nuestros. Hoy no sólo ganó, hoy advirtió a todos los alemanes (muniqueses incluidos) que ahora es el principal candidato a la orejona. El entrenador del Schalke 04 decía en la previa que el Real Madrid era el mejor equipo del mundo, tras el Bayern. Sería conveniente preguntarle ahora si sigue pensando lo mismo, igual ha cambiado de opinión.

Ahora es tiempo de disfrutar de este magnífico equipo, felicitar a Carlo Ancelotti por como está quemando etapas, mejorando lo pasado y haciendo olvidar a quién creíamos inolvidable. Y a esperar que el domingo se dé otro aldabonazo en esta cuesta que lleva a la gloria.

Ah, y por si alguien cree que no todo fue perfecto, que no fue todo Real Madrid por el gol de Huntelaar, decir que el Cazador es ex - madridista y que, como todo el mundo sabe la perfección no existe.


Hasta el final ¡¡ VAMOS REAL !!

23 febrero 2014

Obús para el liderato y nada más

Real Madrid 3 – Elche 0

Y #SúperLópez de portero ¿no?.

Entiendo que los que deciden esas cosas no cuentan entre sus propósitos el de fastidiar la sobremesa de millones de españoles al programar un partido a las 4 de la tarde hora española. Supongo que el vil metal tendrá que ser la razón número 1, la del colonialismo mediático la número 2 y así hasta mil. Pero como no lo han explicado, sigo diciendo que un partido a las 4 de la tarde es un canto a la molicie y a la somnolencia.

 Y para los jugadores del Madrid, que viven sujetos al horario español, creo que también. Y como hoy amanezco pelín malpensado, supongo que el juego de los blancos en la primera parte es una suerte de protesta encubierta contra esas horas de trabajar. Escrache a Roures y la LFP.

Fue pitar el árbitro el descanso y preguntarme ¿ha pasado algo? ¿esto es todo?. Si, bueno no, en un despiste, como a este equipo se le caen los goles de los bolsillos, Illarra marcó su primer gol en Liga (curiosa la pataleta de Axel Torres que le duró quince minutos). Y Di María, como el niño hiperactivo que jode todas las siestas a sus padres, demostró los efectos de su secreto, algo que aún las cámaras no han captado y que yo les susurro al oído: Antes de salir, siempre mete los dedos en el enchufe que hay a la derecha de la bocana de vestuarios.

Ya en la segunda parte, y debido a la conjunción con el horario inglés de té y pastas, los merengues cayeron en la cuenta de que 82.000 incondicionales y 2.000 ilicitanos (que también empiezan por “i”) se merecían algo de fútbol a cambio de sus euros. Y despertaron del letargo. No es que fuera la feria del desmarque, el galope y el desenfreno, no, pero se llegó a una velocidad de crucero aceptable. Aunque a Di María se le había pasado ya el efecto del electroshock, Benzemá ofreció un repertorio de desmarques, diagonales, taconazos y remates a puerta que bien merece una recopilación en Youtube de Rafa NMJ.

Incluso Bale, que me pareció más estático, abúlico y soso que nunca, se rebrincó y acalló las protestas que ya afilaban en esa horda ávida de exigir la perfección que pobla las gradas del Bernabeu. ¡¡ Y como las acalló ¡¡ Brutal su obús, ofrenda presente para dar carpetazo al partido y promesa de esperanza futura de dicha sin fin. Juego no ofreció mucho el galés, pero ofreció lo más caro del fútbol: ser capaz de decidir un partido en un instante y sin necesidad de nada más. El día que el Cercanías de Valdebebas vuelva a ser el Expreso de Cardiff no va a haber imputación al Barca que tape la conspiración madridista-judeo-masónica. Y de Pablo Ruz, claro.

Hasta D. Carlo (suena a capo napolitano ¿eh?) hizo contra su costumbre cambios tempranos, ofreció sus jóvenes promesas al piperío y obtuvo la justa recompensa a tamaña temeridad. Isco salió, cual Ramos de la vida, con la camiseta de Módric debajo de la suya y marcó el rumbo del último cuarto con un fútbol exquisito, consiguiendo algo que le es tan familiar como el gol y demostrando que Ancelotti tiene el bendito problema de cómo poner a tanto talento como tiene en esta plantilla. Pero tranquilos, ese “problemilla” lo solucionan los chicos del As y los Manolos con tres portadas y dos monográficos.

Casemiro no desentonó y Morata dio todo un curso de fundamentos básicos de un 9 de manual y de cómo la ansiedad bloquea la transmisión neuromotora entre el cerebro, el corazón y la pierna. Lo hizo todo bien, menos lo que se espera de él: el gol. Antitético de Bale.

Y después el Barca, contra 11, sin desmarques arbitrales y con el Tata esperando a los árbitros en el túnel de vestuarios (se ve que en Anoeta no hay parking) perdió. Hoy sus abogados han pedido al fiscal que analicen si Gallardón llamó a Griezmann durante el partido. Como sea que sí, Mas ha dicho que se van de España, ojo.

Me gustó: Benzemá. Partidazo el suyo. Demostrando que es el delantero perfecto para este Madrid. Hoy, teniendo a dos cañoneros como Bale y Cristiano, no necesitamos un killer del área, ya tenemos dos. Necesitamos un delantero inteligente, que sepa dar juego y marque de vez en cuando, que lo hace. Di María también estuvo espectacular en el primer tiempo.

Ah, también me gustó mucho la imagen que, poco a poco, va tomando la grada de animación. Parece ser que hablar y explicar las cosas favorece el acercamiento entre todos. Ojalá ese espacio sea el lugar perfecto para que jóvenes madridistas de todo el mundo disfruten dejando su voz y aliento por su equipo como único aliciente.

No me gustó: #SúperLópez. Este tío no para nada. Una triste intervención en todo el partido es pobre bagaje para quién aspira a quitarle la titularidad a un mito como Casillas. Es muy vago, casi no participa en el juego, toca más el balón con los pies que con las manos, abusa de su altura para intimidar a los contrarios y luego va diciendo por ahí que el mérito de que no le marquen goles es de los once del equipo. Ya le vale.

Pepito Grillo: Fran Escribá, entrenador del Elche, en rueda de prensa dijo: “A mí me importa más el resultado que la imagen”. ¿Qué pensará Paco Jémez de tamaña afrenta? Por fin un entrenador al que le molesta que le metan 3 en el Bernabeu.

Pongo el partido, hay un minuto de silencio, dicen que ¡¡ por el fallecimiento del abuelo de Sergio Ramos ¡¡ ¿Estamos locos o qué? Después nos quejamos de que algún jugador se crea el dueño del Club, como un Fernando Hierro de la vida. Florentino, entre la petición de indulto a Del Nido, la alabanza pública en Marca al Sobrado de Camas y esto, vaya mesecito que lleva. El diablo está en los detalles, presidente.

Franciscus: El Madrid alquila el liderato hasta junio.

Agradecimientos: A @FranCarrillo93, ganador entre miles del concurso para ayudarme a titular esta entrada. "La Gloria sea con aquellos que sueñan como yo" (Paulo Neo)

16 febrero 2014

Paseo por las afueras


Getafe 0 – Real Madrid 3

Hacía bueno, solecito, domingo a la tarde, templadita. Ideal para dar un paseíto por las afueras, mirando al parque y al campo, viendo como la hierba poco a poco se va llenando de flores, como los pájaros trinan, todo muy bucólico y pastoril. Así fue la excursión que hizo el Real Madrid a Getafe, de Valdebebas a la capital del sur. Sólo le faltó el clásico viejecito que les dijera que los jóvenes se vuelven locos dándole patadas a una pelota.

Si en un alarde de ventajismo me acordara de las declaraciones previas de Valera, diciendo que el Real Madrid no se encuentra cómodo en el Coliseum, sólo quedaría carcajearse. No creo que se le presente ningún encuentro más cómodo en lo que queda de Liga. Aunque parece que últimamente nos vamos acostumbrando a ganar de forma más que descansada. Y es mérito de todos, pero especialmente de Carlo Ancelotti, el cual está demostrando ser de los entrenadores más inteligentes que han pasado por nuestro Club.

Está haciendo posible que cualquier asunto espinoso pase a ser considerado como algo sin importancia, mientras que lleva la nave al puerto manteniendo sus decisiones con férrea mano. Pero elude el enfrentamiento que no le es provechoso, pone distancia ante la insidia de los periodistas, como ese Talavante que, desmadejado, acaba el quite con un desplante mitad disciplente mitad altanero.

Hoy dió con la alineación gusto a todos, al batallón mediático que ya encontró en Jesé su particular ariete para crear polémicas ficticias, a si mismo con la alineación de Bale por que le sale de la gana, a los que, como su hija, creemos que #SúperLópez merece todos sus desvelos, a Di María del que ya nadie recuerda su acomodo, a Isco y Casemiro que, aunque migajas, también les permitió ser partícipes del pastel. Inteligencia, manejo de grupo, diplomacia, como quieran llamarlo, pero detalles al fin que demuestran que es todo un zorro viejo en este negocio.

De fútbol poco que decir. Quizás que Jesé tiene prácticamente desvencijada la puerta del vestuario a base de goles y buen juego que, ojalá, no haga que pierda la perspectiva merced a tanta alabanza interesada por parte del antimadridismo. Aunque para ser un superclase se necesita un ego enorme, también es necesaria una prudencia igual para administrarlo sensatamente.

Al final, 3-0 y #SúperLópez de portero ¿no? Por algo es el Zamora de la Liga. ¿No se habían enterado? No me sorprende nada.

Me gustó: Jesé, magnífico, Módric, que está haciendo que no haya adjetivos para su juego, Benzemá, puntual con el gol.

No me gustó: Bale. No acabo de verlo. Lento, desubicado, no acaba de conectar, a veces parece incluso como despistado y alejado del partido. Carlo sigue defendiéndolo a capa y espada, hace bien, pero no acabo de verle. Esperaré a mayo.

Pepito Grillo: He estado un tiempo alejado de este universo paralelo que orbita alrededor del fútbol. De hecho no vi ninguno de los últimos tres partidos del Madrid, por lo que las noticias me llegaban muy lejanas, casi con sordina. Llegaban los ecos de la no-campaña pro-Iker, las alabanzas sin cuento a Jesé y poco más. Hasta que oí de forma accidental unas declaraciones de Iker Casillas sobre una entrevista de la hija de Carlo Ancelotti. Me dio vergüenza ajena que, por un lado, y suponiendo que sea verdad, el entrenador se excuse cuando no debía hacerlo y por otro me escandaliza la facilidad con la que el capitán hace pública una conversación privada. Si públicamente no duda en airear asuntos confidenciales ¿qué no hará en privado?.

Cambiando de tema, podrán observar que no he cambiado el frontispicio del blog, pues al día de la fecha Florentino Pérez sigue sin aclarar el feo asunto del indulto a Del Nido. Vergüenza debería darle, pero mientras no le dé, ahí seguirá en muda reprimenda la pregunta.


Franciscus: Manuel Pellegrini se acordará de los árbitros tras su eliminatoria contra el Barca. Con razón, claro.

03 febrero 2014

La expulsión: excusa y evidencia.


Athletic de Bilbao 1 - Real Madrid 1

En San Mamés el Madrid se jugaba media liga. Ya avisé que era la salida más difícil que quedaba junto al Calderón. No sé si Carlo lo creía así y si se lo transmitió a sus jugadores. No lo sé, pero me parece que no. O si se lo dijo, el Sobrado & Friends pasaron olímpicamente del asunto. No te puedes presentar en San Mamés con tan poca tensión y tan poco fútbol, pues debes saber que allí, como los barcos de Felipe II, luchamos contra los elementos.

En un partido vital, este Madrid, con esta superplantilla, no puede regalar tanto sin imponer su fútbol y ambición. Lanzo una pregunta: ¿Así querríamos que nuestro equipo jugara una semifinal de Champions o la vuelta del Calderón? Seguro que no. Pues el partido era igual de vital y así se hizo.

Aunque si somos justos también se ha de reconocer el renacer del segundo tiempo, auspiciado por las ganas de Di María el acomodador y el retomar de la manija por Alonso y Modric. Cuando el fútbol hizo presencia, llegó el gol, los leones mutaron a gatitos siameses, el temor se adueñó de la grada y la memoria hizo flaquear los ánimos de la furibunda parroquia bilbaína.

Pero en la zarabanda madridista llegaron los tres minutos decisivos que deciden un partido y los bilbaínos en una jugada mitad afortunada, mitad auspiciada por el despeje al área del “mejor central del mundo” consiguieron el gol del empate. El Madrid seguía mandando y cuando estaba el Álamo cercado, llegó Villar y su caballería para romper el cerco con una expulsión simplemente grotesca. La expulsión no puede servir de excusa para defender un mal empate ni deja de ser una evidencia más de que el fútbol en España está podrido, lo mismo que todas sus estructuras.

Pero lo peor de todo no fue la expulsión, lo peor es que todos sabíamos que iba a pasar, o al menos que era muy posible que pasara. Lo mismo que sabíamos cuando se adelantó el Valencia en Barcelona lo que iba a pasar y que era muy posible que pasara. Son ya demasiadas coincidencias, son demasiadas evidencias de que Godall y su saldo arbitral están entretejidos en la competición de una Liga podrida y adulterada.

Porque todos sabemos que Ayza Gómez nunca tendrá problemas familiares y le irá de maravilla en su profesión como piquete arbitral. Y todos sabemos porqué no dejó sacar una falta cuando aún no se había cumplido el tiempo. Y esa seguridad me impide creer que la Liga española sea una competición deportiva.

Florentino, nos queda más trabajo en la Federación que a los voluntarios del “Nunca mais”

Me gustó: Di María, Pepe y #SúperLópez. El primero con su exuberancia física apuntaló al equipo, el segundo haciéndonos carcajear cada vez que oímos que su pareja de central es el “mejor del mundo” y el último por ser un sinónimo de seguridad y sobriedad. Tanta sobriedad que hoy nadie leerá una alabanza sobre él.

No me gustó: Marcelo, Carvajal y Ramos. Sobre todo los dos primeros, sobrepasados claramente por el ambiente. Ramos, aunque correcto, quedó señalado en la jugada del empate. Y Carlo tampoco estuvo demasiado “despierto y diligente” con los cambios.

Pepito Grillo: Anoche no fue tiempo para silencios. Esas injusticias tan manifiestas, en una Liga que se va a decidir por menos de tres puntos, no pueden quedar sin señalar. Pardeza no puede ser un portavoz tan pusilánime o quién le da el guión no puede representar al Real Madrid.

Pero si anoche el silencio fue ominoso, más lo fue durante toda esta semana el silencio vergonzante (quizás avergonzado) de Florentino Pérez que debe explicar inmediatamente al madridismo como el máximo representante de un club ejemplar pide el indulto de un corrupto sinvergüenza como Del Nido. ¿Espera que le sea recíproco el tratamiento en caso de verse en las mismas?. Vergüenza me da tener un presidente así.

Otra. Todos sabemos que los servicios jurídicos del Real Madrid son como los Reyes Magos, a todos nos gustaría que existieran, todo el mundo habla de ellos pero realmente no existen. El Madrid no debe anunciar querellas, debe presentarlas. Que supongo que habrá presupuesto para ello y si no, que impriman en blanco y negro.

Franciscus: Veremos a Ayza Gómez como a Blancanieves después de la eliminatoria de Copa del Rey.