Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

29 agosto 2016

Victoria sufrida y merecida


Real Madrid 2 - Celta 1

Siempre me ha gustado ver el resumen del partido tras el final. Cuando condensan en breve espacio las jugadas más importante, te hace quedarte con lo importante y lo fundamental, ya que muchas veces, llevados por los nervios y la pasión, no te da tiempo a analizar ni contabilizar ocasiones, detalles de los goles, de las jugadas, etc... Y cuando como ayer el partido está en el alambre, es aún más revelador.

Y hay infinidad de veces que el resumen parece no tener nada que ver con el partido que viste. Como ayer contra el Celta. En el resumen el Madrid mereció una victoria más amplia, sin embargo el partido fue muy trabado, dividido hasta el mismo final y con la incertidumbre planeando constante sobre el Bernabeu. Ninguno de los contendientes engañó, el Celta hizo su fútbol, planteó su apuesta con el sello personal de Berizzo, un entrenador descomunal al que la falta la clá mediática que si disfrutan los Jémez, Lillo, Pep, etc… ¿Por no ser español, quizás? Presión altísima, ayudas constantes y aperturas muy estudiadas hicieron sufrir muchísimo al Madrid. Pero arriba, claro está, no tiene a la BBC y así es mucho más difícil. Y en el Bernabeu eso se paga normalmente, como ayer.

El Madrid de Zidane también ofreció lo que se esperaba, un 3-4-3 en ataque que transmuta en 4-4-2 en defensa, dos líneas definidas de presión en campo propio y salida como caballos desbocados. Confiado con el empate inicial, indolente liderando el marcador y apisonadora cuando tiene que restañar el error de esa indolencia. Tácticamente, en el primer tiempo Berizzo barrió a Zidane con una mezcla de marcajes en zona e individual que imposibilitaron que la media blanca supiera hilvanar alguna jugada. Kroos tenía de forma permanente su sombra que lo acompañó hasta el túnel de vestuarios. Los laterales eran marcados en individual en sus subidas, lo que tapó su aportación y provocó que especialmente Carvajal sufriera lo indecible en defensa. Sólo Modric, con su descomunal calidad, rompía la maraña celtiña.

Tras el descanso, cinco minutos de asfixia y el aire cambió, Kroos se liberó de sus ataduras, Marcelo empezó a cabalgar y Morata tuvo muchísimos más espacios. Así llegó el gol - en el que aún no tengo claro si hay fuera de juego posicional previo - y el Madrid, como tantas veces, se relajó en defensa. Orellana empató de un zapatazo en el que Casilla creo que pudo hacer un poquito más. Esa es la diferencia entre un buen portero y un excepcional portero. Con el empate, resonaron de nuevo las trompetas a rebato y el Madrid se puso en modo apisonadora y así no hay rival que se resista. Y en el Bernabeu más. Los rivales inconscientemente se acuerdan de tantas y tantas remontadas y las canillas empiezan a temblar.

Producto de esto llegó el golazo de Kroos, mimético con otro anterior al Rayo, con un pase a la red milimétrico, claro exponente del enorme talento del rubio alemán. Con el 2-1 volvió a dejar que el Celta mandara, lo que supuso que los piperos atornillaran el orto al asiento y no se moviera una mosca hasta que el árbitro no pitó el final. Seis puntos, trabajados, pero merecidos. Otro día más en la oficina.

Me gustó: Modric, superlativo. Kroos desaparecido en la primera parte, enorme en la segunda. Y Lucas Vázquez.....  ¡¡ que cojones tiene Lucas !!

No me gustó: El equipo nunca supo mandar en la medular. No se le ven automatismos para una salida fácil de balón. Ramos y Marcelo siguen en modo "Sobrado ON".

Pepito Grillo: Terminado el partido, volviendo a casa oí en la Cope a Petón criticando a Lopetegui por no llevar a Juanfrán, aduciendo que estaba mejor que Carvajal. Al parecer Sergi Roberto para él es insustituible. Poco después, en la tertulia, decían que no estaban preocupados por el Atleti puesto que había tenido ocasiones, eso si, el Madrid debía corregir y mejorar algunas cosas para no sufrir tanto.
A la misma vez, mirando la web de los dos periódicos "madridistas", en ambos se hablaba de polémica respecto al gol de Morata, eso si, del penalti de James y los dos dudosos a Bale y Marcelo, ni mención. ¿Se olvidaron? Estos antimadridistas son adorables.

Franciscus: A Lopetegui lo están esperando y a poco de pequeño traspiés, le van a dar más palos que a una estera.

22 agosto 2016

La Liga de Zidane y Aniversario

 Real Sociedad 0 - Real Madrid 3

Silencio en el salón. El Campeón de Europa va a jugar. La que será recordada como la Liga de Zidane comenzó ayer en San Sebastián, ofreciendo como diría un experto sumiller, variados matices: Empezó como lo hacía el Madrid de Mourinho, fulgurante al contraataque y la transición y con una definición letal. A veces recordó el juego preciosista y dinámico de la gran época de Ancelotti,con un Kroos superlativo en la diversificación del juego y asomado al balcón del área. Pero el matiz más intenso, más elocuente y esperanzador fue la perfecta correlación entre el compromiso con el equipo y la generosidad autoimpuesta. Los de Zidane dieron un recital de ayudas, coberturas y escalonamiento en la presión que anularon a los donostiarras de principio a fin.

Su once inicial volvió a dar una muestra más de lo que parece va a ser su libreto: antes hombres que nombres, se cuenta con todos, pero con unos más que con otros. Y era un once arriesgado, pues no podemos olvidar que faltaba casi toda la columna vertebral del equipo titular de la Undécima de Milán: Sin Keylor, sin Pepe, sin Modric, sin Benzemá,sin Cristiano.................. Y lo mejor fue que a ninguno se le echó en falta. Tras el partido nadie se acordó de nadie. Paradójicamente, los mejores fueron los que más tenían que demostrar: Morata hizo un partido antológico, un poquito Higuáin como leí en Twitter, pero magnífico en la entrega y lleno de detalles de un perfil de delantero del que adolecía el Real Madrid. Kovacic se adueñó del centro del campo y sólo le faltó el premio de un gol para hacer llorar a mamá. Y Asensio..... que vamos a decir de Asensio. De él soló habría que decir como el malafollá que felicita al amigo en su cumpleaños: Ojalá cumplas lo que aparentas.

Y hablando de cumpleaños, ayer cumplí años y Todo Real Madrid también, pues fue un auto-regalo de cumpleaños. Ayer cumplió el  blog diez años, podríamos decir que ya es un blog veterano. Acumula entre unas cosas y otras casi un millón de visitas, hecho que ni en sueños esperé conseguir cuando inicié este experimento. En este tiempo otros muchos se han perdido, buenos blogs a los que la irrupción de la inmediatez de Twitter y la exigencia de su actualización fueron minando. Yo resisto, con apuros, pero como soy madridista siempre aguanto hasta el límite. Espero que las ganas y la inspiración me permitan estar otros diez años más. Y que el Madrid me siga dando alegrías para escribir.

Me gustó: Todos, pero en especial Morata y Kovacic. Notable alto para Carvajal, Asensio y Bale.

No me gustó: La permisividad y el doble rasero del colegiado con las tarjetas.Ves la tarjeta a Casemiro y la comparas con faltas que se fueron in albis y te inunda la ira.

Pepito Grillo: Esta Liga es, tiene y debe ser blanca. El Madrid sólo depende de sí mismo para ganarla. Está muy por encima de cualquier rival y no debemos permitir que la falta de hambre y la falta puntual de compromiso nos priven de ella. En todos los partidos el espíritu de Milán y la primavera será más blanca que enero. Los putos caminantes blancos, que aún muertos vuelven a andar. Eso pido y eso exijo, que para eso pago.

Franciscus: Como se inicia la temporada, haré un pronóstico general:

Liga: Real Madrid
Copa: Barcelona
Champions: Real Madrid
Equipo revelación: Celta
Equipo Titanic: Sevilla
Champions: Real Madrid, Barcelona, Atletico y Celta.
Descienden: Granada, Osasuna y Eibar

13 agosto 2016

El día que Zidane me ganó


Eran las 8 de la tarde. El Real Madrid jugaba la final de la Supercopa de Europa en Trondheim, contra el Sevilla. Y ya llevaban varios días los "periolistos" vendiéndonos su "alineación inicial", con Modric, James, Bale, Benzemá …. hasta Kroos. No les culpo, sólo repetían las alineaciones que habrían puesto los últimos entrenadores del Real Madrid.

Todos sabemos que si Ancelotti o Benítez hubieran sido el entrenador oficial del Real Madrid, Modric nunca hubiera empezado en el banquillo. Y Bale hubiera viajado a Noruega. Tan seguro como que el sol sale por oriente. Toda la farfolla mediática ponderaba, justamente, la fenomenal pretemporada de Asensio, pero ni uno, ni uno, apostaron ni un céntimo porque Kovacic sería titular. Creo que con Ancelotti Modric, James, Bale y Benzemá hubieran sido titulares. Nombres antes que hombres.

Y aunque para un madridista la Supercopa de Europa es un título menor, también es cierto que no haberla ganado hubiera supuesto la primera andanada mediática contra Zidane, jugara con el equipo que jugara. Y si la hubiera perdido con el once inicial que puso, los palos serían incontables: que si es un soñador, que si se ha rebelado contra Florentino, que si no tiene nivel, que si le ha dado un ataque de entrenador……………. y más y más farfolla. No hay cosa que venda más que un petardazo del Madrid y ya se habrían ocupado de que el petardito, en caso de perder, se convirtiera en todo un Maracanazo. Y Zinedine lo sabía, claro que lo sabía.

Sin embargo, a las 8 de la tarde,  todas las emisoras de radio, todas las webs deportivas abrían con el "bombazo" del 11 de Zidane. "Zidane se la juega" decían. No. Zidane con ese 11 hizo un jaque mate pastor a toda la prensa, al antimadridismo y a todo el madridismo renuente con su figura. Con ese 11 conseguía, de un plumazo, múltiples objetivos: El primero dar confianza a los teóricos suplentes, haciéndoles ver que para él todos son importantes, desde el primero al último. El segundo, mandar un mensaje a navegantes para los teóricos titulares, haciéndoles ver que no son indispensables para la victoria, que sólo son una pieza más del engranaje y, que a poco que se relajen, el banquillo sabrá devolverles a la realidad. El tercero, hizo ver a todos los jugadores de la plantilla, a todos, que con él la meritocracia, que fue bandera de Mourinho, no es un lema, es un hecho palpable. El cuarto, dirigido a todos los dirigentes, futbolistas y agentes del fútbol, diciéndoles que calma, que no necesitan a nadie, que si se suben a la parra, se lo van a comer con patatas, ofreciendo así a Florentino y J.A. Sánchez una posición de fuerza ante cualquier negociación en marcha.

Todo con un simple 11. Y para colmo, va y gana………. Y después, llegó a la sala de prensa y sonrió.

Eso, señores, no es predicar, eso es dar trigo.