Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

27 febrero 2013

Poco ñu para tanta hiena



Barcelona 1 – Real Madrid 3

Fácil, muy fácil. Antes del partido pronostiqué que si el Madrid jugaba como debía, la eliminatoria estaba decidida y así fue. Hace tres años si el Barcelona jugaba como debía, ganaba al Madrid. Hoy es al contrario. Y esta tendencia ya se ha confirmado por fin. En los últimos dos años el Barcelona sólo ganó una vez al Real Madrid. En abril pasado el Madrid sentenció la Liga de los Récords ganando en el Nou Camp. En Septiembre se le ganó la Supercopa y hoy se le gana eliminándolos de la Copa. Tendencias.

Y es que no hubo nunca opción para los culés. Fue empezar el partido y comprobar el brutal achique de espacios que había preparado Mourinho. Espero que el asceta Menotti haya tomado nota de cómo se perfecciona un sistema. La clave fue ese achique de espacios, que el balón no se regalaba al segundo pase y que en cada recuperación se elegía bien, una vez con contraataque claro, otra vez alargando el campo retrasando el balón y asegurando la posesión.

Con sólo eso (que es mucho) y un derroche de compañerismo y ayudas sin fin se consigue desmontar todo el artificio culé, hoy más culés que nunca, pues sus posaderas quedaron al aire. Y si la victoria me alegró, más me alegró que los culés queden clara y cristalinamente por lo que son: unos fingidores taimados, más pendientes del árbitro que del contrario, piscineros contumaces y protestones hipócritas.

Y no es día de alabar a nadie en particular, aunque lo merezcan. Hoy ha ganado el equipo, entendido éste como el conjunto de jugadores, técnicos y dirigentes que componen el Real Madrid. Para terminar sólo dejar algunas reflexiones: Esto con Jesé no hubiera pasado. Visto como celebró Varane el gol, está claro que el vestuario no está con Mourinho. Oído al presidente del Barca, podemos estar tranquilos, Undiano no les pitó claros penaltis por tanto seguimos siendo el equipo del gobierno y de Franco. Cristiano sigue triste por lo del Balón de Oro y cada día se aleja más del Real Madrid. Pepe fue de nuevo castigado. Y el amo del fútbol, además de Príncipe de Asturias a la discordia, no tuvo lo que hay que tener para felicitar a los vencedores.

Y lo más importante: Jordi Alba se recupera satisfactoriamente de su ataque de sobreactuación, tuvo suerte de que su entrenador no fuera ni Mou ni Camacho.

Me gustó: El golazo de Varane.

No me gustó: Que acabara la gala de los Oscars, faltando tantos nominados a Mejor Actor y a Efectos Especiales. No es justo.

Pepito Grillo: Cuando compareció Casillas a la rueda de prensa, no entendí ni el momento, ni la elección ni su presencia tras una victoria tan importante donde él nunca tuvo nada que ver. Pero lo que no entenderé nunca es como tras veinte preguntas, delante de todos los medios del planeta, NADIE, ni un solo periodista, esos seres tan profesionales y a los que tanto gusta buscar polémicas le preguntara sobre el único asunto por el que debía de dar explicaciones: las declaraciones de la chismosa que tiene por novia. Tras esa lamentable dejación de funciones, sólo queda preguntarse cuantos peajes deben al portero para que se diera esa epidemia de amnesia. Y en que concepto se lo deben.

Visto que las obras de los baños están felizmente terminadas, sólo queda asegurarse si los aseos del Camp Nou podrán estar en perfecto estado de revista para acoger tan magno evento. Dos aficiones tan numerosas se merecen el campo más grande de Espanya para que puedan asistir el mayor número posible de aficionados.

Rappel: Ya dije que veía un derby en la final. Hoy sólo espero que el chupito llegue indemne a Concha Espina, si Ramos no lo remedia.

18 febrero 2013

Los paró Paradas


Real Madrid 2 – Rayo Vallecano 0

Cuando al finalizar un partido que juega el Madrid se habla del árbitro, generalmente malo. Y ayer no es que Paradas Romero perjudicara en demasía al Madrid, pues también se comió un penalti de libro de Coentrao, pero se le notó demasiado su antimadridismo.

Consiguió Paradas que un partido que en su inicio merecía como banda sonora el Himno a la Alegría de Beethoven, se transformará en una prueba del manual de sexto de árbitros sobre que faltas o que manos eran tarjeta o no, que entradas eran punibles y cuando los codos son penalizables o no. Una pena. Al Madrid despendolado lo paró Paradas con sólo dos tarjetas. Demolition Man.

Menos mal que el Real Madrid aprovechó bien la táctica suicida de Jémez (que dijo que sabía como quería perder los partidos) antes del cuarto de hora, pues de lo contrario otro gallo hubiera cantado. En once minutos le dio tiempo al Madrid a marcar dos goles, tener otras cuatro ocasiones y hacer pensar a todos que aquello podría acabar en una carnicería, ya que los rayistas y su entrenador parecían no haberse enterado que el Real Madrid es el mejor club del mundo corriendo con espacios, pero bueno, mártires los quiere Dios.

Pero con la expulsión del polifacético Ramos (golea, corre, agarra, manotea, olvida, etc...) la probable goleada se convirtió en una exhibición de catenaccio a la vieja usanza. Y el mejor ejemplo de ello fue la transmutación de Kaká, de mediapunta creativo y rematador pasó en un instante a mediocentro defensivo y correoso ¡¡ Y le fue bien !! Hoy algunos se maravillan de su labor, a mi me entristeció enormemente. Si fichamos a Kaká para que corra tras Trashorras, apañados vamos.

Cuando Mourinho tiró de libreta sentó a Morata en un cambio de manual para desgracia del canterano, recompuso la defensa que una vez más dejó vendida Ramos y ordenó su equipo en un 4-3-2-1 que atenazó sin misericordia a un Rayo que quería pero todos supimos que no podría. Tuvo sus ocasiones, se le hurtó un penalti como dijimos, pero no se le presumía peligro para el marcador. Al final terminó el partido como quedó congelado tras la jugada decisiva del partido, con un 2º tiempo tan soporífero que hasta se les perdonaba a los piperos su habitual espantada del minuto 35.

Para la discusión quedan el presumible toque a Benzemá, Adán (sigo sin saber debido a qué), Marcelo y Ramos. Si, también a Ramos. Para mí el mensaje no fue pongo al mejor lateral derecho, fue te están quitando el sitio como central, espabila. Y Ramos no espabila. Está a sus cosas y está teniendo con demasiado frecuencia la peor falta que puede tener un defensa: Fiabilidad. Se equivoca en demasía, muchas expulsiones, muchos fallos de marcaje, etc... penalizan a uno de los mejores jugadores de la pasada Liga. Y ojo, que conste en acta que la primera tarjeta que sufrió es psicodélica. Pero no puedes saltar en la siguiente jugada como lo haces, no señor. Demasiadas jaimitadas para un central que se supone experimentado, fiable y bastión de tormentas.

Me gustó: Jugar sin perro ni gato, con Morata de 9, elástico y anotador. Podría haber sido, más aún, su gran noche, que lo fue. Y Essién. Su mejor partido de blanco. Perfecto en la colocación, el corte y el toque corto oxigenando el centro del campo.

No me gustó: Ramos, equivocándose en el campo y en la zona mixta. Ni Albiol, que puede que le haya cogido gato, pero no me gusta nada de lo que hace, que le vamos a hacer.

Pepito Grillo: Si Mourinho saca a Morata no apuesta por la cantera, está castigando a Benzemá. Si Ramos habla de no señalar a compañeros, está hablando de Mourinho, pese a que éste es su jefe. Si Marcelo y el Pipa están gordos, no es que sean malos profesionales, es que Mou no está pendiente de ellos. Si pide una tarjeta, dicen que enloquece. Si no sale del banquillo, que se esconde. Debe ser duro aguantar tanta envidia y tan a menudo.

A la directiva más laureada del Barca le están pidiendo ejecutar un aval millonario por las pérdidas generadas por su gestión. Si el resultado de su mejor etapa es éste ¿qué pasará en esta época de estrecheces y penurias?.

Rappel: Bale blanco. Muy blanco. Y Falcao, azul, muy azul.

14 febrero 2013

Sin 9 y con medio Özil



Nuevo 1-1 para la vuelta. Mal resultado para visitar Nou Camp y Old Trafford, aunque el Madrid puede ganar las dos eliminatorias, pero es difícil, muy difícil. Si queremos ver la botella medio llena, habría que decir que el Madrid mereció ganar pero también pudo perder. Y que ganar o empatar (salvo el 0-0 que parece improbable) le vale.

El guión del partido se ciñó en gran parte a lo previsto y se volvieron a manifestar las mejores virtudes y peores defectos del Madrid en esta temporada. El Manchester cedió el balón, el Madrid mandó sin complejos, salió como un vendaval, disfrutó de ocasiones y se encontró como viene siendo casi habitual con un gol en contra en el primer tiro a puerta y a balón parado. Ramos se dedicó más a fingir que a disputar y Diego López hizo un Casillas. 0-1 y a remar de nuevo contra corriente.

Y si el equipo ya mostró su peor defecto, a continuación hizo gala de su mejor virtud, la actitud, el orgullo y el espíritu ganador. El Bernabeú sabio de las grandes noches alentó a su equipo y el equipo respondió con su mejor ánimo. Di María se atracó de balón, lo buscaba, lo conseguía, la pasaba, se perdía y parecía que entonces sentía síndrome de abstinencia cuando lo perdía, volvía a por él, una y otra vez, atrafagado pero constante en el esfuerzo. Su despliegue físico fue soberbio y permitió que su tobillo de goma pusiera un balón tan alto que sólo Cristiano podría bajarlo con un cabezazo digno del mejor Santillana o Zamorano, recordando mucho, mucho, aquel gran gol de la final de Copa de Valencia. Empate y a seguir remando.

También habría que destacar a los dos laterales, magnífico Arbeloa en defensa y magnífico Coentrao en defensa y ataque. Llegó el descanso y parecía que el desenlace sería feliz. El Madrid era muy superior, disponía de ocasiones y sufría poco en defensa. En el segundo tiempo el ManU replegó mucho sus líneas, cedió completamente el campo y el Madrid se encontró con el tipo de partido soñado, aunque ya hemos visto demasiadas veces lo mal que sabe afrontarlos. Y hubiera sido muy fácil de haber dispuesto de un buen nueve y del mejor Özil. Pero esta noche no había ni uno ni otro. Benzemá está  pasando un mal momento e Higuaín no acaba de conectar, pese a que en su  descargo habría que decir que Mou lo instaló más de extremo que de nueve.

Y Özil ayer mostró sólo la patita de su tremendo potencial. Fue una continua esperanza de pase mágico, una promesa de asistencia de gol pero ahí quedó, como el espejismo del oasis en el desierto. Además hizo lo que más critico a un jugador, perdía un balón y se quedaba exangüe, con los brazos caídos lamentándose del infortunio. Debe creer que si a Cristiano se le permite, a él también se le debería permitir y tendría razón si tuviera las mismas prestaciones que el supermán portugués.

Sin eso, el Madrid acabó estrellándose en la muralla roja una y otra vez, haciendo ver que carecía de alternativas individuales de calidad y tácticas que permitieran derrotar al iluminadísimo De Gea. Al final Cristiano lo logró enchufar y Van Persie perdonó lo que no estamos acostumbrados a verle fallar en tres ocasiones clarísimas surgidas de la nada. Lo cual nos lleva a plantearnos una nueva pregunta ¿Cambiaríais a Benzemá e Higuaín por Rooney y Van Persie? Yo no. Ya sólo queda esperar a la vuelta, esperando que Xabi Alonso se recupere de sus dolencias, pues su concurso parece imprescindible y el  equipo alcance su máximo potencial.

El reto de Copa y Champions parece insuperable ………………..  para cualquiera que no sea el Real Madrid. ¡¡ Hala Madrid !!


Me gustó: El ambiente de exaltación al fútbol vivido. Fútbol y sólo fútbol. FÚTBOL en mayúsculas, sin fingimientos, con entrega y profesionalidad, sin una mala entrada violenta, sin un mal gesto. Y la rueda de prensa señorial de Sir Alex Ferguson. Cada día comprendo mejor las ganas de Mourinho de volver al país del fútbol.
No me gustó: El resultado. Es horrible. Te obliga en casi todo momento del partido y siempre, salvo goleada, deja casi todo abierto. El partido de Old Trafford será restringido para los deficientes cardiovasculares.
Tampoco me gustó la patética pregunta de un periodista de Catalunya Radio, cuestionando a Ferguson sobre unas declaraciones de Mourinho que éste no había realizado. A algunos parece no importarle la realidad sino sus fines y no paran en razones ni éticas ni morales para intentar azuzar al portugués.
Pepito Grillo: El único icono que faltó a la gran cita de ayer fue Casillas. Durante el partido no se le echó en falta, pero al final del partido caí en la cuenta que si en lugar de Diego López hubiera sido Casillas no duden que los titulares de hoy serían: Salvador Casillas. ¿verdad? A sensu contrario, uno de los titulares de la canallesca fue: “Mourinho señala a Ramos” cuando no fue así. Si siempre me sorprendió la estoica defensa a los dos capitanes por gran parte del “fuego amigo”, días como ayer ayudan a abrir aun más los ojos y hacerse la eterna pregunta: ¿Por qué?.
Rappel: Me duele decirlo, pero creo que el Real Madrid caerá en una de las dos eliminatorias pendientes,

13 febrero 2013

COMIENZA EL PULSO


Dijo Mourinho que el mundo no estaba pendiente de la Champions, el mundo estaba pendiente de este Partido. Y lo pongo con mayúscula porque es el partido que más atención suscita en todo el mundo futbolístico, en todos los continentes, en todas las aficiones. No en vano se enfrentan los dos clubes económicamente más poderosos del mundo, los más mediáticos, los más históricos, los que poseen las dos mayores aficiones del continente.

Hoy se podrá ver junto al televisor de cualquier rincón de Calcuta, Gaza, Johannesburgo, Quito o Helsinki una pareja de aficionados, uno con la camiseta blanca y otro con la camiseta roja. Hoy levanta el telón quizás el partido de fútbol de clubs con más audiencia de la historia. Hoy Ramos, Ronney, Alonso, Giggs, Cristiano y Van Persie serán conscientes de ser actores de la principal comedia que es el fútbol.

Por todo eso envidio a los 85.000 que estarán desde las siete pululando por las aceras de la Castellana, oyendo cánticos, furtiveando entrevistas de la miríada de periodistas de todo el orbe, haciendo gala de fuentes cristalinas o podridas sobre la alineación blanca, atrafagando Concha Espina para ver pasar de cerca el autobús del equipo y alentar más sus almas, preparando sus corazones en una comunión única, con un solo fin común: GANAR.

    Ya estoy deseando que empiece y yo ya empiezo: ¡¡¡ HALA MADRID !!. Hasta el final ¡¡ VAMOS REAL ¡¡

10 febrero 2013

ORQUESTA FILARMÓNICA DE HIENA



Real Madrid 4 – Sevilla 1

Fue leer el tuit de Juan Ignacio Gallardo y me dije que era el titular perfecto para la crónica del Madrid – Sevilla. Y lo es porque aúna en cuatro palabras las necesarias cuatro virtudes del buen titular, corto, descriptivo, ocurrente y con un puntito de misterio.

Y es que ayer, sábado de Carnaval, el Madrid se disfrazó de fino violinista atacando un allegro tras otro, con un director virtuoso en su alineación ofreciendo la mezcla perfecta entre titularísimos y banquillo, dejando por otra parte a toda - y cuando digo toda, es toda - la prensa en evidencia, pues siguen intentando anticipar alineaciones una y otra vez con su “información”. Y algunos, como Chema Abad, incluso se permitían criticarla por inesperada ¡¡ Que nos quedará por ver !!

Y como en toda orquesta de prestigio que se precie, se acompañó de un solista prodigioso, que va a acabar derribando tanto muro de racismo, envidia e intereses a gol limpio. Hoy me pongo en la piel de Beto y sigo dudando si el beso que le ofreció CR7 en el saludo inicial no sería como aquel de Judas. Para que queremos enemigos, teniendo amigos así, pensará.

El resto de músicos de cámara también estuvieron a la altura y ya a los cinco minutos se sabía que habían puesto el chip de partido de casa, ese que lleva incorporado ganas de jugar al fútbol, correr y ofrecer a la afición justo premio a los eurazos que cuesta asistir al concierto. Al Sevilla le cayeron 4 como le pudieron caer 7, pero que mas da, el Real Madrid juega en la Liga con el alma puesta en la Champions, que es difícil pero posible.

Y para la Champions jugó el equipo, reservando la mejor parte de su potencial y mandando un mensaje claro y nítido: El Madrid si quiere, puede y CR7 siempre quiere. Aparte quedaron anécdotas como el buen partido de Diego López, que sigue haciendo que nadie eche de menos al novio de la chismosa; la enésima expulsión de un madridista, que demuestra una vez más que baratas se cobran las rojas de los blancos los árbitros; el magnífico partido de Kaká que parece aquella novia que dejaste hace cinco años y que aún te preguntas cuando la ves con el vestido ajustado si hiciste bien o mal en aparcarla; el si pero no o quizás de Módric y las grandes prestaciones que ofrecen esos futbolistas tan necesarios como inadvertidos que son Higuaín y Arbeloa. Por cierto, la campaña mediática contra Arbeloa ya alcanza un olor putrefacto. Menos mal que Álvaro tiene personalidad y coj..... para dar y regalar, aunque debe ser duro sobreponerse a tanta inquina biliar. Sólo resta por nuestra parte ofrecerle siempre nuestro cariño y reconocimiento.

Me gustó: El cambio de CR7, el Mulo. Perfecto el momento, el suplente y la ovación más que merecida, obligada. Recordé aquella pancarta de un niño en la gira de EEUU que decía: ¿Para que necesitamos superhéroes si tenemos a CR7?

No me gustó: Ni Albiol ni Essien. Sigo sin entender la renovación del primero y creo que Mou se equivocó al traer al segundo, visto lo ofrecido hasta hoy.

Tampoco me gusta que Cristiano aún no haya renovado. Messi ya lo hizo, Floper ya sabe cuanto cobra el ñú, ponemos un millón más, porque él lo vale y a otra cosa mariposa.

Pepito Grillo: Que al Madrid se le nieguen las dos alternativas de horario para preparar la vuelta de Champions indica bien a las claras el enorme trabajo que le queda por hacer a Florentino para recuperar la influencia y capacidad de persuasión en los círculos de poder. Y ese si es su trabajo.

Sobre las hienas, sólo tengo que decir que si estamos hastiados de ver como políticos, banqueros y mangantes de todo tipo obvian la dimisión como al subsahariano del semáforo, a nadie sorprenderá que a estas horas no le haya costado a nadie el puesto por el vergonzoso reportaje. Despreciable en cualquier caso, pero en una televisión pública que yo pago con mis impuestos, más. Así le va a Catalunya.

Para terminar, la floja entrada de ayer me llena de gozo y satisfacción. Es la única forma de que se den cuenta que no se puede pagar lo mismo por una película en su estreno que dos meses después del mismo. Espero que para acudir a ver el Madrid – Betis añorado, bajen los precios y no tenga que pedir un préstamo.

Rappel: CR7, como San Pedro con Jesucristo, negará tres veces al ManU y no podrá celebrar su éxito.

05 febrero 2013

CON ESPÍRITU DE LUNES



Granada 1 - Real Madrid 0

¿Quién no ha sufrido nunca el espíritu del lunes en sus carnes? Sobre todo si llega tras un buen domingo ¿no?. Nos levantamos a la última, porque es nuestra obligación, vamos al trabajo a retrancajila, como el burro al arado y porque es nuestra obligación, cumplimos con nuestra tarea, pero con poca abnegación, no lo neguemos.

Cuando terminé de ver el partido en Granada, supe que los jugadores blancos sufrieron el ataque de ese espíritu del lunes, sólo que se les adelantó al sábado. Venían de un partido de máximo nivel al campo de, con todos los respetos, un equipo del pelotón trasero. Y con la Liga más perdida que la virginidad de la señora de Pipi Estrada, los alicientes y la motivación era no escasa, inexistente. Y claro, si se unen las pocas ganas con la falta de objetivos, pasa lo que pasó. Penoso partido, peor que el de Osasuna que ya es decir.

Y ya no vale ni que el Barca empatara sufriendo, porque todos sabemos que ni con 15 ni con 13 puntos de ventaja tienen nuestros males remedio, que diría Sabina. Y como soy tolerante a ultranza, comprendo la desidia de los jugadores blancos, comprendo el cabreo de Mourinho y comprendo, como no, mi cabreo y el de tantos millones de madridistas. El problema es que esta sensación está siendo demasiado frecuente y es muy peligroso, no por perder la Liga, sino porque llegue un partido de máxima exigencia y lo confundan con uno de todo a cien. Y la palmemos.

Me gustó: Que Diego López fuera titular. Se acabó el misterio para los que no lo querían tener claro. 

No me gustó: Que Mourinho señalara en rueda de prensa a los jugadores. Ya vimos todos la actitud de unos y otros, no nos va a descubrir nada nuevo. Por tanto ese comentario sólo contribuye a dar carnaza a las hienas mediáticas. 

Pepito Grillo: Están saliendo en cascada diversos escándalos que afectan al fútbol: Mundial de Quatar, Operación Puerto, Investigación de Europol, declaraciones de Tebas, etc.... Y sorprende que un país tan señalado por la corrupción como el nuestro, en el que es tan sistémica como en Méjico, aún no haya sido señalado nadie de este mundillo, siendo al parecer el último reducto inmune a esa lacra. Increíblemente. Sin embargo, a mí un mundillo que pretende crearse sus propias reglas al margen de la legislación internacional, con unos dirigentes tan inviolables como jefes de estado, con un sistema de castas casi hereditarias y que hace sorteos con personas sacando bolas (curiosamente) siempre me pareció un pozo de corrupción y podredumbre. 

Rappel: En la Operación Puerto saldrán futbolistas. Y del tercio norte peninsular.

02 febrero 2013

Del fútbol al silbido.



Ya que las apretaturas del calendario no me permitieron escribir sobre el Clásico del miércoles, me desquito hablando del post-clásico. Y es que es muy, muy curioso que la calma chicha que circundaba el Bernabeu tras el partido se haya convertido en tormenta con rachas huracanadas al día siguiente al cabo de pocas horas. ¿Cómo sucedió tal ciclogénesis explosiva sin condiciones objetivos para su creación? Procuraremos explicarlo.

Al terminar el partido todo eran parabienes, cánticos a la deportividad y loas al buen fútbol. Todo el mundo de acuerdo de que los malos rollos que eran habituales cuando Guardiola ocupaba el banquillo culé habían fenecido y la Roja ya no corría peligro, merced a un premio Príncipe de Asturias, de los buenos oficios de un marqués y de dos santos barones (con b,  para respaldar el carácter nobiliario del párrafo).

Puyol era el perfecto ejemplo del fair play (deportividad para los de la EGB ), CR7 y Piqué acabaron abrazados, con guiños y arrumacos, algo a lo que es muy propenso Piqué, miedo me da. Mourinho ni apareció, pues quién quita la cerilla moja la pólvora y Alonso y Arbeloa se deshicieron en caricias y arrumacos a Messi, alabando la perfección y apurado de su afeitado, vamos... un canto a la felicidad.

Pero el diablo, que cuando se aburre mata moscas con el rabo, no podía consentir tanta paz y sosiego. Y no se le ocurre otra que decir que el ángel de la guarda, en culé tradicional: Messi, se dedicó a macarrear, menospreciar y escupir durante el partido. Algo, por supuesto, inimaginable en cualquier persona honesta y cabal que se precie de serlo. Ya lo dijo Rossell a los niños, ¿se acuerdan?

Y claro, ¡¡ hasta ahí podríamos llegar !! Mal está que el mejor Barca de la historia sólo empate con un Madrid sin medio equipo titular, máxime cuando aspiraban y creían posible jugar el segundo partido con el Barca B, mal está que Messi no marcara, mal está que Tito (suerte desde aquí) no conozca aún el éxtasis de ganar al Madrid... pero mentar el nombre del mesías en vano, no, por ahí no pasamos. Y ahí las hordas blaugranas sacaron lo más selecto de sus recursos mediáticos en defensa del sancta sanctorúm del espíritu culé.

Dos llamadas a Sport y Mundo Deportivo, criticas al árbitro por no ayudarles, Alves a rueda de prensa (que éste nunca le hace ascos a un buen titular) y pedimos, de paso, ecuanimidad a la Santa Inquisición Mesetaria, rogándoles que el odio de la Yihad Mouriñista no nuble su entendimiento, que recuerden que Messi sólo se hace humano cuando juega al fútbol y lo demás son excrecencias de pecados capitales como la envidia, la lujuria mal entendida y la soberbia.

Y así, como al desgaire, conseguimos un nuevo logro en la Matrix culé, transmutando un canto al fútbol en un silbido desgarrador, atentatorio contra los valors y la humildat, el seny y el fútbol... y es que los del Barca no saben empatar, son la hostia, que diría Xavi, el amo del fútbol.

Yo, que todo esto lo veo como fuegos de artificio o juegos de manos de tahures y prestidigitadores, ni entendí los ataques furibundos a Mou por el pretendido asunto del parking, ni entiendo los de ahora a Messi. Y condeno con la misma energía los insultos racistas, los gritos de subnormal, portugués hp es o el asesino, asesino. Y los escupitajos, menosprecios e insultos en el campo y alrededores son tan propios del fútbol como los goles, los córners o los malos árbitros. Y así deben ser entendidos y asumidos.

Estos episodios han existido de toda la vida de Dios, pero nunca se les ha otorgado rango de noticia, porque nunca la anécdota debe emerger sobre el cuerpo cierto de la noticia. Pero hoy, que se mezclan la huída generalizada de la profesión periodística del castillo de la ética y el buenismo antropológico, en el que se confunde el espíritu competitivo consustancial al deporte con la deportividad (recuérdese el caso bochornoso de la salida de cadena de Schleck y Contador), estas peleas de chiquillos monopolizan la atención mediática, siempre de forma interesada.

Lo que no entiendo ni entenderé nunca son los veletas de opinión, estómagos mendicantes de un jornal tan mísero como el jornalero andaluz de la posguerra, que trabajaba de sol a sol por un mísero rancho. Si su amo les pide ladrar, ladran, si les pide maullar, maullan y si les pide morder, si es a distancia, lo hacen, pues su cobardía les impide hacerlo de frente. También me hace gracia cuando en los asuntos que afectan negativa a lo culé se equiparan a Santo Tomás pidiendo pruebas de la resurrección de Cristo. Hoy piden pruebas de lo sucedido cuando no han tenido empacho alguno en “noticiar” lo que pasa por la mente de Mou sobre lo divino y humano sin haber hablado con él en la vida.

Conclusión final: Hay una señal inequívoca, testada a lo largo de los años, del sentimiento culé: mientras más temen, más chillan.

Pepito Grillo: Ya dije antes que las apreturas del calendario impidieron comentar muchos asuntos, entre ellos uno importantísimo: los comentarios de Sara Carbonero en Televisa. A aquellos periodistas corporativistas que defienden el libre ejercicio de su profesión sobre su vínculo personal, sólo les pediría un ejercicio de reflexión: ¿Creen que Letizia Ortiz Rocasolano, periodista de larga trayectoria, debe airear los asuntos que por su matrimonio conoce? ¿Debe el policía, juez, médico, abogado, notario...... hacer partícipe a su pareja de las confidencias de que son depositarios en su labor profesional?. Espero respuestas. A ser posible de Iker Casillas, que al parecer quiere poner una vela a Dios y un aquelarre al diablo.