Frontispicio

Inicio un nuevo e ilusionante proyecto en el blog, analizando los errores arbitrales Todo Real Madrid: La Liga Justa

18 febrero 2013

Los paró Paradas


Real Madrid 2 – Rayo Vallecano 0

Cuando al finalizar un partido que juega el Madrid se habla del árbitro, generalmente malo. Y ayer no es que Paradas Romero perjudicara en demasía al Madrid, pues también se comió un penalti de libro de Coentrao, pero se le notó demasiado su antimadridismo.

Consiguió Paradas que un partido que en su inicio merecía como banda sonora el Himno a la Alegría de Beethoven, se transformará en una prueba del manual de sexto de árbitros sobre que faltas o que manos eran tarjeta o no, que entradas eran punibles y cuando los codos son penalizables o no. Una pena. Al Madrid despendolado lo paró Paradas con sólo dos tarjetas. Demolition Man.

Menos mal que el Real Madrid aprovechó bien la táctica suicida de Jémez (que dijo que sabía como quería perder los partidos) antes del cuarto de hora, pues de lo contrario otro gallo hubiera cantado. En once minutos le dio tiempo al Madrid a marcar dos goles, tener otras cuatro ocasiones y hacer pensar a todos que aquello podría acabar en una carnicería, ya que los rayistas y su entrenador parecían no haberse enterado que el Real Madrid es el mejor club del mundo corriendo con espacios, pero bueno, mártires los quiere Dios.

Pero con la expulsión del polifacético Ramos (golea, corre, agarra, manotea, olvida, etc...) la probable goleada se convirtió en una exhibición de catenaccio a la vieja usanza. Y el mejor ejemplo de ello fue la transmutación de Kaká, de mediapunta creativo y rematador pasó en un instante a mediocentro defensivo y correoso ¡¡ Y le fue bien !! Hoy algunos se maravillan de su labor, a mi me entristeció enormemente. Si fichamos a Kaká para que corra tras Trashorras, apañados vamos.

Cuando Mourinho tiró de libreta sentó a Morata en un cambio de manual para desgracia del canterano, recompuso la defensa que una vez más dejó vendida Ramos y ordenó su equipo en un 4-3-2-1 que atenazó sin misericordia a un Rayo que quería pero todos supimos que no podría. Tuvo sus ocasiones, se le hurtó un penalti como dijimos, pero no se le presumía peligro para el marcador. Al final terminó el partido como quedó congelado tras la jugada decisiva del partido, con un 2º tiempo tan soporífero que hasta se les perdonaba a los piperos su habitual espantada del minuto 35.

Para la discusión quedan el presumible toque a Benzemá, Adán (sigo sin saber debido a qué), Marcelo y Ramos. Si, también a Ramos. Para mí el mensaje no fue pongo al mejor lateral derecho, fue te están quitando el sitio como central, espabila. Y Ramos no espabila. Está a sus cosas y está teniendo con demasiado frecuencia la peor falta que puede tener un defensa: Fiabilidad. Se equivoca en demasía, muchas expulsiones, muchos fallos de marcaje, etc... penalizan a uno de los mejores jugadores de la pasada Liga. Y ojo, que conste en acta que la primera tarjeta que sufrió es psicodélica. Pero no puedes saltar en la siguiente jugada como lo haces, no señor. Demasiadas jaimitadas para un central que se supone experimentado, fiable y bastión de tormentas.

Me gustó: Jugar sin perro ni gato, con Morata de 9, elástico y anotador. Podría haber sido, más aún, su gran noche, que lo fue. Y Essién. Su mejor partido de blanco. Perfecto en la colocación, el corte y el toque corto oxigenando el centro del campo.

No me gustó: Ramos, equivocándose en el campo y en la zona mixta. Ni Albiol, que puede que le haya cogido gato, pero no me gusta nada de lo que hace, que le vamos a hacer.

Pepito Grillo: Si Mourinho saca a Morata no apuesta por la cantera, está castigando a Benzemá. Si Ramos habla de no señalar a compañeros, está hablando de Mourinho, pese a que éste es su jefe. Si Marcelo y el Pipa están gordos, no es que sean malos profesionales, es que Mou no está pendiente de ellos. Si pide una tarjeta, dicen que enloquece. Si no sale del banquillo, que se esconde. Debe ser duro aguantar tanta envidia y tan a menudo.

A la directiva más laureada del Barca le están pidiendo ejecutar un aval millonario por las pérdidas generadas por su gestión. Si el resultado de su mejor etapa es éste ¿qué pasará en esta época de estrecheces y penurias?.

Rappel: Bale blanco. Muy blanco. Y Falcao, azul, muy azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.