Frontispicio

Inicio un nuevo e ilusionante proyecto en el blog, analizando los errores arbitrales Todo Real Madrid: La Liga Justa

26 julio 2010

EL REY HA MUERTO, LARGA VIDA AL REAL MADRID


Aunque esté mal decirlo, marcaba menos goles que Hugo Sánchez, iba peor de cabeza que Santillana y Dum Dum Zamorano, no tenía el regate eléctrico de Butragueño, ni la velocidad de Cristiano, ni la potencia de Roberto Carlos, ni la clase de Guti, ni la técnica de Zidane. Di Stéfano era mucho más completo, Gento ha ganado más Copas de Europa que él, Morientes tiene mejor coeficiente goleador, Camacho era más agresivo, Michel centraba mejor, Molowni era más hombre de club y a Juanito Gómez se le recuerda en todos los partidos del Bernabeu.

Por tanto, si analizamos estos datos fríamente, Raúl ha sido una medianía. Pero en este caso la lógica falla. Raúl puede que no haya sido mejor que los mitos antes citados en sus respectivas especialidades, pero ha sido un compendio de todas y cada una de ellas. Y todos ellos le han servido para hacer una senda en el deporte y en el Real Madrid verdaderamente ejemplar.

“El Rey ha muerto, larga vida al Rey”. La monarquía inglesa utiliza esta frase cuando el rey muere, para comunicarlo a sus súbditos. Y en ella, de forma muy resumida y ejemplar, homenajean al que se va y a la vez desean lo mejor al que asume la corona.

Y esa es la frase que para mí puede sintetizar lo ocurrido hoy con la despedida de Raúl.

Hoy, en un día que nos bombardean con todos los datos, videos, fotos y entrevistas del personaje, rememorando todos ellos y para mi sorpresa resulta que lo me más vívidamente me queda es su gol de la Novena contra el Bayern Leverkusen. Un gol de pillo, de inteligente, de concentrado, un gol de profesional. Y esa es la mejor palabra que podría definir a Raúl. Ha sido un madridista PROFESIONAL. Ha sabido practicar, defender, inculcar y hacer valorar todas las virtudes del madridismo: valentía, pundonor, espíritu ganador, nobleza, hombría y lucha.

Viendo en Real Madrid televisión su despedida y momentos de gloria, he advertido agradecido como todos ellos, sin excepción, se correspondían con momentos alegres de mi vida, imborrables. Y por eso me siento agradecido a Raúl, porque ha ayudado a que mi vida haya sido un poquito más feliz, y me ha permitido ver algunos de los mejores momentos de fútbol de la historia.

Por ello, sólo me queda darte las gracias, desearte suerte y no decirte adiós sino hasta pronto. De todo corazón.

18 julio 2010

¿SOMOS MAS DE NUESTRO EQUIPO O DE ESPAÑA?

Cerrada la encuesta, con sólo nueve votos (es una lástima, con las ganas que tenia de salir de esta duda) se ha dado el siguiente resultado: 7 votos (77%) son más de su equipo que de la Selección y 2 votos (23%) son más de la Selección que de su equipo. Y todo el mundo lo tiene muy claro, ya que nadie se ha decantado por la opción de “No lo tengo claro”.

Lo primero decir que no me sorprende y que preveía el resultado. No sabía el porcentaje final, de ahí el experimento, pero ha cuadrado bastante con la idea que tenía.

Primera pregunta: ¿Es bueno o malo? Pues es mediopensionista. Es indiferente. Cada uno tiene, como es obvio, sus gustos y a ellos se atiene. Si alguien pretende hacer España con la Roja le queda mucho trabajo, y si quiere deducir en cambio que España no existe como realidad nacional, me temo que está más despistado que una cabra en un garaje. España existe y el fúrgol es fúrgol que diría Villar. Ese presidente campeón del mundo, manda huevos que diría a su vez Trillo.

Segunda pregunta: ¿Por qué? Pues entiendo que porque nuestros grandes equipos han ganado históricamente más títulos que la Selección. Nada es más adictivo que la victoria. Si a partir de estos dos años históricos la Selección sigue con su racha triunfal, lo normal es que la tendencia se vaya igualando.

Espero vuestras contribuciones.

13 julio 2010

LA VUVUZELA ROJIGUALDA


Los campeones del Mundo 1 – Holanda 0

Dos horas antes de la gran final acompañaba a un familiar en un ingreso hospitalario. Todos los médicos, celadores, enfermeras, todos, llevaban su pegatina con la bandera de España en sus pechos. Y ese gesto de aliento entre la enfermedad me hizo tomar conciencia de hasta que punto todo un país estaba apoyando y aupando a veintitrés jugadores en su empeño de coronarse Campeones del Mundo.

Y en medio del pasillo apareció, de improviso, una chica muy joven, guapa, morena, con el pijama hospitalario y con su camiseta de la Roja. Me sonrió cuando alabé su indumentaria. Y esa aparición acabó por disipar todas mis dudas previas a la final. No era posible que esa joven, recluida por la enfermedad y alejada de sus amigos, no fuera indemnizada por la fortuna dándole una gran alegría, que la ayudara a sanar.

Tras el obligado y apresurado adiós, corriendo al bar de costumbre, llegamos y empujando encontramos un hueco entre tanta esperanza derramada. Y la esperanza se fue transmutando en, primero indignación ante las primeras entradas alevosas, después repulsa ante un árbitro que, si me daba mala espina antes de empezar, definitivamente acabó con mi paciencia, seguidamente incertidumbre ante la marcha incierta que tomaba el partido, ausente del guión previamente pactado con las divinidades, con la prórroga asomó la agónica certidumbre de que Casillas iba a tener que echar horas extras parando penaltis.

Pero hete aquí que tres minutos antes de que los acechantes penaltis acabaran con nuestros corazones, muy desgastados a esas horas, apareció nuestro crack. Quizás el anticrak, no lo sé. Y como el final agonístico mejor ideado por el mejor director cinematográfico, así llegó la coronación en el Olimpo del Fútbol del chico normal de la clase, de la humildad personificada, de la antítesis de bussines: Iniesta estuvo en el momento preciso, en el lugar adecuado y allí hizo que España entera rompiera en un monumento histriónico a la alegría, a la emoción desbordada, al ruido.

Final. Brazos arriba. Y como un homenaje al sonido africano que se ha convertido en santo y seña de este Mundial, España entera sacó a la calle una gigantesca vuvuzela rojigualda, que con un ulular contínuo, lleno de matices entrecruzados de sirenas, bocinas, trompetas, tambores, vocerío, altavoces y cualquier tipo de mecanismo diseñado para la amplificación del sonido se aunó en un intento de ser oído desde la misma Sudáfrica. Así como la explosión del Krakatoa dio siete veces la vuelta al mundo, el estruendo de esta gigantesca vuvuzela aún a estas horas está inundando a todo el mundo de la alegría desbordada causada por la Roja.

A las siete de la mañana del día siguiente, la chica del hospital ya no tenía su camiseta, pero tenía una sonrisa de iluminada esperanza que, a buen seguro, será su mejor medicina envuelta entre sus ganas de vivir. Amén.
Adivinanza: ¿En que se parecen Iker Casillas y el capataz de la Macarena?. La solución el jueves.

09 julio 2010

DESTROZANDO MITOS

"Pasaporte a la final más soñada"

España 1 – Alemania 0
Hace pocos años aún, cuando la Selección Española de Fútbol se enfrentaba a una selección con, a priori, mayor historia futbolística, mayor poderío físico, más peso en la FIFA, no teníamos más remedio que acudir al entonces tan manido argumento de la Furia Española.

Siempre me he preguntado de donde vendría tamaño apelativo, que partido, que gesta futbolera hizo que se acuñara, hasta el inconsciente, ese sello indeleble. Tras largas pesquisas no he logrado encontrar nada, por lo que supongo, y elevo esta suposición a hipótesis, que la Furia Española vendrá de aquel aciago y glorioso 2 de mayo de 1808, en el que los madrileños, con cuatro navajas y ardor patrio se enfrentaron al, entonces, ejército más temible del mundo.

Sin embargo, el miércoles ante una Alemania a priori temible, no oí nunca apoyarse en el argumento de la furia como hoja de ruta para presentarnos en la fina del Mundial. Si se pidieron múltiples argumentos: que si doble pivote si o no, que tiki taka, que si Torres o Cesc, que si tal o cual, pero nadie aludió, pidió, exigió, ni aún como recurso a la furia.

Y el miércoles España no sólo no necesitó la furia ante la temible Alemania, sino que utilizó la antítesis para destrozar, de forma inapelable, a su rival. Frente a la furia la paciencia, frente al ardor guerrero la frialdad del pase in extremis entre un mar de piernas teutonas, frente al empuje cual arietes desbocados la arrolladora marcha de un pelotón agrupado y disciplinado. Y ante estos recursos los alemanes ni siquiera se vieron legitimados para apelar al recurso de la patada y la entrada traicionera.

Es por ello que esta generación de futbolistas no sólo han hecho historia sino que han ayudado con su fútbol y calidad de técnica (nunca exenta de garra, ojo) a destruir viejos mitos, a desterrar tabúes y a ver con nueva esperanza no sólo el presente próximo sino un futuro pletórico de promesas de glorias venideras. Hoy ya, sin empezar aún la fase de clasificación, somos firmes candidatos a la siguiente Eurocopa. Para el próximo Mundial queda mucho. Vamos primero a terminar bien éste.

Me gustó: El partidazo soberbio, sublime, magnífico de Xabi Alonso. Espero que pronto pueda dar muchos partidos como el de ayer, y todos los del Mundial, al Real Madrid. Quizás otros brillen más en los medios, pero para mí, está siendo el más regular del Mundial junto a Villa.

No me gustó: La tan comentada jugada del pase frustrado de Pedro a Torres. ¿Tendría algo que ver ese ridículo título de haber marcado en nosecuantas competiciones?. Creo que si. Y eso, en una selección que valoriza al grupo frente al individualismo, le puede costar caro.

Pepito Grillo: Esos políticos independentistas, preferentemente vascos y catalanes, que no entienden como se ven más banderas españolas que separatistas y cocean a diestro y siniestro contra la Selección. La Roja es tan grande que los representa hasta a ellos, a su pesar. ¿Qué pierden callando su desacuerdo?.

Rappel: Reconozco mi inferioridad ante un molusco cefalópodo llamado Paul. Aunque, en mi descargo habría que indicar que nunca me han ofrecido comerme un jugoso mejillón español. Así cualquiera, yo nunca lo habría dudado.

07 julio 2010

¿ PORQUÉ ARAGONÉS ESTÁ AMARGADO?

Luis Aragonés, el sabio de Hortaleza para algunos, es para este servidor el Bocas de Hortaleza. Es un personaje que podría tener muchos paralelismos con Maradona, ya que, pese a sus logros, su carácter, formación y educación no acaban de dejarle cosechar lo bueno que han sembrado.

Este Mundial se ha dedicado a fomentar, de manera rastrera, una de sus más queridas pasiones: hablar, largar, faltar, criticar, juzgar, murmurar ....... sobre la Selección, su entrenador y el combinado nacional. Y siempre, siempre, desde el rencor, con unos comentarios que rezuman tanta bilis que uno se pregunta. ¿Porqué Aragonés está tan amargado?.

Y aquí, en exclusiva mundial, se va a desvelar el secreto. Y no es que tengamos evidencias del proceso infeccioso, no, simplemente hemos emulado a Sherlock Holmes, y utilizando el método deductivo, éste nos ha dado el siguiente resultado:

Luis Aragonés, el 17 de noviembre de 2007, sella la clasificación de España para la Eurocopa 2008, y anuncia que se retirará de la Selección al concluir el Torneo, pero seguirá entrenando a algún club. Días después se informó que su sucesor sería Vicente del Bosque.

En junio de 2008 España, con él como entrenador, conquista la Eurocopa, y se vislumbra que existe un equipo con una generación de jugadores que permiten soñar con futuros éxitos, aún más grandes si cabe que esa Eurocopa. Pero el, como buen bocas que es, ya se había autoexcluido para cosechar los mismos. Consciente de su error, trata por lo civil y lo criminal de echar marcha atrás e intentar subir de nuevo al tren. Pero Villar e Hierro no tragan y se queda fuera.


Se exilia al Fenerbahce, a hacer caja y aprovechar su minuto de gloria (algo totalmente justo y comprensible), pero, como siempre, se cansa y vuelve a su atalaya dorada. Y en ella espera, pacientemente, a que su sucesor vacile, tropiece o simplemente sea esquivado por la suerte. Y así llega la derrota contra Suiza, primera oportunidad que se le presenta, y desprende, cual saco purulento, toda la bilis que lleva acumulada desde aquel aciago 17 de noviembre de 2.007, día en que, nadie mejor que él sabe, tuvo el mayor error de su carrera.

Se bajó del caballo ganador, por propia voluntad, y una vez en la tierra, cuando lo vió alejarse al trote supo, con una claridad meridiana, que su error podría privarle de una gloria que él, como buen ególatra, siempre ha considerado suya. Y empieza a pensar y temer que este advenedizo bigotudo, madridista y bonachón (su antítesis) se puede llevar una gloria, que cual Gollum futbolístico, considera SU TESORO. Por eso está más amargado que el culo de un pepino, que dirían en mi pueblo.

Y esta es una razón más por las que quiero y deseo que gane España. Por ver si es capaz de digerir tragar, de nuevo, toda la bilis que tiene acumulada. Eso sí, como perdamos, que Del Bosque se ponga todos los ajos de Chinchón, si no, se tirará a su cuello con la furia de diez Dráculas redividos.

Pepito Grillo: ¿Porqué todo el mundo recuerda en este Mundial el pasado blanco de Sneijder y Robben y nadie recuerda el pasado azulgrana de Gio y Van Bommel? Finalistas todos. Incógnita.

04 julio 2010

HONOR A PARAGUAY. EMPIEZA LA HISTORIA

¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ S i i i, sigo siendo el rey ! ! ! ! ! ! ! !

Paraguay 0 – España 1


Antes del partido toda la hinchada roja (con excepción del combinado nacional) rebosaba confianza patria por todos sus poros. Setenta minutos después, con Cardozo ante el punto de penalti, el peso de la historia, con tantas frustraciones en cuartos, encogían corazones y estómagos. Por Dios, otra vez ¡no!.



En eso, el novio de Sara Carbonero (ahora parece que se le conoce más por esto que por sus logros deportivos, sin que yo sepa distinguir al día de hoy que tiene más mérito), que no había tenido demasiadas ocasiones para justificar las previsibles primas, se ajustó los guantes y paró en seco las mas que justificadas demandas de gloria de un Paraguay desconocido, intuyo que hasta para su propia afición y sobre todo para el que viera su partido contra Japón.

" Te voy a comer, santo de mis entrañas"

Lo que en principio iba a ser un trámite farragoso, pero trámite al fin y al cabo, se transmutó en una especie de tortura china, en la que cada minuto el sufrimiento era mayor que el del minuto anterior. En la que cada segundo veíamos descomponerse un poco más a nuestra Selección.

Y todo fue debido a que Paraguay simplemente no dejó a España realizar su juego. Y a la vez, España fue incapaz de imponer un ritmo que impidiera a Paraguay tener el tipo de partido que su entrenador así había dispuesto. En una noche aciaga, la mayoría de los jugadores de la Selección, una vez retirados al diván de confidencias con la almohada, sólo habrán podido pensar: “Ufff, por que poco, menos mal que pasamos, porque con el partido que he hecho hoy me recibían en mi pueblo a pedradas”.

Y es que, pese a la victoria, el partido de Ramos, Piqué, Iniesta, Villa y Torres fue calamitoso. Xavi se perdía, pese a sus esfuerzos, en un mar de rayas rojiblancas. Busquets no daba abasto y Alonso, para mí el mejor del partido, pese a sus esfuerzos por mezclar el juego y descongestionar hacia las bandas, no acababa de imponer su jerarquía.

Moraleja: Como las cosas conseguidas con esfuerzo saben mejor, hoy las semifinales simplemente saben a gloria bendita.

Semifinal a tres bandas. Si el partido debía de ser agónico, el gol, en un sádico intento por colapsar las unidades coronarias de España, no pudo serlo más. Siempre creeré que el balón entró porque desde España se pidió, en ese segundo, que una suerte de justicia histórica nos diera, por fin, la de cal. Y aquí estamos. En territorio desconocido, pero acogedor: Semifinales a la gloria.

Tampax. Describiendo al futuro presidente del Gobierno dijo Santiago Carrillo en aquel aciago día del 23 de febrero tejeríl y golpista que “éste era como el Tampax, estaba en el mejor sitio pero en el peor momento”. Y así está la Roja, estamos en Semifinales del Mundial, casi nada, pero viene como un tren Alemania ¿nos arrollará o pasaremos antes el paso a nivel?.



Información General: Hoy en todas las casas de apuestas dan a España como favorita ante Alemania. Yo no. ¿Será porque no soy jugador?.

Pepito Grillo: ¿Se arrugó Villa para tirar el penalti? ¿Es aconsejable que el mismo jugador tire el penalti mandado repetir?.

Rappel: Hoy no ve nada porque le da miedo el futuro. Un miedo atroz. Esta noche se me ha aparecido el que tiene nombre de volcán islandés, Schweinsteiger, y no he vuelto a pegar ojo. Terrible.


Foto: As