Frontispicio

Bienvenida 33ª, aunque sólo sea como excusa para buscar la 34ª. Hala Madrid.

25 octubre 2015

Nuestro pecado: Jugar con portero

Celta 1 - Real Madrid 3

Los amigos periodistas de Pedro, el que anunciaba el lobo, llevaban toda la semana advirtiendo a Benítez que esta semana era la prueba definitiva, irrefutable, sobre lo que es de verdad este Real Madrid. Nada original bajo el sol.

Y ya tenemos cumplida la visita a París y Vigo, con unos jugadores con síndrome de pies ligeros que, como en el chiste de Gila, si querían hacer pis les decía Benítez que ahora no, eso en Miranda de Ebro, chaval. Por obra y gracia del comité de designación de horarios que, desde al menos los tiempos de Mou, se viene riendo del Real Madrid y su aparente pasividad institucional ante estas componendas torticeras que, estas si, amañan y pervierten la competición.

Se empató, mereciendo más, con el París Sant Germain, probablemente la mejor cuarta o quinta plantilla del mundo. Y con medio equipo titular lesionado. Se ha ganado  al imbatido Celta, esa maravilla que arrasó al Barca, pese al coraje de los celtiñas y al cansancio evidente de unos jugadores que en 48 horas se han metido tres mil kilómetros para el cuerpo y dos partidos de máxima exigencia. Y hoy nos desayunamos con el pronóstico fino, acertado y veraz de la prensa española: El Madrid va como va, líder, no porque juega bien sino porque juega con portero. Y así no vale, Rafa.

Y es que los teníamos muy mal acostumbrados estos dos últimos años, claro. Me han llegado rumores que Iker Jiménez está investigando el misterio de la suplencia de Keylor el año pasado, barajándose diversas hipótesis entre las que cabe destacar el posible uso por Ancelotti de un combinado de ayahuasca y peyote que, al parecer, le ofreció Cutropía como remedio contra los ardores estomacales.

Cierto que Keylor, pese a los funestos agoreros, está siendo una piedra fundamental en este edificio de equipo líder, pero no todo se puede sustentar en ese hecho. Cierto que ha permitido ganar partidos que se hubieran puesto muy difíciles, pero ese análisis simplista sólo deja traslucir otro intento, uno más, de menospreciar al Real Madrid, a su presidente, jugadores y entrenador. Ahora el mantra es que Benítez es aburrido. Pues que vean Indiana Jones…………………. Zotes.

Me gustó: Jesé y Lucas Vázquez. Comprometidos, veloces, luchadores, disciplinados, con calidad…. Productos certificados de la Fábrica de Valdebebas.

No me gustó: Sin que sirva de precedente, Benítez se equivocó y el locutor del plus tenía razón. Con un 2-0 y en superioridad, lo ideal hubiera sido dormir el balón, con posesiones largas y no prestarse al carrusel de ocasiones que ofreció el Celta. Tampoco Danilo, pese al gol, me convenció en su faceta defensiva. Hasta el cambio de Nacho ( que ni un periodista supo descrifrar) se sufrió lo indecible por su banda.

Pepito Grillo: Hay quién se sorprende por la repercusión mediática de la friki - denuncia (Álvarez de Mon dixit) del presunto abogado del presunto linier por presuntas coacciones en el presunto próximo Clásico. Y yo os digo, ¿Qué se puede esperar de quién se hizo eco de una sesión de vudú de Pepe el Brujo contra CR7 o de que aquellos que se maravillan ante el hito histórico del rellenado del depósito en una gasolineragallega?

Tampoco comprendo como nadie se puede sorprender del seguidismo de esta noticia por parte de un amplio colectivo culé, que coinciden plenamente con aquellos que aplaudieron al defraudador Messi a la puerta de un Juzgado o en un cine o confundieron a Mas con el apóstol San Pedro a la salida de otro Juzgado. Es una enfermedad ya profusamente diagnosticada: madriditis.

Otra: Ayer, sin ir más lejos, el periodista mierdero Meana se permitió la sobradez de hacer ver a Benítez que ¡¡¡ debería estar frustrado por ganar al Celta !!! Soy un convencido defensor de la libertad de prensa, pero las cuatro gallinas mierderas (Meana, Miguelito, Burgos y Herráez) que sufrimos como reporteros que nos vomitan la actualidad del Madrid deberían ser objeto de escrache por parte de Carbajosa. Insufrible que la información diaria madridista la trasladen periodistas antimadridistas confesos. Inexplicable.

Franciscus: Antes de jugar el Clásico, el Madrid se verá afectado por dos "escándalos arbitrales" artificiales. Más presión para José Luis González González, que será el designado para arbitrarlo.

16 octubre 2015

El mejor: Sopa de letras


Oyendo El Primer Palo, el programa de Juanma Rodríguez en Esradio, se tocó brevemente y por enésima vez el debate estéril de ¿quién es el mejor?. En este caso debatieron a raíz del anuncio de la retirada de Raúl, sobre si éste o Cristiano había sido el mejor 7 de la historia del Real Madrid. Éste debate de la designación del mejor de la historia, del momento, el mejor portero, el mejor 7, etc…. sólo se da en el ámbito del fútbol y antes en el de las cervezas, aunque en éstas últimas se acabó con aquello de "posiblemente".

Este debate, además de recurrente, es inútil, falso y poco objetivo, pues como diría Ana Botella, las manzanas son manzanas y las peras, peras. ¿A quién se le ocurriría hacer un debate sobre si el mejor pintor de la historia fue Da Vinci, Velázquez, Goya, Picasso, Rubens o Caravaggio? A nadie. ¿Sería objetivo un debate sobre si Cervantes es el mejor escritor de la historia en relación a Shakespeare, Góngora, García Márquez, Faulkner o Huxley?. Ridículo, ¿verdad?. Pues eso mismo, agravado por la futilidad del asunto, son esos eternos debates sobre si Messi o Cristiano, Maradona o DiStéfano, Butragueño o Raúl, Casillas o Buffón…  sopas de letras, les llamo yo, pues sólo sirven para matar el tiempo sin sacar provecho alguno.

Y al socaire del debate, vuelvo al argumento inicial, al debate sobre Raúl y Cristiano, pues este blog también es eso, un divertimento. Sólo diré que Cristiano es el mejor jugador del Real Madrid que han visto mis ojos, y son más de cinco décadas de fútbol. Pero Raúl ha sido el jugador del Real Madrid más inteligente que he conocido, de largo. Dicho esto, sólo dejar una última reflexión, dirigida a Cristiano: Cuando el Bernabeu más lo ha querido, cuando ha recibido más ovaciones, ha sido en aquel breve lapso de tiempo en el que hizo caso de José Mourinho en su segunda temporada y luchó por cada balón, apretó a todos los contrarios, fue el primer defensor de su equipo. Cuando más se pareció a Raúl.


Después han venido campañas dirigidas, cientos de goles, grandes actuaciones …….. pero nunca fue "nuestro Cristiano" tanto como esas breves semanas. 

04 octubre 2015

El derbi: Del desdén al encono



Hoy es día de derbi. Casi siempre fue un día festivo para el madridismo, casi promesa de choteo monjil con algún amiguete, pocos porque nunca fueron demasiados, en número de colchoneros digo, no en amigos. Últimamente no pasa así, se han hecho dignos de más respeto, de más prudencia a la hora de fiar el resultado.

Esto es así merced a la confluencia de tres factores: la traición de unos jugadores a su entrenador en una final de Copa, la inapelable inyección de autoestima que el Cholo ha sido capaz de insuflar a todo lo atlético y el posible blanqueo de capitales de un chino rico que sabe quiénes son sus socios.

Hoy queda lejos aquella pancarta en la que los Ultrassur volcaban toda su malignidad insidiosa que hoy usan para atacar a los presuntamente suyos: Se busca rival digno para derbi decente. Hace poco fue contestada con otra, oportuna y aprovechando la corriente a favor, que no sabían cuanto duraría y había que aprovechar. Tanto éstas como las que ilustran este artículo, son el mejor ejemplo de cómo entiendo los derbis: confrontaciones que auspiciadas por una ironía mordaz esconden un leve desprecio y desdén por parte madridista y un gran encono por la parte que suele sufrir a la orilla del Manzanares.

En provincias, un colchonero es casi un rara avis, algo equivalente en la escala de valores futboleros con un palangana, un ché, uno del Athletic, o del Sporting……. siempre fue así. Por eso no dejó de sorprender a muchos madridistas de provincias, entre los que me incluyo, la explosión feroz de antimadridismo en atléticos de hace dos temporadas. Era la primera vez en dos generaciones que sentían poderosos, proclamando a los cuatro vientos su condición de campeones, el cholismo era una religión que prometía millones de huríes con tangas rojiblancas si se conseguía la victoria sobre el infiel merengue. Después llegó Lisboa……