Frontispicio

Inicio un nuevo e ilusionante proyecto en el blog, analizando los errores arbitrales Todo Real Madrid: La Liga Justa

04 octubre 2015

El derbi: Del desdén al encono



Hoy es día de derbi. Casi siempre fue un día festivo para el madridismo, casi promesa de choteo monjil con algún amiguete, pocos porque nunca fueron demasiados, en número de colchoneros digo, no en amigos. Últimamente no pasa así, se han hecho dignos de más respeto, de más prudencia a la hora de fiar el resultado.

Esto es así merced a la confluencia de tres factores: la traición de unos jugadores a su entrenador en una final de Copa, la inapelable inyección de autoestima que el Cholo ha sido capaz de insuflar a todo lo atlético y el posible blanqueo de capitales de un chino rico que sabe quiénes son sus socios.

Hoy queda lejos aquella pancarta en la que los Ultrassur volcaban toda su malignidad insidiosa que hoy usan para atacar a los presuntamente suyos: Se busca rival digno para derbi decente. Hace poco fue contestada con otra, oportuna y aprovechando la corriente a favor, que no sabían cuanto duraría y había que aprovechar. Tanto éstas como las que ilustran este artículo, son el mejor ejemplo de cómo entiendo los derbis: confrontaciones que auspiciadas por una ironía mordaz esconden un leve desprecio y desdén por parte madridista y un gran encono por la parte que suele sufrir a la orilla del Manzanares.

En provincias, un colchonero es casi un rara avis, algo equivalente en la escala de valores futboleros con un palangana, un ché, uno del Athletic, o del Sporting……. siempre fue así. Por eso no dejó de sorprender a muchos madridistas de provincias, entre los que me incluyo, la explosión feroz de antimadridismo en atléticos de hace dos temporadas. Era la primera vez en dos generaciones que sentían poderosos, proclamando a los cuatro vientos su condición de campeones, el cholismo era una religión que prometía millones de huríes con tangas rojiblancas si se conseguía la victoria sobre el infiel merengue. Después llegó Lisboa……





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.