Frontispicio

La Liga empieza a parecerse, peligrosamente, a la pasada. Ojito.

28 julio 2018

Tranquilidad




Los fichajes del verano. Sé que es inevitable, igual que hablar del tiempo al cruzarte con el vecino o criticar al gobierno de turno. Es así y siempre será así. Pero no deja de provocarme hastío y cierta soberbia peyorativa. Sé que crecimos con álbumes de cromos, en los que Pirri, Santillana, Navarrete, Del Sol, Lobo Diarte o Roberto Martínez nos hacían soñar con cabalgadas y goles. Entiendo que las cosas que haces de pequeño dejan su huella imborrable para siempre.

Pero aún así no deja de sorprenderme la miríada de directores técnicos que salen a la luz cuando la chicharra despierta. Sé que tiene su aliciente elucubrar con el futuro, imaginar que tal o cual jugador "han nacido para jugar en el Bernabeu", anticipar las gangas del mercado………. Trajinar con los cromos en suma. Y si a este instinto futbolero unimos el especial verano que se nos presenta con la marcha de Cristiano, la burbuja futbolística, los "bombazos" periodísticos y un Mundial por medio, la cosa ya se nos dispara.

Y así, nos encontramos con situaciones tan grotescas como que haya madridistas que envidian ¡¡ la política de fichajes del Barca !! Sabemos que en fútbol no hay memoria, sabemos que lo que hoy es verde, mañana, por arte de birlibirloque, transmuta en rojo pasión, pero hombre, no perdamos la cordura. Tranquilidad, sosiego, una miajita de fe….. Tan mal no nos ha ido, ¿no?

Confiad  en el Departamento Técnico del Real Madrid, que tiene una miríada de informes técnicos (no de periodistas chiripitifláuticos, no, de técnicos contrastados) sobre sus jugadores y los ajenos, que saben cuánto pueden gastar y cuando deben fichar. Que conocen el precio y beben directamente de las fuentes. Profesionales en suma de este negocio, con una extensa red de ojeadores en todas las Ligas del mundo y que, sobre todo, saben perfectamente lo que quieren y lo que necesitan. Quizás no tan bien como los tuiteros, pero tienen su idea.

Tranquilidad.

Y yo, por si me lee Florentino, me pido Harry Kane.

08 julio 2018

Retazos y preguntas del Mundial




Parece que fue ayer cuando Rubiales hizo el ridículo mundial y empezó el Mundial. Y sin embargo tenemos las semifinales a la vuelta de la esquina. Unas semifinales sorprendentes, con la ausencia de los grandes combinados históricos. Era complicado imaginarlas sin Italia, Alemania, Brasil, Argentina ………….. y España, claro, porque a priori, tan seguro como que siempre vuelven los vencejos, España es una intemporal favorita al Mundial. Para los chiripitiflauticos, claro.

Lo que sí es innegable es el señalar a la gran estrella del Mundial: el VAR. Con él, el nivel del arbitraje ha crecido de forma espectacular, acunado por la tranquilidad de disponer de una muelle red de seguridad que los cubran en caso de falta de visión, despiste o error de apreciación. Que tiene lagunas, claro, pero como todo, es susceptible de mejorar. Y aquí surge la primera gran pregunta: ¿La ausencia de las grandes selecciones puede ser un efecto de la aplicación del VAR?

Si nos fijamos en el tema estrictamente futbolístico, se aprecia una igualdad nunca conocida, con más sorpresas que certezas, pero debidas éstas al desarrollo y aplicación de la táctica estratégica como primer condicionante del juego. El talento y creatividad han sido arrollados por la espartana concepción de la ocupación de espacios, la fijación de las marcas y el intento de minimizar hasta la desaparición los errores. Esto propicia que la mayoría de los goles sean productos de jugadas a balón parado y no de jugadas dinámicas. ¿Es hacia donde se dirige el fútbol futuro?

Esta desproporcionada exhibición de corsés tácticos ha propiciado que las escasas demostraciones de talento que han aflorado (Hazard, Modric, Mbappé) destacaran como el color de la primera flor de la primavera entre la nieve. Y también han impedido que futbolistas talentosos como Messi, Iniesta o Neymar hayan abandonado el Mundial cuestionados injustamente sobre su calidad, aporte e implicación. ¿Volvemos al catenaccio?

Por último, las semifinales las componen íntegramente equipos europeos. Pese a que los grandes equipos sudamericanos (Argentina, Brasil, Uruguay) están trufados de grandes jugadores, protagonistas de la Champions. El fútbol africano que parecía opositar para ocupar un puesto relevante, ha sufrido una demolición sin paliativos. Y los países emergentes, han demostrado que vuelven a ser unas agradables sorpresas pero nunca pueden ser tenidas como unas serias candidatas. ¿Otra prueba más del triunfo del tacticismo europeo frente a la imaginación sudamericana?

Y como en todo Mundial, las figuras van poco a poco dibujándose. A falta del tramo final y más importante, los Modric, Hazard, Mbappé y Kane se antojan, por ahora, los firmes candidatos al trofeo de MVP. Además de ellos, descollaron Pogba, Courtois, Shaquiri, Maguire y Dzuba. Pero al final ya sabemos que sólo de la gran final puede salir el elegido. Quedamos expectantes.