Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

26 octubre 2014

Poderío blanco


Real Madrid 3 – Barcelona 1

El rito empezó auspiciado por uno de los tótems del madridismo actual: Arbeloa convocó a la afición en Concha Espina a las 4:30. Rito reciente y fundamental, lugar donde más crece la relación simbiótica entre jugadores y madridismo. Apretones, emoción, caballos relinchando, conductor sudoroso, gargantas al viento y palmetadas en el flanco del autobús blanco hacen posible que la adrenalina suba como el champán en Nochevieja. Concha Espina atestada es ganar por 1-0. Y si juega Cristiano, 2-0. No es mala renta.

El partido de ayer, como todas las buenas películas épicas, empezó con una desgracia y terminó in crescendo hasta la explosión final. Repaso y puñetazo en la mesa, ataque a la liga, exhibición de poderío. Poderío blanco, pues si el lunes empezaba expectante ante los retos de la semana, el domingo no puede ser más luminoso y jovial. Golear a domicilio a todo un Liverpool y rematar con una victoria sin concesiones ante el Barca es la mejor muestra de que la versión buena era la de la semana después de ganar la Supercopa al Sevilla y no la de los agoreros tras la derrota liguera contra el Atleti.

Ayer faltaban Bale, Jesé (cuanto añoro su vuelta) y Coentrao. Ancelotti lo fió todo al 11 titular, sin reservarse nada, pues si mirabas el banquillo sólo Chicharito ofrecía promesa de reacción, el resto jugador fiable, profesional pero sólo para aguantar, no para proezas. El Barca presentaba tres buenas noticias: Alves, Xavi y Suárez. Hace una semana le dije a un amigo culé que yo, con que jugaran los dos primeros me conformaba, y así fue.

La banda derecha azulgrana fue en todo momento como una playa de Cádiz, donde corren los amantes buscándose, amplia, luminosa y con la promesa final de un beso glorioso. Allí Marcelo e Isco encontraron tapete para exhibir todas y cada una de sus virtudes, los dos, quizás los más virgueros de la plantilla, trazaron toda suerte de arabescos, desmarques, regates imposibles, ruletas vertiginosas y paredes volátiles para marear tanto a Alves y Xavi que éste último sólo acertó a decir otra pamplina más intentando explicar el desaguisado. A estas horas se desconoce si fue por la desorientación postpartido o por ser así: todo un premio Príncipe de Asturias.

Si tras el descalabro inicial del gol de Neymar, Carvajal, Kroos y Pepe quedaron retratados, éstos tuvieron el resto del partido para congraciarse con una afición entregada, que me cuentan ayer estuvo más inspirada que nunca, cantando un himno de la Décima más potente que el Back in Black de AC/DC. Modric no necesitó de una gran actuación pues James volvió a ofrecer otro despliegue fantástico de entrega y calidad.

Y aunque realmente nunca sufrí, si hubo incertidumbre, pero sólo hasta el empate. De ahí en adelante, como el gol del 92:48, supe que la victoria era nuestra. Sólo quedaba saber cuando y por cuantos. Pepe ofreció su tributo al Bernabeu por el gol concedido y Benzemá ofreció, además de buen juego, otro gol fundamental en otro partido importante, su especialidad. Y ahí acabó todo, pues después, con todo a favor, con metros y metros de césped libre y diáfano se equivocaron una y otra vez en su suerte preferida. Lástima.

 Y en esto está una de mis pocas espinitas, pues anoche fue otra ocasión más, y llevamos unas pocas en estos últimos tres años, para devolver marcadores humillantes. Más de media docena de contragolpes claros, en superioridad, se vieron malogrados, unas veces por el mediocre partido de CR7 (que se lo puede permitir) y otras por un deficiente inicio y peor finalización.

Y así pasamos, en poco más de dos horas, del “Como no te voy a querer” de Concha Espina a los olés, sarcásticos por una parte, burlones por todas las demás, que la grada ofreció a su equipo, en plena comunión de promesas y alegrías.

Hay Liga, mucha Liga y como dijo Piqué hace un tiempo (gracias Piqué), esto se va a hacer muy largo. Espero que para nosotros no.

Me gustó: Marcelo, Isco y James. Sobresalientes, entregados, conscientes y sabedores de que ofreciendo todo lo que tienen, el Bernabeu no les pedirá más, pero les dará todo.

No me gustó: Aprovecho la ocasión para decirlo, pues no creo que tenga muchas más en el resto de temporada. No me gustó Cristiano. Partido gris y espeso el suyo. Ansioso, atribulado y fallón en exceso. Pero da igual, por mí, como si quiere sestear en la banda todo el partido, es CR7.

Pepito Grillo: Quizás no se dieran cuenta, pero estamos como estamos sin Di María ni Alonso. Hoy es día de alegría pero no quiero dejar de mandar un cariñoso saludo a los Clubs de Viudas de estos exmadridistas que hace sólo mes y medio auspiciaban el más negro infierno para Florentino y el Real Madrid. Sobran.

Y ayer hubo otro detalle, quizás del que más orgulloso me siento quitando exhibir el palmarés, en que se pudo apreciar la enorme diferencia entre un equipo y otro: sus valores y su afición. En los prolegómenos, por Real Madrid TV, se veían bastantes aficionados vestidos con camisetas azulgranas del Barca, paseando con total normalidad por los alrededores del Bernabeu, en sus gradas y en sus bares. Cero problemas, normalidad, tolerancia y respeto al diferente. Eso son valores y señorío y no filosofía barata.

Para terminar, desde aquí pongo en valor a Celades, entrenador de España sub-21, por apreciar el talento de Isco y convocarlo para su combinado. Difícil decisión, porque supo ver aunque el bosque de estrellas le estorbara la visión.

Franciscus: Hoy va de sobradas: Primero, el Madrid ganará la Liga tres jornadas antes del final. Segundo, el Atleti estará descartado al título antes de Navidad. El Valencia, no.


P.D: Por cierto, la porra la gané yo. No acerté los goleadores por disimular, que conste.

25 octubre 2014

Pre-Clásico. Quisiera ser.......


Sé que disfrutaré esta tarde, lo sé. Pero como el ser humano siempre quiere más, ya me gustaría saber la buena nueva de una victoria y no tener estas mariposas en el estómago, inapropiadas a todas luces para mi edad. Hoy veré el clásico en el Bar Juanele, 100 % madridista, lleno hasta los topes de juventud animosa, feliz y ruidosa. Tienen a su favor su empuje, aunque lógicamente no acaban de hacerse a la idea de lo grande que es su Madrid.

Juventud bulliciosa, entregada y fiel es la que espero hoy en el Bernabeu, llenando esa nueva Grada Fans (me gusta más lo de minuto 93 por todo su simbolismo). Y siento envidia sana por aquellos que cantarán, hoy si, hoy seguro, el himno de la Décima de Jabois. Esa es la primera y más importante arma, bueno, perdón, detrás de Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro. Con él jugando sabemos que ya ganamos 1-0. Y a su vera, como los engarces del Cullinan, quizás la mejor plantilla que ha tenido el Madrid de la historia.

A las dos envidiaré a los que huelen el césped del Tour Bernabeu. A las tres añoraré a los que comen en la Plaza del Sol hablando de su Madrid, haciendo tácticas con las chapas de cerveza y palillos, a las cuatro ojalá fuera uno de los que atiborran la línea 10 del metro, con sus bufandas ondeando y sus cánticos. A las cuatro y media quisiera estar en la calle Concha Espina, viendo reflejada en la mirada feliz de un niño el paso del autobús blanco. A las cinco en punto, cuanto daría por cruzar esos tornos que, como las puertas del Paraíso, dan paso a la felicidad. Y a las seis quisiera ser Kroos, el timonel con la brújula de serie y la pierna de seda de araña, elástica y fuerte. Pero aún sin todo eso, que hoy no podrá ser, así seré feliz.


Y a las ocho únicamente espero ser, sólo uno, insignificante, de los millones de madridistas que sonríen dichosos, orgullosos de su equipo.

Hala Madrid y nada más. Hasta el final, vamos Real. #LQDC

23 octubre 2014

This is....................... fútbol

Liverpool 0 - Real Madrid 3

Una de las tradiciones futboleras de la antigua Europa nos cuenta que en el pasillo de acceso al campo del equipo visitante hay un letrero que indica “This is Anfield”, “Esto es Anfield”, se supone que como advertencia a los rivales de que llegan a un campo especial.

 Pues bien, ayer en Anfield los visitantes dieron vuelta al argumento y respondieron en Anfield que aquello era fútbol. Fútbol de muchos quilates, fútbol puro, sin postureos ni fingimientos, sin circunloquios ni rondos sin sentido. Fútbol total, con toque, velocidad y garra, con poderío y ambición, con sólo el gol como objetivo. Fútbol, sólo fútbol.

Auque siendo justos la ambición sólo apareció en la primera parte, en la segunda, como si hubiera un acuerdo tácito de esgrima, los dos equipos se dedicaron a un bello ejercicio de floreo pero sin hacer sangre, toreo y esgrima de salón. Y casi fue mejor así, pues eso permitió guardar fuerzas para el clásico del sábado, que se prevé tenso y aguerrido.

Pero con todo ello, no debemos olvidar hoy a todos aquellos que pregonaban con saña que al Liverpool nunca le habíamos hecho un gol, ni, obviamente, le habíamos ganado un partido. Mácula que se encargó de borrar diligente Cristiano en un gol que sólo espero verlo repetido el sábado. Majestuoso. Lo de anoche fue una noche histórica en el fútbol europeo, más reseñable aún que el 4-0 que le endosaron a los Boluda-boys hace unos años y que tanto gusta de recordar el antimadridismo pertinaz.


Ahora sólo queda esperar a la reválida que espera el sábado. Acudo confiante y seguro de nuestras fuerzas, aunque más de una vez se ha dado la misma situación y hemos salido corneados, ojito. Hala Madrid, siempre caminarás acompañado.

20 octubre 2014

Calentando para el Clásico


Levante 0 – Real Madrid 5

El Levante no era piedra de toque. Ya lo sabíamos antes de empezar. Por tanto otra manita más se considera como un día más en la oficina, goleada burocrática y cotidiana. Pero sigue sorprendiendo que un equipo sin modelo de juego, sin esquema, que nunca juega a nada golee con tanta frecuencia. Esto da para programa de Iker Jiménez, un misterio oye............

 Que Cristiano marque sólo dos ya puede analizarse como signo de relajación. Que Kroos falle un sólo pase en todo el partido, es algo usual, normal. Que Chicharito, sobre el que oímos tantas chanzas el día siguiente a su fichaje, sea parte fundamental de los dos primeros goles (los importantes) es casi lógico. Que Isco empiece a tener un entrenador que le ponga, no es sintomático. Que James puede que mereciera más de una autopista, no sorprende a nadie, siempre creímos en él. Todo normal, todo bucólico y pastoril.

Esta es la pretensión de tanta prensa ventajista que antes que reconocer y valorar los extraordinarios resultados de esta plantilla, con CR7 al frente, intenta minusvalorar la gesta tildando todo de normal, gris y cotidiano. Y a esperar la “piedra de toque” con el Barca el sábado. Pero aviso: si perdemos si será la piedra de toque, si ganamos habrá que esperar a que juguemos nuevamente con el Atleti, o el Sevilla o a algún grande de Europa. Que dejarán de serlo cuando pasen por la piedra, claro.

Pero mientras tanto, tela lo que disfrutamos. Goles a porrillo, ostentación de poderío día si, día también, Cristiano reventando récords de cuando Atapuerca era capital de Castilla, rotando con tanta naturalidad que ya ni se atreven a calificarlas como “castigo”. La defensa, en un mareante carrusel de presencias, da igual quién juegue, quién falte, quién rote, dando una impresión de solidez increíble. Pero lo que más me admira es esa santísima trinidad que, pese a ser menos famosa que la BBC, maravilla a cada momento. La KMJ, que parece acróstico de poema de línea aérea, ofrece toneladas y toneladas de fútbol puro, sólo fútbol.

Ahora sólo queda esperar al sábado, a echar un pinchote a la piedra de toque (alegoría sólo para canteros) que dicen que es el Barca. Podrá sonar prepotente, pero como esto me sirve para trasladar mis emociones, hoy creo que el Madrid sólo depende de si mismo. Ni Messi, ni Neymar, ni Suárez ni nada de nada. Si el Madrid sale a comerse a los culés, dénse por merendados. Y si juegan Alves y Xavi, miel sobre hojuelas.

Me gustó: El debút de Álvaro Medrán. El canterano es el niño de mis ojos de la cantera, primero por cercanía, hay que admitirlo, pero porque creo que es un jugadorazo estupendo. El sábado suplió a Modric y creo que no hay nadie en la plantilla que tenga un fútbol más parecido.

Y James no me gustó, me encantó. Cada día que pasa me gana más. Increíble su entrega, su clase y su visión del juego. Creo que puede ser un fichaje histórico, decisivo. Ojalá siga así.

No me gustó: Que Ancelotti no cambiara a Cristiano con el partido ya decidido. No lo entiendo. No debe haber nada por encima del interés general del equipo y por eso su cambio debió ser obligatorio. Una patada a destiempo, un mal gesto, cualquier infortunio te puede privar de un jugador tan fundamental en una semana importantísima.

Pepito Grillo: El tema de la semana ha sido el “documental neutral, objetivo y veraz” de TV3. No lo he visto, como es lógico. No necesito probar mierda para saber que no me va a gustar y es desagradable. Pero oí la entrevista al autor en la Ser y me preocupa mucho la formación y salud mental de los culés catalanes. Entre el lavado de cerebro sobre el pasado “esplendoroso” de Catalunya y estos documentales especialmente hechos para lerdos, obtusos e ignorantes, la verdad es que lo tienen crudo, cualquier día canonizan a Guardiola junto al timbaler del Bruch. Y piden el nombramiento de persona non grata para Franco.... ¿qué ya ha muerto? Bueno, ¿y qué?

Franciscus: Hoy, como es lógico, porra sobre el Clásico: 3-1 (Modric, CR7 y James - Messi)


09 octubre 2014

El amo del cortijo

Tras la entrevista con Gabilondo, se confirmaron mis peores sospechas. Y la principal conclusión que me quedó es que Iker Casillas se cree el amo del cortijo. Se me antojó como ese cacique que habla de los demás con condescendencia, con ese hablar ampuloso en tercera persona, ese “señor Mourinho” “señor Karanka”, ese intento de capar la entrevista a posteriori, esa disculpa pueril de los errores de la Carbonero, ese “que larga la tengo” con el “talento innato”.

 Lo que no sé muy bien es el porqué el amo del cortijo ha llegado a este estado de superioridad innata, si por que es un egocéntrico esencial o porque lleva tanto tiempo oyendo a la cohorte de periodistas pelotas que pululan a su alrededor diciéndole que es, ha sido y será el más grande, el único. Dios no, porque Dios es Messi, Koke dixit, pero Jesucristo si es una figura a la que podría compararse, quizás con desdoro para el Mesías.

 Siempre tuve mis dudas sobre la clarividencia y densidad neuronal del portero, pero el lunes se disiparon por completo. Al parecer fue Cutropía, su representante, el que movió los hilos para hacer posible la entrevista. Para estos amigos, no necesita ni enemigos ni yihad mouriñista. Ni era el momento, ni el sitio, ni la fecha. Y además fue una entrevista inservible.

 Ahora, para que el espectáculo cirquense sea completo, sólo queda esperar que aparezca el otro amo, el Puto Amo, y como cabe esperar su comparecencia será entre displicente e irónica. Y volverá de nuevo el bucle.................................

 Dos años llevamos con este tema por una simple suplencia y un ego herido.


05 octubre 2014

Fútbol, y nada más.

Real Madrid 5 – Athletic 0

Gorka Iraizoz ha pedido un plus por cada partido que juega contra el Madrid. Y se lo darán, claro. Lo comprendemos y desde aquí alentamos al Athletic para que reconozca sus méritos. No pedimos que Del Bosque lo lleve a la Selección, porque una cosa es pedir milagros y otra imposibles.

Aparte del portero, los jugadores del Athletic ya saben que en cuanto se suban al autobús habrán pasado de ser equipo Champions cuando llegaban a Concha Espina a rival flojo, asequible, desmotivado, joven y con un posible futuro en 2ª División. En dos hora, oigan. Son las cosas de jugar contra el Madrid. Y así han de asumirlas. Yo de ellos no me preocuparía, así pasa con todos y ellos no van a ser la excepción.

Aunque supongo que sí será excepción (o así lo espero) escuchar como esta noche unánimemente se alabará el juego del Madrid, o mejor dicho, su pegada. Porque todos sabemos que el Madrid nunca juega a nada, eso si, tiene una pegada descomunal. También será excepcional descubrir crónicas sin ningún menosprecio, crítica o desdoro a ningún jugador merengue. Y es lógico que así sea. Lo de hoy ha sido una exhibición futbolística en toda regla. Fútbol y sólo fútbol. Fútbol con mayúsculas, con entrega, pundonor, clase, talento y gol, mucho gol.

El partido ha sido como los programas de la Lotería de Navidad, todo son buenas noticias. El portero a cero. Los laterales han jugado largos, pero sin despistes. Los centrales, sobrios. El doble pivote ha demostrado una categoría futbolística excelsa, James ha corroborado que hace lo mismo que Di María, pero queriendo. Bale ha despertado como el rey de Rohan, pues parecía hechizado. Cristiano sonríe, y su sonrisa es sinónimo de hat-trick. Y Benzemá, un gato que se merendó a los leones. Pese a que el 9 a la espalda es como un estigma en él, y los sinluces le pidan goles injustamente, hasta a ellos les regala alegría.

Y los suplentes han brillado. Illarra asentándose, Varane volviendo a presentar su candidatura a titular e Isco confirmando que sólo necesita un entrenador que lo ponga. Magníficos. Hace veinte días, sólo veinte días, esto era un asco, había que echar a media plantilla y Ancelotti era un torpe. Hoy somos los mejores del mundo. Tan es así, que el supervisor del carro me indica que se ha producido un significativo aumento en la cifra de peatones que piden subirse de nuevo al carro. Pobrecicos, arrepentidos los quiere Dios.

Me gustó: James. Partidazo del cafetero. Es listísimo, lucha hasta la extenuación y tiene clase a espuertas. Sé que será fundamental, lo huelo.

No me gustó: El bailecito tras el primer gol. Vamos a dejarnos de tonterías y a respetar un poquito al rival. Si siguen así, cualquier día nos obsequian con un tango en el córner. Que llamen a Puyol.

Pepito Grillo: Tras la sequía anotadora que sufre el equipo, la secretaría técnica sigue recibiendo críticas, recordando lo bien que nos vendría Falcao. Ya lo decían los del As, ¿no? Quién sabe, sabe.

Franciscus: Antes de Navidad el Bernabeu coreará el nombre de James. O Yeims, que de todo habrá.......