Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

05 octubre 2014

Fútbol, y nada más.

Real Madrid 5 – Athletic 0

Gorka Iraizoz ha pedido un plus por cada partido que juega contra el Madrid. Y se lo darán, claro. Lo comprendemos y desde aquí alentamos al Athletic para que reconozca sus méritos. No pedimos que Del Bosque lo lleve a la Selección, porque una cosa es pedir milagros y otra imposibles.

Aparte del portero, los jugadores del Athletic ya saben que en cuanto se suban al autobús habrán pasado de ser equipo Champions cuando llegaban a Concha Espina a rival flojo, asequible, desmotivado, joven y con un posible futuro en 2ª División. En dos hora, oigan. Son las cosas de jugar contra el Madrid. Y así han de asumirlas. Yo de ellos no me preocuparía, así pasa con todos y ellos no van a ser la excepción.

Aunque supongo que sí será excepción (o así lo espero) escuchar como esta noche unánimemente se alabará el juego del Madrid, o mejor dicho, su pegada. Porque todos sabemos que el Madrid nunca juega a nada, eso si, tiene una pegada descomunal. También será excepcional descubrir crónicas sin ningún menosprecio, crítica o desdoro a ningún jugador merengue. Y es lógico que así sea. Lo de hoy ha sido una exhibición futbolística en toda regla. Fútbol y sólo fútbol. Fútbol con mayúsculas, con entrega, pundonor, clase, talento y gol, mucho gol.

El partido ha sido como los programas de la Lotería de Navidad, todo son buenas noticias. El portero a cero. Los laterales han jugado largos, pero sin despistes. Los centrales, sobrios. El doble pivote ha demostrado una categoría futbolística excelsa, James ha corroborado que hace lo mismo que Di María, pero queriendo. Bale ha despertado como el rey de Rohan, pues parecía hechizado. Cristiano sonríe, y su sonrisa es sinónimo de hat-trick. Y Benzemá, un gato que se merendó a los leones. Pese a que el 9 a la espalda es como un estigma en él, y los sinluces le pidan goles injustamente, hasta a ellos les regala alegría.

Y los suplentes han brillado. Illarra asentándose, Varane volviendo a presentar su candidatura a titular e Isco confirmando que sólo necesita un entrenador que lo ponga. Magníficos. Hace veinte días, sólo veinte días, esto era un asco, había que echar a media plantilla y Ancelotti era un torpe. Hoy somos los mejores del mundo. Tan es así, que el supervisor del carro me indica que se ha producido un significativo aumento en la cifra de peatones que piden subirse de nuevo al carro. Pobrecicos, arrepentidos los quiere Dios.

Me gustó: James. Partidazo del cafetero. Es listísimo, lucha hasta la extenuación y tiene clase a espuertas. Sé que será fundamental, lo huelo.

No me gustó: El bailecito tras el primer gol. Vamos a dejarnos de tonterías y a respetar un poquito al rival. Si siguen así, cualquier día nos obsequian con un tango en el córner. Que llamen a Puyol.

Pepito Grillo: Tras la sequía anotadora que sufre el equipo, la secretaría técnica sigue recibiendo críticas, recordando lo bien que nos vendría Falcao. Ya lo decían los del As, ¿no? Quién sabe, sabe.

Franciscus: Antes de Navidad el Bernabeu coreará el nombre de James. O Yeims, que de todo habrá.......


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.