Frontispicio

Ya las Champions se cuentan como los huevos......... Gracias Real Madrid

31 mayo 2013

Sin palabras


26 mayo 2013

Prometeo


Se acaba la etapa de Mourinho en el Real Madrid. Ya percibo que me llega la fase de aceptación del duelo. Aunque los agoreros ya llevaban tres años prediciendo su caída, mi utópico positivismo me pedía lastimeramente que sus negros augurios no se cumplieran. Pero al final lo predecible se convirtió en inevitable, como suele suceder habitualmente.

Y así Florentino Pérez, en lunes y en pleno bajón tras la derrota copera anunció al mundo que les ofrece, en expiación a sus pecados, a su Prometeo. Así el titán queda eternamente encadenado a las torres del Bernabeu y permite que los buitres de la prensa puedan devorar su hígado cada noche.

Ese es el triste final del titán. El que alumbró al madridismo, recuperó el fuego y transmutó el adocenamiento en orgullo, hoy yace como víctima propiciatoria. La mitología siempre ha sido cruel.

Y extrañamente, pese a lo extraordinario de su figura, pese a los intensos claroscuros de su gestión en estos tres años, pese al extraordinario interés mediático que lo acompañó, acosó y zahirió, su salida se produce de la misma forma ordinaria, común y habitual en que lo han hecho tantos entrenadores del Real Madrid y de cualquier equipo de regional.

Si analizamos la forma, no puede ser más desapegada por parte de Florentino Pérez. Señalándolo como culpable de la pérdida de la Copa, sin una palabra de agradecimiento, como mucho algún gesto de disculpa, ofreciendo su cadáver mediático para que se refocile en su lodazal tanto enemigo descarnado como agrupó en su contra. Casi pidiendo perdón a los vencedores de esta batalla, pues nunca fue otra cosa. Hoy los antimadridistas, los mass media deportivos y algunos de los futbolistas mejor pagados del mundo están felices. Se cumplió su objetivo.

Si analizamos las razones de su marcha, vuelven a ser las acostumbradas y tradicionales para los componentes de su profesión: su suerte depende de que el balón entre o no. Y no entró. Sólo un gol decide su suerte. Y visto así, ¡¡ que vanos parecen ahora tantos esfuerzos en amontonar odio, envidia, intereses, xenofobia, narcisismo y catetismo contra su persona !! Sólo un gol. Sólo un pellizquito de eso que muchos llaman suerte y que suele ser casquivano entretenimiento de los dioses.

Se va, lo echan, pero estoy seguro de que su obra perdurará. Mostró el camino y pese a que el no lo transite junto al Real Madrid, su camino de baldosas amarillas a Ciudad Esmeralda queda como la única hoja de ruta que el madridismo sabe segura para volver a alcanzar sus metas: Ambición, profesionalidad, trabajo, seriedad y sobre todo, ofrecimiento personal a un escudo.

Hoy todos sabemos que en el epitafio del mourinhismo sólo reza una frase: “Presi: En Junio, Mourinho o nosotros”.

Se va un profesional, nos queda un vacío. Gracias Mou, que te vaya bonito. Y ojalá me equivoque y que antes de dos años no volvamos a oír cantar tu nombre en los alrededores de la Castellana. 

18 mayo 2013

La diosa Fortuna no es lesbiana



Real Madrid 1 – Atlético de Madrid 2

En todo ámbito vital es imprescindible contar con la diosa Fortuna como compañera de viaje. Ayer se disputaban sus mercedes dos deidades: La diosa Cibeles, poderosa, de posibles, femenina, dueña de su destino y el dios Neptuno, apolíneo, medianito, con un puntito de chulapo madrileño, pelín desafiante con un tridente pequeñin. Al final nos quedamos con la impresión de que a la diosa Fortuna no le gustan las tetas.

La final tuvo todos los ingredientes necesarios: goles, polémicas, árbitros, política, ocasiones, nervios, incertidumbre hasta el final ........ de todo. La cosa empezó bien, Juanca llegó acompañado de Sofía, que ya es un buen comienzo. Nadie le enseñó el culo, seguimos bien. No se oyeron maleducados pitando un himno, esto va de lujo. Cristiano marcó a la primera que tuvo, perfecto. Los madridistas, pensando: esto está hecho, los indios volviendo a retroalimentar su complejo: otra vez, otra vez, otra vez............ Pero en estas alguien tropezó, se le cayeron al suelo los papeles del guión de la final perfecta, los recogió mal y todo se desajustó.

El Madrid (dueño absoluto del balón, el juego y el estadio, no lo olviden) cedió como buen anfitrión la manija a los colchoneros y estos, en un gesto de mala educación en todo buen invitado que se precie, empezaron a darle pataditas a todos los muebles que pasaban cerca. Y a un Madrid casi aculado en tablas les marcaron ¡¡ en contragolpe ¡¡ Imagino ese sabio de Hortaleza cantando Así, así, así gana el Atletí. Curioso al menos.

Y ya la tensión se apoderó del salón. La velada perfecta se fue al garete y entre los anfitriones y los invitados de postín se pasó de ofrecer la fuente a tirarse bolitas de pan entre cubierto y cubierto. El anfitrión en el plato fuerte no fue capaz de trinchar la carne que jugosa se le ofrecía, siempre pinchaba en huesos en forma de postes o en un mayordomo pelín desmadejado y pose desmañada apellidado Courtuois, que siempre se interponía. Y en los postres los visitantes perdieron definitivamente la compostura y pegaron el tartazo en el rostro de su pródigo anfitrión. Y encima, se fueron llevándose el valioso jarrón. Lamentable.

---------------- oOo ----------------

La mañana siguiente de perder una final es como levantarse con una resaca respondona y encima sin habértelo pasado bien la noche anterior. Anoche ví el partido de la segunda mejor forma posible, en la fiesta de mi Peña. Rodeado de familiares, de amigos, de madridistas, con una puesta en escena inmejorable. Un anfiteatro abarrotado, mucha camiseta, muchísima bufanda y madridismo a rabiar. Luces apagadas, pantalla panorámica y atentos que juega el Madrid.

Hubo noche para todo, para celebrar el siempre seguro gol de Cristiano, para sonreír, para saltar con los postes, para animar a un buen amigo en un mal trance, para sentir la duda con el empate, para intuir la catástrofe ............ Y para venirse arriba hasta las tres de la madrugada, celebrando que pese a la derrota seguíamos siendo una hermosa parte de la mejor afición del mundo: la madridista.

En las tertulias post-partido hubo de todo, análisis de la táctica, discutiendo a Mou, unos los tres cambios simultáneos, otros no haber hecho ninguno durante el partido, el cambio de Modric, etc. Sobre el árbitro, pues también. Unos hablaban de robo, otros de pésimo arbitraje y parcial, en mi caso apostillaba que Clos Gómez se sentó tranquilamente en la puerta esperando ver pasar el cadáver de Mou, cobrándose su rencor por el papelito de los trece errores (lo tuve clarísimo cuando vi al línier anónimo amenazar y señalar con el índice enhiesto a Özil cuando le sacaron tarjeta).

Sobre la final, sobre el pobre juego del Atleti, con lo poquito que se habían llevado la Copa, sobre que si el Madrid fue mejor, que mereció la victoria y que los fallos se pagan casi siempre. Sobre Florentino y las elecciones.

Hubo debate Casillas – Diego López, poco,  y curiosamente, no hubo debate Pepe – Albiol. Tengo que decir que si ayer juega Casillas no hubiéramos encajado el primer gol y no es porque lo hubiera hecho mejor que Diego, sino que ese balón que fue al palo y entró, en su caso hubiera ido fuera. Segurísimo. Su flor es imperecedera y es su mejor virtud, nada desdeñable vista la introducción.

Y por supuesto hubo ocasiones, poliédricas, multiformes y numerosísimas sobre el gran debate: Mou y el futuro. Había desde quién cantaba Mourinho quédate hasta los argumentos más piperos que imaginarse puedan (portugués, chulo, antimadridista, etc......) Y como creo que mi Peña es una imagen fiel del madridismo en su universalidad, hoy me levante con dos pesares: hemos perdido la Copa y no tenemos ni idea de lo que queremos para el futuro del Real Madrid.

Yo anoche apostillé, un sinfín de veces, que casi todos los problemas del madridismo se sustancian en una sola imagen, esta:



14 mayo 2013

Mi alineación para la Copa



El viernes el Real Madrid se juega ganar un título que hace sólo dos años llevaba dieciocho suspirando. Sé que la prensa está en sus asuntos, sus intereses y sus polémicas, todos los aspectos en suma que les asegura (o aseguraba, que no estoy seguro) sus ventas día si, día también. Pero eso es problema de la prensa,  el madridismo debe estar (y no está) pendiente, tensionado y concentrado en su objetivo primigenio, universal e intemporal: ganar títulos.

Por eso hecho hoy de menos una campaña mediática del club dirigida a ganar la Copa del Rey. Si fuera la final de Champions se haría, con la final de Valencia se hizo ¿porqué ahora no? Pues porque me temo que la fina llovizna mediática y el grueso pedrisco de oscuros intereses está calando dentro del club. Y esta es una de las peores noticias que puede haber, la falta de noticias sobre la Final de Copa.

Por tanto yo me he propuesto cumplir con mi parte y afrontarla con la ilusión que se merece esa gran cita en nuestra historia. Ahora no es momento de cambios, de fichajes, de polémicas, de salidas, de entradas, de quítame allá esas pajas.... no, ahora es momento de fijar la mirada en el Objetivo: visualizar una diana con una portería y Courtois y pegarle tiros al chozo.

Y el primer asunto que necesita nuestra atención es, como no, que once inicial nos da los mejores argumentos para ganarla. Vistas las bajas seguras de Marcelo y Varane, dando por supuesto que los renqueantes se recuperan de sus dolencias, la alineación que el Madrid debería presentar de inicio sería: La que diga Mou #LQDM. Y punto.

Una vez acotada esta verdad universal, firmemente instaurada en este blog desde hace ya tiempo, propongo la que me gustaría a mi y mis razones, por supuesto.

Portería: Diego López, obvio, aunque por desgracia no para muchos. Ha sido una incorporación fundamental en este último tramo de Liga. Con su juego ha aportado confianza, sobriedad y ha sido decisivo en varios partidos de máxima exigencia. No hay problema en la portería, hay problema en la prensa.

Defensa: Arbeloa, Pepe, Ramos y Coentrao. Es la defensa que más veces ha sido titular en esta temporada, será por algo. El espartano es un defensa segurísimo, Ramos es, si está concentrado en lo suyo, el mejor central de largo del mundo. Del asunto Pepe y las polémicas, paso, es el mejor central de los disponibles. Y Coentrao es uno de los tres mejores laterales del mundo, aunando seguridad defensiva y buenas incorporaciones por su banda.

Media: Modric, Alonso, Khedira. Es la combinación ideal entre disciplina defensiva y talento futbolístico. La brujita esta terminando de forma apoteósica la temporada, pese a ser el peor fichaje de la temporada para algún cagatintas lerdo. Alonso es la brújula del equipo, el mariscal de campo, el que maneja de forma magistral el tempo de los partidos. Y Khedira, aparte de ser uno de mis favoritos, nos asegura presión en toda la cancha y llegada arriba (un golito será suyo).

Delantera: Özil, Higuaín y Cristiano Ronaldo. Aseguran la dosis justa entre esfuerzo, definición y magia. La magia del alemán es imprescindible al menos mientras le aguante el físico. El argentino y su compromiso siempre presente asegura permanentes permutas a la derecha con Cristiano. Y Cristiano porque es Cristiano ¿no?

HALA MADRID

09 mayo 2013

Pitos, set y partido.


Real Madrid 6 - Málaga 2

Set y partido. Y casi sin despeinarse. Para un equipo desunido y que, según la prensa, está unánimemente contra su entrenador no está nada mal. Eso si, a los de Pellegrini sólo les faltó quedar embarazados en el Bernabeu, porque pasarles les pasó de todo. A las primeras de cambio testarazo de Albiol y toda la estrategia a tomar viento. Empatan en otro balón parado pésimamente defendido una vez más y a continuación se pegan un tiro en el pié, penalti y expulsión, que diría Rafa Guerrero.

Tira el penalti Cristiano y lo falla, si, pero lesiona a Caballero. A continuación un defensa se trastoca, deja ir el balón y le pitan cesión. Y gol, empatan, enfurruñan al Madrid y les casca cuatro más. Y para rizar el rizo Demichelis, ese central con pinta de portero de discoteca resultón, entra a Cristiano ¡¡ a Cristiano !!, no se ve si le toca o no pero el atropello era inminente y se fue también a la caseta. Y el Ingeniero a tronar contra los árbitros, respetuosamente, si, casi con jabón, si, pero a tronar. ¡¡ Es que jugando en el Bernabeu ya se sabe !!

De todas formas, si de dan cuenta, todo esto no sirve para nada. Pamplinas, seis goles al casi semifinalista de Champions, pirulís de menta, que marque hasta Albiol, paparruchas....... lo verdaderamente mollar, importante y decisivo era oír el porcentaje que le pitaban a Mourinho y aplaudían a Casillas.

En este punto no quisiera dejar pasar la ocasión de hacer notar que (buff......... parezco un político ¿no?) esa confrontación interesada y metaestadística de evaluar los supuestos apoyos entre los pitos a Mou y los aplausos a Casillas es torticera. Y me explico: Yo, que como todos sabéis soy un tardofranquista, grillado, tarado, fascista, yihaidista, ultra y abducido (todos estos adjetivos son los que adorna al mourinhismo, según la prensa) no dudé en aplaudir a Mourinho en mi última y reciente visita al Bernabeu. Ahora bien, eso no implica, en modo alguno que deba silbar a Casillas, que es el capitán del Real Madrid. Ahí está la trampa, que todos los periodistas saben, que todos la intuyen, pero que interesadamente todos ocultan. ¿Será porque el Wahtsapp de Casillas les señala el camino?.

Ahora sólo queda esperar que, por poco tiempo, la tempestad escampe, Özil se recupere y preparemos la Copa del Rey como es necesario. Aunque parece que está descontada.

Me gustó: La insistencia de Cristiano, la consistencia de Nacho y la exhibición de Özil.

No me gustó: El público del Bernabeu. La pitada a Higuaín debería avergonzar a todos los que la protagonizaron. Siempre creí que los socios del Bernabeu es la peor afición que conozco y cada día me reafirmo más en mi opinión.

Pepito Grillo: En contra de mi esperanza y de lo que creo que va a suceder, parece que es vox pópuli y cuenta con la mayor verosimilitud para una amplia mayoría de medios y aficionados que Mourinho se va.

Ante ello os traslado tres preguntas, sólo tres preguntas:
¿Porqué se va?
¿Quién fuerza su salida?
¿Qué le pedimos al próximo entrenador?

Rappel: Final de Copa en el Bernabeu, todo queda en casa.

05 mayo 2013

Joder, que tropa


Real Madrid 4 – Valladolid 3

Dicen que cuando el Conde de Romanones fue propuesto para la Real Academia, le sugirió alguien que hiciese una visita de cortesía a todos los miembros de la Institución encareciéndoles su apoyo, porque esa era la costumbre. Así es que venciendo el natural pudor cumplimentó ese requisito y todo el mundo le aseguró que su voto sería para él. El día de la votación se acercó su secretario y en un aparte le dijo: Excelencia, traigo malas noticias: no hemos salido.¿Cómo es posible? -preguntó perplejo- Pero si tenía garantizada la elección... El funcionario se encogió de hombros. Pero entonces ¿cuántos votos he tenido?- quiso saber. Ninguno, Excelencia- musitó el secretario con un hilo de voz. El político se quedó unos instantes pensativo y luego cabeceando ligeramente se volvió hacia su ayudante: ¡Joder, qué tropa!,- concluyó.

Ganó el Madrid, marcó 4 y recibió 3. Cumplió con un equipo de circunstancias, que sirve de preparación para el último reto que queda: la Copa del Rey. Pero ¿a quién le importa eso? ¿Que más da? Los 80.000 que fueron al Bernabeu no fueron a ver ganar a su equipo, ni a disfrutar con una máquina letal e infatigable llamada Cristiano Ronaldo, ni siquiera para apreciar si Pepe va recuperando poco a poco la forma. Por supuesto ver asentarse a un canterano como Nacho tampoco era motivo para comprar el billete. Bagatelas.

Ellos van a lo importante, a saber: 1º Si Casillas es o no titular. 2º Si pitan o no a Mourinho. 3º. A pitar a Higuaín. 4º Si aplauden a Casillas más o menos que a Cristiano. 5º. Si juegan muchos portugueses y 6º si quién da la rueda de prensa es Mourinho o Karanka. Lo demás, un partido más, intrascendente.

Además todos sabemos que lo importante, lo verdaderamente decisivo viene después del partido, con esas declaraciones a pie de césped, esa zona mixta, esa sala de prensa. Ahí si es donde se nota el madridismo, ahí es donde se ganan los partidos, los títulos, el respeto mundial. Ahí es donde reside el ánima errante del espíritu de Juanito. Es entre los intersticios del washapp donde se trajinan verdaderamente el armazón de las remontada.

Que queden diez días para ganar un título que hace dos años parecía lo más grande es anecdótico. Nosotros a lo nuestro, a elucubrar, a jugar a los cromos, a mover la silla, a denostar ....... a preparar el futuro, total del presente ya se encarga Mourinho ¿no?

01 mayo 2013

Reflexiones desde el vacío


Ya queda un día menos para ganar la Décima.

Anoche ningún niño preguntó a su padre ¿porqué somos del Real Madrid? Ayer fue el ejemplo perfecto que define al Real Madrid, fe en el triunfo, lucha hasta el final y compromiso por un color: el blanco impoluto.

Ayer nadie del madridismo se equivocó. Se decía que se creía, que se podía, que se remontaba con fe ciega. Hoy sabemos que había razones para creer, que se pudo aunque no se consiguió por pelos y que la remontada era posible. No cierta, no matemática, no segura..... pero si posible. Si no, que se lo pregunten a los alemanes y a los culés.

Si al inicio de la Liga, en aquel empate con el Valencia, nos cuentan que en el partido más importante de la temporada, vuelta de semifinal de Champions, van a ser carne de banquillo Casillas, Pepe, Khedira, Benzemá o Alonso, nos hubieran tratado de locos. Y con razón.

Ayer Essien y Módric taparon muchas bocas que, interesadamente, hoy fingirán no haber visto lo ocurrido sobre el césped del Bernabeu. Los dos fichajes de la temporada siendo destacados en el momento más destacado de la temporada. Chapó Mou.

El Pipita se despidió anoche del Bernabeu. Pese a que hizo una primera parte soberbia, todo el mundo lo señala como culpable. Curiosamente todos recuerdan, y le reprochan, su oportunidad fallada y nadie recuerda la de Özil y la Cristiano. Su pitada en el cambio fue lapidaria. Su maldición en Champions sigue lastrando a un grandísimo delantero. Te echaré de menos Pipa.

Eché de menos que el equipo no se quedara en el centro a aplaudir a su afición. Si hubiera estado Pepe los hubiera reunido.

Se murió en la orilla, si. Pero felices y orgullosos de un equipo, de una afición, de un sentimiento. Nadie en el mundo es capaz de hacer lo que hizo anoche el Madrid. Por eso es grande. No envidié a los que estuvieron en el Bernabeu apoyando, pero si envidié a quienes estaban en Concha Espina llevando en volandas a los jugadores, a esos si los envidié. Eso es el verdadero madridismo. El año que viene no faltaré.

Hoy, curiosamente, me percato de algunas semejanzas entre culés y merengues: Llevamos once años sin soñar con la Novena. Y trece años sin soñar con la Octava. Y quince años sin soñar con la Séptima. Y cuarenta y ocho años sin soñar con la Sexta. Semejanzas.

También me percato de algunas diferencias. Hoy también es día de ver las diferencias entre la prensa de Madrid y Barcelona con sus portadas. Marca y As, pretendidamente madridistas que ni quiero que sean ni lo espero, hacen espejo del sentir de la afición madridista. Mundo Deportivo y Sport también hacen espejo sobre el alivio de la afición culé. Que el día de la vuelta de semifinales de Champions del Barca den la portada al Madrid es gratificante. Es otra pequeña victoria más.

Anoche oí íntegra la rueda de prensa de Mourinho. Nueve preguntas, una sobre Cristiano, una sobre el análisis general del partido, siete sobre la continuidad y el futuro de Mourinho, la primera sobre el partido fue la quinta y porqué avisó que estaba para hablar del partido. Hubo una frase fundamental, clarísima, transparente........... y de la que, curiosamente, ningún periodista se percató: “El Real Madrid ha ganado la competición y la tiene que ganar en el futuro; si es conmigo bien si no es conmigo también".

Creo que el madridismo en general hemos equivocado su estrategia para que continúe Mourinho. Desde hoy hay que apuntalar el único pilar que amenaza su continuidad: su familia. Desde hoy propongo cambiar las pancartas de Mourinho quédate por las de “Matilde, quédate”.

Ah, y tranquilos, ya os anticipo que se quedará.