Frontispicio

Inicio un nuevo e ilusionante proyecto en el blog, analizando los errores arbitrales Todo Real Madrid: La Liga Justa

13 agosto 2016

El día que Zidane me ganó


Eran las 8 de la tarde. El Real Madrid jugaba la final de la Supercopa de Europa en Trondheim, contra el Sevilla. Y ya llevaban varios días los "periolistos" vendiéndonos su "alineación inicial", con Modric, James, Bale, Benzemá …. hasta Kroos. No les culpo, sólo repetían las alineaciones que habrían puesto los últimos entrenadores del Real Madrid.

Todos sabemos que si Ancelotti o Benítez hubieran sido el entrenador oficial del Real Madrid, Modric nunca hubiera empezado en el banquillo. Y Bale hubiera viajado a Noruega. Tan seguro como que el sol sale por oriente. Toda la farfolla mediática ponderaba, justamente, la fenomenal pretemporada de Asensio, pero ni uno, ni uno, apostaron ni un céntimo porque Kovacic sería titular. Creo que con Ancelotti Modric, James, Bale y Benzemá hubieran sido titulares. Nombres antes que hombres.

Y aunque para un madridista la Supercopa de Europa es un título menor, también es cierto que no haberla ganado hubiera supuesto la primera andanada mediática contra Zidane, jugara con el equipo que jugara. Y si la hubiera perdido con el once inicial que puso, los palos serían incontables: que si es un soñador, que si se ha rebelado contra Florentino, que si no tiene nivel, que si le ha dado un ataque de entrenador……………. y más y más farfolla. No hay cosa que venda más que un petardazo del Madrid y ya se habrían ocupado de que el petardito, en caso de perder, se convirtiera en todo un Maracanazo. Y Zinedine lo sabía, claro que lo sabía.

Sin embargo, a las 8 de la tarde,  todas las emisoras de radio, todas las webs deportivas abrían con el "bombazo" del 11 de Zidane. "Zidane se la juega" decían. No. Zidane con ese 11 hizo un jaque mate pastor a toda la prensa, al antimadridismo y a todo el madridismo renuente con su figura. Con ese 11 conseguía, de un plumazo, múltiples objetivos: El primero dar confianza a los teóricos suplentes, haciéndoles ver que para él todos son importantes, desde el primero al último. El segundo, mandar un mensaje a navegantes para los teóricos titulares, haciéndoles ver que no son indispensables para la victoria, que sólo son una pieza más del engranaje y, que a poco que se relajen, el banquillo sabrá devolverles a la realidad. El tercero, hizo ver a todos los jugadores de la plantilla, a todos, que con él la meritocracia, que fue bandera de Mourinho, no es un lema, es un hecho palpable. El cuarto, dirigido a todos los dirigentes, futbolistas y agentes del fútbol, diciéndoles que calma, que no necesitan a nadie, que si se suben a la parra, se lo van a comer con patatas, ofreciendo así a Florentino y J.A. Sánchez una posición de fuerza ante cualquier negociación en marcha.

Todo con un simple 11. Y para colmo, va y gana………. Y después, llegó a la sala de prensa y sonrió.

Eso, señores, no es predicar, eso es dar trigo.

1 comentario:

  1. bigfoot17:28

    De este articulazo no quitaria ni una coma. Eso sí, lo unico que añadiria es que ZZ ademas jugo sus bazas y realizo los cambios de manera MAGISTRAL.

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.