Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

10 diciembre 2009

DENUNCIA ACCESO A MINUSVALIDOS EN EL BERNABEU

Esta es copia de la carta que envié el pasado 6 de diciembre al Real Madrid denunciando las condiciones de acceso de minusválidos al Bernabeu.

El pasado 5 de diciembre acudimos a presenciar el partido Real Madrid – Almería al Estadio Santiago Bernabeu y ocurrió un hecho que creo necesario divulgar y denunciar por la trascendencia y bien social que puede y debe acarrear. Para ponerles en antecedentes indicarles que, como a casi todas las Peñas, nos tocaron asientos del 4 anfiteatro, a los que sólo se puede acceder por las torres. Me ha quedado el escrito un poco largo, debido a que quiero contar los hechos con precisión y minuciosidad, pero les ruego hagan un esfuerzo de llegar al final. Creo que merece la pena.

Al partido acudí acompañando a mi amigo Francisco, el cual se encuentra afectado de una minusvalía que le impide, entre otras cosas, desplazarse con normalidad y debe hacerlo en postura muy forzada y ayudado por una muleta. Aún siendo consciente de sus limitaciones, acude siempre que puede a ver a su equipo ayudado por su madridismo, su ánimo y su admirable espíritu de superación.

Siempre hemos tenido problemas para acceder al Estadio, pero los hemos ido superando con inteligencia, mucho sacrificio, sentido del humor y algunas veces recurriendo tanto a la astucia propia como a la compasión de los demás. Desde hace varios años supe de los ascensores que están cerca de las torres y, siempre de mala gana, los jefes de tornos y accesos nos han dejado usarlos.

Siempre han aducido que “sólo prestan servicio a los palcos VIP y las zonas nobles del estadio”. Cuando se les hace ver la injusticia de la discriminación hacia personas como mi amigo, aunque renuentes, acaban cediendo y subimos. Pero esta vez, por motivos que sería prolijo narrar, no pudimos encontrarnos en la entrada de la Torre C. Cuando él llegó me llamó desde abajo y me indicó que, como siempre, le decían que no había ascensores, que tenía que subir por las escaleras.

En las Torres hay escaleras eléctricas. Pero sólo para subir, y esto es importante. Tras renegar en arameo, le indiqué que probara a subir por las escaleras eléctricas, que yo intentaría buscar los ascensores. Tras preguntar a las acomodadoras de los vomitorios 505 y 507 y comprobando su desconocimiento, me lancé a la búsqueda. Efectivamente en las inmediaciones de la torre C hay dos ascensores que prestan su servicio hasta el cuarto anfiteatro. Lo llamé y a los pocos minutos acudió uno de los dos disponibles a mi nivel, con el correspondiente ascensorista.

Le comenté, como de costumbre, el problema que tenía y cuando lo tenía convencido, me llamó mi amigo Francisco para decirme que había logrado llegar arriba. Como ya son muchas, le indiqué al ascensorista que tras el partido íbamos a necesitar de sus servicios, puesto que subir, a duras penas subía, pero bajar le era imposible. Éste nos indicó que de acuerdo, que al final del partido nos veíamos.

E iniciamos la subida al Mont Ventoux. Teníamos localidades de la fila 8 del cuarto anfiteatro. La subida, para cualquiera que conozca el acceso, es muy inclinada y dificultosa. Cuando íbamos por la fila cuatro, un abonado, viendo nuestra situación, y en un gesto que le honra y define como buena persona, se ofreció a cambiarle su localidad de la fila 4 por la suya de la fila 8.

Allí disfrutamos de los goles de nuestro equipo y tras la alegría del triunfo trabajado nos encaminamos a la salida. Yo mandé por delante al resto de peñistas del autobús y a mis familiares, indicando a estos últimos que nos esperaran abajo de la Torre. Nos encaminamos al ascensor y ¡¡¡ sorpresa !!!. Estaba desconectado y no se podía llamar. Tras múltiples intentos, acudí al palco VIP que se encuentra frente a los ascensores y, casualmente, había un joven también impedido, con una pierna escayolada producto de alguna caída o accidente desafortunado, que nos dijo que no nos preocupáramos que a él iba a ir a buscarlo el ascensorista en unos minutos. Que habían quedado.

Yo me dije que nosotros también habíamos quedado. Por lo que nos dispusimos a esperar el ascensor prometido. En la espera llegó otro señor, también con muletas, acompañado de un niño pequeño, peñistas de Granada. Nos preguntó si podría usar el ascensor puesto que llevaba una prótesis en una pierna. Le indicamos lo que sabíamos. Y el señor esperanzado nos acompañó en la espera.

Pasaron cinco, diez, quince minutos y nada. El ascensor seguía sin aparecer y seguía sin poderse llamar. El chico del palco VIP le preguntó a la azafata que presta servicio por la tardanza, y ésta le explicó que los ascensores sólo prestaban servicio tras el partido a los palcos VIP del nivel del segundo anfiteatro para abajo, y sólo cuando éstos se encontraban desalojados iban acudiendo a los del tercer y cuarto anfiteatro, por ese orden. Como el Titanic.

Casualmente pasó por allí quién se identificó como el Jefe de Seguridad del estadio. Iba haciendo la ronda para cerrar. Le comentamos la situación y nos rogó paciencia. Nos ratificó la información de la azafata y siguió su ronda.

Pasaron otros cinco minutos. El chico harto y confiando en su juventud y fuerza se despidió y se lanzó escaleras abajo. A estas horas ya no quedaba nadie en el estadio, sólo las azafatas limpiando los palcos VIP, el personal del estadio y nosotros. Veinticinco minutos tras la finalización del partido y nada. Al señor de Granada le llamaron sus amigos y acompañantes del viaje, urgiéndole el regreso. Había que acudir hasta el autobús, y el viaje hasta Granada es largo. Tras esperar otro rato, se despidió de nosotros, y con evidente temor se encaminó escaleras abajo, acompañado de su hijo que, asustado, era consciente de los riesgos de la empresa en caso de accidente y con el estadio casi vacío.

Pasaba el tiempo, las azafatas de los palcos VIP se iban marchando, y nosotros allí, abandonados, sin saber que hacer. Sabiendo que bajar era imposible, puesto que las escaleras mecánicas sólo subían, y sin saber si el ascensorista se habría ido también, ya que estaba desconectado y no sabría nunca que estábamos allí. El Jefe de Seguridad volvió y ante mi requerimiento se prestó a indagar que pasaba con el ascensor.

Media hora tras el partido. La azafata del palco VIP, intentando remediar nuestra lamentable situación, nos ofreció unos canapés del palco, y se despidió, deseándonos suerte. Solos ante el peligro. Me llaman desde el autobús diciendo que qué pasa, que están todos, que sólo faltamos nosotros y que de los cientos de autocares sólo quedan el nuestro y otro. Les explico la situación y les pido paciencia. Treinta y cinco minutos después del partido y seguimos en las mismas. El botón de llamada del ascensor muestra el relieve de mi huella dactilar, impresa para siempre, debido a la frecuencia y fuerza de mis intentos.

Mi esposa me llama preocupada. Están solos abajo. Con los niños. ¿Qué hacen?.

Me planteo la heroica. Sondeo a Francisco, para ver como ve bajar centenares de escalones. Triste asiente y dice que ya otra no nos queda. Aprieto por última vez el odiado botón, para dejar constancia de mi paso por el Bernabeu, y ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ se enciende !!!!!!!. No me lo puedo creer. Francisco cambia su tez cenicienta por un gesto de alivio sin límites.

Se apaga. Malo. Le pulso. Se vuelve a encender. Y tras unos momentos de intriga se abren las puertas. El Jefe de Seguridad, en un gesto de humanidad y profesionalidad que le honra y quiero destacar, acude a nuestro rescate, cual 7º de caballería. Confirmo mis informaciones sobre la operativa del ascensor con el ascensorista que se disculpa diciendo que esas son las normas. Cabreado, pero aliviado y educado doy las gracias y nos encaminamos hacia el autobús.

Cuarenta minutos tras el fin del partido salimos por la puerta y, presurosos dentro de nuestras limitaciones, nos encaminamos hacia el autobús. Y mientras pienso que hubiera ocurrido si se hubiera tratado de una emergencia o una evacuación por catástrofe. Como en el Titanic, la plebe encerrados en la bodega. Nosotros en las alturas.

Este hecho podrá parecer banal, producto de la mala suerte o accidental. Pero no es así. No señor. Yo soy madridista desde pequeño, soy socio fundador de mi Peña, llevo veinte años de directivo (Presidente, Vicepresidente, Tesorero, Secretario y hasta chico de la limpieza entre otros cargos) y como todo madridista quiero y deseo que el Real Madrid SEA EL MEJOR. Pero en todo.

Quiero que sea el mejor club de la historia, el que tenga más títulos, el más señor, el más rentable, el más rico, el más modélico. El mejor. Pero con las personas con discapacidad no lo es. O para ser más preciso. Puede ser mejor y no lo hace por desidia y desinterés. Yo también quiero, como el Presidente, que en esta faceta admire al resto del mundo.

Y como soy partidario de que una crítica debe ser siempre acompañada de una solución constructiva, ahí les dejo algunas soluciones que estimo pueden ayudar a conseguir que esta situación que hemos vivido y muchas otras que cotidianamente vienen sucediendo todos los días de partido, y que no conocemos, no vuelvan a ocurrir.

PRIMERA. Al igual que todas las empresas de este país, el Real Madrid supongo que dará a sus trabajadores formación en prevención de riesgos y planes de emergencia. Pues deberían aleccionar a todos sus trabajadores, en especial a los encargados de los accesos, tornos y vomitorios, donde se encuentran los accesos para minusválidos.

SEGUNDA. Estoy de acuerdo con que los palcos VIP tengan facilidades sobrevenidas por las condiciones que esa distinción acarrea. Pero no a costa de personas con minusvalía. Tampoco creo que sea justificable que los palcos del primer y segundo anfiteatro tengan tal preeminencia sobre los de tercero y cuarto.

Hay dos ascensores. No creo que sea tan complicado estudiar la situación y destinar uno a un sitio y otro a otro, disponiendo como disponen de ascensorista.

TERCERA. Supongo que no será demasiado impedimento para el club compatibilizar el uso de VIPs con las diez o veinte personas que , como mucho, necesitarían ese servicio por torre.

CUARTA. Esta es obvia. Supongo que las escaleras mecánicas pueden subir y bajar. Si esto es así, deberían activar el descenso cuando termina el partido. Si no es posible, pasamos a la siguiente.

QUINTA Y última. Sé que el Real Madrid dispone de una zona específica para personas con minusvalía. Ya la hemos usado en un par de ocasiones para una peñista hace unos años. Sé también que, como es lógico, esta zona dispone de un aforo limitado, como el resto del estadio. Pero esta zona está sólo ideada para personas que se desplazan en sillas de ruedas y a las que le es imposible su acceso al resto del estadio.

Sin embargo hay muchas otras personas que, sin desplazarse en silla de ruedas, su acceso es muy complicado como he explicado antes. Se solucionaría muy fácilmente si en los tres vomitorios más cercanos reservaran a cada lado seis localidades a las que se accede sin escaleras. Si consienten en prestar los ascensores como acceso para minusválidos, claro.

Esto ocurre en casi todos los teatros, salas de conciertos y salas de eventos de todo el país. El Madrid no puede ser menos. Tendrían un aforo de, calculo, unas cien plazas, repartidas por todo el estadio, con accesos libres de barreras arquitectónicas y que siempre sería posible vender en caso de no ocuparse por los necesitados.

Me despido disculpándome por la extensión del escrito, pero creo que era necesaria para contar los hechos, y siempre es disculpable el perder dos o tres minutos de nuestro tiempo para ayudar a personas más necesitadas de nuestra ayuda y protección.

Este escrito va a ser remitido al área de Presidencia del Real Madrid, al área de Socios por no saber que área en concreto es responsable de lo solicitado, a la Comisión de Peñas y al director del programa de la Cadena Ser Carrusel Deportivo. También pretendo publicarlo en mi blog personal Todo Real Madrid (http://todo-real-madrid.blogspot.com/ ).

El hecho de enviar este escrito a los medios de comunicación no está motivado, que también pudiera ser, por el hecho de alcanzar notoriedad y publicidad la denuncia.

Nunca pretendería hacer daño al Real Madrid con críticas públicas, pero estos hechos padecidos, aunque con menor gravedad, han sido denunciados al personal del club en varias ocasiones en pasados años, y sin embargo nunca han tenido ni respuesta ni solución. No es admisible que a un señor con las condiciones de mi amigo, la infraestructura del Real Madrid no sea capaz de indicarle donde hay un acceso de minusválidos, ni facilitarle el acceso. No señor. Por ello recurro hoy a los medios de comunicación como un altavoz, no como un ataque.

Muchas gracias por su tiempo y espero una respuesta acorde a la grandeza de nuestro Club. ¡¡¡ Hala Madrid !!

Pedroche, 6 de diciembre de 2009.

12 comentarios:

  1. Esto es lo que debería salir en los periódicos no que si Cristiano hace X abdominales o si se lia con nosequien. En fin.. Menos mal que todavía hay buenas personas.
    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar
  2. Te apoyo en la moción. Espero que el Madrid tome nota, y ojalá haya una solución, que tampoco es tán difícil.

    Y por el bien de todos los aficionados y de las personas en general, bien haria el Madrid también en transmitir esta carta para que los demás equipos también cumplan con esto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Te avala el relato, te honra la actitud respetuosa que mantuviste en todo momento.

    Debería de ser una crítica constructiva hacia los dirigentes del Real Madrid eso de servir a la zona VIP y no a la gente que realmente lo necesita. Un estadio de ese nivel está obligado a ofrecer el mejor servicio a todo tipo de gente, porque todos somos iguales.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Excelente de verdad que nos hagas enterarnos de estos como tu todos los madridistas queremos que el club sea el mejor en todo.

    Ojala y esto se solucione de verdad porque estas personas como tu amigo tienen los mismos derechos que Florentino asi que...

    Sobre lo de Miami, ojala que fuera rico, jaja en fin saludos de aqui...

    Hala Madrid

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por vuestro apoyo. Siempre he creído que es trabajo de todos hacer un mundo mejor. Y esta denuncia va encaminada a ello.

    Hoy han citado el escrito en Carrusel Deportivo, aunque de pasada, por lo que espero que la denuncia trascienda y llegue hasta los que tienen el deber de corregir los defectos advertidos.

    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. muy grande, muy grande, muy grande.... te apoyo el todo lo que pueda!

    ResponderEliminar
  7. a mi prima le paso un caso tambien bastante inedito, se acerco hasta la entrada del estadio, y no la dejaban pasar CON LA SILLA DE RUEDAS, porke estaba el aforo completo , teniendo ke dejar la silla atada a un arbol cerca del estadio... vaya tela...

    ResponderEliminar
  8. A mejorado algo la situación en estos casi 5 años?, un abrazo, saludos.

    ResponderEliminar
  9. Pues no lo sé, la verdad. Hablé con el departamento de Peñas y de atención al socio y no encontraban factibles mis propuestas. Por ello, cuando tengo que ir con mi amigo, procuro preparar las cosas con antelación y así no ha habido nunca más problemas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo21:15

      gracias por tu relato, porque me estoy planteando ir con mi marido (que se desplaza en silla de ruedas) a ver un partido,y no quiero que se convierta en una odisea!! Aparte, me parece bastante lamentable, que en un señor estadio, casa de un señor equipo, en el que las entradas te cuestan un riñón,den la espalda a este tipo de casos, que no piden trato especial pero sí trato digno y empatía. Espero que tu amigo y tu, sigáis disfrutando de los partidos sin estar sufriendo por cómo salir del estadio. Gracias y Hala Madrid!

      Eliminar
    2. El tema de acceso con silla de ruedas es diferente. Hay una zona reservada para ellos, donde pueden pasar acompañados de una persona, creo que en la esquina del fondo sur. Pero el aforo es limitado, por ello te aconsejo que te pongas en contacto con el club con bastante antelación. Si tienes suerte y encuentras localidad, tendrás un buen trato (yo he ido con otra persona y puedo asegurarlo) pero si no, lo tendrás muy difícil.
      De todas formas, siempre es positivo hacer públicas estas deficiencias, y esperar que el Real Madrid, que siempre ha dado ejemplo en casi todos los ámbitos, también sea un club pionero en éste.

      Suerte

      Eliminar
  10. Todos tenemos que sumar en la misma dirección y luchar por las personas que no tienen ese acceso tan fácil para todas las personas corrientes, nos costará trabajo pero hay que hacerlo por ellos

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.