Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

16 marzo 2008

NÁ DE NÁ

Deportivo 1 – Real Madrid 0

Con sólo esas tres sílabas puede resumirse la actuación del Real Madrid ayer en Riazor. Si queremos ampliar la definición podríamos añadir que el partido fue horroroso, lento, pesado, aburrido, soso, laxo, amorfo, descolorido, previsible y malo, malísimo de solemnidad. Viéndolo con mi hermano, éste me recordaba que el del año pasado fue, si cabe, peor. Lo siento mucho pero no pienso perder ni un segundo en averiguarlo.

Y es que el Madrid se presentó al partido como el estudiante que, tras cuatro largos meses de estudios, se ve obligado a hacer un examen que no sabe si le será útil para el futuro o no. Voy porque hay que ir, pero como diría el otro, es tontería. Y claro con esos mimbres sólo te puede salir un partido tan desastroso como el que tuvimos que soportar.

De los nuestros lo único reseñable es la actuación de Pepe (al final acabará siendo barato), pese al autogol y Guti. El resto para olvidar. Es inconcebible que el Real Madrid, ante un equipo en apuros, no sea capaz de crear una sola ocasión de gol. Y lo peor no es esto, lo peor está por llegar. Los rivales han olido la lana blanda a un equipo que prescinde con toda naturalidad de las bandas, pretendiendo que los laterales se conviertan en extremos sin poder nunca llegar a serlo, obviando que Roberto Carlos ya marchó.

Con esas el juego del Madrid se reduce a un interminable rosario de conducciones a través de todo el campo para estrellarse, una y otra vez, sin ideas ni argumentos, contra una muralla defensiva que solo ha de limitarse a acumular efectivos en el centro del área. Y esperar el sempiterno milagro de Guti o Robinho. Y todos los días no toca, como es natural.

Otro de los apuntes que quedan tras la penosa actuación es que no tenemos equipo para grandes gestas. Hoy por hoy la mayoría de la plantilla del Madrid se me antoja como una colección de regulares futbolistas que no dan para ser titulares en el mejor equipo del mundo.

Hoy voy a pasar lista. Salvo una minoría de honrosas excepciones (Casillas, Ramos, Pepe, Cannavaro, Guti, Robinho, Raúl y Van Nilstelroy) el resto no son más que simples aspirantes a titulares y no todos. Y digo no todos porque algunos (Torres, Diarra, Baptista, Soldado, Drenthe) no tienen nivel para ser ni suplentes. En mi opinión serían con mucha dificultad titulares en equipos del centro de la tabla en la Liga española.

Por esto, si somos capaces de ganar la Liga, que parece como las liebres del canódromo que por mucho tiempo que pase siempre parece que está más lejos, a Calderón, Mijatovic y Portugal les queda un arduo trabajo para confeccionar una plantilla con aspiraciones europeas el año que viene. Sería imperdonable quedarnos cinco años sin pasar a cuartos de la Champions, pero con lo que tenemos, ni de coña.

Me gustó: El clima y la brisa marina. A quién se le ocurra algo que lo diga.

No me gustó: Todo en general, particularmente Drenthe y Baptista. No son dueños de su cuerpo.

Pepito Grillo: ¿Sentirá moverse Schuster su banquillo?. Yo en su lugar no estaría muy tranquilo. Está demostrando que no tiene nivel para entrenar a un Real Madrid. No he visto en toda la temporada una ocasión en que haya tomado una decisión que cambie el rumbo del partido. Y encima avinagrado.

¿Eso que decía Calderón que este año tocaba disfrutar lo decía sólo para los masoquistas o para todos los madridistas en general?.

Piscinazo: Se oye que quiere fichar el Madrid a Luis Fabiano y a Diego. Apuesto que el primero no viene y si viene otro error. ¿Seguro que el Madrid necesita un 9 de forma perentoria?.

Como soy persona de palabra, esta entrada va dedicada a mi primo, pese a sus reiteradas e injustas críticas a Raúl y especialmente a Guti (Santo patrón de este blog). Arrepentidos los quiere Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.