Frontispicio

Bienvenida 33ª, aunque sólo sea como excusa para buscar la 34ª. Hala Madrid.

05 marzo 2017

Hombres, no nombres


Éibar 1 - Real Madrid 4

Con la convocatoria para Éibar, dejando en Madrid buena parte de sus estrellas, Zidane hizo que el madridismo cagón encogiera aún más el esfínter. Desde el jueves, escocidos tras la acidosis provocada por los canarios, sólo se oían esos cantos de sirenas cagonas advirtiendo que venía el Éibar. El Éibar, ojo. Hasta que es posible que lloviera era interpretado como un mal augurio. Tela.

Nunca entenderé como la misma afición es capaz de ser tan extremadamente bipolar para creer de forma firme en remontadas casi imposibles y a la vez dudar casi hasta la certeza de que el Campeón de la Undécima pueda ganar en Éibar. Pero el madridismo es tan amplio, tan diferente, tan numeroso y tan diverso que todo coge en él. Y esa es su grandeza y a la vez su debilidad. Pero este es otro asunto, volvamos a las montañas de Éibar.

Tenía el firme convencimiento de que se ganaría en Éibar cómodamente. En los prolegómenos del partido apostamos sobre el 11 titular. Acerté con Nacho y Asensio. Fallé con Danilo y James. Pero cuando conocimos la alineación, mi convencimiento por la victoria se convirtió en certeza. Ese once te garantizaba dos cosas: actitud e intensidad. Sólo con eso el Madrid se paseó ante los armeros. Si se compara la primera parte ante Las Palmas con la de Éibar, se empiezan a notar los efectos secundarios de la antes aludida acidosis. Comparas la presión ante la salida de balón del contrario y empiezas a sulfurarte. Comparas el partido de Marcelo con el de Nacho y ya no sabes si cortarte las venas o dejártelas largas………….

Y si ya a Benzemá le da por jugar…………………….. ya ni le cuento, oiga. A mí me encanta Benzemá, que conste, pero son tantas veces las que me desespera su apatía que, al igual que me pasa con Marcelo, no sé si tirarme al tren o al maquinista…… Ayer me recordó, no sé el motivo, al primer partido de la temporada, también en tierras vascas, donde el equipo fue tan compacto, serio y voluntarioso que la Real Sociedad sólo pudo defenderse del vendaval. Por esto siempre defenderé la meritrocracia, siempre daré las gracias a Mou por su labor, siempre creeré antes en hombres que en nombres.

Y es que el miércoles noche parecía que quedaba muy lejos aquella frase de Zidane tras el 0-3 del Calderón, diciendo que con esa actitud, serían imparables. Efectivamente, con esa actitud; sin ella,  volveremos a regalar otra Liga. Una más y ya son demasiadas.

Me gustó: Benzemá, James y Nacho. Sobre los demás que también.

No me gustó: Ramos sigue en modo "Sobrado On".

Pepito Grillo: Que mala suerte tiene este Real Madrid que todos sus goles en fuera de juego dudoso los anulan y todos los goles en fuera de juego de sus rivales los conceden. Que maaaaaaala suerte, que diría Tristón…… Pero yo no creo en la mala suerte. Ni en las casualidades. No, ya estoy muy mayor para eso. El lapso de tiempo transcurrido desde el inicio del partido del Villarreal hasta el final con Las Palmas da holgadamente para tesis doctoral sobre manipulación mediática y periodismo mierdero.

Franciscus: Ganamos en Napoli, con BZ9 y CR7 como Stars……. Y sólo nos acompaña a cuartos otro equipo español.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.