Frontispicio

Bienvenida 33ª, aunque sólo sea como excusa para buscar la 34ª. Hala Madrid.

29 enero 2012

¿FIN DE CICLO O PRESUNCIÓN?


"El árbitro ayudando al Real Madrid"

Real Madrid 3 – Zaragoza 1

Como todo buen anfitrión, el Madrid ofreció su regalo de bienvenida al visitante colista. 0-1 y lo que en otros tiempos habría sido preludio de catástrofe y origen de runrún y picor de espaldas, ayer se vivió como se vive la cotidianidad, sin alardes, con la mesura de lo previsto y, porqué no decirlo, con la esperanza segura de lo previsible. Pidiendo pipas, vamos.

Y lo previsible es que pasara lo que pasó. 3-1, equipo visitante feliz por la imagen, y los locales como los buenos padres de familia, orgullosos del deber cumplido. Y no había más. Bueno, si. Mirar a Villarreal. Y valió la pena, vaya que sí.

Previamente, fue paradigmática la respuesta de Kaká a la ínclita periodista (¡¡ lo que les va a costar bajarse del discurso !!!) que le preguntaba sobre la distancia de 5 puntos ¡¡¡ al finalizar el partido !!! El brasileiro de la sonrisa profiden le aclaró a la becaria (si no, no se explica) que eran 8 en ese momento los puntos divergentes. Y dos horas después no fueron 8, pero si 7, que son 3 partidos. Y 7 son muchos puntos.

Y hoy, no me pregunten porqué (bueno, quizás tenga que ver la degustación nonagésima de la verde Matrix hace tres días) me asalta esa impresión, no sé si fundamentada o no, en que como Neo he alcanzado el punto de autoestima necesaria para afirmar con rotundidad que al Real Madrid actual le da igual lo que digan y hagan los demás, todo depende de lo que su voluntad decida. Si quiere volar, volará. Es él quién decide como, con quién y donde se va a desarrollar el futuro.

Y es por ello que haciendo honor a lo que me pide el cuerpo, proclamo desde este humilde púlpito a los cuatro vientos la llegada del fin de ciclo, el advenimiento culé, el armageddon. Las señales son muchas (estamos rompiendo récord tras récord aunque se empeñen en silenciar y ocultar los hechos), claras (Xavi admitiendo que en el pasado les ayudaron)  y seguras (Messi tildando de soberbios a los árbitros).

Hasta los veleidosos hados se confabulan a nuestro favor: lesión de Iniesta, el Bernabeu aplaude a Cristiano, éste cada día se parece más a Raúl en sus gestos de épica, tan banales como aleccionadores, Ózil pasa de alcoholizado a mago, Granero pasa del “seguro” destierro a ser piedra angular, Benzemá ya cuenta como futuro Balón de Oro. Vamos, sólo falta que Albiol imponga su condición de campeón del mundo y Sahin supere su periodo de amnesia y recuerde que el año pasado por estas fechas la tocaba como los ángeles.

Por supuesto admitiré con serena deportividad los (previsibles) calificativos de prepotente de los antimadridistas, que los habrá. También podríamos decir que todo se trata de una presunción, puesto que en fútbol todo es mutable y cambiable per se (que se lo digan a Queiróz y su marzo catastrófico), pero me reafirmo en mi mensaje de optimismo patológico y antropológico, ahora que se ha ido Zapatero. Yo así lo veo y así lo cuento, porqué así lo siento. Hoy por hoy esta liga es más blanca que el pecho de una monja (iba a decir teta, pero me he cortado). Y si por desgracia cogiera color sería sólo por deméritos propios.

Me gustó: La reincidencia en el error de Mourinho. Ayer la alineación ya decía lo que queríamos antes de iniciar el partido. En el Bernabeu, todo lo que no sea la de ayer es hacer guiños al contrario. Al final tú verás como hasta los periodistas lo alaban, y es que cuando se lo propone este José es insaciable en su búsqueda de feeling y el feedback.

No me gustó: Altintop. Tiene un balance defensivo pésimo. Vale que es un parche provisional, pero miraría otras alternativas.

Pepito Grillo: Sólo sirva para desmentir al “humilde y dueño del fútbol” Xavi Hernández: Los madridistas sí sabemos perder, de hecho ya lo demostramos el miércoles de ida de copa (ningún reproche a la victoria culé), lo que no aguantamos es, como dicen en mi pueblo, que se meen en nuestra casa y encima se limpien en la cortina. Y ya puesto a tildar de animal a Lass, da un pasito más, especifica “mono” (las malas lenguas dicen que le pega más burro, no sé porqué) como Busquets y tranquilo, ya sabes que esto no es la Premier, como pedía hipócritamente tu presidente.

Pódium: 3 Özil – 2 Cristiano – 1 Granero

Rappel: Veo a Casillas haciendo lo mejor que se le da, tras besar a la Carbonero, por supuesto. Y veo un 32 enorme, lleno de lucecitas y fuegos artificiales ¿qué significará?.


P.D. ¿En que se diferencia el fútbol del tenis? En que por mucho que lo intento no puedo odiar a Djokovic.

5 comentarios:

  1. Leí, no sé dónde, que el cambio de gobierno iba a traer un cambio en el fútbol de España.

    Era una cachondada, supongo, pero es que no deja de tener gracia. Zapatero proclamaba a los cuatro vientos, sin el menor rubor, que era más culé que la fuente de Canaletas. Por su parte, nadie ignora que Rajoy es más blanco que la leche. Como digo, no deja de tener gracia esta casualidad pero ha sido fulminante: se va Zapatero y los hados abandonan al Barça, que siendo temible y glorioso, parece como que ya no son tan exquisitos, humildes y sencillos.

    La cuestión es que, hados, musas y agogueros de toda condición aparte, el Madrid va lanzado a por la Liga y ahora más que nunca, todos creemos que hasta se le puede ganar al super-hiper-mega-Barça en su propio feudo en nuestra próxima visita.

    Yo, que por mi edad ya he vivido muchas y variadas experiencias, prefiero pisar tierra firme y pensar que el Barça sigue siendo el Barça (excelso y demoledor) y que queda mucha tela por cortar.

    Vamos, que yo no vendería la piel del oso antes de cazarlo. Por si las moscas.

    Un saludo y un inmenso HALA MADRID
    BaronRojo http://halabaron.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  2. Hola Barón, no es vender la piel del oso, no, es simplemente exteriorizar una sensación, una quimera.

    Por supuesto que el Barca va a dar mucha guerra, pero parece que la cumbre ya ha pasado. Como bien dices, ese perfume ya no es tan penetrante, ya se atisban debilidades y ciertas críticas que hace sólo dos meses eran inimaginables.

    ¡¡ Cuanto bien hizo el partido del miércoles !!

    Un saludo y nos leemos (tengo pendiente un comentario en tu última entrada, pero hasta primeros me es imposible).

    ResponderEliminar
  3. Hombre, si en el partido de ida de la Copa, después de todas las patadas y agresiones os quejáis de algo es para hacéroslo mirar, pero de verdad.

    Pero no, no sabéis perder. Porque cuando ambos equipos son perjudicados y se denuncia al árbitro como artífice de la eliminación, como si el Madrid fuese el único perjudicado por su actuación, es de tener bastante mal perder.

    Y después de eso, si aparte de quejarte en caliente en frío te dedicas a comentar que sufres una persecución vergonzosa...vaya, que no hase falta desir nada más. Con lo grandes que parecíais en el campo el miércoles, media hora después del partido volvisteis a quedar pequeños pequeños...

    ResponderEliminar
  4. Y aunque duela, en lo último que dices tienes mucha razón. Yo aunque quiera tampoco puedo odiar a Djokovic.

    ResponderEliminar
  5. Perdona por mi tardanza de enlazar tu blog en el mio, llevaba un mes sin escribir en Balón Pasión.

    Saludos desde http://corazonblanquillo.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.