Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

29 octubre 2006

Poco a poco


El Real Madrid poco a poco va cogiendo el aire a la competición. Aunque con muchas dudas en el inicio de la Liga, el partido contra el Barcelona, aclaró mucho el panorama y aportó tranquilidad al, hasta hacía poco, arrugado seguidor madridista. Analizando el partido es de justicia reconocer al Madrid una superioridad manifiesta ante el Barcelona, al que, especialmente en el segundo tiempo, dio un repaso memorable y, si hubiera sido un poco más ambicioso, estuvo a punto de endosar una goleada, sino histórica, si abultada. Quizás un 4-0 no habría sido descabellado.

Me sigue rechinando los comentarios del lado culé, me parecen injustos, ventajistas e interesados. Aducen que si la posible expulsión de Emerson, que si penalti de Sergio Ramos, que son jugadas que hubieran podido alterar el marcador. Excusas. La primera tarjeta a Emerson fue de risa, antes pudo haber sacado cuatro con más merecimiento. Del penalti ni hablo, es claro el empujón, pero sólo si ahora resulta que los árbitros sólo ven los de los córner en el área del Madrid. Por cierto, no he oído ni leído en ningún sitio nada sobre el penalti a Van Nistelrooy. Turam lo empuja, también levemente, pero lo suficiente para desequilibrarlo ante la salida de Valdés.

De todas formas Capello sigue sin ser santo de mi devoción. No entiendo determinadas ausencias (Robinho) y presencias (Emerson). No sé pero quizás con una medular con Robinho, Diarra, Guti y Reyes por la derecha (no está Beckam en su mejor momento) el Madrid estaría más compensado, sería más veloz y daría más espectáculo.

Me gustó:
La recuperación de Helguera y Robinho.

No me gustó:
Los comentarios post-partido. Parecía que el Madrid sólo ganó porque el Barça se equivocó.

El detalle del partido:
Al final un grupo de chiquillos celebraban la victoria con banderas blancas en la plaza. Reconforta ante la travesía del desierto pasada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.