Frontispicio

Clásico: A demostrar liderazgo. Otra cosa no me vale.

28 octubre 2018

Clásico: La reválida del VAR



No, Lopetegui no es quién más se juega en el Clásico, aunque el vasco, al parecer, tiene una espada de Damocles sobre su cabeza, agitada por una miríada de patriotas españoles, antiflorentinistas, antimadridistas y madridistas tristes………. vamos, que muchísima gente se la tiene jurada. Esperemos que salga triomfant…

Hoy es el VAR quién se juega una gran parte de su reputación presente y futura. Y es en el mejor sitio donde se la puede jugar, puesto que si miramos atrás, estos últimos años han sido una sucesión matemática de errores arbitrales en el Clásico del Camp Nou, muchos de ellos groseros, todos chuscos, y en casi exclusivo beneficio culé. Hoy es un gran día para pasar su reválida y demostrar que los tiempos del Villarato y Sánchez Arminio han pasado, que buscamos un fútbol más justo, más legal y más transparente. Y de paso no condicionar títulos postreros de Liga, que no es poco.

El VAR se estrenó en el Mundial con gran acierto, si exceptuamos, paradójicamente, la Final. En la Liga, salvo algunos errores puntuales (excluidos por supuesto aquellas jugadas que sólo se analizan bajo el prisma del forofismo) ha tenido un buen papel. Mejorable, ciertamente, pero muy digno. Como en todas las innovaciones, sufre errores derivados de la bisoñez (la quintada hay que pagarla, que se dice en mi pueblo), pero creo que todos aprobamos la gestión.

Pero todo este camino puede truncarse estrepitosamente hoy si vuelve a permitir jugadas tan clamorosas como las "perdonadas" estos últimos años. O por el contrario, si las circunstancias lo propician, puede recibir un extraordinario impulso en su credibilidad si se utiliza de forma justa, proporcionada y alejada de toda discrecionalidad. Que Hernández Hernández esté en la sala del VAR esta tarde no otorga demasiada confianza a los madridistas. Sin embargo, este hecho puede ayudar a que enterremos de una vez por todas ese marasmo de sospechas que el canario atesora en sus últimos arbitrajes de Clásicos (todavía espero que además de explicar en televisión como la cagó en un gol fantasma no concedido al Barca, nos explique qué pasó cuando permitió un gol de Suárez tras patadón a Varane en el último Clásico de Liga).

Como siempre digo en estos partidos, no quiero que nos regalen nada, me conformo con que no nos quiten lo nuestro. Y por eso soy y seré acérrimo defensor el VAR.

¿Que no es perfecto, que es mejorable? Obviamente. Como todo en este mundo. Pero vamos en el buen camino hacia un fútbol más justo. Ya puestos, propongo una mejora fácil de aplicar: que cada equipo tenga una oportunidad por tiempo para pedir el VAR. Supongo que, con el tiempo, llegará.

Del Clásico sólo queda esperar que ganemos, pues creo firmemente que tenemos mejor equipo y somos mejores. Otra cosa es la actitud con que se tomen el partido los blancos.

Franciscus: 1-2. Y Lopetegui sigue, claro que si.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.