Frontispicio

Feliz y Blanca Navidad. Y ojalá un 2018 como el 2017

09 diciembre 2017

Aviso para el Mundialito

Real Madrid 5 - Sevilla 0

A los prolegómenos llegó el Madrid como suele, inmerso en esa miríada de minicrisis que ya no sabe uno si se las inventan los medios y los aficionados le compran la burra o es al contrario. El Madrid no tenía pegada, no jugaba un pimiento, había que vender a Bale, echar a Zidane, ceder a todos los fichajes imberbes de este verano y, si me apuran, presentar moción de censura a Floper, que ya está bien de estar tres meses sin ganar un título, hombre……..

Y para adobar el guiso, llegaba un Sevilla crecido por su pase a octavos de Champions, empatado a puntos con el Madrid y dando fe otra vez de sus buenos inicios de Liga (ya sabemos que no suele terminar igual). A favor teníamos que los palanganas son las víctimas preferidas del gran tiburón blanco de Chamartín, CR7. Si, ese al que en un claro desafío al orden establecido le han vuelto a conceder (muchos dicen regalar) el quinto Balón de Oro. Que para mí es como ganar Eurovisión, que conste, pero oiga, lo que no es de recibo es que si se lo dan a Messi es un acto de justicia divina y si lo gana Cristiano es una limosna para engordar su ego. Criterio, señores.

Y empezó el partido. Y a los dos minutos, dos, Nacho (que debería dejar durante al menos dos meses, dos, a Ramos en el banquillo) aprovechó la abulia de la defensa palangana y marcó a placer. Por Triana ya barruntaban nubarrones por Sanlúcar. A continuación hubo un breve lapso en el que el Madrid se aculó en chiqueros, con patada adelante y a correr como estrategia, lo que propició que el Sevilla, azuzado por los comentarios de Valdano, se creyera con posibilidades de sacar algo del Bernabeu. Craso error. Zidane guiñó a Modric y Asensio y soltó al tiburón blanco. Dos dentelladas, dos, y el Sevilla a la lona. 3-0 y se montó el festival. La estrategia cambió pasando al modo partido de ida y vuelta con la coleta suelta, tan del gusto de la parroquia, y en este modo el Madrid es imparable.

Se desmelenó y a una media de gol cada 7 minutos arrolló a un Sevilla que en ese momento ya no sabía dónde meterse, si ir o quedarse, si llorar o hundir la cabeza en el hoyo de los aspersores. Al descanso en Triana ya no sabían si el Guadalquivir subía o bajaba. No lo tenemos confirmado, pero al parecer hicieron falta los cuatro árbitros y todo el cuerpo técnico del Sevilla para hacer salir, casi a empujones, a los jugadores para la continuación, rescatándolos de los huecos más inverosímiles del vestuario.

Pero no había lugar al miedo y al pavor, el Madrid es conocido, además de por su grandeza, señorío y generosidad, por regalar segundas partes de café y pastas en ocasiones como las de hoy. Y más a la hora crítica que se jugaba, hora china, en que la siesta exige su justiprecio y el calorcillo de los calefactores del techo eran su mejor aliado. Así entre ronquidos y algún aspaviento provocado por Lucas, Achraf y Benzemá, que más por instinto que ganas amenazaron el set, se llegó al final tan esperado casi por todos. Aviso para el Mundialito.

Me gustó: Asensio. Muy buen partido, que ya tocaba. Y Achraf que, poco a poco, va cogiendo el hilo y apunta buenas maneras. Y Vallejo y Nacho. Justo lo contrario que el sobrado de Camas, serios, adustos y limitados a su papel.

No me gustó: Siempre me ha causado estupor el poco aprecio que los madridistas hacemos a conseguir cosas extraordinarias. Hace no demasiado, celebrar una Liga se convirtió casi en una rutina, casi cosa de pobre. Hoy un jugador nuestro ha ofrecido su quinto balón de oro y parecía que le había tocado la cesta de navidad del colmado de la esquina.

Pepito Grillo: Alguna preguntilla peliaguda: ¿Porqué la Operación Soule parece no existir para los medios? ¿Dónde están esos periodistas de raza, tan propensos a perder el tiempo en las rotondas, que no investigan algo tan fácil como si Villar va aún a su despacho o no? ¿Porqué la UEFA está segura de que Carvajal forzó la tarjeta y no vio nada claro que Busquets llamara mono a Marcelo? ¿Tenemos claro que los máximos favoritos a ganar la Champions son los equipos de la Premier? ¿Tebas denunciará al Barcelona por incumplir el fair play financiero? ¿Los sobres de los agentes de futbolistas que reciben regularmente los periodistas los declararán a Hacienda o serán cheques El Corte Inglés?


Franciscus: El Madrid, otra vez, será el primer y único equipo de la historia en revalidar su condición de Campeón del Mundialito de Clubes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.