Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

20 marzo 2012

VENÍA DE NALGAS

"Insuficiente" 
Real Madrid 1- Málaga 1
 
Si hiciera caso de presagios, el domingo no hubiera ido a Madrid a ver el Madrid - Málaga. Pero como el ser humano es obstinado y más proclive al placer diletante que a la prudencia insípida, cogí la mochila y me fuí, acompañado de mi familia y de mi Peña. Y no se dió la cosa bien, no. El día, como los malos partos, venía de nalgas.

Si nos referimos al plato principal, que es lo único que afecta al contenido de este blog, habría que decir que hicimos 800 kilómetros para casi nada. Pocas novedades, pocas emociones distintas de las ya vividas con anterioridad. Quizás un Bernabeu algo voluntarioso en su seguidismo a Mou, dejándose llevar renuente hacia el aplauso y cántico por unos animosos Ultra Sur que, pese a que soy contrario a su existencia como tal, si dejaron claro que hay otra forma de ver el fútbol, y que son persistentes, muy persistentes, en su apoyo al equipo. Pero al campo (los llamados piperos) le cuesta el alma dejarse llevar hacia el aplauso y dejar la crítica fácil e instantánea.

            Los blancos la verdad es que pusieron poco de su parte para el apoyo incondicional, cierto. Su primera parte fue pésima. Sin fútbol, sin control, sin maneras de gran equipo. Hubo destellos, lógico en esta plantilla, pero no una luz segura y fuerte de equipo reconocible. La medular está pasando un momento peligroso y Alonso empieza a dar la razón a su señora (que supongo que como todas las mujeres, le espetará que es el más tonto, que todos rotan y trabajan menos que él y cobran más, que si siempre le das la razón a tu jefe, y tal, tal, tal…). Su curva de preparación está en declive claro, espero que de forma planificada.

El Málaga por su parte demostró que Pellegrini, mentiroso no es. Fueron al Bernabeu a jugar al fútbol y lo hicieron muy bien mientras pudieron. En la primera fue sencillamente mejor y merecieron mejor resultado al descanso. Sin embargo fue en la segunda parte cuando bajaron los brazos y sin embargo se llevaron un premio inmerecido, merced a un golazo de Cazorla a su amigo - ayer más amigo que nunca - Casillas cuando más duele.

Ver el fútbol en directo, para los que no tenemos ese privilegio con asiduidad, es otra experiencia nueva, diferente al día a día de fútbol y bar habitual. Es una inmersión en el espectáculo, en ser parte del partido, en ser partícipe de lo que sucede. Cuando después contrastas tus percepciones in situ con la multirealidad de la televisión y sus cuarenta cámaras, te das cuenta primero de lo difícil que debe ser arbitrar y segundo de lo fácil que es ver la tendencia del árbitro en directo.

Hoy se habla mucho de los dos penaltis, enormes según la nueva categoría mourihnista, pero ayer en el campo, a la salida, nadie se quejaba de ellos. El madridismo se quejaba de la falta de compromiso en la primera parte, se quejaba de que se cumplió el refrán futbolístico que pontifica que quién perdona lo acaba pagando, se quejaba de la fase terrenal de Casillas, se quejaba de el equipo no fue a por el partido desde el principio con más intensidad, se quejaba de la pasta que cuesta ver al Madrid para eso. De eso nos quejábamos y me sigo quejando.

Es más, a mi el penalti a Cristiano no me lo pareció y sin embargo el de Marcelo fue clarísimo. Y estaba en un córner del cuarto anfiteatro. Ayza Gómez estaba más cerca de Marcelo. Pero como dice Mou no importa, es  más, en Barcelona tampoco. De hecho hoy no hay ningún tebeo que denuncie la, para mí evidente, tendencia arbitral. Y como Guardiola, que de esto entiende un rato, ha dicho que la Liga es imposible por mí, amén. ¿Quién es este humilde bloguero para contradecir a un sabio?

 Me gustó: Que la afición asuma que es otro jugador más y debe animar y apoyar al equipo. Ayer lo intentó, aunque se le nota mucho que está en pretemporada y le falta ritmo. Perseveren.

No me gustó: El cambio de Kaká. Mourinho se equivocó dejando a Ozil, desvaído todo el partido, en el campo. Ni Casillas, impreciso y desmotivado. Ya en el calentamiento era revelador que siempre fuera tarde respecto a sus dos porteros compañeros.

Pepito Grillo: Estábamos esperando junto al estadio la llegada del autobús del equipo. Mi hija (guapa, lista y que su papá hizo madridista, como dice la bufanda rosita que más se vende en la actualidad) esperaba ansiosa ver y saludar de cerca a sus ídolos. Dobla la Castellana el autobús, nos situamos en primerísima fila, que para algo servirá la experiencia de su padre ………… y pasa el autobús con diecinueve zombis en él. No señor, esto no puede ser. Salvo Pepe, que sonriente devolvía el saludo, el resto de la plantilla pasó, como suele ser habitual, con una desidia, un desinterés y una mala educación antológicas, algunos hasta de espaldas con los cascos puestos. ¿Se darán cuenta que los miles que los están esperando están ayudando a pagar su sueldo?

Lo mismo que el Real Madrid, acertadamente, obligó a los jugadores a hacerse visibles en los aeropuertos y hoteles, debería recomendar que en ese minuto que transcurre por Concha Espina devuelvan un poco el cariño a esa afición que les rinde pleitesía y apoyo. Así quizás aplaudan más dentro. Y no hace falta que se vuelvan locos y salten, no. No hace falta que hagan la ola, no. Pónganle un vídeo de la reina Sofía en cualquier acto, sonrisa y palma al frente, y basta. No hace falta más.

Otra. Imaginemos hipotéticamente que Cazorla jugara en el Madrid y fuera perdiendo ayer. ¿Quién lanzaría la falta Cazorla o Cristiano? Pues eso.

Podiúm: 3 Ramos – 2 Cristiano – 1 Kaká

Rappel: El miércoles podremos decirle a los del Sport: “Por el culo te la hinco”

3 comentarios:

  1. NOS ESTREYAMOS CON EL MALAGA PERO COMO SEA HALA MADRID

    ResponderEliminar
  2. Siento de veras tus quejas sobre el trato a las peñas que comentabas el otro día y el pasotismo de unas estrellas que en esos momentos que describes deben lucir y es cuando menos lo hacen.
    ¡Se ve tan distinto el fútbol en directo!, Yo siempre digo que parecen como más “humanos”, en la tele creo que cualquier gesto técnico se magnifica y parece incluso que corren más rápido….la verdad es que no sé bien como explicarlo.

    Del partido, pues que estamos de acuerdo, toca espabilar para lo que se avecina. Espero que sea causa de los “bajones” esos programados que tanto gusta a los preparadores, llevamos un mes aproximadamente con el, y hay que soltar lastre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Madre mia...aún seguís hablando de tendencias arbitrales???

    Este año llevamos ya un trecho de partidos con jugadas polémicas en los partidos del Madrid, y la mayoría favorecen al equipo blanco. Siempre que hay algo raro salís con que el equipo rival no debería haber acabado con 11. Bien, pregunto: en este partido contra el Málaga mereció el Madrid acabar con 11? A mí también me parece que a Marcelo le hacen penalti, pero si hablamos de unas cosas cuando conviene hablemos también cuando no conviene.

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.