Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

17 agosto 2008

RAFAEL NADAL ES DE ORO


Hoy, en plena celebración de los Juegos Olímpicos, Rafael Nadal es el arquetipo del deportista olímpico por antonomasia.

En él se conjugan todas las virtudes que deben configurar al buen deportista (poderío físico, control emocional, talento, imaginación, disciplina, ánimo de superación, autoestima, etc…), pero además, no ha perdido todas aquellas que con el éxito suelen abandonar a los deportistas de élite.

Rafa ha sabido llegar a lo más alto sin abandonar sus señas de identidad: se escribe por ahí que sigue teniendo los mismos amigos, que está orgulloso de que para él, el Cola Cao sea un festín de sibaritas, se ha inundado de espíritu olímpico durmiendo en la Villa Olímpica y tiene un blog personal que, si lo lees, (yo lo hago de vez en cuando) te da idea de la humildad y generosidad que lo adornan como persona. Por tener tiene hasta buen gusto: es un madridista declarado, más blanco que el Ariel, por ello esta página henchida de madridismo tiene el honor de hacerle un hueco entre el fútbol. Se lo merece.

Por cierto, una anécdota: Hoy el Dios de los Juegos, a Phelps, tras sus ocho oros, cuando ha sido preguntado por sus mejores sensaciones de la Olimpiada, entre ellas se le ocurre decir que es muy feliz porque Rafa Nadal fue a visitarlo a su habitación. Clarificador.

Aunque las comparaciones siempre son odiosas, casi siempre son esclarecedoras. Así, hoy más que nunca, comparas las formas de algunos de los divos olímpicos ó futbolísticos con las de Nadal y, como siempre, cada uno queda por lo que es.

Yo me sorprendo cuando tras ganar Winmbledon, y alcanzar uno de los cenits de su carrera, le ves firmar un aluvión de todo tipo de prendas, pelotas y libretas con toda la tranquilidad del mundo, con humildad, con tranquilidad. Como si siguiera disfrutando.

Por ello hoy todos los españoles (incluso aquellos que sólo lo son a rachas) nos sentimos orgullosos del tipo que, incrustado entre una medalla de oro y una luminosa bandera española, representa a lo mejor de la juventud española. Por todo eso, de chavales así uno siempre quiere tener algo que ver. Desearíamos ser el padre, el hermano, el amigo, el tío, el paisano, el vecino de arriba, el primo de Zumosol de Rafael Nadal.

Gracias Rafa. Y…….. ¡¡¡Vamos Rafa!!!
POSDATA: Si, ya sé que hoy empieza la temporada, pero creo que hoy es día de homenajear al ganador. Esta noche, tras el partido, espero tener tiempo de empezar una nueva temporada con ganas y, espero, que con triunfo. Os espero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.