Frontispicio

La primavera está aquí. Muchos años fue blanca. Este año espero que sea, por vez primera, un blanco verano.

18 agosto 2019

Desmintiendo la pretemporada



Celta 1 - Real Madrid 3

Iban 0-3 y el Madrid sin proponer. Empezamos bien.

Antes del partido comentaba con un amigo que el primer partido, contra el Celta, nos iba a dar la verdadera idea de las intenciones de Zidane y de sus chicos. Antes del inicio, también ponía el siguiente tuit:
"Sé que es una tontada, pero creo que el primer partido de Liga nos va a dar la señal definitiva de por dónde va a ir la temporada. Muchas incógnitas se despejarán: Jugará Bale? 3 centrales? Case-Kr-Mod? Portería a 0? Subirá Ramos a marcar? James convocado? Isco titular? Vini?"

Terminó el partido y creo que, afortunadamente, se ha dado carpetazo de la mejor manera posible a la nefasta pretemporada y, a la vez, se comprueba que los antiguos, si quieren, pueden. Comencemos a despejar las dudas iniciales comentando su repercusión: Bale fue titular. Ningún "ejperto" de los que saben todo lo que se cuece en el vestuario, la T4 y dentro del mondo cráneo de Zidane nos avisó de la buena nueva. No sólo fue titular, sino de los mejores. Aunque en la segunda parte se desfondó y necesitó el cambio.

Tampoco fuimos convenientemente avisados de la convocatoria de James, será que los "ejpertos" estaban despistados con el pulpo y la mariscada en su visita a Galicia. Buena noticia, si no para el equipo, que lo dudo, si para la defensa del patrimonio del club.

En defensa no utilizó tres centrales, quizás producto de utilizar la media proforma de estos últimos años: Casemiro, Kroos, Modric. Ayer demostraron que si quieren, pueden. Magnífico partido de los tres, serios, generosos en el esfuerzo, con continuas ayudas y resolutivos. Bueno, Modric hasta donde lo dejaron, pues fue expulsado retorciendo la nueva regla del tendón de Aquiles hasta un límite que servirá, como siempre, para indicar como no se debe aplicar.

Esa expulsión, paradójicamente, le vino bien al Madrid, pues juntó líneas y su tortuga defensiva funcionó mejor que antes. Zidane leyó bien la nueva situación y Kroos, con un golazo superlativo, remachó las esperanzas de un Balaídos chillón y protestón. Vinicius con su titularidad despejó dudas sobre si le gusta o no a Zidane, despachándose correcto pero sin el brillo de otros días. Esa falta de brillo y el cansancio de Bale hizo que Zidane dibujara un nuevo y mejor escenario para diez jugadores con la entrada de Lucas e Isco.

Con estos cambios el Madrid ganó en control del partido y anuló en parte la sangría defensiva de la banda derecha, que con un Bale que aunque voluntarioso nunca fue un valladar  y un desastroso Odriozola, posibilitaron que Denis Suárez se convirtiera de largo en el mejor jugador de los celestes y un auténtico dolor de cabeza para la defensa blanca.

Defensa que de nuevo encajó gol. Y de nuevo, por culpa del mismo de siempre. En el descuento, Ramos flotó a Losada, un debutante en la Liga, como un caballero decimonónico deja paso a una joven señorita, mirando pero sin estorbar. Ya antes pudo costar otro gol por su pasividad ante Araujo. Y es que aunque ayer todos intentaron borrar su penosa anterior temporada, éste no acaba de darse cuenta que el aire está cambiando y sigue con sus vicios pasados. Ya antes, con el 0-3, se marcó algunas incorporaciones quijotescas al ataque para intentar un gol que siempre cree merecer. Este año le pitará el Bernabéu y se hará el ofendidito, al tiempo.

Al final, 1-3, con un Madrid desahuciado tres puntos por encima del campeón. No está nada mal. Zidane se ha propuesto revitalizar el equipo que tantos triunfos le dio desdeñando revoluciones y practicando reparaciones puntuales con técnicas no invasivas. Con Marcelo le ha funcionado, con Ramos me temo que será imposible. En mayo veremos.

Me gustó: Benzemá, Marcelo y los goles de Kroos y Lucas. Tremendos. Especialmente la jugada del tercero.

No me gustó: La oportunidad desperdiciada por Odriozola para reivindicarse.

Pepito Grillo:  De Burgos Bengoetxea, a cargo del VAR, estuvo todo el descanso rumiando su mal cuerpo por tener que anular el gol que metía al Celta en el partido. Su malestar se traslucía en un continuo vaivén en su sillón. A los 11 minutos de la segunda parte se le apareció la Virgen y de una jugada intrascendente sacó una expulsión a Modric. Al final pudo dormir tranquilo.


Franciscus: Leo con suspicacia todas esas opiniones que predican al Atleti como favorito a la Liga, alabando sin freno su magnífica gestión del mercado veraniego. Y me sorprende mucho, ya que creo que tiene peor plantilla que el año pasado y hará peor papel. Al tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.