Frontispicio

Clásico: A demostrar liderazgo. Otra cosa no me vale.

10 septiembre 2017

Castigados por el halago



Real Madrid 1 - Levante 1

Memento mori. Recuerda que eres mortal. Costumbre de la antigua Roma, en la que, en el desfile triunfal, el siervo le susurraba al general victorioso esa frase, plena de sentido común y prudencia. Pero al parecer, los susurros de Zidane (que supongo los hubo) no llegaron nítidos a los oídos de una plantilla endiosada y adocenada por tanto halago.

Porque no nos engañemos, el principal problema de ayer no fue el mal juego, la falta de suerte, el árbitro, que también influyó todo lo que pudo…….. no. El principal problema fue el adocenamiento, la pachorra, la desidia, el ya caerá como fruta madura……. Ya lo hemos visto demasiadas veces para sorprendernos, les doran la píldora, se creen los reyes del mambo y, castigados por el halago dulzón, se pegan el ost… porrazo. Si, es un hecho repetido y conocido pero, incomprensiblemente, seguimos tropezando una y otra vez en la misma piedra.

Asensio fue el mayor exponente de ello. Pagó caro su masaje mediático-intensivo de hace una semana. Isco no le fue a la zaga. Salió como revulsivo y terminó por agostar un partido somnoliento, a base de marear, una y otra vez la pelota en interminables giros, escorzos y pisotones. De Marcelo que decir, creyó que el estar liberado de tareas defensivas le daba potestad para jugar sólo en apoyos de tres metros y caracolear en el borde del área. Y Carvajal….. , Carvajal desconocido; muy, muy lejos de su versión del pasado año, más impreciso por desidia que por angustia, como todo el equipo. No sé si me explico.

Y si a todos estos hechos, les unimos una vez más el nefasto y parcial arbitraje de los pupilos de Sánchez Arminio, pues se acaba de freír el guiso: a 4 puntos. Aunque cierto es que más vale tropezar ahora que en mayo. Que aprendan rápido la lección, ayer el Levante si susurró: "Memento mori".

Me gustó: Kroos. De lo poco potable en lo matutino.

No me gustó: El cambio de Lucas. Debió salir, a mi entender, Theo, que se estaba chocando continuamente con Marcelo en una parcela con superpoblación. No obstante, #LQDZZ.

Pepito Grillo: Dos cosas. Me vuelve a llamar la atención, como buen mourinhista, el hecho ya varias veces repetido, que tras un parón de selecciones, volvamos a abrir la jornada, restando horas de descanso al equipo con más internacionales. Veremos si pasa igual con el Barca una sola vez.

Segundo. Cinco partidos, tres expulsados. Los tres capitanes. Y el Madrid ya ha sufrido tantas expulsiones en las tres jornadas de esta Liga (2) como el Barça en las 83 últimas jornadas. Raro, raro. La Liga Justa ya empieza a ponerse grana.............. de vergüenza.


Franciscus: Hernández Hernández pitará, al menos, uno de los dos clásicos. Ya ha hecho méritos más que suficientes. 

2 comentarios:

  1. BaronRojo20:51

    No hay peor ciego que el que no quiere ver, dicen en mi pueblo. ¿La desidia de los jugadores o el mal planteamiento de los partidos? Se alaba hasta el empalago a Zidane por todo lo que ha ganado (dscernamos sobre quién ha ganado todo, realmente, o lo que es lo mismo, a ver quién no está jugando...) pero lo cierto es que a Zidane le come la tostada cualquier entrenador de los de nueva generación, los que saben cómo se acogota al campeón y se le somete al ritmo de uno. Esos entrenadores de nuevo cuño que saben cómo hay que presionar, cómo hay que atacar quitándole el balón al rival, cómo hay que bajar todos a defender cuando te quitan la pelota y se te viene encima la caballería. Ese tipo de entrenadores (Berizzo, Marcelino, López Muñiz, Escribá...)son una nueva escuela y saben cómo amargar la existencia a Zidane, un entrenador verde como una lechuga.
    Zidane tiene grandes virtudes, aparte de que sabe de fútbol y ha sido uno de los más grandes jugadores de la historia, pero en lo táctico le dan el repaso una y otra vz. Zidane no está aún para arrasar como arrasó Guardiola, quien mea ya tanta colonia que se va a estrellar con su megaplantilla megamillonaria.
    La ceguera de Zidane tiene al Madrid A4 (Audi, de los que te gustan) en sólo tres jornadas. Se obsesiona con Benzema y Bale, que no le meten un gol al arcoíris y por ahí andan Morata y Mariano hartándose de hacer goles de todos los colores. Y Borjita en la grada.
    Ayer, ataque de entrenador y táctica de genio genial: dos laterales por la banda izquierda y vacío absoluto en la zona de creación donde uno no sabe para qué se fichó a Ceballos. Ni él, ni Modric ni Kovacic (de quien dicen es su sucesor natural) Para nada. De mediocentro un chaval meritorio (muy meritorio, por supuesto) y Kroos por allá, multiplicándose porque Lucas y Asensio ya me dirás qué tareas tenían encomendadas.
    Zidane tiene al monstruo, el incomparable Cristiano Ronaldo que, como se cuida como nadie, aun estará dos o tres temporadas al máximo nivel y ganando Balones de Oro, le pese o no al enano.
    Con CR7 tenemos aseguradas un par de Champions más, alguna Liga y lo que caiga de supercopas. Pero cuando el bicho no está.... ahí se ve lo que hay.
    Sigamos alabando a Zidane y sigamos haciendo el ridículo ante equipillos de poco pelo, pero con un par de esos que le cuelgan a los hombres y un entrenador moderno, de los que saben de tácticas.
    Un saludo BlancoDoble desde Chile

    ResponderEliminar
  2. Anónimo02:12

    Isco, Marcelo, Carvajal...ya vamos metiendo a Asensio. Del llamado a sustituir a CR7, el expreso de Cardiff, el hombre de las mil lesiones, ya tal. Todo correcto. Las obsesiones de algunos XD.

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.