Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

05 diciembre 2013

La Quinta del Buitre, Oro de Cantera

He leído que hoy se cumplen 30 años de la eclosión de la Quinta del Buitre en el Real Madrid. Como diría la canción ¡¡ Cuanto hemos cambiado !! Cuantos recuerdos, dorados por la añoranza de la juventud, me deparan ese grupo sinpar de futbolistas y aquel Real Madrid de Mendoza, donde se conjugaban la picaresca presidencial, la brillantez futbolística y lo añejo de las estructuras de un club histórico y anquilosado.

En aquel Castilla se alumbró la Edad de Oro de la cantera madridista. Nunca antes se había hablado ni exigido el concurso de la cantera como recurso del primer equipo. Siempre se trató con cariño, pero hasta esa fecha no se la reconoció como recurso para el primer equipo. Desde entonces muchos madridistas creen y exigen que todos los días son domingo y que todos los años se va a recoger una cosecha tan prolífica como aquella.

Aunque Butragueño fue el más mediático y el que acaparó más focos (los goleadores siempre tienen ese plus de reconocimiento) yo he de reconocer mi debilidad por Míchel, el futbolista más madridista que he conocido. Sus centros fueron antológicos y siempre guardaré como uno de los mejores goles que he visto uno que le marcó al Sevilla en un 7-0 desde la misma esquina del área grande, con una mezcla de misil, folha seca y curva sedosa. El mejor extremo derecho puro que he visto.

Sanchís, el tercer mosquetero, pudo alargar su carrera y disfrutar del merecido premio de una Champions que a la Quinta, en conjunto, se le negó. Aún permanece indeleble en mi memoria aquella noche de Semifinales de Eindhoven, con aquel Van Breukelen estelar, en la que todo se puso de espaldas, menos la portería que se puso de perfil. Aquel año y el del Centenariazo son los dos golpes más duros que recuerdo como madridista.

De Martín Vázquez y Pardeza la verdad es que no guardo tan gratos recuerdos, siendo buenos. El primero siempre me pareció un Guti arrecido, técnicamente prodigioso, quizás el más dotado, pero el menos apegado a la filosofía del club, el único que sucumbió al canto de sirena de las liras italianas. De Pardeza sólo decir que no llegó a la cumbre, no acabó de triunfar y tuvo que emigrar a otros clubes menos exigentes.

Siempre se vendió la marca de la Quinta para aquel equipo, pero es injusto creer que ésta era el eje del mismo. La Quinta fue la guinda de un majestuoso pastel, con jugadores tan históricos como Santillana, Juanito, Maceda, Gordillo, Tendillo, Jankovic, Gallego, Chendo, Buyo, etc....

Pese a que Mendoza proféticamente anunció que pasarían muchos años hasta que un equipo ganara de nuevo cinco Ligas seguidas, treinta años después las sensaciones que me produce la efemérides es que el fútbol siempre tendrá una deuda con aquel equipo, pues sólo la mala suerte, algunas labores arbitrales arbitrarias y algún brote de inmadurez impidieron que llegaran al Olimpo del Fútbol que merecieron.

No sé si será porque la juventud libera endorfinas a todo tren, quizás porque fue a aquel equipo el primero que disfruté en directo en el Bernabeu, como un sueño largamente perseguido, no sé porqué, pero para mí la palabra fútbol tiene un sinónimo en aquel equipo, que no llegó a ser lo glorioso que mereció pero que dejó su impronta para la historia. Nunca disfruté tanto como aquellos años, nunca paladeé tan buen fútbol como aquel, nunca estuve más seguro de haber acertado eligiendo al equipo de mi vida.

Felicidades Real Madrid.


2 comentarios:

  1. Anónimo13:24

    Se convirtió en una de las eternas referencias de todo el madridismo. Nos Llenaron de ilusión a todos, y muchos pensaron -ilusamente-,que detrás de ella vendrian otras, no fue así, aunque más tarde surgieron jugadores de nuestra cantera que nos premiaron con grandes triunfos y dias de gloria. Mi más rendido homenaje a todos ellos. siempre estarán en el mejor lugar de mi memoria.

    Un saludo. LEG.

    ResponderEliminar
  2. Detrás de ellos no vino ninguna generación igual, quizás nunca venga. Hizo mucho bien al fútbol y mucho daño a "la cantera". Muchos en su nombre han criticado años y años la no alineación de canteranos, porque siguen sin comprender que el jugar en el mejor club del mundo está al alcance de sólo unos pocos elegidos. Sólo los más grandes (y más perseverantes) lo consiguen. Ojalá Nacho, Carvajal, Casemiro, Morata y Jesé puedan ser, al final, otra gran Quinta. Y ojalá este año regrese Joselu, magnífico 9, hoy olvidado.

    Gracias por tu comentario y por tu visita.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.