Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

28 julio 2013

El fichaje imprescindible es.... García Ferreras

Sí, sé que lo primero es la renovación de Cristiano, que Bale es estratégico, que un buen 9 es (a la espera del ilusionante Jesé) casi obligatorio ........... todo cierto, todo defendible, todo real........... pero insuficiente. La victoria no sólo se urde en el terreno deportivo, existen otros ámbitos en que es necesaria una actuación acertada para que el proyecto íntegro alcance su plenitud. El Real Madrid tiene abierta una batalla en la que, de un tiempo a esta parte, sólo cosecha derrota tras derrota: la batalla mediática. Y esta batalla es fundamental para conservar el puesto de privilegio que aún hoy ostenta.

Goebbels consiguió mediante la propaganda aupar a Hitler al poder, Bush hijo  invadió Irak con la excusa imaginaria de unas armas químicas que amenazaban a la humanidad, los Reyes Católicos mediante la Inquisición achacaron injustamente a los judíos prácticas, condiciones y vicios que aún hoy perduran. Estos son sólo tres ejemplos de la influencia de la propaganda y las batallas mediáticas en la historia.

En la última década se ha intentando (y conseguido) vender un mensaje antimadridista, achacándole el papel de villano en cualquier asunto que le afectara aunque fuera de forma tangencial. Las continuas afrentas, la pérdida de un presunto señorío, no tener un sistema predefinido de juego, falta de estilo, carecer de proyecto, conductas violentas, soberbia, prepotencia, avasallamiento económico, etc... han sido estereotipos asignados al Real Madrid, que han ido calando en la opinión pública merced a una propaganda goebbeliana en la que, por supuesto, se ofrecía casualmente al Barca como adalid de la pureza, el jogo bonito, la humildad y la paz en el mundo.

Y en los tres últimos años esta campaña mediática alcanzó límites nunca vistos, se cobró la cabeza del entrenador preferido por la afición y hoy apunta sus puyas y manejos contra la pieza final: Florentino Pérez. Y Florentino lo sabe, como no.

Esa batalla es real, se está jugando día a día y se está perdiendo. Recuerdo como Florentino intentó utilizar la comida de navidad con los medios para la construcción de puentes de encuentro, recuerdo algunos desaires sufridos al negarse algunos invitados a acudir con la excusa de un risible acoso a un reportero de cuarta fila y como pocos días más tarde Marca, mediante aquella portada agorera de “Presi, en Junio o Mou o nosotros”, obligó al Presidente a salir a escena a desmentir lo que todos sabíamos que era verdad y que se acabó cumpliendo. Día a día, las editoriales del As, son como pellizcos de monja en los cachetes. Esto sólo por citar algún ejemplo.

Con José Mourinho el club tenía, pese a muchos, un mensaje universal, claro, nítido, evidente. Y con él al mejor comunicador posible. Hoy asignar ese papel a Ancelotti es inconcebible, además de innecesario. Zidane tampoco parece que tenga la elocuencia y la capacidad de persuasión en su catálogo de virtudes. Butragueño es más de sermón beatífico de misa de domingo y no le hallo en ese papel de párroco enérgico, influyente y viral que sería necesario. Pardeza, obviamente ni me lo planteo, hasta yo sería más adecuado.

García Ferreras cumple a la perfección ese papel de Dircom estelar, con un prestigio mediático indudable, que supo crear de la nada la televisión blanca, dotarla de un mensaje y crear el discurso del Madrid galáctico, bussines plan que permitió un crecimiento espectacular del marketing como ingreso. Quién lea sus columnas en Marca, podrá apreciar la gran capacidad de análisis de la actualidad, sus mensajes directos, concisos y su defensa de la casa blanca.

A Mourinho la UEFA le podía sancionar por sus declaraciones, a García Ferreras no. Su papel alejado del ámbito deportivo le permitiría trasladar, como único interlocutor, los mensajes, las posturas y los proyectos del Real Madrid, dotando el discurso de la persuasión que ahora carece, consiguiendo equilibrar la balanza mediática y que se vuelva a considerar al Real Madrid como ejemplo a seguir, en todos los ámbitos y en todo el mundo.

Hoy el Real Madrid, al igual que tiene un director general económico, necesita sin remedio un director general de comunicación que traslade el mensaje que el club priorice, que con su influencia cree nuevas relaciones con los medios, basadas en el respeto, la colaboración y el beneficio mutuo, con la cancelación de acuerdos de cesión de patrocinio para promociones para los medios hostiles................ con una estrategia de comunicación clara, profesional, líder y a la altura del mayor y mejor club del mundo.


Por eso, Florentino, piénsalo y fíchalo. Y con ficha de galáctico, no escatimes.

5 comentarios:

  1. Con todo mi desconocimiento lo quiere incorporar el Madrid o es petición tuya personal??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo ni idea si lo quiere incorporar, pero en mi opinión, sería un fichaje preferente, como explico en la entrada ¿para tí no?

      Eliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo contigo. Esa guerra es real, y la estamos perdiendo de forma clara porque no contrarrestamos de forma alguna ese mensaje, "el discurso" como yo lo llamo. Se están produciendo acontecimientos que denotan que ese discurso es falso, como las envidias entre Pep y Tito, el fraude fiscal de Messi, y algunos otros, que estamos dejando pasar. Farreras es madridista y buen profesional, cumpliría ese papel a la perfección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los asuntos que citas y que afectan al Barsa son la prueba más palpable de la hipocresía y falta de criterio periodístico que existe en este momento. Eso es contra lo que hay que luchar.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Me imagino que lo decías medio en broma, o a lo mejor no, no sé exactamente qué distancia tienes con la directiva, pero tú tienes un perfil perfecto para ese puesto, porque dices las cosas como son, sin tapujos y sin ofender a nadie. Lo que sí es cierto es que el puesto es necesario que lo ocupe alguien, no sólo por esta guerra mediática, sino por otros aspectos de la comunicación y el marketing, que a mi modo de ver el Real Madrid no cuida adecuadamente. Tienes twitter? Me parece que es un medio para ir calando ciertos mensajes, en el que todos deberíamos aportar nuestro granito de arena.

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.