Frontispicio

Objetivo: 26/05/2018 - Kiev

27 agosto 2011

¿Quién fué más vil Zidane o Materazzi?

Dilema Moral

Viendo incrédulo la reyerta tabernaria del final de la Supercopa, curiosamente, el recuerdo que me vino a la mente fue el del cabezazo de Zidane a Materazzi en la final del Mundial 2007. Como todas las impresiones subjetivas, son difíciles de explicar en sus motivaciones, pero siempre tienen su porqué.

Zidane, persona honorable y digna donde las haya, tuvo la desgracia de poner una mácula imperecedera como fin a su esplendorosa carrera. Yo, supongo que como todo el mundo, asistí perplejo al incidente, negándome a dar por ciertas las imágenes que mis ojos recibían. Y asistí desconcertado y dolorido al cabizbajo caminar del ídolo camino de los vestuarios.

Después supimos que, como era lógico, su gesto fue producto de la provocación previa, como respuesta a un insulto repetido y grave a un familiar muy cercano. Y aunque despreciable el gesto, todos caímos en la hipótesis de atenuar en lo posible la culpa. El galo bien valía el esfuerzo. Salvo los italianos, claro está, para los que Materazzi se convirtió en héroe.

Sin embargo, asisto consternado a una espiral de encontronazos, incidentes, agresiones y gestos despreciables en el último año de enfrentamientos Madrid – Barcelona. Y en ellos sólo los agresores salen acusados, sin piedad ni matiz que exculpe, en parte, su comportamiento. Y los provocadores son cubiertos por un manto de comprensión y mansedumbre beatífica que no resiste ningún análisis.

Si analizamos los incidentes de la Supercopa, Marcelo hace una entrada merecedora de roja a Cesc. El árbitro se la saca y éste coge el camino de los vestuarios sin un mal gesto. Sin embargo el banquillo del Barcelona salta como un resorte, formando una bulla que sólo a ellos interesaba. Guardiola hace ademán de irse a por Marcelo, pero se refrena a tiempo (oír a Nirvana tiene sus efectos positivos, no lo duden) Villa o Valdés (que raro que aún no se sepa quién fue, con tantas imágenes como se han echado) agrede e insulta de forma racista (otra vez más) a Özil y Mourinho se va a por Tito Vilanova y le mete un dedo en el ojo, replicándole éste con un empujón (me interesa resaltar que, a mi entender, intenta tirarle de la oreja y al volverse Vilanova le mete el dedo en el ojo, no siendo esa su intención).

Y de nuevo se producen un alud de declaraciones de parte culé (Xavi, Piqué, directivos, presidente) presuntamente indignados. Por el lado blanco, silencio sepulcral. Y a mí no me deja de aparecer la imagen de Zidane agrediendo a Materazzi. No me creo que Mou, alegremente, intente agredir al segundo entrenador del Barcelona, ni que Ozil se acuerde de todos los ancestros de Villa sin mediar provocación previa. No me lo creo.

Y no es un intento de disculpar ni un ápice los bochornosos hechos vividos. No. Me parece bochornoso ver al entrenador del Real Madrid en esos trances. Injustificable. Sólo trato de hacer ver que al Real Madrid se le está etiquetando como una especie de chicos malos, mientras los culés se van de rositas, como chicos ejemplares, honestos, serios y cumplidores. Y no es así.

No es justo que provocaciones innumerables, escupitajos, simulaciones, insultos racistas (mono, moro, etc...) y desplantes institucionales caigan automáticamente en el olvido y la comprensión y a las respuestas a éstos comportamientos se les castigue con toda una suerte de plagas bíblicas.

Ya está bien de saltar como posesos ante cualquier incidente, ya está bien de lanzar la piedra y esconder la mano. Ya está bien de declaraciones injuriosas y a la vez pretender aplacar los ánimos. ¿Alguien imagina a Florentino o a algún directivo hacer el mismo tipo de declaraciones que se vienen oyendo del lado culé?. Yo no. ¿Y a Casillas o Alonso? Yo tampoco.

Por tanto, para responder a la pregunta inicial, para mí tan vil fué Zidane como Materazzi. Sin embargo, intentemos transponer la respuesta a la Supercopa. Cambiemos Zidane por Mou y Materazzi por Vilanova. Cambiemos a Zidane por Özil y Materazzi por Villa. Y después juzguemos. ¿Tantos italianos hay?.

9 comentarios:

  1. Como rezaba la cabecera de aquella serie llamada "mas alla del limite": "todo lo que ves no es producto de tu imaginación". Aquella redencilla del final de la supercopa (como la de champions y la del partido de liga en el camp nou tras la vacilada de Pep a Cristiano), no son casuales sino perfectamente calculadas, a fin de continuar usando los medios y la falsa propaganda en nuestra contra.

    Solo así se entiende el "casual" cabreo de Marcelo, al aproximamiento de Messi al area técnica para escupir, al puntapie que Pep propino al balón justo cuando un jugador madridista iba a recojerlo, a la manera de festejar el 3º gol de Messi con empujón a Coentrao incluido...y después de montarla OTRA VEZ monumental, correr a los medios a señalarnos a nosotros como culpables.

    Podrán jugar mejor al fútbol. Podrán engañar a todos y escudarse en la selección. Pero no les quitará el ser unos miserables.

    Que nadie se engañe con aquello de que "el tiempo pone a cada uno en su lugar". Siempre ha habido y siempre habrá una opinión mayoritaria no necesariamente verdadera y difícil de revocar, gente a la que esta opinión encubre, y gente a la que esta opinión estigmatiza por no sumarse y denunciar lo injusto.

    Un saludo desde http://www.lanaranjamerengue.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21:13

    Pues lo que yo y mucha otra gente estamos empezando a pensar, es que esto no puede seguir así..., no es posible que haya tanta distancia entre equipos como el Barça, el Madrid y el resto, distancia económica, de jugadores, equipamientos, etc., no es posible además que el fútbol español esté completamente endeudado y se encuentre en una burbuja económica (igual que la que hubo con la construcción), además de estar rodeado de una supercrisis económica mundial (que todo afecta), además esta burbuja no solo se da en España.

    ¿Solución?, pues no la hay pues es una carrera hacia adelante, a menos..., que se cree una nueva superliga continental, como existe las ligas de basquet, fútbol americano o beisbool, en USA, una liga compuesta por los 4 o 5 mejores equipos de cada país de nuestro continente, el funcionamiento es muy simple, un equipo gana la liga continental, luego están los que quedan segundo, tercero, etc. y por abajo, los que quedan últimos (un número por determinar), bajan a sus ligas nacionales y ese año no juegan la continental, respecto a los que juegan en sus ligas nacionales, los mejor clasificados ascienden o si esto no es posible, entre los mejores clasificados se hace alguna competición para ver quien asciende, en caso de que esto sea difícil, entonces habría que hacer una primera división continental y una segunda (que equivaldrían a lo que hoy son las ligas nacionales) y luego lo que hoy son las ligas nacionales, en este nuevo sistema equivaldrían a las regionales actuales, esto implicaría muchos cambios, pero sería la única forma de que el fútbol podría crecer, que habría mas dinero, mejores jugadores, que se podría profesionalizar mas aún, etc., a los que nos gusta el fútbol y nuestros equipos, es la única solución que le vemos, lo demás es meternos en un agujero sin salida, que al final terminará por afectar también a los grandes, por que son parte del mismo país en crisis que los otros, creo que esto es poco discutible, solo hay que pensar bien como se hace y es cuestión de tiempo, ligas continentales como en USA, primero se podría empezar en Europa con el fútbol, luego le podrían seguir otros como el basquet, balonmano, etc., incluso competiciones individuales o de hombre contra hombre, cuestión de tiempo, en cuanto fluya el dinero y se ganen títulos, todo el mundo estará encantado, además de que subirá muchísimo el nivel del fútbol, llegará un día en el futuro en el que pensaremos que hoy estábamos en la prehistoria.

    ResponderEliminar
  3. Para Anónimo: Eso que propones lo inventó Lorenzo Sanz hace casi dos décadas. En aquel tiempo, el problema no eran las diferencias abismales que hay ahora entre equipos de la misma división y mismo país, como sucede en España por ejemplo, sino otro que ha empeorado con el tiempo y que es la oligarquía que ejerce la FIFA sobre los clubes, que han de ceder sus jugadores (por los que han pagado millonadas) a sus selecciones, que los llevan, los traen y los usan como el que usa un kleenex.

    La idea de Lorenzo Sanz cristalizó en 2000 con la formación del G-14, con los 14 clubes más poderosos en ese momento -en lo económico y en lo deportivo- de Europa. Originalmente, Lorenzo Sanz proponía que se creara una Liga Europea independiente, para desmarcarse de la FIFA, la UEFA y las federaciones nacionales, que buitrean sin sonrojo para hacer caja, llevándose a los mejores jugadores de los clubes a bolos impresentables y los devuelven, en muchos casos, lesionados e inservibles para las necesidades del club que les paga.

    Hoy el G-14 está compuesto por 18 clubes, creo, aunque sigue llamándose igual y han claudicado (no se sabe bien por qué) a las amenazas de los Blatters y Plattinís de turno. Imaginemos una competición europea en formato liga de principio a fin, entre los mejores 18 equipos de Europa, sin que medien los Villar, Sánchez Arminio, Plattini, Blatter y demás buitres y pudiendo ceder los jugadores a sus selecciones, cuando los clubes lo consideren necesario, previo pago de un canon por cesión temporal del jugador, que iría con un seguro contra lesiones, que pagaría la federación que lo llame.

    Nadie sabe por qué es una utopía, cuando son los clubes los dueños de sus destinos. A Lorenzo Sanz y Real Madrid, les tienen puesta una cruz la FIFA y la UEFA desde entonces.

    Desde el alumbramiento de aquella idea de Lorenzo Sanzo, no dejo de soñar que se lleve a cabo. Es más, las televisiones saltarían locas de alegría si se llevara a cabo, porque ahí sí que ganarían mucho dinero, no con partidos como Rayo-Levante, Getafe-Osasuna, Sporting-Racing, etc, por poner un ejemplo y con todos mis respetos a esos equipos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. @ Anónimo, ya Barón te ha contestado lo que pasó, aunque le ha faltado decir porqué fracasó el G14 y fué por la inestimable ayuda del Barcelona, que traicionó a los clubs.

    Aunque después la verdad es que les ha reportado buenos réditos.


    @ Barón Rojo
    Me gustaría especialmente que me comentaras tu opinión sobre la entrada. Aunque se agradece tu aportación, por supuesto. Dime que te parece el dilema moral que planteo.

    ResponderEliminar
  5. No he comentado sobre la entrada porque no puedo añadir una tilde a lo que expones.

    Echando un vistazo general día tras día, a los foros de los diarios AS y Marca y mirando sólo las noticias y artículos relacionados con el Real Madrid, me causa sonrojo (o vergüenza ajena, que dicen) la infinidad de comentarios culés, donde la prepotencia, la arrogancia, el endiosamiento y la petulancia, intentan apabullar -en una alharaca superlativa- cualquier sentimiento de orgullo merengue.

    Ellos son el centro y ombligo del universo universal y Dios Padre debería rendirse, de una vez y para siempre, ante el néctar de tan excelsa gloria blaugrana, a la que la del propio Creador ni se le aproxima.

    Están tan altos que la ostia que se van a dar, un día no lejano, podría provocar un tsunami como el que asoló a Japón hace poco.

    Alardean de seny (o como se diga) y su hipocresía sacudiría los cimientos del fariseísmo más recalcitrante. Tiran la piedra y esconden la mano, al tiempo que ponen caritas de "yo no fuí". Amenazan con ir a los tribunales y ahora, para que se note más lo buenos y santos que son, avisan a bombo y platillo que no van a denunciar a éste o aquél. ¿Denunciar ellos? Dios bendito...

    Te aseguro, Blanco Doble, que como soy amante del buen fútbol, disfrutaba en tiempos pasados viendo jugar al Barça de los Messi, Xavi, Deco, Ronaldinho, Eto'o... Hoy no lo soporto, porque no soporto ver las caras de Alves, Mascherano, Pedro o Busquets, por citar a los más payasos y teatreros.

    Te digo más: ahora es que ni sigo a la selección española por no ver al estúpido de Villa, que va siempre con esa expresión de quien se cree la gran maravilla-illa-illa.

    Te doy mi solemne palabra de honor de que lo que acabo de decirte es cierto. Mientras Villa sea el "7 de España, este mortal no quiere saber nada de "La Roja".

    De todas formas, la historia se está escribiendo día a día y el tiempo señalará a los hipócritas.

    Si algún culé siente deseos de decirme algo, que no se moleste. No voy a leerlo.

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo13:53

    Cuando ocurrio el cabezazo de Zidane el culpable era el (jugaba en el Real Madrid),Materazzi no fue culpable hasta llegar el enfrentamiento barcelona-Inter de Milan, momento en el que paso a ser un provocador, fingidor y leñero, ¿Porqué será?.

    ResponderEliminar
  7. Flipo con esta entrada. Cambiemos a...Zidane por Mou? Materazzi por Vilanova?? Que yo sepa Mou ataca - Vilanova responde. En todo caso, sería al revés. Mou es Materazzi (muy amigo suyo, por cierto) y Vilanova es Zidane.

    Por cierto, el que empieza el lío no es ni Mou (que antes de la tangana ya le pisa la cabeza a Cesc), ni Vilanova. Es Marcelo. Otro Materazzi???

    La borregada blanca ataca de nuevo!!!

    ResponderEliminar
  8. Calgar, no te reconozco en tu entrada.

    O el Alzheimer me ataca más de lo que yo creía.

    Vamos a ver, "Que yo sepa Mou ataca - Vilanova responde.",cierto, por tanto ¿No fué Zidane el que atacó a Materazzi o me he perdido algo de la película?.

    Anda, relee tu comentario, corrige la posición y vuelves a contestar, pues te estás haciendo un lío.

    De todas formas, ese era el motivo último de la entrada, mover a la reflexión y a buscar similitudes, aunque algunas veces erréis.

    Segundo: Que no te laven el cerebro, Mou, pese a la borregada culé, que han hecho quince tiros de cámara sin lograrlo, ni pisa la cabeza a Cesc, ni tiene intención, ni Cesc hace gesto alguno que lo indique. Pese a Sport, MD y demás calaña periodística. En este caso el Dr. Maligno, como le ha apellidado admirablemente The Idol, no tuvo nada que ver.

    Tercero: Marcelo no empieza ninguna tangana, hace una entrada por detrás, se le expulsa y se va sin rechistar. Punto. Todo lo demás lo empieza Guardiola, que se refrena a tiempo y las provocaciones con el 3-2, y el miedo en el cuerpo que hacía que parar el partido sería la mejor solución para finiquitarlo.

    Ya lo digo en el Palco ¿Porqué al jugador del Oporto que hizo exactamente lo mismo que Marcelo ni se le miró siquiera? Preguntas sin respuesta............

    ResponderEliminar
  9. No, que yo sepa no me he equivocado. Porque si Zidane ataca sin que le provoquen significa que Materazzi simplemente pasaba por allí. O no?

    Segundo: si no le pisa la cabeza a Cesc, para qué se dirige hacia él? Qué hace, le pone el pie encima pero no le pisa, no? Y por supuesto, ese es un gesto muy normal en un entrenador de fútbol. Y supongo que sin querer y sin darse cuenta que el jugador está en el suelo debajo de su pie, verdad?

    Tercero: Marcelo hace lo mismo que Ramos en el 5-0 del Camp Nou, pero sin darle el manotazo en la cara a Puyol. Una entrada antideportiva y de impotencia y malperder total, y como ya dije el otro dia ya están los ánimos suficientemente encendidos entre uno y otro equipo como para hacer que el personal salte a la de tres.

    En este caso, pregunta con respuesta.

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.