Frontispicio

Inicio un nuevo e ilusionante proyecto en el blog, analizando los errores arbitrales Todo Real Madrid: La Liga Justa

11 abril 2010

EL CLÁSICO: NUEVO ADIÓS


REAL MADRID 0 – BARCELONA 2

Allá íbamos camino de Madrid, con el maletero cargado de ilusión ante lo que es una experiencia única. Vivir un clásico. Llegamos con tiempo, para vivir el ambientazo, para respirar el ánimo de las decenas de miles de madridistas que se concentraban en el centro mundial del fútbol.

Era increíble ver la cantidad de televisiones, radios, prensa gráfica y periodistas diversos que se dispersaban por los cuatro costados del Bernabeu. Mención especial para la rubia reportera de la televisión azteca. ¡¡¡ Así no se puede venir a Madrid, hombre !!!. Faltó poco para parar el tráfico en Concha Espina.

Asimismo, aunque la globalización es un hecho, llamaba la atención la cantidad ingente de extranjeros de todas las nacionalidades, razas y credos que pululaban por las aceras.

Desde tres horas antes, los cánticos, la fiesta, las banderas, las bengalas y la expectación se desparramaban cercando el Bernabeu, como si se asistiera a una especie de sortilegio colectivo para atraer a las hadas del fútbol, que presumiblemente vestirían de blanco, a ayudar al Real Madrid.

Hora y media antes del partido. Concha Espina es un tumulto de cabo a rabo, llega el autobús de los jugadores, los flases, las carreras, la policía a caballo, los antidisturbios nerviosos, los niños en los hombros de sus padres, todos miran ilusionados al pasillo que, dificultosamente, abre la policía a caballo.

Pasa el autobús y ni un solo gesto de los jugadores hacia su afición. Todos van demasiado serios, circunspectos, como abrumados. Una mala espina se me clava en el corazón. No sé, pero si me pongo en su lugar, agradecería al menos con una sonrisa las muestras de afecto. Ya de saludar ni hablamos.

Los coches negros oficiales con lunas negras tintadas inundan la calle Padre Damián. Ni un Ford Escort o Citroén Xsara entre ellos. La entrada al palco parece la alfombra roja de los Óscar. Quién no desfila hoy por aquí, no es nadie. Los que lo hacen se exhiben ufanos de su poder y notoriedad. Los guardaespaldas y chóferes contemplan curiosos el espectáculo. Los demás a ellos.

Poco a poco la miríada de gente, la marea blanca, va sentando sus reales en el estadio. La ilusión da paso a la expectación. Pita Mejuto, arranca el Madrid y bien. Presión arriba, toque rápido, desborde. Sin peligro, pero es una buena tarjeta de visita. Más de pronto, al cuarto de hora, todo el planteamiento, poco a poco, de forma sutil, se va trasmutando.

Los blancos empiezan a abusar del, para mí tan temido, recurso del balonazo arriba. Casillas saca una y otra vez en largo y mi ánimo empieza a encoger. Xavi reclama como suyo el balón y Alonso es incapaz, no sólo de discutírselo, sino de impedir que lo coja. (Increíble el análisis previo de Tara en la entrada anterior, recomendable).

Pero hay una buena noticia, parecen tener la pólvora mojada. No inquietan a Casillas. Un arranque de la Pulga, un control raro y gol en contra. Y todo el estadio intuye que la cosa se pone muy negra. Los diez próximos minutos son cruciales. Así lo entienden los jugadores y la afición. Las palmas arrecian, los jugadores sacan orgullo, pero no les llega para jugar al fútbol.

Poco a poco se va imponiendo la creencia general de que hay un equipo que juega, maneja el partido a su antojo y dispone de una clarividencia tan simple que la simpleza se convierte en ley y discurso. Los azulgranas parecen mejor de lo que son, Xavi discute su lugar en el Olimpo a Messi, y en el campo contrario, los blancos empequeñecen, se abruman y desmerecen en su valía.

Cristiano, el Mulo, no para de agitar su cabeza para sacudirse las moscas que le pican continuamente en las orejas, le impiden pensar y le vuelven cada vez más nervioso, huraño y hosco ante su impotencia. Y así no puede tirar del carro. El resto se desangela, corren poco y como pollos descabezados, sin orden ni concierto. Pellegrini, más que soluciones tácticas, aboga por cambios individuales que solucionen en un chispazo la debacle.

Pero no, otra contra, otro desborde y 0-2. Ahora se atreve a cambiar a Guti, tarde, demasiado tarde. Guti hace lo que sabe, jugar al fútbol, y lo hace bien. Entra Raúl, a jugar su último clásico y consciente de ello, echa mano a su más preciado bien: el orgullo. Ya no llega, ya no es decisivo, pero enseña el camino: presión, presión y orgullo. Pero está demasiado solo.

Pita Mejuto. 0-2. Adiós de nuevo a la Liga. Otro año más sin títulos. Las escaleras se llenan de miles de analistas que buscan en el vecino de la cola su aquiescencia sobre la imposibilidad. Los autobuses vuelven llenos de espíritus silenciosos y cabizbajos.
Cautivo y desarmado, el ejército blanco se bate en retirada.Esperemos que sus generales sepan utilizar este inmenso caudal humano, financiero y anímico para devolver a este equipo al lugar que, por derecho e historia, merece.

Me gustó: Todo lo anterior al partido. De los blancos sólo Marcelo y Guti. Ah, y como no hay mal que por bien no venga, ayer triplicó Todo Real Madrid su record histórico. 635 visitas es una pasada, que ni en mis mejores sueños hubiera imaginado. Gracias, de veras.

No me gustó: Que la afición, en sus cánticos, se dedicara en más ocasiones a insultar al Barca y su presidente que a animar a los suyos. Se oyó más veces puto Barca que Hala Madrid. Y con el 0-0, no cuando terminó el partido. No lo entiendo.

La falta de respeto de Milito en su sustitución. Provocación innecesaria.

Pepito Grillo: ¿Qué pensaría Florentino Pérez cuando vió la espalda de Laporta alejándose rumbo a Barcelona?. ¿Cedería a la humildad de las comparaciones o el orgullo le llevaría por el camino más fácil de la búsqueda de responsabilidades ajenas?.

Rappel: Si el Madrid gana los siete partidos restantes, aún tendrá algo de probabilidad, pero me temo que no será así y el Barca ampliará su diferencia.

Ha quedado largo, pero hoy no es un día cualquiera.

13 comentarios:

  1. Muy buen artículo Blanco Doble. Eres escritor, periodista o algo parecido? escribes muy bien.

    Entiendo como debiste sentirte. Yo al único clásico que he acudido tambien me fui muy decpecionado y con derrota de mi equipo (el Barça).

    Sobre mis augurios, evidentemente me pasé de frenada. No puedo reprimirlo; hago un análisis sereno pero a la hora de soltar la porra... me puede la fantasía. Aunque el año pasado dije 1-6 y por poco la clavo!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Lo primero es que pedazo de artículo. Yo también me fui triste pero con la esperanza de que el Madrid puede ganar la Liga, porque casta no le falta

    ResponderEliminar
  3. Blanco doble, me gusta y mucho tu articulo, esta hecho con la cabeza y el corazón. Enhorabuena!!!!

    Supongo que sera por caracter, pero aqui, no damos por ganada la liga, somo concientes que quedan 21 puntos y partidos complicados. Queda un mundo.

    ResponderEliminar
  4. Excelente articulo. Nuevo Adios mejor titulo imposible. Yo creo que todavia podemos ganar la liga aunque sale mejor esperar porque de este Madrid ya uno no sabe con que decepcion te saldra.

    En la encuesta > deberias agregar a Florentino ya que el no se queda atras de los que perjudican al Club.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No sé si podreis ganar la Liga. Para ello haría falta todo el empeño de los jugadores. Y con un Mundial a pocas semanas, lo que les conviene a todos es descansar. Y eso no será bueno para el Madrid

    ResponderEliminar
  6. ola soy alex de area deporte. ke te parece si nos linkeamos y nos acemos seguidores mutuamente? contestame en mi blog:

    http://areadeporte.blogspot.com/
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. @ Tara
    Gracias por los elogios, pero siento decepcionarte, no soy nada de eso. Escribo por trasladar mis emociones a papel sobre un tema que me apasiona. Sólo eso.

    @ Nico
    Pues yo creo que el sábado hasta eso le falto: casta.
    Este jueves disentiremos en los aprecios. Espero que el Almería no nos lo ponga tan difícil como al Barca.

    @ Angel
    Como dice Rappel, si el Madrid los gana todos habrá posibilidades, pero hoy por hoy desconfío de esa posibilidad. Espero, como no, equivocarme.

    @ Keymer
    Aunque no está puesto, estoy contabilizando los votos que está cosechando. Cuando dé los resultados aparecerá.

    @ Un culé calvo
    Está bien traído. Kaká creo que se ha abonado a esa teoría desde hace un par de semanas. Es curioso como los culés lo veís más difícil que los merengues.

    @ Alex
    Está hecho. Dame unos días.

    Saludos para todos, ánimos para los blancos y a disfrutar de lo que queda, que no es poco.

    ResponderEliminar
  8. Ah, para los curiosos, aclararé que la bella reportera mexicana se llama Inés Sainz.

    Aquí os dejo un enlace para que os hagáis una idea:
    http://www.cinemanet.com.ar/ines-sainz/

    ResponderEliminar
  9. La bella reportera mexicana no es solo bella, si no que está tremenda, espectacular...faltan adjetivos, como para Messi XD. Sin embargo Messi destaca por otras cosas, no por su físico precisamente.

    Coincido en casi todo lo que dices sobre el clásico. Al Madrid le faltaron ideas con el balón en la primera parte, y después del 0-2 se desmoronó. El Barça no hizo un gran partido, pero sí un partido muy serio: todos defendiendo, realizando ayudas, incluso Messi bajaba a defender (y no es la primera vez que lo hace).

    Una pregunta: lo de la "provocación" de Milito es por los besos al escudo? O por los aplausos? O porque?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. bien, yo tambien te e linkeado. azte seguidor si kieres. un saludo.

    http://areadeporte.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. Que decir de mi Barça contra el Depor.. Fue superior en futbol, goles, toques.. muy superior. Pedro no deja de sorprendernos.. hace 19 meses jugaba en tercera division con Jeffren, Busquets y otros. Puede que por ello Pep apueste por las plantillas cortas, siempre hay espacio para que vayan subiendo en caso necesario.

    Almeria- Madrid. Por mucho que quieran vender lo contrario, el Madrid fue muy superior, el primer gol del almeria fue la excusa para apretar, solo le basto hacerlo para acabar ganado, tomandose el partido en serio, deberian haber acabado 1-5.
    No veo el madrid enchufado desde el minuto 1, aunque en cuanto lo hace, las diferencias son abismales.
    Creo que el madridismo puede poner una vela al comite de competición, por Kameni y Albiol. Con Pique y Alves, no tuvimos esa suerte, casualmente.

    ResponderEliminar
  12. Quiero felicitar a Florentino por su magnifico comportamiento, digno de todo elogio y grandeza para la final en Madrid. Este es una actitud que debería ejemplar a todos los presidentes, en el cual incluyo el mio.
    Le reprocho todos los males del Madrid, pero al cesar lo del cesar.

    ResponderEliminar
  13. @ Calgar
    Perdón por la tardanza en contestar. Lo de Milito es porque un poco más y acaba el partido y no sále. En televisión no se pudo apreciar, pero trás demorarse en el suelo por una presunta lesión, desechó la camilla, saludó a los compañeros, al árbitro, a su afición, etc... vamos, sólo le faltó pedir un micro y dar un discurso. Fue un provocador.


    @ Angel
    Si echas mano de hemeroteca verás que eso ha sucedido más veces contra el Madrid que contra el Barca. Seguro.
    Sobre Florentino, no me sorprende, se le podrán criticar muchas cosas pero que se comporta, al menos en público, de manera ejemplar es incuestionable.

    ResponderEliminar

Pincha aquí para dejar tu comentario.