Frontispicio

Zidane empieza una nueva temporada desde el inicio. Que se repita la historia.

28 febrero 2020

Análisis de la pre-debacle



Lo primero, como madridista y optimista antropológico, es aclarar que espero que la debacle no suceda, por supuesto. Es más, creo que el domingo ganaremos al Barca y lo que hoy son lanzas a la noche serán claveles y fragantes rosas rojas.

Pero la incertidumbre, es lógico, está ahí. El año pasado por estas mismas fechas, en sólo una semana el proyecto Solari fue (pese a él) laminado, condenando al madridismo a tres meses de lo peor del fútbol: el jugar por jugar. Y como el gato escaldado del agua fría huye, el madridismo desespera y levanta el hopo ante la amenaza evidente de los resultados.

Hay unanimidad en el inicio de la debacle: eliminación copera ante la Real Sociedad. 3-4. Y ahí tenemos el primer síntoma. No nos escandaliza la sospechosa costumbre de recibir 3 ó 4 goles en contra en el Bernabéu. Un equipo tan dominante como se le presupone al Real Madrid no puede metabolizar con tanta facilidad goleadas así en su casa en los últimos años. Somos chulos, si, pero no tanto.

Recapitulemos los resultados desde entonces:
Real Madrid 3 - 4 Real Sociedad
Osasuna 1 - 4 Real Madrid
Real Madrid 2 - 2 Celta de Vigo
Levante 1 - 0 Real Madrid
Real Madrid 1 - 2 Manchester City

Obviedades: En TODOS esos partidos recibimos gol. Eso hace que TODOS los partidos comiencen con 0-1. Hemos recibido 10 goles en 5 partidos. Media de 2 goles por partido. Esta media da para luchar por no bajar a segunda, pero para ganar la Champions, la Liga o la copa de solteros vs casados, obviamente no.

En este punto ya hay una evidencia que se alza clara como el lucero del alba: En defensa somos una feria. Y ojo, pese a los esfuerzos de un Thibout Courtois que se erige claramente como uno de los tres mejores porteros del mundo.

Sin embargo, en los medios sólo oímos hablar de "la falta de gol" como epítome del problema. ¿Porqué? Aquí me voy a limitar a exponer hechos, no certezas. La defensa tipo está formada por Carvajal, Varane, Ramos y Mendy (Marcelo). En los mass-media sólo se han vertido críticas sobre Marcelo. Varane está cumpliendo con creces con su cometido y Mendy es, simplemente, inatacable. Sin embargo Ramos y Carvajal están cometiendo, partido tras partido, errores impropios que cuestan títulos y puntos y ………………. Nada. Silencio estampa. Como diría Mou ¿Púrque? La respuesta me la desarrollan en cinco líneas en el apartado "comentarios".

Pero obviamente el encajar gol no es achacable únicamente a la defensa, claro que no. La medular tiene mucho que decir en este tema. Tenemos cinco centrocampistas natos: Casemiro, Valverde, Modric, Isco y Kroos. Y se han utilizado por Zidane todas las combinaciones posibles que, a mí, me ofrecen este análisis: Modric no tiene ritmo suficiente para jugar un partido entero, máximo 60 minutos. Y cuando juega con Isco, este se suporpone a su zona y acaba diluyéndose. Valverde y Casemiro aportan mucho músculo, pero poca claridad arriba. Esto nos lleva a admitir que el equipo tiene dos timoneles muy distintos entre sí: Isco y Kroos.

Si juegan bien, suelen ser ambos de lo mejor del equipo, pero el equipo tiene una dinámica muy distinta dependiendo de quién sea su timonel: con Isco se potencia el juego pausado, de posesión, sin contragolpes que pasen por él. Con Kroos sin embargo, se potencia el juego más rápido, con dos toques y amplias aberturas. Juego que en mi opinión favorece más a las características de esta plantilla. Su ausencia contra el City, creo que fue vital. "No Kroos, no game" pontificó mi hermano antes del inicio del partido. Y yo asentí.

Cerramos con la falta de gol, señores/as. ¿Hay falta de gol? Creo honestamente que no, la producción goleadora no es desdeñable: 46 goles en 25 partidos de liga dan casi 2 goles por partido. Esa media te da para luchar por todo. ¿Que podría ser mucho mejor? Obviamente. Hazard, Bale y Vinicius deberían llevar diez veces más goles que llevan. Pero por fas o por nefas, no es así. A Hazard lo han masacrado y no ha podido demostrar nada. Bale no sé si está ni si se le espera, la verdad. Y Vinicius lo intenta más que yo en mis años discotequeros ………. y con el mismo triste resultado: nunca la mete. Benzemá está cumpliendo, tiene como todos los goleadores, sus baches, pero espero, confío y deseo que el domingo salga de él como el dragón de la Kaalesi ante las tropas de los Lannister.

Conclusiones: Una: Parte de la otrora columna vertebral del equipo deja ver las carencias propias de su avanzada edad. Ramos, Modric, Marcelo y Bale. Mientras no soltemos el lastre de Ramos, aseguremos competencia a Carvajal, asumamos que Modric ya hizo su mejor fútbol buscándole un relevo de nivel Top y aclaremos si jugamos con un 9 y Benzemá o con éste como 9 (que no está claro), no podremos competir para asegurar otros ocho años de semifinales consecutivos.

Dos: El Real Madrid es capaz de dar la vuelta a esta situación complicada, pero no sé si ÉSTE Real Madrid. Zidane ha demostrado ser capaz de ganar en campos difíciles con soluciones nuevas (siempre recordaré la sorpresa de Asensio donde iban a arder los árboles) pero su crédito está, como es lógico, ante un juicio sumarísimo.

#HastaElFinalVamosReal