Frontispicio

Bienvenida 33ª, aunque sólo sea como excusa para buscar la 34ª. Hala Madrid.

25 agosto 2015

Tropezar y no caer........

Se inició la temporada quizás con menos ilusión y expectación que otros años, será por la edad que hace que las emociones se atenúen poco a poco. Aunque motivos había: nuevo entrenador, Benítez, ilusionante, para mí uno de los mejores. Casillas, a trancas y barrancas se marchó con la morterada bajo el brazo, pero en Porto está....... Nuevos fichaje, más de los que parecen a simple vista: Casemiro, Kovacic, Lucas, Casilla, etc...... Clase media, con calidad y hechuras para que las costuras del proyecto no se deshilachen como la temporada pasada.

Se visitaba un recién ascendido con el pretendido hándicap de que es terreno antimadridista, que dirán ustedes que vaya novedad, ¿no? Y cumplidos los trámites de rigor en estos casos – exaltación de la hinchada, apedreamiento del autobús, llenazo hasta la bandera – Benítez ofreció su primer once titular, y con él una declaración de intenciones: la primera que aquél que no esté en plenas condiciones no juega, la segunda que Keylor está por delante de Casilla y la tercera que Bale puede respirar aire limpio lejos de su encasillamiento de la banda derecha.

La pelota empezó a rodar y el resultado no se correspondía con el plan. El orden defensivo era más una intención que un logro, la presión sobre la salida del balón era muy parecida al seguimiento del ligón de barra sobre la jamona de la pista, se fijaban mucho pero las distancias eran demasiado largas para forzar encuentros casuales y el plan en ataque dependía de esas fintas imposibles de Lukita, que es como Beyoncé, en cada golpe de cadera derriba una línea defensiva. Y el Sporting corriendo como desesperados, que para eso les pagan y tienen al Madrid enfrente.

Todo el primer tiempo se fue en un toma y daca con pulso pero sin tino. Ni una ocasión de gol decente, sólo a destacar un penalti a Cristiano que el árbitro, curiosamente, no quiso ver. Quizás influenciado porque la jugada venía inmediatamente detrás de un posible gol fantasma, muy ajustado, y casi imposible de apreciar en vivo. Y claro, era demasiado riesgo a asumir. Imaginen ustedes que por un casual el gol resulta que es gol (que podría haber sido) y no lo pita, y a renglón seguido pita penalti en un agarrón que en la repetición es claro pero que en vivo está en la frontera entre el acoso y el desmayo. En el primer partido de Liga descendido a segunda, del tirón. Yo entiendo a estos señores, yo haría lo mismo ante el mobbing laboral que sufren.

En el descanso Benítez tuvo que hacerles ver a sus chicos que así no íbamos a ninguna parte, que hacía falta eso tan manido del “equilibrio”. Y debió decirle a Luka que fuera su voz en la tierra y que arreglara el desaguisado. Cambió a un desacertado Jesé por un hiperactivo James y aquello empezó a cambiar. El campo se inclinó definitivamente hacia un excelente Cuellar y las ocasiones empezaron a llegar. No demasiadas pero algunas muy, muy claras. Pero como la famosa “pegada del Madrid” parece que aún está en el chiringuito, el buen juego no se tradujo en gol, pese a que se intentó hasta el final. Mal resultado y tropezón, pero como dicen en mi pueblo: “Tropezar y no caer, adelantar camino es”. Amén.

Me gustó: Luka Modric, excelso. Un vals interminable. Y Bale, muy activo aunque sin suerte. Y Varane, para mí el mejor central del Madrid de largo, y cobrando mucho menos que Sobrado de Camas.

No me gustó: Kroos, perdido, lento, ineficaz. Jesé, aturullado, Isco, demasiado lento y Cristiano muy fallón y pésimo en el pase.

Pepito Grillo: Como parece que Mourinho aún sigue en el Madrid, ya que sigue siendo el entrenador que más espacio ocupa en los medios, los sportinguistas aún no se han enterado de que el portugués ya hace tres años tres que no es entrenador del Madrid y claro, seguimos generando tanto odio que vuelven a apedrear el autobús. Actualícense, por favor, que ya nos prometieron que una vez se fuera el demonio portugués nos recibirían con besos y flores.

Lo que es indignante es que el episodio casi ni ha tenido repercusión. ¿Donde está la Comisión Antiviolencia? ¿Se imaginan si hubiera sido un partido Champions que sanciones habría de asumir el Sporting? Pero claro, en un país bananero con una Liga bananera pasan estas cosas y el dontrancredismo es el manual de uso. Así nos va.

Franciscus: Como es lógico y natural, hoy lo que toca es hacer el pronóstico de la temporada:

Campeón de Liga: Real Madrid
Campeón de Copa: Barcelona
Campeón de Champions: Real Madrid
Pichichi: Messi
Zamora: Oblak
Champions: Real Madrid – Barcelona – Valencia – Atlético de Madrid
Bajan: Deportivo – Eibar – Las Palmas


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para dejar tu comentario.